Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

sábado, 13 de febrero de 2010

Capitulo 10


Consuelo

Su tía llego de mal humor ni siquiera la saludo fue a su cuarto y le dijo que la llamara cuando este la cena.


Pensando en que la cena sería un poco problemática, por el mal humor de su pariente. Diana encendió la bola de cristal por lo menos le haría compañía. Odiaba las comidas en las nadie habla.

Su tía apareció mientras ella servía la mesa.

-Otra vez pollo niña no sabes hacer otra cosa. Esta frió que porquería. -Dijo tirando la comida al piso.

Diana frunció el ceño mientras recogía el plato. Mascullo.

-Si no gastaras en otras cosas podríamos permitirnos algo más que pollo.

-Yo gasto en las cosas que merezco, te oí niña malcriada. Me pesa defenderte y cuidarte, hoy me hiciste pasar la peor vergüenza de mi vida. Fui a ver tus notas.

A Diana se le fue el alma bajo sus pies, con suerte no tiro de nuevo el plato.

-¿Como pretendes ir a la escuela de hechicería con esas notas. No sé ,de que formas planeas dar el examen de admisión en tres días?

Ahora si se le cayó el plato y casi se desmaya.

-¿Qué?

-Tu padre consiguió el favor de Lord Darius por lo bien que le va en los negocios. Por esa razón te han conseguido que de los exámenes de admisión con la nobleza.¿Y que es lo haces tu. Lo humillas sin estudiar? Todos mis esfuerzos y nada. No sé que le voy a decir a tu padre cuando venga mañana.

Diciendo eso dejo a Diana espeluznada en el comedor. La bola de cristal transmitía las noticias. Camino a su cuarto dejando el desbarajuste del comedor y empezó a llorar recordando la ultima vez que vio a su padre.

Ella aún esta enferma en una cama con la peste, se había salvado milagrosamente.

Su padre entro ceñudo en la habitación la miraba con odio. Se acerco a ella Cuando lo quiso abrazar la rechazo y la empujo a la cama. Diciendo

-Por tu culpa ella murió.

-¿Qué?

-Tu madre acabar de morir le pasaste la enfermedad y la mataste. Tú deberías ser la que muera no ella. Siempre arruinas todo. Eres como un veneno toxico que mata todo lo que toca.

Con esas palabras la dejo sola y llorando en la habitación.


Diana volvió a su realidad se sentía que se asfixiaba solo quería salir corriendo lloraba a mares. Quería morir, sentía que a nadie le importaba.

No supo como llego a su cama se acostó y empezó a llorar.

Cuando percibió que unas manos que le acariciaban, se voltio y ahí estaba Arik
La atrajo hacia él y la brazo fuertemente.


Dándola pequeños besos en la frente y diciendo palabras de amor. La acostó y empezó a calmarla.
*********

Se quedo tranquila en sus brazos lucia tan bella. Arik la miraba tan indefensa. Se prometió que nadie mas le haría daño, así tuviera que morir siempre la cuidaría.

Diana estaba en estado schok que no le pudo sacar ni una palabra coherente, solo la abrazo y acaricio hasta que ella durmio en sus brazos. Vencido por el sueño y extrañamente feliz hizo lo mismo.

Descasaron juntos, entrelazados mezclándose de tal manera que no sabían donde comenzaba el uno y terminaba el otro. Cuando Arik despertó se sorprendió al ver a Diana entre sus brazos, tan comodamente dormida que no quería despertarla. su falda estaba levantada dejando ver sus torneadas piernas. Con un ligero temblor destapo la manta que los cubría. Deseaba ver su cuerpo pero sobretodo, quería acariciarla sentirla feliz y sumergirse dentro de ella hasta poder no pensar de que no tenían un futuro juntos.

Suavemente empezó a tocar sus muslos subiendo osadamente cada vez más. Un gemido de ella le hizo darse cuenta de lo que estaba a punto de hacer.

Ante de separarse y sin poderlo evitar le dio un suave beso en sus labios. Solo para sentir por un momento el cielo. Dejo la cama como si quemara, agradeciendo que ella no se despertó, fue al escritorio de Diana y le escribió. Con rapidez, y resolución salio de la habitación para ver a su amigo Zuñi. Debía de dejar de ser un simple esclavo, empezar a actuar como un hombre y asumir sus responsabilidades.Se uniría a la resistencia.

Diana oyó cuando él se fue. Lo dejo irse enojada consigo misma por haber suspirado.

Arik la estaba acariciando y la beso levemente en los labios. Fue más que un sueño, de eso estaba segura, aún confundida fue a la cómoda a coger ropa limpia. Pensado que los hombres eran unos idiotas en especialmente los de ojos verdes.

Fue al escritorio y vio su nota. En torpe caligrafía decía.


Siempre estaré contigo no importa que pase.

1 comentario:

Yelania Sammet dijo...

Citu! voy a llorar, qué capítulo más tierno!!!!

Me gusta!

Related Posts with Thumbnails