Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

domingo, 27 de marzo de 2011

El secreto de tu sonrisa

Como saben estoy participando en el concurso de mi querida Iris




Aqui les dejo la historia espero que les guste.


El secreto de tu sonrisa



Estoy contigo, la oscuridad me rodea. Oigo tu respiración tranquila, toco tu suave piel y siento tu aroma jazmín. Acaricio tu sedosa cabellera y como muchas veces sucede me acuerdo de la primera vez que te vi.


Tenía 11 años y estaba frustrado los amigos de mi hermano no me dejan jugar al baloncesto con ellos. Furioso camine hasta los columpios; ahí estabas tú. Tenías unas trenzas grandes y llevabas un vestido de encaje. Parecías una muñeca más que una niña. Acababas de llorar y cuando me acerque pensaste que te haría daño porque temblaste. Me senté a tu lado sin decir palabra me creía que eras rara con ese vestido de niña de 8 años. Me columpie sin verte, ni prestarte atención, momentos más tarde te fuiste sin decir una palabra.


Pasaron dos días y estabas con otro vestido lleno de moños, unas niñas se burlaban de ti. Yo me quede mirando, mientras comía una hamburguesa. Tú, te limpiaste el polvo y te sentaste en el columpio. No sé ni porque me acerque. Siempre he pensado, porque estaba aburrido. Te quedaste mirándome y no dijiste nada.


Tus mejillas estaban llenas de lágrimas. Sentí lastima y tome mi hamburguesa y te la di. Me viste con extrañeza pero la tomaste, la examinaste y comiste un poco. Cuando regresaste a verme, sonreíste y me diste parte de lo que quedaba de la comida. En ese momento, cuando vi tú sonrisa supe que ya mi corazón no estaría conmigo. Esa noche como por el resto de mi vida soñé contigo. Esperando algún día dormir contigo.


Aún recuerdo el miedo que tenía la tarde siguiente de no encontrarte en el parque. Sin embargo, ahí estabas. Me sonreíste y me senté junto a ti en el columpio. Así comenzó nuestra amistad. Pasaron, los días y esa simple amistad se convirtió en algo muy importante. De sentir lastima y deseo cambie a tenerte respeto y confianza. Eras a quién acudía cuando me sentía solo y triste. Yo era tu consuelo, tu defensor y tu amigo prácticamente me decías que era un hermano para ti.


Al principio no me molestaba, pero el deseo que sentí por ti fue cada día creciendo hasta tal punto que eras algo más que mi amiga.


Te veo dormida junto a mi tranquila y necesito acercar mi cuerpo junto al tuyo para sentir calor.


Mirándote así, me acuerdo del día en que todo cambio. El momento en que definitivamente entraste a mi vida y a mi alma. Recuerdo que tenía como 17 años y me planteaba estudiar en exterior. Uno de mis principales motivos era alejarme de ti. Aun me acuerdo la tristeza y que tuve que fingir para no llorar de rabia cuando me contaste que estabas enamorada de otro. Pasaba los días asechándote sin lo supieras y alejándome de ti. No frecuentaba a los amigos y me quedaba solo en mi cuarto.


Mi hermano desesperado me saco a jugar un rato al básquet. Cuando estuve en el parque en el que te conocí. Quise salir corriendo, pero vi el rostro de mi hermano y me quede ahí. Al rato mientras jugaba un momento pude olvidarte hasta que apareciste tú. Me hiciste señas y no pudo evadirte como lo había hecho semanas anteriores.


Fuimos caminando a los columpios como cuando éramos niños. Nos sentamos. La gente había empezado a irse al comenzar a llover. Te me quedaste mirando y luego me preguntaste ― ¿Qué me pasaba? Yo simplemente me mecí y no te respondí. Luego decidí pararme e irme. Con toda la decisión de mentirte, te dije. ― No me pasa nada. Tengo que irme a casa mis padres viajan al campo.


― Lo que en parte era verdad. Frote, mis manos por el frío y me dispuse a irme sin ni siquiera verte.


― Jorge. Solo eso me vas decir. ¿Qué no te pasa nada? Me evades, no contestas mis llamadas y ahora huyes de mí. ¿Qué te pasa? Acaso nuestra amistad no es nada para ti.


Voltee a verte y susurre. ― Tu amistad significa todo. Luego me acerque y te tome entre mis brazos y te bese como siempre soñara hacerlo.


Mis labios exploraron los tuyos saboreándote. Podía oír los latidos de tu corazón y como te estremecías ante mi toque. Y a pesar del deseo de besarte por siempre te solté y me fui. Dejándote sola frente a los columpios. Pensé que no volvería verte.


Irene una amiga en común me contó que Guillermo el chico que amabas y tu salían. No quise pensar eso y fui a la cocina para buscar algo que comer. Mas solo sentí asco y náuseas mi mente te veía en brazos de otro y mi corazón me dolía. Tocaron el timbre pensé que mi hermano se olvidó las llaves. Eras tú estabas empapada y llorando.


Te abrí la puerta y te refugiaste en mis brazos. No hubo palabras, ni explicaciones. Tome tu rostro para secar tus lagrimas, te me acercaste y me besaste. No sé ni como o en que momento te quite el saco y la blusa.


Solo recuerdo el miedo y el deseo que tenía. Tú también temblabas, me sentía tan inútil al ser virgen. Parados frente a la cama con el corazón latiendo como un tambor y el miedo a flor de piel. Te dije casi sin voz


― Te amo, lo he hecho desde la primera vez que te vi.


No me dijiste nada, me miraste a los ojos y me besaste. Fue un beso tímido que se fue haciendo apasionado cada segundo que pasaba. Mis manos acariciaban tus senos y poco a poco se me iba cualquier control. Antes de arrepentirme de lo que estaba haciendo.


Me aleje de ti y pregunte.


― ¿Estás segura? ― Tú solamente te quitaste la falda y me sonreíste.


Me perdí el en el secreto de tu sonrisa, en tus ojos, en tu piel. Me desnudaste aun con miedo y nos acariciamos en la penumbra con ternura. Dejando se ser niños, de ser solo amigos, para convertirnos en algo más.


Te veo dormida y acaricio tu pelo. Han pasado tantos años, ahora tienes el cabello blanco y pequeñas arrugas en tus ojos. Si embargo, aún no pierdes el secreto de tu sonrisa. Ni que cada día de mi vida, solo deseo dormir contigo. Fin



6 comentarios:

Cäяιthσ カロル dijo...

Me gusto Citu, esta super lindo tu relato, y la ultima parte te quedo genial..
Suerte en el concurso..

Besos y que pases una feliz semana

Ariusk dijo...

Ahhhhy mi nena hermosa pero que ternura de escrito, me ecnato mi citu lo senti tan real y bonito. Ya de seguro tienes mi voto en lo que comienzen las votaciones en el blog de Iris.

Besos hermosa y Feliz semana!!!

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Dios mio Citu!!!! Eres maravillosa la historia, es tan grande!!!!
Cómo me he sentido transportada, he estado junto a ellos mirando la escena... ha sido fascinante, tan tierno, tan íntimo, tan estremecedor...

Eres única, eres única y volarás alto... muy alto... !!!!!

Bss... creadora de historias sobrenaturales!!!!

Anna ( blog princesa) dijo...

Hola citu.
Como ves aqui me tienes, visitando tu blog.
Por cierto muy bello si.
Me encantaria que me siguieras, yo ya te sigo ¿vale?
Ah, muchisima suerte en el concurso

Julliany kotona dijo...

"Que nessa semana duas portas
possam se abrir para você:
A do saber e do amor.
O saber compreende a vida,a segurança em seus caminhos.
O amor coloca você em estado de alegria pura.
por ser uma semente divina,multiplica-se em seu coração.

Tudo é possível
Todos os sonhos...
Toda a existência...
Todos os desafios...
Tenha fé!"

Para você...
Muita paz e luz,nessa nova semana que se ínicia.
Bjos.

Ciudadana Lunatica dijo...

me ha encantado y es que tienes mucho talento, el final es perfecto, espero ganes, tus relatos son de mis favoritos

besos lunaticos

Related Posts with Thumbnails