Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 1 de junio de 2011

El ladrón y la princesa. Capitulo 22



Bueno aquí les dejo un nuevo capitulo del ladrón y la princesa, me alegra que les haya gustado los episodios con cartas son mis predilectos de esta historia. Les mando un beso y espero que les guste este nuevo episodio.


Capitulo 22
La decisión.




Garnier iba decir algo y el hombre se fue de la misma forma misteriosa que apareció. Aún incrédulo, de su pronto recuperación se paró de la cama y salio del cuartucho en donde estaba para ver a su amigo. Nicolás llevaba en una bandeja caldo de pollo. Tenía con el rostro demacrado y pálido cuando vio a su amigo de pie, se le cayó la bandeja.

―¿Qué haces levantado? Ve a la cama.

― Estoy bien.

― Ve a la cama y te daré una buena noticia.

― ¿Cuál?

― Ve a la cama.

― Nicolás dímelo de una vez.

Su amigo tomó la bandeja y se dispuso a ir al cuarto que Ganier tenía, él lo siguió refunfuñando. Cuando estuvo sentado. El científico, le revelo que había escrito a Yusbel y que esta partía a verlos.

Garnier, al principio pensó que tenía fiebre y se topó la frente. Debía impedir que ella viniera con el corazón destrozado escribió la siguiente carta y la envío los más rápido posible.

Carta 502

Garnier

Amiga mía, amor mió, mi alma gemela. En el borde de la muerte eran tus palabras las que me impulsaban a luchar. Era tu recuerdo, cálido en mi mente puede no te haya visto nunca, pero mi alma te pertenece. Tus palabras, tu forma de ser, es lo que me hizo luchar. No un recuerdo de una mujer que apenas conozco.

No está hablando, mi soledad ni la fiebre. Sino mi corazón hace mucho, que venía sintiendo eso, solo que no lo quería aceptar.

Me mantuve encerrado en su sueño, pero tú me sacaste de ahí. Me enamore de ti, con tu mal genio, tus manías y tus silencios. Me enamore de la forma en como me retas, como me escuchas. Desde que te conocí supe lo que era un hogar, porque donde estés, ese es mi sitio. No me importa tu nombre, ni apariencia sé que eres dueña de mi corazón.

Pronto me iré de Borsia a la isla Airlia. Si deseas verme o quieres que vuelva a Sivcar solo dímelo.

Tu amigo, y el hombre que te ama más allá la distancia
Garnier Lafrebre.

Días más tarde le llega la contestación cuando estaban a punto de partir de Borsia.
Carta 503

Yusbel

Garnier , que alegría que estés mejor. Ya no tienes fiebre. Sabes estuve a punto de ir a Borsia, me diste un susto. Casi me muero al saber que casi te perdí. Porque aunque lo intente negar, te he amado desde el primer instante en que vi tus ojos dorados. Hubo un momento, que pensé sumergirme en la oscuridad y ellos me salvaron, me dieron esperanza.

Aunque te amo, tengo dudas, que me carcomen, porque no creo que un amor de tantos años pueda, solo desaparecer así por unas cuantas cartas.

Te amo, tanto. No dudes de ellos. Por favor, dame tiempo.

La mujer sin nombre

6 meses después.

Garnier caminaba a su lugar favorito de la isla. Después de que fue sanado, partió de Borsia con Nicolás a su lado. Decidieron trasladarse ahí y vivir en la isla Airlia, que estaban a 10 minutos del palacio. Esa pequeña isla era el lugar ideal, para hacer su hogar, esperaba algún día residir con Yusbel en ella.

Por eso, empezó a construir su casa en su lugar favorito. Él mismo hizo un jardín cerca del lago de los cines para que Yusbel pudiera verlos. Aún recordaba que para romper el hechizo de la princesa.Ella debía confiar en él y pedirle que vuelva o contarle quien era.

Los días habían pasado y ella ya no le escribía, por más que había mandado miles de cartas. Días como ese pensaba que todo fue en vano y que ella nunca confiaría en él.

Yusbel caminaba por un acantilado, que se había convertido su lugar favorito de allí miraba la isla en la que se encontraba su amor. Con lágrimas en los ojos aun recordaba su última carta.


Garnier

Amor mió, te he dado tiempo pero no me quites tu contacto. Lo necesito para vivir. Sé que tienes miedos, pero he visto el futuro que podríamos tener. Dime que sí. Deja que vuelva a tu lado.

La princesa fue un sueño, que me ayudo a vivir pero tú eres la mujer real. Por la que mi corazón sueña.

Por favor, dime que sí, o por lo menos escríbeme. No aguantó más ese silencio.
Garnier.

Yusbel llena de miedo e incapaz de luchar se sentó a llorar por lo que pudo ser.

Ella no respondió a la carta.


Carta 700


Garnier

Cada día sueño contigo, no me quito la esperanza. Que un día, me responderás y me pedirás que vuelva junto a ti.

Te amo y te amaré siempre.

Garnier

Yusbel no respondió.

Carta 755

Garnier

Te escribo, cada día amándote más, cada día extrañándote más. Paso, mis días intentado crear una casa para los dos. Sé que me pediste tiempo pero no puedo estar sin escribirte, pensarte y sentirte.

Maldición trato de no perder las esperanzas. Leo tus cartas todo el tiempo. Y no sé de, qué manera decirte, que confíes en mí. Eres la única a quien amado y necesito. Voy a estar buscándote toda mi vida. Esperándote. Añorándote.

Pero estoy muriendo sin ti.

Te lo suplico, vuelve a mí. Solo escríbeme, no te pido más que eso.
Garnier


Tres meses más tarde.



Yusbel como, todas las mañanas, leía y releía sus cartas. Lloraba como una niña. Miro a la ventana y vio a su hermano cabalgando con Ariel, tan enamorados como siempre. Pensó que debía arriesgarse, últimamente tenía sueños en los que se abría el portal y miles de kuts invadía el castillo . Había pasado años encerrada por su enfermedad y luego por el maldito monstruo que la secuestro.

Debía confiar en ella, que podría conquistar el amor de Garnier más allá de las palabras y de su apariencia. Temblando y con el corazón latiendo como si tuviera un tambor dentro. Fue a su escritorio y escribió.


Nicolás estaba en su laboratorio creando un nuevo invento cuando un muchacho, de la isla se le acerco y le dio una carta. Casi todos los pobladores temían acercarse a Ganier por su mal humor.

Miro de quien se trataba y fue a ver a su amigo. Esperando que la mujer sin nombre le devuelva el buen humor. Aún, no entendía porque ya no buscaban la piedra. Garnier le dijo que sabía donde estaba pero tenían que esperar. Fiel a su amistad y promesa Nicolás se quedó con él.

Cuando llego, su amigo estaba plantando unas flores. Era una sombra del hombre que fue, estaba muy delgado y apenas sonreía.

Ganier al verlo aparecer dijo con malas maneras casi gruñendo

―¿Qué diablos quieres? No deseo , comer.

―Ten.― Dijo Nicolás indignado dándole la carta. ― No debería ni intentar hablar contigo, eres un ingrato. ―Ni bien pronuncio esas palabras se marchó.

Garnier espero a que se fuera. Se sentó en una roca y leyó.

Carta 756

Yusbel

Vuelve a mí, por favor, Garnier.

Te amo y te necesito.

La mujer sin nombre

Un trueno, hizo que se asuste y deje sus ensoñaciones.

―Felicidades. Dijo Bakar.

Garnier no respondió.

―Por fin lo conseguiste. Y en menos de un año. Su amor es fuerte. Ten la piedra ellorus. ― Le dio un anillo con una piedra de color verde .

el anillo de Yusbel
Luego sin mirar al ladrón dijo ― Esta es una de las 7 piedras sagradas que conforman el corazón de Nuis. Cada una es un elemento de este planeta ojalá nunca tengamos que utilizarlas juntas.


Garnier examino el anillo, la piedra era muy diferente de la piedra exxis que estaba guardada en las bóvedas de Gregory.

―Gracias. ¿Por qué me ayudas? ¿Quién eres?

―Soy la soledad, la tristeza. Puedes llamarme Bakar. Tengo la misión de proteger los portales, hasta que se hora que se abran.

Vienen tiempos oscuros. Hasta ahora he podido pasar inadvertido. He ayudado a tus amigos y ellos a mí al dejar cerrados los portales. De todos ellos. Te elegí a ti al de corazón más puro, para que sea mi voz.

Garnier, espero no necesitarte y confió en que sigas mis consejos. Protege a los niños de Sivcar y a los ai.

Cuando Garnier iba responder. Bakar se había marchado.

Miro la carta de Yusbel y el anillo. Pronto le pediría que se case con ella. Por primera vez en mucho tiempo pudo volver a sentir su corazón. Fue hacia uno de lo acantilado y grito.

―Yusbel, amor mió espérame ya vuelvo junto a ti.

La princesa como todas las tardes caminaba cerca de la playa, cuando sintió que Garnier le llamaba pronto volvería a ella.



5 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Un gusto saludarte y leer tu blog,hasta pronto.J.R.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

City qué bonito, me ha gustado, cada día hay más sensibilidad y cariño en tus relatos... y parece que va llegando el fin... y eso me apesadumbra, pero automáticamente me pongo a pensar en lo que acabo de leer y... me relamo de gusto!!!
Me ha gustado mucho y verde, la piedra es verde!!! qué más puedo pedir!! ah, sí, que se reencuentren, qué ganas!! Bss... amiga.

Anna Princesa dijo...

ohhhh Maravilloso!! ha sido tan emotivo y encantador que me emociono y todo
Al fin podran estar juntos.

Un beso

Wendy dijo...

Esta vez he disfrutado d eprincipio a fi, bueno me angustié cuando Yusbel estuvo tanto tiempo sin responder a Garnier pero ¡por fin! parece que el amor va a triunfar.
Precioso.
Muchos besos.

Alas para volar dijo...

Que bonito este capítulo y que tristeza me dio Bakar, pero al fin las cosas se ponen mejor para Yusbel y Garnier. Ya estoy deseando verles juntos.

Bss

Buen finde!

Related Posts with Thumbnails