Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

martes, 4 de mayo de 2010

Capitulo 6




Ladrón de sueños.


Eli salio de la iglesia casi arrastrada, por el atractivo demonio, sentir el contacto de mano con la suya hizo que su corazón latiera como si hiciera un redoble de batería. Quería seguir hablando con él, conocerlo, pero estaba decidido a que se vaya.

Camino como hipnotizada por las calles llenas de gente y vendedores perdiéndose en la multitud, cuando estuvo lejos de la iglesia llamo Ameli. Suspiro se encontraba, bien todo gracias a ese hombre o lo que sea. Pensar en él hizo que se estremezca todo su cuerpo y una punzada de tristeza golpeo su corazón. Desecho cualquier pensamiento sombrío e intento analizar la situación.

Fue de nuevo al convento de su hermana, ella creía en el mundo paranormal. Debía guiarla.

Liliana la recibió preocupada. La hizo sentarse en una silla dura de madera mientras ella miraba el jardín. Eli siempre había odiado esa actitud fría y distante, como si fuera una reina.

Le contó todo lo sucedido, a excepción de que casi la matan y que con gusto diera un año o un mes de su vida por volver hablar con el demonio o besarlo. Estaba asustada de sus pensamientos, tan rápido olvido a Pablo, la verdad es que con él nunca, se sintió indefensa, femenina necesitada.

Cuando termino de hablar, el cuarto se quedo en silencio. Su hermana volteo para mostrar un rostro lloroso y preocupado.

Eli que el ni en el peor de los momentos le había visto débil o con miedo a Liliana, le conmociono.

-Vas a mudarte aquí. Tomar los votos así estarás segura.

-No lo haré. No te acuerdas que el demonio y el apestoso entraron a una iglesia, un convento les daría igual.

Liliana frunció el ceño. Y pensó un momento.

-El diario de la bisabuela, en el tiene hechizos de protección, deja que lo voy a buscar. Diciendo eso salio corriendo antes que Eli pudiera responder.

La mucha se marcho dos horas después y prometiendo avisar a su hermana si ocurría un suceso extraño. Y si se topaba con Luke Drufrew le aseguro a su hermana que lo golpearía y huiría.

La familia Dufrew había perseguido a las Mcnicolls por sus poderes, desde siempre. Su bisabuela se fue al nuevo mundo y oculto su identidad, pero ahora el mundo sobre natural volvía a perseguir a sus descendientes.


Cuando por fin regreso a casa, se topo con Pablo que le llevaba un ramo de flores.

-¿Dónde estabas?

-Te dije, que dejes de molestarme. No voy ayudarte nunca más para mi no excites.

-No digas, no quiero nada de ti. Sé que es mi culpa, pero deja explicarme.

-¿Qué puedes decirme?

-La razón, por que hable mal de ti, no sé últimamente dependo cada vez más de ti. A veces me asusta el cariño y la necesidad que tengo de ti.

Pablo se le acerco e intento acerca a su cuerpo Eli solo sintió desazón y molestia.

-Deja que te demuestre, que me importas por favor.

Eli con ganas de entrar a su casa y demasiado enojada contesto.

-Déjame en paz y estas flores son poco para ganarte de nuevo mi confianza, hasta luego Pablo.

Dijo devolviéndole el ramo, y no toques la puerta del timbre de la puerta. No quiero que mi mamá, se entere.

Él la tomo entre sus brazos, tan fuerte que Eli no podía respirar.

-Haré lo que se para que vuelvas a ser mi amiga.

Por fin, la chica se libero con una sensación de pesar y desilusión. Fue a su cuarto, sin ganas de comer a pensar en lo ocurrido. Leyó el diario y practico uno ejercicios leves, para luego quedarse dormida.

………………………………..

Ivanek no sabía que le dolía más la cabeza o la espalda Ambrocius descargo, la ira por que nuevamente fallaron sus planes. Sin embargo su castigo de él como de su hermana terminaron rápido, gracias a Vanesa.

La tonta mujer que Lucius en mala hora trajo al infierno se creía la dueña de él. Cunado le presentaron a Ambrocius, se negó darle la mano, por que estaba sucia, a Ballakar lo confundió con un esclavo

Si seguía así, Ambrocius la mataría o a Lucius. Lo que complacía mucho a Ivanek. Por fin en su celda pensó en la mucha de ojos dorados, que era más hermosa que el sol, tan cautivante con mirar al paraíso.

Saco su pañuelo como si fuera una reliquia y aspiro el aroma a manzana lo intoxicaba. Deseaba más que nada verla de nuevo pero era imposible.

Fue cuando se le ocurrió que se metería a sus sueños solo un momento y vería que este bien.

Eli caminaba por un jardín con fuegos artificiales los árboles contenía caramelos y un riachuelo era de chocolate. Iba a tomar un poco cuando percibió una presencia.

-¿Quién esta aquí?

Ivanek iba desparecer pero ella creo una niebla que lo paralizo.

Estaba a punto de soltarse y ella le sostuvo el brazo.

-Sabía que te volvería a ver.

Él tan solo gruño.

1 comentario:

Ade dijo...

Ese final fue estupendo (emoticonos de corazones)

Lo dicho, el carácter de Eli me gusta mucho, estuvo cojon**o como largó con viento fresco a Pablo, sinceramente espero que no le perdone.

Pobre Ivanek, lo que tiene que soportar, aunque gracias a la pava de Vanesa esta vez no duró mucho el castigo.

Besos citu.

Related Posts with Thumbnails