Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 4 de mayo de 2011

El ladrón y la princesa. Capitulo 11

Aquí les dejo un nuevo capitulo perdón por lo chiquito. Les mando un beso, esperando que les guste.

Capitulo 11

Al borde la cornisa





Yusbel sintió como la anciana dominaba su interior, su voluntad. Ella quería que destruyera el castillo y se matara. No tenía tiempo ni fuerza para luchar. Decidió obedecerla. Cuando sintió que se fue con todas las fuerzas que guardaba en su interior, despertó al hombre de los ojos dorados. Él tenía que salvarse.

Garnier sintió una energía, tan fuerte que lo despertó, vio salir a Inés Victoria, pero esa era la menor de sus preocupaciones. Miles de insectos llenaron el cuarto, con unas cosas rojas en su cuerpo. La princesa se acercó a unas cucarachas y tomo los extraños artefactos y los lanzo al balcón.

Llenando el castillo de muertos vivientes. Estaba a punto de caer pero parecía que no le importaba. Tenía un campo de fuerza que le impedía a Garnier acercarse.

Gregory y Ariel habían viajado de luna de miel. Pero la nueva reina tuvo una premonición y volvieron al castillo. Llegaron cuando la batalla estaba en lo más fuerte lo soldados trataban de matar a los bichos y alimañas invadían el castillo. El rey se puso pálido al ver en la cornisa a su hermana. Ariel empezó atacar a los bichos con bolas de fuego al igual que él.

Cuando, la reina, iba mandar una sombra a recatar a Yusbel esta se lanzó al vació.
Garnier se tiro por la ventana minutos después de que ella lo hiciera. No sin antes mandar un pequeño arpón al balcón. Agradeciendo que siempre llevara sus herramientas de ladrón. Cuando le topo sintió una gran quemazón el campo de fuerza lo iba matar si no la soltaba. Fue cuando un pájaro blanco se posó a su lado y quito el ardor.

Ariel sonreía había funcionado su sombra protegía a Garnier. Gregory y los soldados estaban a punto de destruir a los bichos y zombis que rodeaban el castillo. Oyeron un horrible graznido Inés Victoria, estaba montada en un cuervo gigante reía y gritando decía.

─ Por haber arrestado a mi hijo y sobre todo por haberme retado los destruiré a todos. Vas ver Gregory Rovstost, lo que es sufrir cuando un ser querido muere.

Acabando de decir eso le lanzo un rayo de poder muy fuerte a Garnier y Yusbel.

Gregory dejo de respirar donde estaba Darius y el resto de sus hombres. No podía ser el final de su hermana y de ellos.

**********
Al otro lado del castillo Nicolás acaba de cenar y esquivar otra pregunta de sus padres le dolía la cabeza y temía otro ataque. Pronto tendría que rebelar a Cristian Darius y Gregory el motivo de su visita.

Cuando, iba para su habitación vio un motón de bichos. Fue directo a las mazmorras. Annia la chica bonita, sexy y prima de su futura cuñada. Le lanzo un rayo que esquivo fácilmente. Sintió un gran dolor en el ojo izquierdo luego sobrevino uno de los ataques que le advertían del peligro y se quedó ciego.

Oyó como Annia entro en el calabozo y libero Petro junto con Zuñi y sus demás compinches.

En la parte trasera del castillo donde los hombres entrenaban estaba Cristian Darius besando a su prometida Rebeca, que estaba acostada en una manta. Se separó de ella y le dijo.

─Rebeca, no puedo seguir ocultando lo que siento por ti. Te amo, quisieras casar….

Un rayo de luz golpeo a Darius dejándolo inconsciente. Rebeca se paró atacar al Zombi de Diana. Cuando esta le lanzo un rayo de fuerza de tal magnitud que Rebeca, pensó que moriría sin decirle que lo amaba a Darius. L
a científica pensó que iba morir un golpe brusco la tiro al piso e hizo que el rayo que le lanzo Diana, se desviara. Arik jadeaba mientras salvaba a Rebeca. Cansado y un poco golpeado pregunto a Rebeca.

─¿Estas bien?

─¿Qué le paso a Diana?

Darius parándose y quitando la ilusión del cuarto de entrenamiento respondió. A pesar, de mi campo de fuerza sobre los seres del castillo. Inés Victoria consiguió de alguna forma hipnotizar a Diana.

─¿Cómo podemos devolver a la normalidad a mi llanic (zafiro azul)?

─Tendremos que conmocionarla de alguna forma. Si nos dejara acercarnos. ─ Dijo
Rebeca asqueada mirando un monto de bichos que entraba en la habitación.

─Me imagino que el resto del castillo también esta siendo atacado. Debemos ir ayudarlo.

─ Antes debemos hacer que Diana reaccione.

Arik esquivando otro rayo de su mujer
.
─ Pregunto angustiado.

─¿Cómo lo haremos?

─Ni idea, ─ maldijo Darius impotente.


Nicolás tanteo en su abrigo. Encontró un pequeño aparato de plata. Lo beso y dijo

-A trabajar amiguito.

El aparato roció una cosa de color púrpura que empapo por unos segundos a Petro y a todos a su alrededor.


Al mismo tiempo que Annia abría el calabozo donde se encontraba Petro con Zuñi.

Así que viniste a salvarme, mi pequeño bicho verde.
Dijo Petro quitando con la mano la mascarilla que ella tenía en rostro.

Con la otra mano toco los senos de Annia.

Tu primita y tú. Van a pagar haberme rechazado zorras. Van haber todas las cosas que tengo preparadas para divertirme con ustedes dos.


Annia sintió que alguien le tocaba los senos cuando vio alrededor.
No reconoció el lugar en el que estaba. Pero la voz rasposa y el olor eran inconfundibles. Que le hizo liberar a ese cerdo asqueroso. Se trató de alejar pero las manos sudorosas y sucias de Petro se lo impidieron. Tenía ganas de vomitar, mas no lo hizo.

Vas haber las cosas que te haré al principio protestaras, pero luego te gustaran. Todas las mujeres son como perras en celo. Fingen no gustarles pero luego se dejan.

Annia intentaba golpearle en la entrepierna, pero no podía hacerlo. En eso vio a Nicolás. Porque de todos los hombres de castillo, ese tonto era el único que la podría salvar.

Darius no sabía que hacer no podían acercarse a Diana su campo de fuerza era muy poderoso.

Arik cansado y de mal humor dijo.

Solo hay una cosa por hacer.

Salto encima de Diana.

Mientras Darius y Rebeca le gritaban

– Nooooooo looo hagas.

Kellen miraba su obra con gusto pronto el castillo estaría en ruinas. Su sierva, con una gran sonrisa en el rostro llegó junto a él para mirar su obra.


8 comentarios:

Julliany kotona dijo...

Benditos os que guardam amigos, os que entregam o ombro pra chorar.
Porque amigo sofre e chora.
Amigo não tem hora pra consolar!

Conte comigo para o que precisar!
tenha um lindo dia,bjos de uma amiga.

Fibonacci dijo...

Ha estado muy interesante este capitulo, hasta he mirado debajo de la mesa de mi ordenador por si había bichos de esos...sigo la siguiente entrega...me ha gustado...un besote preciosa

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

VAya, esto está la mar de complicado, je ,je... pero seguro que logras controlarlo... mi niña.,, bueno, cuídate y pasa por

http://lalunaticaluz.blogspot.com/2011/05/el-club-de-los-pololos.html

te encantará... Bss.. amiga.

Wendy dijo...

Ya decia yo que hacía falta un milagro y ha llegado de la mano de Ariel y Gregori.
Uf, que alívio.
Besos.

Anna (blog princesa) dijo...

ohhhh se me ha saltado el corazón por la boca. Muy intenso y emocionante.
Y ahora ¿queeeeeeeeeeeeeeeeeee? no nos dejes así.

Besitos

Iris dijo...

La que se ha vuelto a liar!! Estoy en vilo, ¿saltó la princesa? Lo que es seguro, es que Garnier no dejará que le pase nada.

Un beso mi Citu

Buen finde

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Un capítulo con mucha acción, fue trepidante.

Continuo leyendo.

~Ade~

A.D. dijo...

AW! complementa la otra historia! si alguien más asquerozo que petro no se quien es. Kallen es mucho más descente que ese enfermo engendro asquerozo y depravado.

Porfavor que Yusbel y Granier se salve *.*^me encantan ambos u.u

Related Posts with Thumbnails