Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Corazones en la niebla. Capitulo 27 ( segunda parte)

Bueno aquí les mando la segunda parte de mi capitulo, espero que les guste y tengan un buen miércoles.

 Capitulo 27 ( segunda parte)

 Comienza el ataque 

 Un  Ugi 

 Ni bien, Rafael acabo de hablar con Moley, fue a las habitaciones de Nicolás, no espera verlo el en pasillo. Su amigo, estaba semi desnudo en la puerta. Lucía confundido. 

 ─ Nicolás, Nicolás. ¿Qué pasa? 

Transcurrió un momento. Sophie se quedó perpleja mirando el torso desnudo del amigo del científico. Parecía que había hecho ejercicio y su cuerpo estaba lleno de sudor. Sophie se preguntaba como sería tocarlo.    Nicolás le miro de forma reprobatoria, como si leyera sus  pensamientos. Mientras se masajeaba la cabeza, el dolor era insoportable, respiro hondo antes de ordenar. 

 ─ Rafael busca Adela, pronto seremos atacados. 

 ─ Lo sé. Moley me acaba de mandar un mensaje . Debemos ir a la isla de Eirlia con el arma. 

Nicolás sintió un escalofrío, el miedo corría por sus venas. Solo saber que sus seres amados corrían peligro, hizo que no saliera huyendo. 

 ─ Ve por Adela te espero en la sala. Me visto y busco a Darius. Sophie siguió a Nicolás al cuarto, él. El científico molesto le grito. 

 ─ ¡Sophie! voy a vestirme. Espérame en la sala. Ella, se sintió acalorada, si había un fantasma que pudiera sonrojarse era ella. Fue a la una pequeña habitación totalmente avergonzada. Es que había pasado tanto tiempo para acercarse a los humanos y no sabía comportarse. ¿Qué pensaría Nicolás Fritz ? 

 Nicolás se acercó a Darius que seguía leyendo y apenas le tomaba en cuenta. ─ Cristian, necesitamos hablar. Darius dejo el libro apoyado en sus piernas y lo miro inquisitivamente con sus ojos violeta. ─ ¿Qué pasa ? Gruño. 

 ─ Vamos a ser atacados, ve a la sala . Tengo cosas que explicar Me visto y te sigo. Su hermano iba objetar , pero el rostro preocupado del científico detuvo cualquier comentario. 

 Minutos más tarde todos estaban sentados. Nicolás oía, la respiración de todos A lo lejos Adela hervía café y su hermano nervioso golpeaba la mesa con sus dedos. Se aclaró la garganta para hablar 

 ─ Los cite por dos razones La primera para confesarles algo que ocultado hace mucho. Hace 5 años fue a la isla de Shiva y un experimento hizo que me quedara ciego, en los momentos que hay peligro. Creo que por eso, soy el único que ve el arma que nos proporciono Bakar. Gracias a esa ceguera puedo ver fantasmas y ugis. 

 ─ Los ugis no existen es como el coco, mentiras para que los niños se porten bien. ─ Bromeo Rafael, mientras iba por tazas para el café Nicolás resoplo para luego contestar 

─ Si existen, fueron los ugis los que atentaron con la vida de Saint Germain. 

 ─ ¿Por qué estás tan seguro? Pregunto Darius. 

 ─ Ya que les veo , aun no entran en la pensión pero lo harán pronto y un fantasma me lo confirmo. Ella es amiga de Saint Germain, cuando unos ugis intentaron asesinarla él la rescato. Ahora ella intenta salvarlo, y ayudarnos. Sophie, me contó que ahora Gregory y los demás habitantes del castillo están en peligro. Como si no tuviéramos problemas también va por Ariel, la piedra que tiene el rey Epifanio y la piedra rehus en  las colinas. 


Adela  dio un pequeño grito.


 Casi sin voz susurro Nicolás continuo. ─Una gran cantidad de ugis se están levantando y están dispuestos acabar con todos. Creo  que la piedra  rehus  esta con tu abuela Adela, 

 Rafael jugando con el mantel, con el rostro preocupado dijo ─ Eso confirma, el mensaje que me envió Moley hace algunos minutos. Toda Nuis esta en peligro Bakar lo contacto y pide vernos en la isla de Eirla con las piedras y el arma. 

 ─ Maldita sea, ─ gruño Darius. 

 ─ ¿Y como los enfrentaremos si ninguno puede verlos? 

 ─ Los niños, las mujeres embarazadas y los osian pueden verlos. Hay tres formas de matarlos, con fuego en los ojos, agua bendita y quitándoles una piedra que llevan en medio de la frente, ya que como es su esencia vital los mataría. 

 ─ Parece muy fácil, si lo veríamos. 

─ Respondió Adela tomando un sorbo de café, que acaba de servir. 

 ─ No se preocupen intentaré hacerles unas gafas, para que aunque sea distingan sus formas.

 ─ ¿Ahora que hacemos? Todos se quedaron en silencio mirando a Darius, esperando que decidiera algo. El cerro los ojos. Vislumbro a su esposa y a sus pequeños hijos luego la imagen de Ariel apareció, era su deber o su familia. Nicolás toco su hombro 

─ Hermano no te preocupes, hallaremos la mejor solución. Darius lo miro, Nicolás ya era un hombre, había tenido que confesar algo que le avergonzaba para salvar a sus seres queridos. Respiro hondo para decir 

─ He tomado una decisión, llamaré a Ariel para comunicarle del peligro e iré con ella. Nicolás y Sophie irán al castillo. Voy a llamar a Gregory a alertarle, para que evacue el edificio si es posible. Adela llama a tu tío para que huya y nos vea en Eirlia. La princesa asintió. 

 ─ ¿Y la piedra rehus ? Adela se adelantó a Darius al decir. 

 ─ Rafael y yo iremos en su busca. Minutos más tarde todos estaban empacando para irse de ahí lo más rápido posible Nicolás estaba alterando unas gafas para que sus amigos pudieran ver a los ugis, su hermano entró. Él lo vio 

─ Ya voy Cristian, pero con esto los podré ayudar en algo, deja que termine. Estoy a punto de acabar. 

 ─ No es eso, Nicolás. se viró para mirar a su hermano, aunque en ese momento era una gran mancha de calor.

 ─ ¿Entonces? Darius se aproximó a él y lo abrazo. ─ Estoy muy orgulloso de ti hermano. Te pido que te cuides y rescates a mi familia no confiaría en nadie más. Nicolás sonrió sintiéndose nervioso. Minutos más tarde todos partieron a su misión. 

 ***** 




 Annia no podía dormir, ya mismo amanecería, estaba moviéndose en la cama de un lado a otro, oyó a su pequeña mascota gruñir. Abrió los ojos alguien estaba tratando de entrar, paso atravesando la puerta. Un olor asqueroso a cloaca. casi la hizo vomitar. Lo que más la asusto era la imagen de esa criatura, era un ser enorme que tiraba a su paso lodo y sangre. Tenía tres ojos dos de color blanco y uno rojo en medio de la frente su nariz era enorme y su dientes eran dos colmillos largos podridos. La buscaba pero pareció no verla, entonces Annia se dio cuenta que era ciego de los dos ojos, ya que parecía rastrear a las personas o seres con su gran nariz. 

 Estaba arrastrándose para salir de la habitación cuando una mariposa se acercó al monstruo, que lo congelo mientras absorbía el cuerpo de animal con su ojo rojo. Annia casi grita debía salir de ahí y alertar al resto del castillo. Se escabulló sigilosamente, esperando que la criatura no la olfatee, abrazaba a lady la perrita que le dio Nicolás con fuerzas. 

Salio de la habitación, casi se muere del susto. Habían 5 criaturas más unas 3 se dirigían a la habitación de sus sobrinos y otras dos a la de su prima. Lulu y Cleo ladraban como locas. Rebeca fue con ellas y con escoba en mano iba temiendo algún intruso, las atacara, Annia tembló, su prima iba gusto donde se encontraban esos asquerosos seres. 

 Mientras tanto, Gregory miraba un retrato de Ariel, la extrañaba mucho. Sintió un llamado en su hombro, y otro por medio del comunicador. Atendió primero el de su amigo Cristian Darius pensando que le daría algun informe d su progreso en busca de las piedras. Cuando se comunicó con él. Se puso libido, sus hijos y todos los habitantes del castillo estaban en peligro. Luego miro el otro mensaje era de Moley que también lo alertaba y le indicaba ir a la isla de Eirlia . 

 Salio de la habitación con un arma que disparaba fuego aunque no los podía ver, algo debía hacer puso la alarma para que la gente del castillo pudiera por lo menos escapar. Iba a ir a la habitación de sus hijos cuando sintió que alguien lo empujo. 

 Era Sandgrey que lo tiro al piso, mientras su hermano atacaba algo que Gregory no podía ver. Darius le había contado del su enemigo "los malvados ugis", llamados "los demonios de la noche". Eran criaturas grandes, asquerosas, malvadas y tontas que solo los niños y ciertas personas podían ver. Solo había tres formas de matarlos, atacarlo en medio de la frente con fuego, sacarle el ojo rojo o echarle agua consagrada a la diosa. 

 Con miedo por su hijo grito. ─ Atácalo en medio de los ojos SandCriff. Ten ─ Le tiro, el arma sintiendo tanto miedo con si él fuera a pelear, pero confiando en la habilidad de su hijo, era su única salida. Él  lo había empezado entrenar  esperaba que fuera suficiente.

 ************* 

 Darius ya había avisado a Gregory, estaba lleno de miedo por más que quiso comunicarse con Rebeca no podía. Solo repetía. 

 ─ Llega Nicolás salva a Rebeca y a mi familia. Dale hermanito, confió en ti. Cuando llego el palacio de Saint Germain estaba sitiado por los hombres de Negui, se puso las gafas especiales de Nicolás, y percibió muchos ugis entrando al castillo y tomando cuanta vida se le lleve en el camino. Arik y Ariel estaban saliendo en unos deslizadores para irle a encontrar.  Cuando Ariel fue levantada en los aires y las sombras que le daban la vida volaban fuera de ella llamadas por Aviel Negrui y otro hombre, que seguramente sería Kellen. 

 Arik intento ayudarla. Sin embargo, un ugi muy grande se lo impidió, estaba absorbiendo su vida. Darius se apresuró a ayudarlo mando un rayo a la frente del animal y este murió. Arik estaba tirado en el piso, de tierra dejo un campo de energía para que no puedan atacarlo y fue en busca de Ariel. 

 ************** 

 Adela agradecía que Rafael. Ambos cabalgaban a un pequeño santuario donde su abuela se refugiaba cuando no quería hablar con nadie. Rafael parecía muy distinto como queriéndose concentrar en la batalla, le tenía envidia ella no podía hacerlo. Lo único que hacía era pensar era en su abuela y tío. Esperaba que no corran peligro. Se quedo mirando a su compañero, para darse valor y ese fue un error. Él era un hombre muy atractivo, con ojos negros como la noche y la boca gruesa más bella que había visto. Se preguntó como sería besarle. 

 ─ ¿Te pasa algo? –─ Dijo, Rafael, preocupado deteniéndose. 

 ─ No, nada. 

 ─ ¿En que estás pensando? 

 ─ Yo, yo, en nada especial. No molestes. 

 ─ Así, que te pongo nerviosa. Eso me agrada, aunque no es el momento para hacer lo que tanto deseas. Ella se puso de frente él, furiosa y le grito. 

 ─ Pedazo de gorila, que te has creído. Rafael, iba contestar cuando sintió un desagradable, olor. Se puso los lentes y vio que estaban rodeados de ugis, como iban a salir de esta trampa. Esperaba que los demás no tengan tantos problemas.




5 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda amiga.

vampiresa dijo...

Un capi espectacular encanto.

y aparte te aviso que he subido una de mis entradas favoritas que hacía días que no hacía, mi opinión sobre...... pasate.

saludis vampi

mientrasleo dijo...

Fantástico, muy bien estructurado.
Ha sido un placer leerte.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Uy Citu, menos mal que tienen las gafas para ver a los uris que si no... habrían terminado todos absorvidos,,,, hoy he pasado un poquito de miedo... pero por fin ha confesado que se queda ciego pero gracias a ello podía ver a lus uris... bueno, espero que lleguen al santuario... Bss... amiga

Iris Martinaya dijo...

Hola mi Citu

Que capítulo más trepidante, espero que todos salgan ilesos. Voy a por otro.

Un beso

Related Posts with Thumbnails