Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Capitulo 14


Un nuevo Comienzo

Diana se despertó con la sensación de que Arik había dormido con ella pero solo era un sueño o tal vez un deseo sin ganas y aun con pereza volvió a intentar dormir y seguir soñando con él. Tuvo que ser prácticamente jalada por su tía de la cama.

-¡Por la diosa vístete! Tienes el tiempo justo tu padre esta aquí. Ojala te vaya bien el examen. Que iras ni siquiera vas a poderme hacer el desayuno.

Diana se vistió. Con pereza distrayéndose pensado en su sueño. Anoche había soñado con Arik. Salio de la habitación con él tiempo justo para ver a su padre.

Cuando lo vio estaba en la sala aburrido y enfadado.

-Buenos días, -dijo ella tímidamente mientras agarraba su mochila.

-No, pudiste despertarte temprano nada haces bien.

Diana no contesto.

No quería pelear se trago la rabia, el insulto y abrió la puerta.

-Patricia un gusto verte hermana. Dijo besándole la mejilla.

-Espero que les vaya bien.

Diana apenas oyó las palabras. Salio.


Un transporte en forma una esfera los esperaba. Ella solo los había visto en la bola mágica nunca se había subido a ellos. Por lo menos experimentaría algo nuevo se dijo.

Su padre la hizo sentar indico la dirección a la esfera.

Se subió al artefacto molesta por que a pesar de si misma solo podía pensar en un hombre de ojos verdes que le había herido.


Arik llego muy temprano en la mañana a la montaña debía hablar con Zuñi pero fue recibido por un beso apasionado de Annia que era todo lo Diana no era. Una mujer de su misma edad, alta de cabellos negros, flaca aunque con curvas con unos negros penetrantes. Todos sus amigos siempre la desearon, pero cuando él sintió sus labios no eran nada comparados con una muchacha rubia de ojos soñadores.

*******************
Llegaron a un bosque frondoso y solitario en unos segundos.

-Caminaremos hasta la colina. Dijo su padre señalando una colina muy lejana.

Diana camino lo más alejada de su padre que pudo. Un poco tensa por su ceño fruncido y su mirada hosca.

Aun concentrada en mantener su mente ocupada en algo que no sea Arik. Tal vez las materias de las que daría examen.

Llegaron a la colina, en la que estaba situado un gran castillo de cristal. El cielo que lo rodeaba era violeta había extrañas flores alrededor. Hasta el suelo cambiaba de colores con cada pisada.

Un soldado custodiaba una puerta también de cristal. Pregunto al verlos.

-¿Qué desean?

Su padre saco una invitación

-Lord Darius no invito a las pruebas. Dijo enseñando un el papel.

-Entre vayan por este camino señalo el hombre -Luego a la derecha ahí abra una hechicera blanca que le indicara donde son la pruebas.

-Gracias

Siguieron el camino una mujer de unos 50 años la miro.

-Bienvenidos hermanos. Sus intenciones son puras.

-Si tan puras como la orden. Respondió el padre de Diana.

Ella seguía en silencioso con la garganta tan seca que apenas podía hablar.

La mujer les indico que las pruebas se tomarían especies de carpas blancas diseminadas en todo el patio. Cuando vio su nombre Diana Arauz le dijo que vaya a la numero 5.

Ni bien Diana supo donde ir su padre la dejo a un lado sin ni siquiera despedirse. Fue a buscar a sus socios de negocios.

Diana aun seguía parada. Algo en el ambiente le indicaba que Arik estaba cerca mirándola, pero era imposible nadie entraba sin una invitación. Ningún ser podía atravesar el escudo sin sufrir una terrible quemadura.

Otra chica vestida blanco muy elegante la empujo. –Muévete.

Diana salio de su mundo y camino hasta la carpa numero 5. La chica que la empujo también estaba ahí sentada con una amigas cuando la vio se rió.


Supuso que era por su ropa sencilla, mientras las otras tenían ropas de Dumar y Jaén. Ella si bien tenia su ropa era nueva era sencilla su padre y tía nuca gastaban mucho en lo que vestía. A ella tampoco le importaba estar a la moda le gustaba sentirse cómoda.

Sin hacerles caso. Se sentó bien alejada de ellas en la última fila. No conocía a ninguna de esas jóvenes ya que ninguna estudia en su colegio y se sentía totalmente sola y expuesta.

Una mujer vestida de blanco y cubierta totalmente el rostro entro.

-Soy la hermana Marina.

-Buenos días. Bienvenidos hermanas, sus intenciones son puras.

-Si tan puras como la orden. Contestaron las chicas que iban a ser examinadas.

- Les dejo el examen para que contesten.

Un momento después en los escritorios aparecieron unos papeles.

-Tienen 2 horas. Espero que no intenten copiar o hablar, esta aula es mágica y cualquier trasgresión será alertada. Los resultados serán dados dentro de 3 días. Pueden empezar que la diosa los ayude.

Diana apenas presto atención a las preguntas. Mientras las otras chicas escribían testamentos.

Ella veía una y otra vez la pregunta. Solo pensaba en Arik, su padre, el futuro que le esperaba con o sin pasar el examen. Y que esas preguntas eran realmente tontas, cuando se comparan con las que le preocupaban.

Luego de estar en blanco como 15 minutos respondió al examen. Rápidamente sin perder tiempo.

Fue una de las primeras en salir del la carpa.

Arik la había seguido tuvo suerte que su reunión con Zuñi no duro mucho a su amigo no le gusto que no quisiera irse con él y establecerse en la montaña. Y que deseara hablar con el enmascarado sobre su futuro.

Zuñi le dijo que sería mal visto ingresara a la orden negra. Pasaría como un traidor a su pueblo.

Diana estaba luchando por los suyos y su hermano había muerto por los de él. Arik sabía que no podía volverse a esconder. Debería luchar por él y ella. La vigilaría hasta que este preparada para vivir con él. Cuando los dos tuvieran un mundo donde establecerse la buscaría y la tomaría.

Con esos pensamientos se oculto no podía pasar la barrera mágica. Pero podía estar lo suficientemente cerca para ver que este bien y como le iba en las pruebas.

2 comentarios:

melina dijo...

esto no es jussto!!!!!porque?????pobrecita dianaaaaaaa!!!citu, hace algoo!!

Yelania Sammet dijo...

Hum! No sé si enojarme con mi Arik por hacer eso con Diana, aunque la verdad, es que ya que lo pienso mejor, lo que él está haciendo es bueno.
Diana es joven, necesito prepararse y por lo visto mi amado Arik va a estar al pendiente de ella.

Related Posts with Thumbnails