Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 5 de marzo de 2010

Cpitulo 34



El rapto


Diana despertó temprano aunque no tenía clases en la mañana. Triste como siempre desde que Arik la había dejado.

Vio en su mesita otra carta de su padre y se estremeció. Era quinta sabía lo que decía sin leerla. Un miedo se apodero de ella su padre sería capaz de denunciarla a Lord Darius. Que ella conocía al fantasma y que era su amante.

Aunque quisiera negarlo. Era lo más seguro. Su única protección seria tener el favor del rey. Para eso debía descubrir si lo estaban envenenando.

Desde que tuvo esa teoría paso leyendo cuanto libro pudiera. Pero a medida que el tiempo pasaba se desesperaba y sino era cierto. Quien la protegería. Marina no tenía suficiente poder.

Lord Darius prefería morir a pedirle algo. Arik había desaparecido. Se sentía más sola que nunca. Con el estomago revuelto y con una jaqueca que le partía el cerebro salio a la biblioteca.

Esa mañana en la biblioteca cansada y frustrada se le ocurrió buscar información de los kut.

Si Marina tenía razón tal vez fuera la pieza que faltaba para resolver el puzzle Después de leer un motón de libros y fastidiar a Gladis. Encontró lo que necesitaba en un libro viejo

Para localizar aun kut o ver si esta envenenando a alguien. Solo se necesita esencia de orquídea azul. Se coloca un poco en el sospechoso o la victima. Si la persona esta envenenada por su veneno o a tenido un contacto su piel, se pondrá azul. Si es un kut aunque sea muy leve su contacto se le negreara la piel.

Fue al mercado y eran las 3 tarde y consiguió la esencia. En una tienda muy cara de productos exclusivos gastando casi todo su dinero.

Regreso la castillo. Pidió ver a su majestad y le fue conferida una audiencia de 5 minutos. El estaba muy débil.

-Majestad. ¿Como esta?

-Que bueno verte hoy me siento muy mal. En todo el día mi Yusbel no ha venido.

-Ya lo hará majestad toco al rey. Con la mano impregnada de la esencia.

El rey por un momento se volvió azul. Diana casi salta de la alegría.

-Majestad hay algo que.


Pero el rey se había quedado dormido.

Cuando iba despertarlo Se topo con la princesa Yusbel.

-Alteza

Ella no le saludo, y entro en la habitación como si no estuviera nadie. La princesa estaba muy molesta con el ceño fruncido y la cara contrariada.

Toco a su padre que ya había perdido el color azul en la misma mano que Diana le unto la esencia.

Diana casi grita la piel de la princesa se volvió negra.

Fue a buscar Marina pero no la encontró. Tenía que informar a alguien. Sin ganas fue haber a Lord Darius. Cuando entro el la recibió sonriente en su despacho.

-Dos milagros en un día acabo de convencer Lord Castro que siga de mi lado. Parece que el príncipe lo ofendió con su rara conducta hoy de mañana.

Y ahora tu. Mi bella Diana estas aquí para pedirme perdón e ingresar en la orden blanca. Ven querida le dijo enseñándole una asiento.

-Buenas tardes Lord Darius. Es un placer verle de nuevo. Tengo que comunicarle algo muy importante. Se trata sobre el rey.

-No tengo tiempo para oír tus sueños Diana. Si no vas ingresar a la orden blanca. No tenemos nada que hablar.

-Pero.

El se paro y se acerco a ella toco su hombro. –Pero me extrañas o me necesitas Diana sabes mi precio estas dispuesta a pagarlo.

Altiva se paro como si le quemara.

-No señor.

-Marcharte pero no tardes tanto en recapacitar querida. Me estoy cansando.

Diana suspiro. Y con rabia le dijo.

-Nunca creí lo que decían de usted. Siempre me pareció alguien inteligente y a pesar de todo justo, pero creo que el príncipe tiene razón es un idiota

Diciendo eso, se fue.

Quien podía ayudarla el príncipe Gregory talvez la oiría.


Pero había salido a las 8 y aun no regresaba hizo una cita para verlo temprano.

Cansada fue al palacio de cristal.

Quiso hablar con Marina pero aun no regresaba.

Molesta y viendo otra carta de su padre en la mesa. Ni siquiera intento leerla. La rompió.


Fue a darse un baño en su tina.

Sintió el agua recorrer su cuerpo. Se desmorono tenía tanta tensión, por culpa de Lord Darius presionándola, su padre amenazándola y Arik desparecido odiándola. Se sentía tan sola. Estaba harta de todos, quería un poco de paz. Pensando tal vez en dormir un poco. Salio del agua, se seco su cuerpo y cabello.

Abrió la puerta del baño. Unas manos le sujetaron y le pusieron algo en la nariz. Perdió el conocimiento.

1 comentario:

㋛۞¤ ๋•♣♠El Miedoso♠♣ ๋•¤۞㋛ dijo...

\\\///
(Ó_Ó)
muy bonito blog, y gracias por pasar por mi cueva¡¡¡
te estoy siguiendo¡¡¡¡
besitos¡¡¡

Related Posts with Thumbnails