Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 29 de junio de 2011

El ladrón y la princesa. Capitulo 34

Capitulo 34

El beso


 Nicolás 

Nicolás jugaba con el pan en sus manos, no podía tragar nada. Últimamente no entendía que le pasaba, se sentía extraño. Siempre se ponía nervioso o por lo menos le daba un ataque de ceguera, cuando estaba enfrente de Annia.  Tenía uno de los raros momentos en lo que la podía verla. Se quedó como hipnotizado viéndola comer era tan bella, y enigmática.

Annia no podía alzar la vista por la mirada azul de Nicolás Fritz, la devoraba  en lugar de su comida. No entendía como ese fastidioso  hombre le ponía nerviosa. Siempre que la veía, ni siquiera sabía quién era o se convertía en un molesto sabelotodo, pero había momentos como ahora que parecía un niño tímido y encantador.

En esos  raros periodos de tiempo,  ella no sabía que hacer, se ponía nerviosa como una quinceañera, ni siquiera sabía lo que estaba tragando porque toda su atención era para él aunque lo miraba  furtivamente.

Darius se encontraba divertido con la escena. Cuando los iba a molestar, toco a la puerta Razvan con un mensaje de Lord James para Annia.

Nicolás se sintió molesto, enseguida nombraron al empalagoso Lord James solo había visto una vez y lo detestaba sin razón. Annia se sintió fastidiada, hasta que se topó con la mirada celosa de Nicolás. Pensó por un estúpido momento que ella le gustaba. Sin embargo, era solo su imaginación la mitad del tiempo se  olvidaba  de su nombre.

Iba recibirlo en una de las puertas de castillo, ya que Darius no permitía que nadie entre o salga de él hasta que regrese o tenga noticias de Gregory. El presumido de su cuñado, no la dejo ir sola y le mando con el agua fiestas de Nicolás, que mascullaba un monto de tonterías.

 Cuando llego Lord James parecía ofendido de que no lo dejaran pasar. Se le acerco con Nicolás atrás de ella. Unos minutos más tarde tuvieron que pedirle  que se marchara a un rincón y los dejara hablar. 

 Nicolás se dio cuenta que se portaba  con un niño al que le dejaron si regalo de cumpleaños, pero, no le importo. Porque tenía que dejarlos solos, maldiciendo se fue  a uno de los balcones del castillo. Cuando sintió un agudo dolor de cabeza y un escalofrío,  pronto le daría otro ataque. Con ganas de tirarse de las escaleras  se puso sus gafas y no pudo evitar la tentación de oír lo que Annia hablaba con su pretendiente.
  
Annia

Annia se sentía incomoda porque hizo caso a Rebeca y salio a ver a Peter, él era un buen hombre aunque, la aburría, últimamente todos lo hombres lo hacía y si no la volvían loca como Nicolás.

Se sintió confundida que hacia pensando en ese hombre tan molesto, que tenía el condenado que  su imagen o su risa bobalicona se le aparecía como fantasma en los peores momentos.

Miro los ojos  cafés de Peter su cara estaba muy cerca de ella, no sabia de lo que hablaba . Apostaría que la iba besar, se retiró como un animalito asustado fue cuando vio a Nicolás espiándolos.

―Annia, hasta cuando vas a huir de mí. Siempre que intento acercarme a ti corres.

―Peter, te dije que no busco una relación. Tú eres, un hombre bueno pero  yo  no…

Él la calló con un dedo.

―Te esperaré, tengo que irme a Jaén pero regresaré por ti. Eres muy especial para mí déjamelo demostrártelo. Adiós  mi bella Annia dijo besándola en la mejilla cerca de la boca.

Nicolás casi se cae de la escalera por la forma que se estiró para verlos. Annia en cambio sintió náuseas. Peter era un hombre atractivo pero,  le era desagradable cuando se le acercaba. Se estaba convirtiendo en una mujer frígida. Decidió olvidarse del asunto iba descargar toda su furia con ese niño malcriado que era Nicolás.

Él, estaba distraído mirando sus gafas ni siquiera la vio venir.

―¿Por qué me estabas espiando?

―¿Quién es usted?

―Maldita sea, cuantas veces debo repetirte mi nombre.

―Annia eres tú. ― Dijo Nicolás poniéndose las gafas.

―¿A quién más esperabas? ¿A un kut?

Nicolás no la escuchaba, percibió unos pasos. Intento colocarse  sus gafas  y se escondió en un espacio más grande para ver de quien se trataba.Annia perdió la paciencia y furiosa le arrebato las gafas para que la escuchara. Forcejearon y ambos cayeron por las escaleras 

Nicolás sentía gran dolor sus gafas estaban rotas. Sin embargo, lo que más le perturbaba, era  que Annia se encontraba encima de él su olor su proximidad le volvían loco  quería saborear su piel hundirse en ella. Tomar su boca de cereza y saborearla 

Annia respiraba con dificultad se perdía en la mirada  azul de Nicolás,  en su calor,  en las emociones contradictorias que tenía.  Por una parte deseaba pegarle y por otra besarlo  Ninguno supo quién acerco los labios  pero se besaron levemente con miedo cono si fueran dos niños experimentando su primer beso.

El sonido de pasos hizo que Annia recobre el sentido común y se separó de Nicolás avergonzada y extrañada había besado a otros pero nunca se había sentido así, como si tocara el cielo. Cuando se paró y vio a hacia la puerta vio a esa chica sencilla  llamada Lara  Castillo meter a 12 soldados de Dumar. Hablaba con un hombre que era que parecía ser el que los dirigía.

―Mis hombres, abrirán el campo de fuerza de Darius y las puertas para invadir el castillo. Yo me iré con usted a matar a Diana Arauz y  entregar a los niños de Darius a mi señora Inés Victoria.

Annia corrió donde Nicolás.

―Viste lo que paso Lara, no esta muerta. ¿Debemos hacer algo?

― En serio, pensé que estaba muerta.

―Mira, si no me  crees. ― dijo señalando a  Lara que caminaba rodeada de soldados.  

― No veo nada, mujer insensata. No te has dado cuenta que estoy ciego.

Annia trago, ¿ahora que harían?


Nicolás  al segundo intento  tomó las manos de Annia y la acerco hacia a él. Lleno de fe y decidido le dijo

―Confía en mi Annia  nada malo le pasara   a los hijos de Rebeca. A mí solo, tú puedes vencerme

Annia rió y por primera vez confió en un hombre.


6 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda amiga.

Saludos y un abrazo.

Nina Pilar dijo...

espero pelo proximo, como sempre mexes com a curiosidade, e nos deixa inquieto na espera...
sempre belo o teu bçog amiga, é sempre um deleite vir aqui ler-te, hoje tbem desejo-te uma super noite amiga, beijinhos sempre carinhosos...
e eu leio bem espanhol, pode eserver na sua lingua no meu blog amiga, só assim aprendo mais um pouco.

Anna princesa dijo...

Que bonito capitulo mi niña.
Me encantó de veras y ya espero con ansias el proximo.
Besitos y cuidate

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Citu me ha encantado!! El Primer beso entre ellos... qué bella escena has creado... me gusta, espero que haya más...
Bss.. amiga, espero que no tengas en estos días migrañas... yo estoy muy bien... bstos...

Alas para volar dijo...

La relación entre Ania y Nicolas, cada vez me saca más sonrisas, jeje. Estos dos nos van a dar muchos momentos divertidos.

Aunque todavía es jueves, no sé si mañana estaré por aquí, así que, feliz finde!

Muchos besos

Julliany kotona dijo...

Jamais desista de si mesmo.
Jamais desista das pessoas que você ama.
Jamais desista de ser feliz, pois a vida é um obstáculo imperdível,
ainda que se apresentem dezenas de fatores a demonstrarem o contrário. Acredite sempre em você,pois todos nós somos capazes,temos uma força dentro de nós que as vezes nem sabemos é só procurarmos,nunca desista dos teus sonhos ei você tem um gigantesco potência acredite sempre em você, Deixo a ti esta mensagem de coração você é muito especial para mim e pro meu cantinho! bjos tenha uma linda sexta feira!

Related Posts with Thumbnails