Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Corazones en la niebla. Capitulo 19

Bueno aquí les dejo un nuevo capitulo y respondiendo a tu pregunta  si hare   tres libros más de esta saga y la terminare. Un libro sera de Moley, otro de Rafael y de Saint Germain. Ahora les  dejo con   mi relato espero que les guste,

Capitulo 19  


Los planes del rey Epifanio



Epifanio miro temblar a Annia y sonrió. Todo iba según sus planes. Había diseñado esta estrategia por las evasivas de Gregory. Quería saber la verdadera razón por la que se le pedía su preciada piedra Brinsi, su familia había dado la vida por poseerla,  no la iba dejarla sin un buen motivo. 

El momento que iba mandar algunos espías, la princesa Yusbel se ofreció al sacrificio con sus amigas para venir a robar su piedra. Estaba seguro de eso, cuando vio a las muchachas lo pensó fríamente antes de escoger a Annia, ahora aplaudía esa elección. La mujer no solo le tenía asco sobretodo le temía. Estaba en la puerta con sus grandes ojos negros bien abiertos, pensando con que golpearlo. Epifanio nuevamente la miro con lasciva y sonrientemente, como si tuviera las cartas ganadoras.   Annia solo quería salir corriendo y se fue acercando a la mesa el candelabro sería ideal si deseaba golpearlo , estaba con las manos atadas pero tal vez pudiera tomarlo así. 

─Ven a sentarte y ni se te ocurra creer que vas a poder vencerme. Annia no vas poder golpearme. No te haré daño, si haces lo que te pido. 

 ─No se atreva a tocarme. ─Grito Annia con desprecio. 

 El rey rió. Pasaron uno minutos en silencio Annia tensamente sentada a punto de gritar o llorar, no lo sabía, mientras el rey solo veía meditando que hacer. Cuando hablo, Annia se asustó. 

 ─ Annia, te deseo eres una mujer muy bella. Aunque lo dudes no pienso tocarte en contra de tu voluntad. No tengo necesidad de eso solo con chasquear mis dedos cientos de mujeres se tirarían a mis pies algunas más bellas que tú. Solo quiero que me digas la verdadera razón por la que quieren la piedra de Brinsi. 

No creo esos cuentos que Rostov me ha dado, sobre que el mundo se va acabar en 100 días, si no les doy la piedra No soy un hombre tonto sé que debe haber un motivo importante para que se hayan mezclado. Además, la reina Ariel y esa huida hacia dentro de nuestra frontera con Anexu, es muy intrigante. Te juro, muchacha que si me dices la verdad, ayudaré a tus amigos a los que están en Anexu y daré la piedra a Gregory.

Necesito que me digas la verdad, y no intentes mentir que lo haces muy mal. 

 Annia se quedó callada unos minutos la verdad, no había muchos caminos. Tenía que ayudar a Nicolás y el rey debía saber algo. No confiaba en él, pero decidió decirle cuanto sabía.No podía empeorar las cosas. En toda la conversación el rey apenas le miro. Ella hablaba sintiéndose impotente y llena de miedo. 

Minutos más tarde,  fueron interrumpidos porque tocaron la puerta. Annia callo un poco nerviosa y expectante. 

 ─Majestad el rey de Sivcar ha traspasado nuestras fronteras. 

 ─Llámenle y díganle que me vea en Aris. Su esposa lo está esperando allí y yo iré en poco tiempo. También busca a la princesa Adela necesitó charlar con ella. El hombre asintió. 

─¿Se le ofrece algo más majestad? Por el momento no. Puedes macharte.   El soldado,  volvió a asentir y se inclinó. 

 Cuando se fue el rey se acercó a Annia , ella volvió a temblar. 

 ─Tranquila, si te mueves te lastimaré.    La desato, para sorpresa de ella. 

Luego entró la  princesa dragón. 

 ─ Adela libera a la princesa Yusbel y sus amigas, he logrado lo que he deseado. También prepara las naves rápidas para ir a Aris. Quiero,  5 de tus mejores hombres nos acompañen. 

 ─ Tío, es muy peligroso. 

 ─Lo sé- Miro a Annia y le pregunto 

 ─¿Qué esperas para salir? ¿No quieres ir Anexu y liberar a tus amigos? 

 Annia seguía sorprendida asintió y se marchó, mientras el rey discutía con su sobrina. Luego de unos minutos, llegaron Yusbel e Inara se vistieron rápidamente con pantalones y pudieron llevar armas.  En los hangares estaba el rey esperándolas con su sobrina que las veía de mala manera. 

A Gregory le sorprendió el escueto comunicado del rey Epifanio, cuando aterrizo, Ariel lo esperaba un poco preocupada. Se abrazaron y besaron saboreando el momento de paz, fueron interrumpidos por el la llegada del rey Epifanio. 

 ─Majestad, pido una explicación ─ Dijo altivo y frió Gregory. 

 ─Yo no te debo ninguna explicación pequeñin. Tú necesitas mi ayuda, mi piedra de poder y no puedes perder más tiempo. Te propongo un trato. En vez de irse al castillo fueron a la nave del rey de Sivcar, luego de unos 15 minutos Gregory accedió el convenio, porque no tenía más remedio y eran solicitudes justas. 

 1. Al rey cuando la crisis acabara le devolvían la piedra Brinsi además se le sería concedida la piedra Reus . 

 2. Desde ahora el rey Epifanio sería informado de todos los movimientos y un represéntate de él ayudaría en la misión. (La princesa dragón) 

 3. Gregory y Sivcar apoyarían y protegerían a su sobrina cuando muriera, a pesar de poder desencadenar una guerra. Ya que el rey quería que ella tomara su puesto en vez de sus innumerables y tontos hijos. 

 Cuando se firmó el acuerdo, fueron a las afueras de Anexu, a salvar Darius y sus amigos. Gregory no tenía ningún plan , pero el rey Epifanio si lo tenía espera que no fuera demasiado tarde y que la estrategia funcionara.



1 comentario:

Iris Martinaya dijo...

Hola mi Citu

Siento la tardanza, he estado algo pachucha. Menos mal que el rey Epifanio ha querido colaborar, me voy a por el siguiente a ver que pasa.

Besos

Related Posts with Thumbnails