Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Corazones en la Niebla :Capitulo 8

Bueno aquí tengo un nuevo capitulo, es chiquito , pero ando media enfermita me duele la muela espero que les guste y les mando un gran beso.

Capitulo 8

Las preocupaciones de Darius.

Cristian Darius


Annia camino lentamente aun sorprendida. No lo podía creer había besado a Nicolás peor lo había deseado tanto, que casi se le lanza encima. No entendía que le estaba pasando solo sabía que debía alejarse de él lo antes posible

Se metió en la cama, se prometió que a primera hora le diría a él que solo deseaba su amistad y que no volverían a besarse. Ella no quería o necesitaba tener una relación y Nicolás Fritz era el menos opcionado, si alguna vez se decidía a tener una. No debía volver a besarlo de eso estaba segura entonces porque el solo pensar dejarlo o no volverlo a ver le hacía sentirse completamente infeliz.

Nicolás miraba con furia a su hermano Darius aun comía lentamente un melocotón. Meditando, todo lo que había pasado esa noche. Odiaba sentir miedo no por su vida si no por la de sus seres queridos.

Aún sentía escalofríos y temor cuando vio a Nicolás retorcerse en el piso. Sabía que su hermano le ocultaba algo y que eso podía matarlo. Volvió a sentir miedo y algo de incomodidad. Él y su hermano siempre habían sido muy unidos. Ahora sentía que Nicolás le había puesto una barrera inquebrantable entre los dos. Recordaba cuando eran niños y su hermanito lo idolatraba y seguía por todos lados. Sentía que le dolía el corazón haber perdido ese vínculo y ni siquiera darse cuenta de eso hasta muy tarde.

Pero no solo estaba preocupado por Nicolás, sino por Rebeca, sus hijos y sus amigos. Solo tenían 100 días para salir victorioso de ese mal.

Había pasado buscando algo sobre las piedras, desde que llegó a casa y se hubiera quedado investigando toda la noche, si no hubiera sido por su esposa. Solo pensar en su esposa le hizo arde de deseo, no importaba que estuvieran casados ya tres años. Cada encuentro con ella era único y memorable.

Cuando Rebeca llegó a su estudio no pudo evitar la tentación de amarla de forma desesperada intentado grabar sus rasgos, su olor y su sabor por si no llegara a verla nunca más. Ella lo llevo a rastras a su habitación. Antes de ir allí, tuvo la precaución de poner   un hechizo para cuidar su investigación.

Hubiera seguido amando a su esposa sin descaso. Si no hubiera detectado una alarma, alguien había entrado a su despacho e intento leer su trabajo. Se imaginaba que era Kellen o uno de sus secuaces, que los espiaba. No podía ver su forma, ni localizarlo pero sabía que estaba ahí al asecho, esperando el menor signo de debilidad. Por lo que decidió que partiría mañana Anexu, con Rafael y aunque su hermano se moleste no ira con ellos, era demasiado peligroso.


Un gruñido le devolvió a la realidad

― ¿Por qué sigues aquí?

― ¿Quieres ayuda Nicolás?

― Ya hiciste bastante esta noche

― No me aparecí para arruinar tu excitante vida amorosa alguien está acechando nuestra casa.

―¿En serió?

―Porque otra razón me levantaría de la cama. Estoy preocupado Nicolás tengo miedo por mis hijos, mi esposa, mi familia en general y como estás enterado tú perteneces a esa categoría.

Nicolás lo miro escéptico, mientras seguía cocinando. Darius prosiguió.

― ¿Qué te paso esta noche? ¿Qué ocultas?

― Nada. ― Dijo Nicolás mirando la mezcla para hacer crema y decorar el pastel.

― Nicolás mírame. ¿Qué le suceden a tus ojos?

El científico, observo fijamente a su hermano.

― Nada, ya te lo he dicho.

― Algún rato tendrás que hablar.

― No sé de ¿qué forma hacerme entender? No oculto nada. ¿O me ayudas a cocinar o te vas a acostar?

― Sí tú lo quieres así hermano. Esperaré, sabes que soy paciente y tarde o temprano me lo contaras.

― No, tengo nada que contar.

-Procura no quemar el pastel. Me agradaría Annia de cuñada, es una buena chica.

―No ando enamorado de Annia. No sé, como se te ha metido semejante idea, solo quiero su amistad.

―Nicolás aun eres un niño o un tonto, sino te has dado cuenta que estás loco por ella.

Cuando se fue Darius, Nicolás movió su cabeza con desaprobación aun estaba en la cocina y cortaba melocotones. Su hermano estaba loco. No sentía nada por Annia aunque se moría por besarla, a pesar de que estaba en sus pensamientos día y noche. No demostrara que estuviera loco por ella.

Su hermano era un tonto siempre lo estaba cuidando. Estaba seguro de que salio en medio de la madrugada solo para molestarlo. No había nada ahí fue a la ventana y miro alrededor. Todo estaba en calma, iba de nuevo a la cocina cuando sintió un dolor terrible en la cabeza, sentía que sus ojos iban a salirse. Se tambaleó y agarro de las cortinas , intentado respirar.

Como pudo se mantuvo de pie y puso sus gafas especiales regreso a mirar a la ventana y vio a Lara Castillo ir a las sombras y desaparecer.

Se quitó las gafas, ¿ se le habrían dañado? Esa mujer estaba muerta , volvió a mirar a la ventana y no encontró nada. Fue cuando percibió un olor ha quemado.



10 comentarios:

María Spampinato dijo...

Uy que mal... se le terminó quemando el pastel :(
jajaja buen cap.
Nos leemos Citu.... besos!!

Wendy dijo...

Me parece que las dudas de Annia le van a dar muchos quebraderos de cabeza a Nicolás, va a tener que hacer un buen curso de repostería.
Lo que vio aquella noche debe de ser terrible ya que le causa tanto temor, debería de confiar en su hermano Darius, podría ayudarle.
Que se mejore tu dolor de muelas.

Besos.

Eileen dijo...

Upps! La cocina! Y el pastel! Me gusta que Darius este preocupado por su hermano y su familia, pero Nicolas no le esta poniendo las cosas faciles.

Es cierto, el vinculo entre ambos esta dañado, pero no se ha quebrado por completo.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Los pasteles!! Uno el que se quema en la cocina!! y dos descubrió al intruso! solo que quizás no crea que cocinó dos pasteles, y se coma el de melocotón... umhhh! qué ganas me entraron de melocotón en almíbar, querida... a estas horas lo mejor es irme a cenar, je ,je...
Bss...

Anna princesa dijo...

Madre mia!! se pone, se pone interesante
ay ay NIcolas y el amor...
Me fascinó el capitulo.

Besos

Sheyla Drymon dijo...

joo pobre se le quemó el pastel, y por favor que Nicolás se de cuenta que si está enamorado de Annia aunque no lo crea, un besito ^^

Lilyka dijo...

Estuvo muy bueno, aunque lastima se le quemo el pastel y le aguaron la fiesta. Ojala y sigas mejor de tu dolor de muela amiga.

valquiria silveira dijo...

Quantas vezes estamos tristes, desmotivados, meio perdidos ou até estamos passando por algum período de muito sofrimento. Coisas assim acontecem com todos, mas tenho algo a dizer para você. Não desista.Peça ajuda a Deus para que lhe guie e de sabedoria, porque Ele pode te ajudar quando você estiver triste e desmotivado. Peça a Ele para te dar mais força para você agüentar esse período difícil e para que não desista. Vamos, sei que você consegue. Fale com Ele.Estou em mudança em busca de meus sonhos vou ficar um tempo afastada mas volto logo. Deus abençõe vc bj no coração!

Cam dijo...

Adoro a Nicolás!! Aunque concuerdo con Darius, o es un niño, o es un tonto.
Ama a Annia!! Se le nota... ah!! me encantó el capi, Citu, espero que publiques pronto

Iris Martinaya dijo...

Oh, se le ha quemado la tarta!! Que pena, con la pinta que tenía, jeje. Espero que Nicolas le cuente pronto a su hermano lo que le pasa, antes de que pase algo...

Cuídate guapa, besos

Related Posts with Thumbnails