Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 10 de junio de 2011

El ladrón y la princesa. Capitulo 26

Muchas gracias a las personas que se preocuparon por mi salud. volvió a atacarme la jaqueca, pero ya estoy bien. Aquí les dejo otro capitulo , espero que les guste y tengan un buen fin de semana.

Capitulo 26

Apoyándome en ti




Ni bien llegaron al castillo Garnier pidió hablar con el rey, cuando todos estuvieron reunidos. Le contó la visión de Yusbel y sobre el peligro que corrían los hijos de Darius y el futuro bebe de Diana. Todos se pusieron nerviosos, aunque Leandra Letterman y Lara Castillo, eran las principales sospechosas. No habían hecho ningún movimiento raro y eran vigiladas todo el tiempo.

Al principio Gregory quería arrestarlas, pero Darius no lo dejo. La mejor estrategia era no alertar al espía hasta que los llevase con su jefe y destruirlo de una vez. Sin embargo, se implementó las medidas de seguridad y se quedó en hacer una reunión con Germain para frenar de una vez a La reina de Dumar y rescatar a cuantos niños, se pudiera.

Horas más tarde Diana camino lentamente por la cueva que había sido su escondite de la soledad; su nido de amor. Oyó unos pasos iba lanzar un hechizo, cuando distinguió la cara de su Arik.

―Sabía, que te encontraría aquí.

―Tengo tanto miedo―dijo Diana tocando su estomago.

Faltaba, semanas para dar a luz.

―Ven, deberías descansar.

Arik le abrazo y delicadamente la guió por unas escaleras de nuevo a su casa. Ninguno habló Diana miro a la ventana llorando. Esa misma noche accediendo a las medidas de seguridad iban a mudarse al castillo. Su esposo le acariciaba y besaba, prometiéndose que nada les pasaría. Miro a las estrellas y le dijo al oído.

―Rece tanto por ti a la diosa. Mi llanic, mi estrella prome…

Diana lo beso. Estaba segura en sus brazos. Nada malo iba pasar.

En el castillo Gregory y Ariel entrenaban fuertemente. Pronto irían a batalla, capaz que a la guerra. Ariel soltó la espada cansada, su cuerpo estaba, lleno magulladuras y sudor.

―Te rindes tan fácil.― Dijo Gregory poniendo la espada en su cuello

Ariel le dio una patada y lo tiro al piso.

―Te rindes, ― le susurro besando su cuello y abriendo la camisa tocado sus bellos plateados.

Gregory gimió.

―Sí.

Ariel lo beso apasionadamente. Gregory se levantó y la llevo en brazos a la ducha, aún no estaban en guerra, era tiempo de ser felices.


Darius, estaba en la biblioteca principal del castillo. Enterrado entre libros tratando de saber sobre ese hechizo. No había visto a sus hijos, ni perras y peor a su adorada Rebeca desde la reunión y pensaba pasar toda la noche . Tal vez, días enteros buscando lo que necesitaban.


Le dolía la cabeza, tenía hambre y se empezaba a impacientar. Fue cuando en medio de la silenciosa biblioteca, un gran ruido se oyó. Annia peleaba con Nicolás a gritos. Sus perras ladraban, y sus hijos correteaban por medio de la montaña de libros.

―¿Qué hacen todo este gentío aquí?

―Pensabas, que te iba dejar solo. Darius no puedes enfrentar todas las cosas solo. Déjame ayudarte.

Darius, sonrió mirando a su esposa.

―¿De qué forma entraste?

―Ese es mi secreto.

El hechicero, se acercó a ella y la llevo aún lugar muy oscuro.

―¿A dónde vamos?

―A un lugar donde nadie nos moleste.

―Pero, Cristian.

―Yo también te necesito. ― Dijo besando apasionadamente a Rebeca.


Nicolás maldijo. Darius conquistaba a su esposa y él se sentía como ratón de biblioteca. Para colmos Annia lo estaba molestando, por lo menos cuando la vio no le dio otro ataque de ceguera, pero el dolor de cabeza lo mataba y esa sensación de vació en su estomago. Cuando la miraba era algo que no podía entender, era mejor perder la vista que solo quedarse mirándola como tarado.

―¿Qué me miras tengo monos en la cara?

―Si creo algo, te está saliendo aquí dijo tocando su cara.

Annia tembló, le dio un montón de libros para investigar y se fue lo más lejos posible de su presencia.

Yusbel estaba en balcón mientras Garnier tocaba el violín. Sus ojos se cruzaron el dejo de tocar. Escalo a su ventana, y le beso suavemente a los labios.

―¿Estás bien?

―Ahora, si lo único que necesitaba era besarte.

Se besaron lentamente saboreándose. Garnier le quito el vestido. Adorando ver su cuerpo denudo nunca se cansaría de ella, mientras su manos acariciaban su espalda y más abajo.

A lo lejos en el jardín, una mujer cubierta con una capa los espiaba furiosa. Todo lo que había hecho para separarlos, fue en vano. La misión que Kellen le dio estaba en peligro y no podía dejar el castillo.Tenía que actuar lo más rápido posible aunque fuera descubierta, le quedaba poco tiempo.





7 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda amiga...

Saludos y buen sábado.

Alas para volar dijo...

Bueno al menos todos están aprovechando el momento de paz, porque ya queda poco para la guerra que se les viene encima.

Nicolas y Annia me hacen mucha gracia, espero que ellos también tengan su historia.

Me alegro que ya estés bien. Que tengas un buen fin de semana.

Muchos besos mi Citu!

Anna Princesa dijo...

Madre mia !! que tensión!! casi me caigo desmayada ¡me encantó el capi!
Como estas mi niña???

besos

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Sabroso... un relato bastante sabroso Citu... je, je... ya sabes que mezclas tan bien!!! Y entonces se pone furiosa la mala... no sé... los malos siempre estamos (ji, ji) furiosos!!! Bss... y buen finde!!!

Eileen dijo...

Y vaya que disfrutan el momento su momento de paz (¡¡Y qué forma de disfrutarlo!!) jajajaj

Un capítulo lleno de emociones profundas y fuertes, desencadenándose como un huracán entre los personajes...y que llega hasta nosotros, los lectores!!!

Besos!!

noe dijo...

Llego desde el blog de Mari Cari y veo que aquí hay una escritora, pero tendré que ponerme las pilas para pillar el hilo de la historia. :)

Muy lindas Lulu y Cleo.

Lilyka dijo...

Como siempre, genial Citu, me encanta como va la historia. Y cuidate, espero que sigas mejor amiga.
Besos!!!

Related Posts with Thumbnails