Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 17 de junio de 2011

El ladrón y la princesa. Capitulo 29

Bueno aquí les dejo un nuevo capitulo espero que les guste, aunque es un poco nostálgico. Les mando un beso y les deseo un buen fin de semana

Capitulo 29

Recuerdos tristes


Yusbel de  niña.


Yusbel y Garnier durmieron abrazados mientras el fuego se apagaba. Nicolás llego una hora después. Cuando Garnier, lo vio estaba un poco preocupado faltaba poco para la reunión con Germain y Moley.

— ¿Por qué te demoraste tanto?

Nicolás estaba pálido y muy preocupado. Mirando al mar, contesto.

— Atacaron el castillo.Se cree que los niños de Darius están en peligro. Por poco no vengo, Gregory me mando explícitamente a buscarlos. Tal vez, necesitaremos ayuda luego.


Yusbel se desperezó y preocupada pregunto

— ¿Se sabe quién es el responsable?

— No, debemos ir a prisa al palacio. Garnier ayudo a pararse a su prometida con ternura. Minutos más tarde, estaban en una nave. La princesa, no podía dejar de pensar que el responsable de que algo le pasaran a los niños sería Leandra o Lara.

Ambas mujeres fueron muy importantes, cuando ella era solo una niña. Yubel se abrazó a Garnier mientras con la mirada perdida recordaba su pasado. Tenía cinco o seis años, no se acordaba bien. La soledad y el hambre marcaban su vida.Solo recibía vistas por las noches de su padre en ese momento era el único en que su tía le alimentaba, como era debido. Tenía la estúpida idea que así mataría la enfermedad que tenía con dieta adecuada y baños de agua fría.. Las visitas que recibía de sus familiares eran muy cortas y siempre tenía ganas de más, en especial de jugar con Gregory.

Aun recordaba la noche que llego Leandra a su vida. Ella estaba muy débil se había enfermando y uno de los médicos de su tía la había atado y apenas le daban de comer y recibía baños fríos. La muchacha, pensaba que iba morir. Oyó unos gritos de su tía y padre, no podía entender las palabras. Lo que se acordaba Yusbel, fue que la soltaron y le pusieron ropa seca. Una fría y seca  mujer le examino y le dijo que se curaría.

Pasaron los días y estaba más fuerte la medica hizo ventilar su habitación y darte comida regular, también por idea de ella llego una muchacha que le hiciera compañía; así conoció a Lara. La princesa, pensó, en la única  vez que discutió con ella. Fue cuando recién  estaba como su dama de  compañía y Yusbel le invito a jugar  con  sus nuevas muñecas que su padre le trajo Lara la miro con odio y le respondió.

— Yo no jueggo con anormales.

Leandra la castigo y Yusbel nunca  quiso jugar de  nuevo con ella. apenas le hablaba. Siempre se encontraba sola y apenas se sentía amada, lo peor fue cuando su madre prohibió a Gregory verla. Hubo momentos en que quería morir, que permanecer en su habitación. 

Sintió alguien le acariciaba el cabello, miro en dirección a Garnier que le sonreía preocupado. Ahora, no estaba sola y era dueña de su propio destino.

— ¿Estás bien?

— Solo, preocupada por los niños.

—Lo sé, no les pasara nada.

Yusbel se pegó al cuerpo de su pareja para sentir su calor y se perdió un momento en esos ojos dorados que le incendiaban el cuerpo.

— No puedo, creer que alguien que conozco por tantos años sea capaz de hacer eso.

— Tal vez, no sean ellas.

— Una de ellas lo es. De eso estoy segura.

Antes que Garnier pudiera contestarle, llegaron al castillo. Ariel los esperaba rodeada de soldados. Ni bien, llegaron le abrazo a su cuñada y le pregunto.

— ¿No les paso nada?

— Estamos bien y ¿qué paso con los niños?

Gregory respondió en vez de su esposa. Los niños están bien, en este momento son examinados por Otto al igual que Diana.

Yusbel suspiro de alivio . Garnier, pregunto, mientras miraba a su princesa preocupado.

— ¿Qué ocurrió, con el secuestrador?

Gregory se acercó a su hermana y con voz fría y sin emoción dijo.

—Lara Castillo murió en manos de Leandra Letterman.

— Por la diosa — Yusbel pensó que se desmayaría. Pero, Garnier la sostenía y su hermano se aproximó.

—¿Estas bien ? Sé que a pesar de todo confiabas en ella y las quería.

— Solo me siento un poco aturdida. Pobre Leandra, aún no puedo comprender porque Lara hizo eso, siempre tuvo lo que deseo en el castillo. Yo siempre intente ser su amiga. 

Garnier le beso la coronilla con ternura.

Yusbel, miro alrededor, ya no era la niña solitaria y enfermiza que su madre encerró y quiso olvidar. Tenía gente que la quería y a la que amaba. Dejo de pensar en el pasado estaba feliz con su presente y dispuesta arriesgar todo por su futuro.

La princesa, se separó de Garnier un poco y fue donde su hermano y lo abrazo antes de comunicarle.

—Hermanito, estoy comprometida — Llamo a su pareja con la mano para que se acercara.


Garnier se aproximó a Gregory esperando lo peor. Pero, obtuvo un abrazo.

—Por fin, Ya, me estaba poniendo nervioso que no se decidieran.

Unos minutos más, tarde iban para la reunión.

Garnier  de niño.

Yusbel se sentó junto a su prometido; Garnier miraba a la ventana, ansioso por primera vez completamente en paz y feliz.

A pesar de su felicidad, el pasado lo golpeo sin piedad. Se puso a recordar cuando era un niño de 10 años y estaba junto con su mamá.

Su casa fue en algún momento muy rica, su madre era de familia noble que se caso con un jugador. Ella para mantenerlos tocaba el violín y lo enseñaba. Sin embargo, eso no alcanzaba para mantenerlos las deudas de sus padre eran enormes, como las peleas Garnier recordaba esos días como los mejores de su vida a pesar del hambre y la soledad.

El abrazo de Yusbel le distrajo de sus pensamientos. Se acomodó, lo beso en la mejilla y le susurro.

—Te amo.

Garnier la acerco más a su cuerpo mientras seguía viendo la ventana y recordando su pasado.

Revivió el último día que estuvo con su madre. Su desayuno con té y galletas viejas como tocaban el violín juntos antes que vinieran algunos de sus alumnos. Fue cuando llego su padre con una expresión de locura en el rostro. Tomo a Garnier lo abrazo y le pidió perdón. Luego le dijo a su madre que encontró un colegio. Ella se opuso pero el padre de Garnier se lo llevo con él.

Horas más tarde estaba en el sagrado corazón. Su progenitor lo vendió por deudas ahora era casi un esclavo y trabaja con otros niños. Desde el primer momento Garnier intento huir. Al ser bajo y flaco los otros chicos lo golpeaban, mas nunca pudieron doblegarlo en especial Cristian Darius. Después de varias semanas por fin pudo huir. No le importo lo que tuvo que hacer como robar para regresar a casa, solo quería volver a ver a su madre.Cuando llego a su casa Ney Yepes lo esperaba junto con su madre.

Él se entregó para salvarla, sin embargo Yepes, la mato enfrente de él. Garnier se sintió, morir todo lo que deseaba amaba y soñaba murió con ella. Tendría que pasar muchos años para que volviera amar y soñar. Cuando Ney Yepes lo capturo solo quería matarlo y morir. Estuvo tan cerca y fue salvado por la persona más inesperada, un niño mal educado y engreído llamado Cristian Darius.

Garnier apenas recordaba eso días en los que estaba más muerto que vivo. Un día se separó de Darius y entro furtivamente a la casa de Ney Yepes para matarlo. Sin embargo, fue capturado, ni eso podía hacer.

Torturado nuevamente y sin esperanzas iba con otros niños en una nave de carga, a ser colgarlo.
Moley di Brinsi lo salvo, rescatándole de un transporte lleno de prisioneros. Estaba atado casi muerto de hambre y sed. Moley lo cargo a pesar de que solo era un año mayor. Ahora que habían pasado los años Garnier se dio cuenta que le debía Moley no solo su vida sino volver a sentir y a pensar en los demás le enseño a cuidar de los otros. Le dio una familia.

Vio a Yusbel su alma gemela, su futuro y amor. Quería que los conociera y aceptara. Ella como si leyera su pensamiento le dijo.

—¿Estás bien?

—Recordaba, mi niñez, no eres la única que vio a sus fantasmas esta noche.

— Lo sé. ¿Estás preocupado por tus amigos?

—La hermandad, es mi familia.

— Deseo, conocerlos. Espero que me acepten como uno de ellos.

—Lo harán Moley, no es un tonto.Además, no hay fuerza, ni nadie que me separe de ti. Eres mi corazón Yusbel.

La princesa lo beso timidamente, oyeron la tos de Gregory. y luego que con voz sería dijo.

 Nicolás, ya aterrizo la nave pronto empezara la reunión.

Todos en la nave  empezaron a salir  para ir  a hablar con Saint Germaind.


6 comentarios:

Fibonacci dijo...

Que pases un lindo fin de semana hermosa...este capitulo me ha hecho evocar recuerdos de mi niñez que ya tenía casi olvidado...me ha gustado...un besote y sigo a la espera.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre, estupenda...

Saludos!

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Hoy ha estado tierno... muy infantil y casi humano, je ,je...
Bss.. Citu, espero que lleves días sin dolor de cabeza y que tengas un buen finde!!

Anna princesa dijo...

ay ay ¡que emotivo dios!
me encantó mi niña, que sensibilidad.
Craiño ¿te puedo pedir algo? necesito que me promociones en tu blog otra novela.


Un besito

Mario dijo...

Ciao Citu, soy Mario y esta es la primer vez a visitar su blog. Desculpa mi espanol. Soy de California y penso que lo hablo muy brutto. Tenemos una ahijada que vive in Quito y lo visite en 2009. Me gusto Ecuador mucho. Me encanta su blog. Sono agradable que somos como mariposas que viajen en los mundos de realidad y suenos. Me gusto como escribes, y sus pensamientos. Son muy reflectivos. Yo escribo un blog sobre comids, amor, recetas y relaciines. Por favor de visitarlo. Tal vez seguirlo. That would be cool. Besos

Alas para volar dijo...

Los dos han tenido una niñez muy desgraciada, han sufrido mucho. Espero, y estoy segura que ahora les darás la felicidad que se merecen.

Muy buen capítulo mi Citu, como siempre.

Bss

Related Posts with Thumbnails