Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Corazones en la niebla. Capitulo 26.


Bueno aquí les dejo un nuevo capitulo espero que les guste y les mando un beso 

Capitulo 26
 La advertencia de Sophie 

Sophie

Habían pasado dos días desde que partieron de Jaén. Llegaron a Icapur la noche  anterior. Adela esa misma mañana fue a hablar con su abuela la temible reina de Yasumir, esperando que los ayudara. Mas , ni si quiera se dignó a verla. Sabía que estaba enojada por haber preferido irse con su tío que elegir el destino que su abuela esperaba que tomara.

Fastidiada camino a la pensión donde se habían alojado. cuando sintió que alguien le seguía. Asustada viro camino al mercado que estaba a punto de cerrar  y se metió entre la multitud de personas que hacían sus compras. Su perseguidor fue tras ella y lo pudo divisar. Furiosa resoplo no era otro más que el tonto de Rafael Santinni y estaba dispuesta a darle una lección. 

Fue a tienda donde ponían ropa y fingió mirar un hermoso vestido blanco Rafael sonrió al ver a la princesa mirar la prenda. Era tan hombruna que no la podía imaginar con vestido, aunque no podía negar que era muy bella. Y de solo pensar verla con ese vestido se puso todo duro de deseo. Busco a la princesa con los ojos y se dio cuenta que ella había desaparecido. Camino entre la multitud, buscándola . Hasta que sintió una daga en la espalda. 

― ¿Me buscabas? 

― Princesa Pulga. 

― No vuelvas a seguirme o no me importara    lo que diga Darius y te cortaré la cabeza o algo más interesante. ― Ella topó con daga cerca de la entrepierna. Rafael tragó saliva. Adela  rió y se marcho dejándolo confundido. 

Cuando llego en la pensión Nicolás y Darius, aún traducían un libro y estaban discutiendo, sobre la piedra rehus. Ella se acercó a saludarlos y ellos apenas la miraron mientras veían un libro polvoriento. 

―¿Cómo va la investigación? ¿Han encontrado algo de utilidad? 

―Solo la imagen de la piedra, se hizo un collar con ella o eso dicen las leyendas. 

Adela, un poco curiosa se acercó a ver el libro 

― Déjame verla. 

Nicolás se hizo aún lado. 

― Claro. La princesa, miro la hoja desgastada y amarillenta. ―Por la diosa ―chillo y le dio un codazo a Nicolás que se acercó a ver si todo estaba bien 

―¿Qué pasa? ― Dijeron Nicolás y Darius. 

―He visto ese collar. 

En ese instante entraba Rafael con  unas cajas. 

― ¿Qué has visto? 

― El collar del libro.  Rafael se le aproximó preocupado Adela no podía respirar, él estaba demasiado cerca de su cuerpo y este le traicionaba . Sentía un escalofrío en su vientre ,unas ganas locas de verlo, perderse en sus ojos grises y probar esos labios gruesos que últimamente la asechaban. La voz exasperada de Darius hizo que se alejara de sus deseos y hablara intentado sonar tranquila.

 ―¿Dónde lo viste? 

―Es el collar Chuchú. 

―¿Quién es Chucho? ― Dijo Rafael, curioso y levemente celoso. 

― Chuchú, es la mascota de mi abuela. 

―Dudo que un simple perrito tenga una joya tan importante.  Adela se separó de Rafael y tomo el libro para mirarlo de nuevo. 

―No es un simple perrito y su dueña es la reina de Yasumir. La mujer que mi tío teme sobre todas las cosas. Si tiene la piedra será difícil convencerla que nos la dé. 

― ¿Por qué ?    

― En cualquier causa que mi tío está metido ella se pone en contra. 

Darius miro al libro y luego pregunto. 

― ¿Pudiste obtener una audiencia con ella? 

― No, espero tener suerte mañana. Hay que hacerla entrar en razón.

 Rafael volvió a acercarse a la princesa. 

― Si no podemos robar a Chuchi 

Adela rió con amargura. ―Chuchú es una pantera nieluz, muy pocos se atreven a acercarse porque escupe fuego o hielo y sus grandes poderes pueden ocultar los de la piedra. 

―Pensé que esas panteras estaban extintos. 

―Rafael, que pocos conocimientos tienes. Si hay poco especímenes en especial aquí en la frontera entre Yasumir y Jaén. ― Dijo Darius pensando. 

Alguien tocó la puerta. Todos se callaron Nicolás tomo el libro. 

― ¿Qué desea? 

― La cena esta lista puedo pasar. 

― Espere un momento. Nicolás y Darius quitaron los libros. Rafael y Adela abrieron la puerta ambos estaban armados , por si acaso. La criada dejó una carrito con la cena y se fue después de dar un guiño y una sonrisa al ladrón. 

Nicolás termino de poner la mesa ayudado de Adela, para luego decir. 

―Puede que no sea el collar . Debemos verlo. 

Darius gruño como señal de aprobación. 

La comida transcurrió en silencio. Rafael no dejaba de mirar a Adela que apenas comió. Nicolás devoraba la comida como si fuera la ultima que iba tener, mientras Darius gruñía y comía al mismo tiempo. 

Luego de la cena, todos menos Adela se fueron a descansar, ya ella le tocaba estar de guardia. Rafael iba buscarla para hablar con ella pero Darius no se lo permitió. 

―Déjala tranquila Rafael no la acoses. 

―Yo hago lo que quiera.― Dijo Rafael, pero no la busco. 

Sophie suspiro, y quiso coger aire. A pesar de ser un fantasma, extrañaba respirar. Había evadido a varios ugis para llegar y casi no tenía energía. El rato que congelo a Saint Germain para impedir su transformación sellaría su muerte. Dentro de poco, se convertiría en nada. Debía llegar a avisar alguien el peligro en que se encontraban, pronto los monstruos mataría a todo ser viviente.

Se miró sus manos transparentes no era eso, siempre estaba incompleta no era nada, no pertenecía a ningún grupo . Siempre sola, dejo de pensar en eso tenia una misión. Lo ugis casi estaban extintos, pero hace unos meses Kellen los trajo de vuelta. Ellos cercaron el palacio de Saint Germain, y ella para salvarlo lo congelo. 

El hechicero leía un libro y por más que trato de llamar su atención no logro. Rendida fue a mirar si ya llegaban  los ugis. Cuando se tropezó con un hombre semi desnudo. Nicolás salía de la ducha e iba a cambiarse. De repente sintió frió y un fuerte dolor de cabeza. Cerro los ojos sabiendo que pronto tendría un nuevo ataque. De repente sintió un golpe y miro a una muchacha traslucida. 

― ¿Quién eres? 

― Puedes verme Sophie casi salto de alegría y hasta que lo miro desnudo. Sintió que se sonrojaba , agachando la cabeza. Se concentró para hablarle. ―Vine a advertirte. 

―¿Quién eres? 

― Me llamo Sophie Devereux, morí hace 175 años, asesinada por mi esposo Mikael Kinas. Estuve vagando por el mundo hasta que los ugis de Kellen quisieron atraparme, Intente salvar a Saint Germain que al igual que tu pudo verme. 

Nicolás se rascó la barbilla antes de hablar. 

― Si mal no recuerdo los ugis son monstruos que devoran a fantasmas y el alma de las personas hasta transformarla en otra criatura. No pueden entrar a menos que se los invite. 

Kellen a hecho que sus colaborador los dejen en todos los grandes castillos. Hace un momento, vi al ultimo. Un hombre llamado Peter Berling, los metió al palacio Sivcar una carga de ellos Ya el palacio de Dumar está rodeado y por lo que vi Jaén y Yasumir sera infectados pronto. 

Nicolás se movió incomodo a la  ventana y exclamo. 

―¿Estamos rodeados? 

―No, eso es lo más raro se fueron más al norte.  Nicolás sintió un escalofrió en la columna iba por la piedra Rehus Adela tenía razón y su abuela era dueña de la piedra Rehus. 

― Espérame. Nicolás fue en busca de su hermano. 

Era tiempo, de madurar, era tiempo de contarle a él y a los demás su gran secreto. Tenía que hacerlo por la mujer amaba era la única forma de salvarla.



4 comentarios:

vampiresa dijo...

Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!! que tal encanto, espero que estes bien. El capitulo con muchas intrigas, espectacular e interesante. Me ha gustado mucho.

saludis vampi

PD: entradas nuevas: verguenza mucha verguenza y volver, volveeer, volveeer......

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Uyyy por fin puede comunicarse la chica fantasma y se pondrán en marcha!! Desde luego que acercarse a la panterita para quitarla el collar no va a ser fácil ¿verdad amiga? Ya veremos cómo te las apañas, je ,je... Bss... y cuídate.

mientrasleo dijo...

Esta vez tengo muchísima curiosidad por saber como vas a desenredarte. Estas tejiendo una acción completísima.
Un saludo

Iris Martinaya dijo...

Oh, lo de Adela y Rafael va para adelante, jeje. Estos dos me gustan mucho, y que triste la historia de Sophie.

Un beso

Related Posts with Thumbnails