Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

jueves, 18 de marzo de 2010

Capitulo 7



Elizabeth Fernandez
Conociendo a un demonio

Eli miro Pablo besar a una nueva novia le duraban menos que los caramelos a ella, abriendo u la envoltura de un caramelo de fresa se lo metió a la boca esperando que el dulce calmara su corazón roto.

Sintió la piedra negra en sus jeans. La saco del bolsillo y la miro. Empezó a recordar cuando conoció a Ameli en le jardín de infantes y le dio uno de sus chocolates a cambio de unas canicas desde ese instante nunca se habían separado.

Cuantas veces que se habían quedado hablando, riendo y llorando. Se acordó la vez que lloro en sus brazos por que Pablo le dijo que la amaba con una hermana. Se sentía asqueada consigo misma. ¿Como pudo sentirse por un leve momento tentada a matarla? Era despreciable y mala amiga.

Pero si dejaba las cosas así era mala amiga y cobarde. Miro a la cruz que llevaba en cuello. El tipo asqueroso era una especie de demonio de eso estaba segura no sabía de cual clase sería. Investigo en sus libros que escondía de su madre y su hermana, pero no había nada sobre demonios apestosos.

En vez de entrar a clases, fue la biblioteca de su universidad. Luego al centro a la biblioteca de las monjas y de paso ver a su hermana que esta a punto de tomar los hábitos, tal vez fuera la última vez que la viera.

Los libros no fueron de gran ayuda. Llevaba agua bendita en una mano una estaca aunque no era vampiro y las películas tuvieran razón. Suspiro tal vez no viera más a su amiga pero debería salvarla. Lastima que iba morir virgen y mártir como santa Bárbara.

Se metió a la capilla de la Iglesia de San Agustín miro decidida y apretó la piedra.

El hombre rubio y apestoso apareció junto a un hombre de cabello plateado ojos azules eléctricos que estaba todo golpeado, sus heridas aun sangraban.

El apestoso hablo.

-Pensaste que me ibas a en engañar muchacha estúpida, que este lugar te iba proteger.Por hacerme pasar el tiempo morirás pero no te entristezcas tu amiga esta siendo asesinada en estos minutos. -Diciendo esto le lanzo un rayo.

Eli se santiguo y cerró los ojos cuando sintió que alguien le empujaba. El hombre de cabellos plateados igualito Sesshomaru le había salvado.


-¿Ivanek por que lo hiciste? ¿Quieres más castigos?

Antes que la ayuda que mi hermano te dio. Esta nuestro negocio tomar y condenar almas la de ella es pura hacer que nos la de, será un placer y tesoro sin igual.

Eli podía sentir su cuerpo pesado encima suyo, su calor, hasta su aroma salvaje que no podía identificar pero a diferencia de su amigo no asqueaba más bien tranquilizaba.

-Toma su alma, hasta su grasoso cuerpo pero ve que no intervenga o morirás en mis manos. -Grintando eso desapareció.

Eli se soltó e intento llamar Ameli por su celular.

-Ivanek tomo su celular, no intervendrás.

-Yo hago lo me da la gana. ¿Y a propósito quienes son ustedes? ¿Por qué desean matar a mi amiga?

-Es más seguro para ti, que tú no sepas nada.

-Ja ja, creo que ya no me afecta. Igual voy a morir en uno minutos por tus manos no soy ingenua. Así que saber que pasa, me importa por lo menos sabré por que morí.

-No vas a morir.

A Eli se le fue el alma al cupo le dio lastima el pobre demonio. Se acerco y empezó a limpiarle el rostro.

-Déjame

-Ay que machito, soy mensa por querer ayudarte.

-Soy un demonio puedo soportar el dolor.

-Pero yo no puedo ver alguien sufrir. Rebusco de su chompa saco agua bendita.

-¿No te hace daño?

Ivanek negó.

-Toca esto.

-¿Quieres salvar a tu amiga?

-Si.

-Tócalo.

Eli con miedo toco una piedra blanca.

Andrei estaba quitándose la camisa cansado lo único que pensaba era dormir. Cuando sintió la llamada Ivanek fue en su busca.

*****
Andrei miro una pequeña piedra blanca que vibro. Se la había dado a la madre de Ivanek cuando su hermano Ballakar la perseguía para matarla.

Ivanek había tenido que convertirse en el esclavo de su hermano por 100 años para salvar media hermana de los deseos de Ballakar. No la veía desde esa época, ni siquiera sabía donde estaba por su seguridad. Solo mantenía alguna corespondecia gracias a su otra hermana Haizea.Faltaban tan solo 3 años para ser libre y matar a Ballakar cuando el pacto que lo mantenía como esclavo cesara. Dejando esos pensamientos a un lado contacto mentalmente a su mejor amigo.

Él le indico que a Ameli sería atacada por un conocido.

Andrei llego para ver a Yanus luchando con verdadero gusto con dos demonios y Lucuis

Fue donde se encontraba Ameli dormida viendo televisión Vanesa estaba dentro de la casa, tomo una almohada y empezó ahogar a la muchacha.Andrei o cualquier uruk no podía atacar un humano sin hacerle un daño permanente. Era muy buena estrategia de Lucuis.

-Vanesa no lo hagas.

Ella se quedo petrificada al ver a hombre alto y moreno.

Le tiro la almohada y corrió.

Andrei verifico que Ameli estuviera bien ella abrió los ojos unos segundos pero no había nadie alrededor.

*******

Aun en la iglesia Ivanek esperaba Lucius no se percato cuando ella se le acerco con un pañuelo a limpiarle las heridas.

-Te dije que dejaras eso.

-Yo te dije que no lo haría.

-No necesito de tu lastima o tu cuidados

-No te tengo lastima me salvaste la vida y la de mi amiga

-No deberías confiar en mi, puede que te este engañando

-No lo haces. ¿Como puedes estar segura?

-Lo estoy. Dijo rozando su mejilla, solo su hermana lo había acariciado sin esperar nada.

-Es mejor que te vayas. Si estas en peligro aprieta la piedra alguien te ayudara

-Te volveré a ver.

-¿Para que deseas ver a un demonio de nuevo? Agradece que salieras viva de esta aventura.

-Te portaste bien conmigo me salvaste sin pedir nada a cambio. Eres alguien bueno. Aunque sea me dirás tu nombre.

-No necesitas saberlo. Ándate antes que me arrepienta.

-Adiós. Se fue dejando el agua bendita y el pañuelo.

Momentos más tarde apareció Lucuis con una rubia muy asustada, que veía a todos con desprecio.

Ivanek cuando miro a los ojos de ruk sabía que lo torturaría de nuevo. Tomo el pañuelo y olio lo sostuvo como si fuera un escudo algo que le daría valor.

1 comentario:

Ade dijo...

Sabía que Eli no podría dañar a su amiga, era imposible.

Amelí se salvó por los pelos.

¿Me he enterado y resulta que Ivanek es esclavo del maldito Lucius?

Hubo feeling entre Eli e Ivanek ¡Sí!

Related Posts with Thumbnails