Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 12 de agosto de 2011

Corazones en la Niebla :Capitulo 3

Perdón por poner el capitulo tan tarde, en mi país es feriado y me olvide por completo de ponerlo, espero que les guste y buen fin de semana


Capitulo 3

Recuerdos


Nicolás 

Estaban ya fuera de la casa y Nicolás aún no lo podía creer, tenía unas ansias locas de matar a su hermano adoptivo. Darius lo miro con burla y le dio un empujón amistoso mientras le decía.

―Te dije, que me pagarías.

―Maldito ― gruño Nicolás, intentado pegar al pecho de su hermano.

Darius lo empujo, lo miro con desdén y le lanzo un rayo paralizante.

-Madura. No puedes portarte siempre como un niño Garnier nos espera.

-Pero, tú empezaste.

Nadie le contesto Darius desapareció dejando a Nicolás rezongando volteo hacia la casa de su hermano. Camino y entro a la  mansión sin saber el motivo que lo llevo allí. De lo único que estaba seguro es que odiaba ser el hermanito de gran hechicero Cristian Darius.  El chico indefenso, que debía siempre ser ayudado. Desde que tenia usó de razón fue considerado un milagro casi había nacido muerto y cuando era pequeño fue un niño muy débil. Aún recordaba a su madre prohibiéndole todo, siempre atrás de él. Protegiéndolo. 

Por ese motivo fue un chico solitario, apenas tuvo amigos y casi siempre era molestado. Pronto aprendió a defenderse a base de imaginación e inteligencia. Cuando Cristian Darius, fue adoptado por sus padres su mundo cambio. Su madre, le dejo más libertad siempre que fuera cuidado por él la cosa no cambio mucho a veces su hermano era peor que ella.

Nicolás se peinó con la mano el cabello, pensado que Darius nunca lo vería como igual siempre seria su hermanito al que siempre debía salvar, al que podía hacerle bromas pesadas cuando lo desease.

Tenia 27 años y se sentía 7 años en parte era culpa de su hermano y en parte de Annia Zor. Esa mujer  era tan exasperante, como bella  y  le hacía sentir inseguro y hasta tonto.

Una corriente eléctrica, le informo de que lo estaban esperado para la reunión que su mejor amigo; Garnier convoco. No le importo entro otra vez en la casa con la esperanza de que Annia lo oyera. Iba camino a la sala, cuando escucho las  voces de Annia y su prima.

―Es un tonto, un chico infantil, seguro que lo tomo sabiendo que era mió. Le encanta molestarme.

―Lo más probable es que no sabía que era tu pastel, Annia no exageres.

―No exagero se lo comió a propósito y lo peor es que me dijo gorda es un taruspido

―¿Qué?

―Mezcla de tarado y estúpido.

Nicolás no quiso oír más, salio de la casa. No era momento para hablar con ella. Dio un suspiro, mientras caminaba lentamente. No entendía el motivo de porque siempre metía la pata con Annia, aun cuando no deseaba hacerlo.

Estaba a punto de transportarse y un fuerte dolor de cabeza lo ataco. Maldijo, era preámbulo para uno de sus ataques de ceguera. Se sostuvo a un farol, el dolor era insoportable. Minutos más tarde no podía ver nada a su alrededor. Tomo unas gafas de su chaqueta debía ir a la reunión, que perdiera la visión solo confirmaba el terrible peligro en el que estaban

Montó en su deslizador, recordando lo que ocurrió 5 años antes. El momento  que cambio su vida.

Nicolás había llegado a la Isla de Shiva, "llamada la isla de las eternas lluvias" completamente solo, a pesar de la terrible discusión que se avecinaba si su hermano se enteraba. Quería ser más que un simple científico o curador mediocre. Por sus investigaciones sabía que Shiva había un gran poder y lo deseaba para él.

La isla estaba desierta, llena de insectos y animales que eran capaces de comerse a un hombre si se quedaba a oscuras. Había estado en peligro de morir muchas ocasiones. Cansado y con un gran deseo de dormir. Intento crear un experimento que lo protegiera de los animales y como apenas poseía magia. Se puso hacer lo mejor sabía era un simple apartó que lo alertaría de cualquier intruso.  Cuando casi estaba a punto de terminar el aparato le estallo en la cara pudo escapar. Pensó que iba morir hasta que un hombre alto y con cabellos negros lo salvo y lo dejo en Jaén

Fue curado de emergencia, se negó a acudir a sus padres o a su hermano su recuperación fue lenta y casi pierde la vida en más de una ocasión. 6 meses pasó completamente ciego Se gastó todo cuanto poseía, pero no acudió a su familia. No quería lastima, ni que lo regañaran por su imprudencia.

Aún recodo la alegría que tuvo cuando recupero la vista. Todo era tan perfecto, y como necesitaba de dinero acepto un nuevo trabajo enviando por Gregory. Días más tarde descubrió que volvió a quedar ciego, aunque era por minutos u horas y siempre que estuviera en peligro.

El año que paso luchando con su ceguera fue el peor de su vida solo deseaba morir,  había conocido  su mundo mejor que muchos y no encontraba nada que lo ayudara y mucho menos había cumplido con lo que le pidió Gregory. Llego a Sivcar vencido dispuesto a que su familia lo ayude con su invalidez. En el momento que iba entrar en el castillo encontró a Albus Novoa y su séquito con pancartas degradantes contra Ariel y Gregory.

Con desprecio miro al hombre gordo, chiquito y vestido con un lujoso traje blanco. Albus Novoa peleaba con su amigo Garnier que estaba junto a una muchacha a la que no podía ver el rostro.

El asqueroso de Novoa escupió a la mujer, por un segundo Nicolás pudo percibir el terror que emanaba de ella. Dejo de sentirse inútil y derivo con una piedra al tipo alevoso. El empresario intentaba pararse infructuosamente u hombre que trabaja para él consiguió ayudarlo. Cuando por fin, Albus Novoa se paró. Siguió gritándole a Garnier.

―Debería castigar a ese hombre.

―Yo, no he sido el que he merecido castigo. Ha humillado a una dama. ― Dijo Nicolás, sin ni siquiera mirar a la mujer, que lo observaba embelesada.

Por primera vez en meses se sintió útil y un poco libre de sus miedos. Novoa seguía hablando, sin parar Nicolás estaba tan aburrido  que bostezo, hasta que  insulto nuevamente a la mujer.

-Esa puta,  solo es basura, que se desecha luego de utilizarla.

Cuando Nicolás iba castigarlo de nuevo, pero oyó la voz de su hermano.

― Hermano, ni se te ocurra dañarlo ―le gruño Darius de advertencia, luego se dirigió al viejo baboso.

―Lord Noboa, no pensé verlo aquí. Desde nuestra última conversación hace dos días. Le aclare que cualquier insulto a la futura reina o a sus acompañantes iba ser castigado.Veo que no me ha escuchado.

―Quise hablar con usted. Hacerle entrar en razón, pero ha sido embrujado por una de esas rameras. ―Dijo mirando a una mujer que acaba de llegar.

Darius le mando un rayo de advertencia A Novoa y al padre de Diana.

Rebeca que aún estaba a su lado. Iba a decirle que de detenga, cuando el inventor burlonamente se expreso.

―Hermanito, ya es suficiente. ¿Vas hacerle daño al sujeto?

Darius, dejo de atacar y respiro hondo.

―Te he dicho no sé cuantas veces, que no me llames así.

Novoa que había sido derivado se paró de nuevo.

―Lo acusaré al consejo.

―Lo espero, con ansias. Entre, pero solo usted. Sin sus fanáticos y sin hacer escándalo o se va.

Prefiero irme al infierno que mezclarme con esa gentuza. ― Rezongo, mirando a Rebeca y Annia.

Nicolás no podía dejarlo así. Un poco más seguro de sí mismo, lanzo sin que se dieran cuenta polvo de Nahum a los dos hombres.

Novoa se fue hecho una furia. Cuando se iba su traje empezó a romperse. Y quedo totalmente desnudo. Salio corriendo lleno de vergüenza, tapándose sus partes privadas con las manos mientras corría.

Darius, lo vio con reprobación.

Nicolás solo río, pensando que le hubiera gustado ver el rostro de la joven que salvo.  Estaba  con dolor  de cabeza  y nuevamente  ciego.  Sin ánimos fue a la  fiesta  luego de la ceremonia  religiosa.
Como estaba de mal humor, se pasó esquivando a las personas que su hermano quería mostrarle.

Una tal Annia o Alice como se llamase lo perseguía incesantemente y fue muy brusco al decirle que se alejara de él. Se disculparía luego, por el momento estaba interesado en encontrar a Garnier para  que le presente a la mujer que ayudo. Más tranquilo recupero la vista y la primera figura que vio fue de una mujer espectacular vestida de rojo, tenía el cabello y unos ojos negros que prometían el paraíso.

Nicolás se acercó a ella, tratando de conquistarla. Cuando ella lo vio, hizo una mueca a lo que él no presto atención.

Hola preciosa, ¿Por qué estás sola? Me presento soy...

Ella lo interrumpió -Nicolás Fritz, ya fuimos presentados.

En serio, como pude olvidarme de una mujer tan bella.

―No miento, me llamo Annia Zor, tal vez eso le recuerde la memoria y, por favor, déjeme en paz.

Nicolás un poco triste fue a beber. La fiesta perdió su encanto, no podía olvidarse del papelón que acaba de hacer.

Habían pasado dos horas y volvio a tener un ataque quedando ciego nuevamente. Iba a su habitación cuando choco con alguien. Annia se levantó enojada del piso cuando vio a Nicolás, iba pedirle perdón pero no lo hizo.

Disculpe señorita, ¿está usted bien?

Sí, gracias.

Algo en su voz o su perfume hizo que Nicolás quisiera saber de ella. Así que pregunto.

¿Cómo te llamas preciosa? ¿Quisieras acompañarme a la fiesta?

Annia resoplo y le grito.

Cuantas veces, debo decirle que me llamo Annia Zor.

Nicolás trato de pararla pero ella se fue.

Un choque eléctrico le volvió a la realidad, pronto llegaría a la reunión.


7 comentarios:

Sakura Hikari dijo...

Hola Citu!
Me encanta como va la historia, aunque podre de Nicolas siempre le pasa algo :S
Q tengas un lindo fin de semana!

Maria Urra dijo...

OMG!!
Me encanta>.<!!!
y si es cierto, a Nicolas siempre le pasa algo jaD:
Espero la continuacion!!
Besos

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Guau Citu!! TE ha quedado fantástico y me ha despertado unas ganas locas de conocer cómo sigue la historia, está estupendo, como siempre.... Hija, cómo mezclas las cosas novedosas con tiempo antiquísimos... maravillosamente, es tu don!!!
Bss... ya me tienes atrapada, ja ,ja...

LuZ dijo...

Hola!
Estoy encantada de poder empezar una historia tuya desde el principio, y me encanta lo que he leido.
Tienes una gran imaginación, un gran elenco de personajes muy bien definidos, y de los que enganchan. Y tu prosa es fresca y dinámica.

Quedo a la espera de ver cómo continua, ya me tienes enganchada, jejeje!!

Besos y que tengas una buena semana!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda amiga.

Saludos!

Anna princesa dijo...

Menudo capi!! siempre me dejas con ganas de mas.
Fabuloso cariño

Iris Martinaya dijo...

Tarupido, jeje. Ania es única para insultar. Me he acordado de esos primeros encuentros que tenían y que Nicolas nunca recordaba quien era ella.

Me voy por otro

Besos!

Related Posts with Thumbnails