Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 22 de marzo de 2010

Capitulo 11


Entre tus brazos




Sebastián como siempre paso un mal rato en compañía de sus abuelo, pero no le tocaba más, si deseaba darle ese regalo Ameli. Tenía el permiso de él para utilizar su casa fuera de la cuidad, que poseía una vista hermosa.

Todo estaba listo para su cita sorpresa tenia música de coldplay y de Nickback los grupos favoritos de Ameli. El mismo había ordenado la mesa y quiso hacerla comida pero se le quemo. Así que a pesar suyo siguió el consejo Eli y compro la comida en el restaurante que más le gustaba a su novia.

Esperaba que la langosta fuera de su agrado puso el pan en la mesa, enfrió el vino dudando que se tomaran más de una copa, ya que Ameli no le gustaba. Vio que la coca cola Light este fría.

Fue a la pastelería recogió el pastel de selva negra lo metió en la cajuela esperando que no se dañe. A un lado estaba su regalo de cumpleaños. Lo había empezado el día que hablo con ella por primera vez. Cuando miro el cuadro aun no le parecía lo suficientemente bueno.

Lo pinto de memoria, pero no captaba la extraña belleza de Ameli. Tal vez nunca la captaría, su forma de ser tan pura, tan sensual. Su carácter sencillo y alegre. La manera que le había hecho sentir especial como si hubiera encontrado su hogar.

Entro en el carro, ya llegaba tarde. Pensó con agrado que Ameli cuidaría a Ana. Las dos se llevaban muy bien. Era primera de sus enamoradas que caía bien Ana. Se habían hecho amigas muy rápido y cuando estaban juntas siempre perdía cualquier discusión.

Salio de la carretera para dirigirse a la cuidad.

Cuando llego al centro comercial, las calles estaban llenas de tráfico. Había policías, reporteros. Se le fue el alma a los pies. Le paso algo a su Ameli o a su hermana. Le volvió el alma a los pies cuando vio a las mujeres más importantes de su vida, ellas corriendo a sus brazos y le abrazaron.

Luego de un momento Ana se separo de sus brazos, parecía estar ansiosa miraba a todos lados como buscando a alguien.

-¿Estas bien hermanita?


-Si lo estoy.

Ana oyó una voz en su mente que le manifestó seca pero sensualmente.

-Mentirosa

-¿Donde estas?

-Quiero verte darte las gracias.

Michael, triste le dijo.

-No es posible pequeña, somos de mundos diferentes. Adiós

-Esto nos es un adiós se que nos volveremos a ver. Dijo Ana en su mente convencida.

-¿Que te pasa Ana?

-Nada

-¿Te sientes mal?

Ameli se acerco a ellos.

-En serio Ana será mejor que volvamos a casa.

-No solo estoy un poco cansada, pero estoy bien.

-Entonces. Es tarde dijo. Eli cargada de bolsas.

-¿Por que no vamos a mi casa? Contesto Sebastián cogiendo las bolsas.

-Y veremos unas películas. Respondió riendo Eli.

-Ya se Eli y yo compramos las películas y ustedes la comida nos vemos en la casa.


-Compra la nueva de Harry Potter y alguna realmente buena como duro de matar o algo así.

-Nooooooooo dijeron ellas, nada de esa basura

-Ameli por favor ya he visto Titanic 5 veces, por favor no podemos ver G. I Joe o Avatar. Sebastián hablo haciendo puchero

Ameli sonriendo y acercándose susurro.

-Bueno Eli cómprala por favor, luego lo beso.

Más tarde Sebastián dejo a Eli y a su hermana en su casa. Mientras él y su novia dizque iban a busca comida china.

Se pusieron en camino una canción vieja se oía en la radio Ameli ponía su cabeza en el hombro de Sebastián, mientras él conducía.

Cuando Ameli la oyó pensó que era hecha para ella.


Mi primer amor,
eres cada respiración que tomo
tú eres cada paso que doy

Vio a Sebastián y le dijo en voz baja. –Te amo

Él la beso y casi se chocan, luego siguieron su camino

Andrei, Yanus y Yuri estaban mirándolos sintiendo el peso de lo que iban hacer. Pensando ojala pudiéramos no hacerlo

Siguieron su camino.

Ameli vio que se iban por calles extrañas.

-¿Por aquí no se va al restaurante Mayflower?

-Tienes razón. No vamos para allá

-¿A donde vamos?

-No te lo voy a decir. Te estoy raptando para celebrar tu cumpleaños.


-Pero, será mañana.

-Empezara a la medianoche, de hoy ¿Quieres celebrarlo conmigo?

-Si, Dijo acariciando su hombro.

Sebastián intento concentrarse en el camino, con mucha dificultad.

-Que bueno esta noche serás solo para mí. Mañana te tengo que compartir con tus padres, amigos hasta con tu primito.

En voz baja Ameli besando su oreja le dijo -Soy tuya Sebastián ahora y siempre.

Sebastián casi se choca de nuevo. Suspiro y puso su mente encamino, cuando llegaron a una hermosa mansión. Ameli estaba nerviosa.

-Ven por aquí.

Bastian la guió por un jardín bellísimo. En el fondo había un mirador y una mesa bella la esperaba. Vio al suelo y se encontró caminando por sendero de rosas rojas.
Se separo de ella. Y prendió microcomponente. Se oía una canción.


En una neblina
en una bruma de tormenta
Voy a ser redonda, voy a ser amante de usted
siempre.
siempre.
aquí estoy
y voy a tomar mi tiempo
aquí estoy y voy a esperar en línea
siempre.
siempre.

Ameli, dejo de respirar miro a los ojos de Sebastián que la observaba con amor con deseo. él se acerco a ella

-Vienes.

Ameli se sentó la luz de velas, la estrellas y luna brillando todo era perfecto. Y más por que se encontraba con su amor. Que le sirvió en una bandeja su plato favorito langosta.

Comieron riéndose un rato, sintiendo que era la noche más importante de sus vidas, todo podía pasar.

Bailaron un rato pegando su cuerpos todo lo que podían. Sebastián pensó que si seguía iba tomarla en pleno piso tiernamente le susurro en cuello.

-Ven aquí vamos a sentarnos. La vista es hermosa. Pero miraba la cuidad de Quito. La miraba a ella. Ameli se acerco a y lo beso con desesperación. Lo único que deseaba era mostrarle cuanto lo amaba y lo deseaba.

No supieron como se sentaron. Ambos se acariciaban cada vez más anhelantes. En el microcomponente sonaba otra canción.

Me encuentro aquí, háblame.
Quiero sentirte, necesito oírte.
Tú eres la luz que me guía al lugar
Donde encuentro paz otra vez.
Tú eres la fuerza que me mantiene en pie.
Eres la esperanza que (mantiene mi fe)
Eres la luz de mi alma.
Eres mi propósito.
(Tú lo eres todo.)

Andrei, Yanus y Yury se pusieron e posición el reloj toco las doce.

Ameli, se sintió débil no puso respirar, se separo de Bastian, lo miro una última vez antes de perder el conocimiento.

Sebatian la tomo entre sus brazos.

-¿Ameli qué te pasa?

Pero Ameli estaba muerta, por lo que no le pudo contestar.

http://www.youtube.com/watch?v=bjH0-S3hVOQ

4 comentarios:

Kyra Dark dijo...

Esto se merece otro premio!!! Pásate por aquí a recogerlo: http://lacriptarelatos.blogspot.com/2010/03/mas-premios.html

Me gusta lo que escribes, guapa!!

Besitos

Ade dijo...

Me gustó la convención de Ana al afirmar que volverán a verse ella y Michael.
Así me gusta, con las ideas claras.

Con lo bonito y romántico que estaba siendo el cumpleaños y mira como acabó, ¡qué mierda!

¿Ahora qué pasará?

Citu dijo...

Ya lo veras Ade y te prometo que pronto se encontraran.

P@ndor@ dijo...

Eres mala Citu como pudiste matarla le hubieras dado una ratico mas pobre de ellos y ya me imagino como va a sufrir Sebastian por la muerte de Ameli, te juro que nunca me espere este final me quede O_O jejeje me muero por leer el próximo cap

Related Posts with Thumbnails