Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

jueves, 4 de febrero de 2010

Capitulo 2



La ceremonia

Diana se despertó por un golpe de su tía en el hombro. Vio su sencillo cuarto decorado completamente de blanco, su único mobiliario era una cama sencilla y una mesa de madera para hacer deberes. Era un cuarto frió que no reflejaba nada de lo que era ella, ni su forma de ser, ni sus sueños estaban en él.

Faltaban tres meses para ver si era elegida para escuela de hechicería de la orden blanca que hacia pruebas en todas las ciudades y casi todos los aspirantes eran rechazados. Solo los que pertenecían a la nobleza eran elegidos sin dar pruebas.

Podía soñar pero era casi imposible que fuera elegida. Era demasiado torpe y tenía mala memoria para aprenderlos hechizos, pero su tía no perdía la esperanza le decía que lo mejor era rezar por que la diosa les diera de poder y la iluminara. Además no era mala idea participar en la mayoría de eventos que organizaba la orden blanca.

Abrazar con fuerza a la orden la ayudaría. El solo pensar en ir a plaza de luz para ver el sacrificio que se daría la enfermaba. Sin embargo cada vez que se quedaba sin fuerzas pensaba en su madre y que murió por culpa de la peste. Renovaba su gran deseo de convertirse en hechicera y curar a su mundo moribundo.

Caminaron a través de las calles estaba secas atestadas de gente. Creyentes, ladrones vendedores, pordioseros y nobles acudían sin faltar a los eventos de la orden, que cada vez era más estricta fanática y mortal. Su poder crecía igual que el calor secándolo, contaminándolo todo, y destruyendo poco a poco los sueños de la gente.

Diana igual a la mayoría de asistentes esta cubierta por un manto crema de tela fina. Se oía una multitud de voces, cantando himnos para diosa.

La plaza estaba atestada de gente que se daba codazos para ver mejor, solo los nobles estaban sentando en cómodas sillas mientras los demás asistentes veían el espectáculo parados amontonados uno frente a otro. La tía de Diana se quejaba por los golpes y empellones. Una mujer a su lado cantaba a pleno pulmón, pidiendo lluvia. Llegaron al principio de la fila a los lugares conseguidos gracias a las amistades de su tía.

En el centro de la plaza había 7 palos en los que estaban encadenados los esclavos formando un circulo dentro se encontraba una gran piedra blanca.

Diana vio en la multitud, luego dirigió su mirada a donde se encontraba la nobleza, el rey Nando estaba rodeado de sus dos hijos atrás de él como protegiéndolo estaba Lord Daruis majestuoso eclipsando a todos con su virilidad. Era un hombre de 30 años fornido de cabellos negro azulado y extraños ojos violetas. Tenía un rostro orgulloso y cruel. Estaba vestido con su capa blanca que cubría en parte su cabello, pantalones de cuero blanco y hermosa camisa de seda completaban su magnifico atuendo. Decían que eran unos de los hombres más atractivos y peligrosos del reino.

El príncipe Gregory dejo su asiento como si algo le preocupara. Volvió a su asiento sin expresar emoción y la miro fijamente por un momento. Era un joven atractivo, cinco años menor que Lord Daruis menos musculoso y más elegante vestido completamente de gris se movía como una pantera asechando a todos. De rostro hermoso y cincelado pero había una gran frialdad en sus ojos grises azulados, que dejaba helada a cualquier persona que se le acerque.

Pero Diana a pesar de la belleza de esos hombres no podía olvidar unos hermosos ojos verdes que le miraban desde la calle, suplicantes. Vio a los postes buscándolo, lo encontró desnudo, atado, sin gemir, altivo y sin miedo Cuando sus miradas se encontraron, su mundo se congelo dejo de oír los gritos de la multitud, las quejas de su tía. Solo existían los ojos ese hombre que parecían llamarla. Se paro de puntillas para verlo mejor en eso una nube negra cubrió totalmente la plaza.

Un joven vestido de negro y con una mascara descendió. Lo cual era imposible, ya que la plaza estaba protegida de cualquier tipo de magia nadie podía ingresar a fuerza o sin invitación.

El hombre con gran habilidad lanzado dagas mato a los dos guardias que custodiaban el círculo. Se dirigió a los postes que ataban a los esclavos y empezó a liberarlos. El primero en escapar fue el muchacho de los ojos verdes, que ayudo al enmascarado a rescatar a sus compañeros.

La gente gritaba descontrolada. Los soldados llegaban al centro de la plaza pero un campo no los dejaba pasar. Lord Darius se paro de su asiento haciendo que la multitud callara entro en el circulo sin ningún problema. Mando un rayo de luz contra el enmascarado que lo eludió.

Un silbido atronador se escucho y posteriormente un barco surco los cielos. Un hombre de cabellos dorados con una gran cicatriz en su mejilla derecha lanzo una escalera los esclavos se apresuraron a tomarla. Mientras saludaba.

-Hola Daruis, es un placer verte.

Daruis le lanzo un rayo pero este no impacto al barco. El hombre de la cicatriz río.

Soldados entraron en la plaza y Darius lanzo más rayos los prisioneros que escapaban un rayo alcanzo al enmascarado. Arik lo alzo y ayudo a tomar la cuerda luego tomo un palo para defenderse de los soldados, mientras subía el enmascarado.

Cuando por fin iba tomar la cuerda un rayo lo alcanzo, el enmascarado intento agarrarlo pero el muchacho cayó muerto en la plaza. Mientras el barco huía.

Diana grito, pero su chillido fue tapado por la muchedumbre que asustada, por los acontecimientos y la tormenta de arena que empezaba a formarse se disperso. Ella quería saber que había pasado con el prisionero, pero su tía la arrastro fuera de la plaza.

3 comentarios:

Yelania Sammet dijo...

Esto está emocionante, por un instante pensé que los matarían, pero le supiste dar vuelta fácilmente.

Me encanta!

siria dijo...

Guaoo....me as dejado impresionada...eres increible...ya me gusta mas tu historia...mañana seguire leyendo...Besitos, Siria ;)

Ariel dijo...

MUCAS GRACIAS POR TUS PALABRAS CITU!!!
ERES EXCESIVAMENTE BONDADOSA EN ELOGIOS!
MUCHOS BESITOS DE AGRADECIMIENTO!
REALMENTE VALORO TUS DIARIAS VISITAS!
"ERES UNA TERNURITA"
FELIZ VIERNES...

Related Posts with Thumbnails