Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Corazones en la niebla. Capitulo 33

Bueno aquí les dejo un nuevo capitulo espero que les guste y les deseo un buen fin de semana 




Capitulo 33
Peleas y reconciliaciones


 Todos se quedaron perplejos parados en la plaza, como seres estáticos, mirándose los unos a los otros. Darius fue el primero en hablar. 

─ Será mejor que revisemos todo lo que podamos de esa arma. 

─  No lo creo. ─Dijo Saint Germain. ─ Mira a tu alrededor Darius. 

 Diana mecía a su bebe, mientras Arik los le daba un beso en la mejilla. Moley hablaba con Inara y Rafael, que parecían preocupados por su seguridad mientras Adela aun miraba como atontada la piedra de poder en sus manos, al mismo tiempo que su  su abuela le miraba con orgullo y su tío se acercaba asustado. Algunos niños a los lejos jugaban con las mascotas de Rebeca y Annia. Atravesado Sophie, a la que por primera vez no le importo, ya que jugaba con la piedra de poder feliz de poder tocar algo. 

Parecía una niña mas que una mujer,  a la que el sol iluminaba sus cabellos traslucidos y se podía vislumbrar unos ojos dorados llenos de simpatía, que a Saint Germain le quitaron el aliento. Para dejar de mirarla con embobado puso su atención Garnier y Yusbel que peleaban en un rincón. Nicolás huía tomado de la mano de Annia antes que su hermano lo pusiera a trabajar, pero no fue lo suficientemente rápido. 

 ─Ni se te ocurra Nicolás. 

 El científico,  resignado se acercó a su hermano y le respondió. ─Es injusto acabamos de terminar una batalla casi todos estuvimos a punto de morir y me exiges que vaya a investigar. 

 ─Pero, no ves que puedes estar en peligro. 

 ─Lo que tu no vez Dairus ─intervino Saint Germain ─es que capaz que muera hoy y quiere estar con los seres que ama, en vez de investigando algo intangible en no sé que parte. 

 Gregory se aproximo a oír la discusión ha acompañado de Ariel. 

 ─¿Qué ocurre? 

 ─Creo que debemos investigar todo lo que podamos del arma uguialuxxx 

 ─¿Has oído de ella? ¿Sabes en donde buscar información? 

 ─De lo que investigamos de la piedra, nunca hubo información sobre un arma. ─ Respondió Nicolás, aún buscando vías de escape. 

 Darius gruño. 

 ─Entonces creo que Saint Germanit tiene razón. Te entiendo, muy bien Cristian. Sé, lo que sientes mi hermana y mucho de mis amigos están entre los elegidos. Sin embargo, debemos confiar en Bakar y sobre todo tener fe en la diosa de que podremos vencer. 

 Hemos llegado hasta aquí, no te niego que vamos hacer todo lo posible porque estén seguros. Disfruta de estar vivo y trata de estar con tu hermano el tiempo que puedas. 

 Darius volvió a gruñir, pero no dijo más. 

 Todos se dispersaron Saint Germanit se rió irónicamente, con quien iba pasar él. Sus padres habían muerto y siempre lo rechazaron, su hermana lo odio desde que nació e intento matarlo innumerable veces y había huido esperando volver atacarlo. No tenía amigos y ninguna mujer viva lo interesaba, Sophie caminó a su lado y él no se sintió tan solo.

 ─¿Y ahora que hacemos pequeña fantasmita? Sophie juró que se sonrojó y si estuviera andando en vez de flotar se hubiera tropezado 

 ─No sé dijo tratando de ponerse serena. 

 ─¿Has bailado? 

 ─No, pero soy una fantasma. 

 ─Ay muchas cosas que puedes hacer, con la imaginación fantasmita. 

 Adela miró la escena envidiosa que hombre tan dulce. Se disponía a partir al palacio de Gregory con su abuela y tío. Cuando alguien le toco el hombro por la forma de gruñir de la pantera solo podría ser Rafael. Se estremeció. 

 ─ ¿Qué mira princesa? 

─Nada importante, mis familiares me esperan y tú deberías hacer lo mismo. 

 ─ Garnier nos invito a mis amigos su casa,  pero estoy dejando un momento libre a la pareja. 

Adela oyó a su abuela llamarle y le lanzo una sonrisa al ladrón. 

 ─ Nos veremos después. 

 ─ Parece que siempre estás corriendo .  ─  Ella no le respondió y se marchó. 

 Nicolás estaba preocupado por sus padres, así que fue a buscarlos. Ellos revisaban a un grupo de soldados heridos. Se les acerco sosteniendo a Annia de la mano, a ella le caía muy bien  Magda, pero ahora se sentía como una intrusa. Nicolás abrazo a su madre y luego a su padre. Jalo a Annia para que hiciera lo mismo Magda la inspeccionó un ratito y luego le abrazo. La muchacha se excusó, luego de unos minutos y se fue un rato. Entendiendo que su pareja deseaba estar solo con sus padres. 

Se sintió un poco triste y se sentó en una grada. Minutos después oyó la voz de Nicolás    

 ─ ¿Puedo estar junto a ti? 

 ─ Pensé que querías estar con tu familia 

 ─ Tu y nuestro bebe son mi familia ahora.  ─   Annia se paró de pronto y se lanzó a los brazos de científico, que le beso con pasión. Estaban tan concentrados que no oyeron a Magda aproximarse, ella tosió varios minutos y luego grito. 

 ─ Niños. 

 La muchacha se separó sonrojada y bajo la cabeza. Pensando en como la vería la mamá de Nicolás. Por la diosa le debería parecer una chica fácil 

 ─ Nicolás, no olvides avisar a Cristian del almuerzo. 

 ─ Si madre lo haré. Annia aun miraba al piso, cuando Magda captó su atención . 

 ─ Querida, tu también estás invitada. 

 ─ Señora, no quisiera ser una molestia. 

Magda la miro con preocupación y luego dijo. ─Debes cuidarte Annia ahora que estás llevando a mi nieto. ─Ella se puso roja de las iras e indignación. ¿Cómo se enteró? , ¿qué pensaría la madre de Nicolás de ella? Quería que la tragase la tierra sin embargo, el suelo no se abrió. Quiso escabullirse pero Nicolás la agarro de la mano nuevamente. Magda siguió hablando 

 ─Me alegra que Nicolás me lo haya contado hace un momento. Annia apretó la mano de Nicolás con furia. 

 ─Será mejor que no vayamos. ─ dijo él a punto de perder su mano por culpa del apretón de su pareja. 

 ─Nicolás, deben venir almorzar, tenemos que ultimar los detalles de la boda. Deben casarse lo antes posible para que no se note. 

 Annia se quedó pálida, aún él ni siquiera le había pedido matrimonio y ya hablaban de boda. Rebeca y su esposo acababan de llegar. Magda al verlos pregunto 

 ─¿Darius, Rebeca deben venir a comer también? Tenemos que planear una boda antes que se note al bebe. 

 Annia gimió. 

 Nicolás le vio enojada a punto de estallar y dijo. ─¿Al medio día, esta bien mamá?.

 ─No faltes. Darius sonrió a punto de burlase. 

─Quiero que veamos que podemos conseguir del arma con los libros que tenemos. 

 Nicolás se despidió de sus padres, se alejó de Darius lo más rápido posible. Llevo a Annia a su nave, ella por fin se soltó de su agarre  y le tiro un libro. El científico lo esquivo y cerro la puerta con resignación 

 ─Debiste consultarme antes de avisar a tu madre. Y para colmos aceptaste la invitación ¿En qué estabas pensando? 

 ─Annia apenas tenemos tiempo. Tranquilízate. Vamos amor, perdóname. No pensé que te molestaría, además mama ya sospechaba dice que se te nota.

 Annia grito y se fue haber la panza. Nicolás se acercó a besarle, ella lo rechazo. 

 ─No estoy de humor para eso. Solo me vez como objeto, no piensas en mí, ni en mi sentimientos. 

─Claro que pienso en ti. No he hecho otra cosa desde que te conocí. 

 ─No te creo. 

 ─No lo hagas. Me voy hacer algo de comer, no deseo pelear.¿Quieres algo? 

 ─No, yo quiero hablar. 

 ─No estamos hablando Annia. Tú estás enojada y no deseo discutir. Estuve a punto de morir y perder a la mujer que amo y a mi hijo. Lo único que quiero es descansar. 

 ─Me vas tener que oír. Tengo razón, para estar furiosa, ¿tú mamá que pensara de mí? 

 ─Que eres lo mejor que me ha pasado y no importa que piense, porque yo te amo.

 ─Crees que con eso arreglarás algo. 

 Nicolás no dijo nada y se fue a la cocina de la nave. Annia grito. ─Contéstame maldito. El cientifico, no lo hizo. Annia fue a la cocina, él comía un pan con mermelada y jugo de naranja Estaba sentado y algo molestó. Con la mano le indico Annia que se sentara. Ella no lo hizo, se quedó un rato pensando.Para luego dirigirse nuevamente a la puerta, miro a Nicolás y le dijo seria. 

 ─Es mejor, que me vaya no deseas escucharme. Nos vemos a las 6, discúlpame con tu madre. Nicolás soltó la comida y con voz aguda chillo. 

 ─No te voy a dejar machar. 

 ─ ¿Tú y cuantos más? Annia salio corriendo Nicolás la alcanzo, y la tomo contra sus brazos aprisionándola con la puerta 

 ─Suéltame. 

 ─Nunca    Annia lo golpeo Nicolás la beso, ella lo mordió y él la siguió besando. Aunque Annia lo golpeaba fuertemente dejo de comerle la boca y luego le dijo al oído 

 ─Te amo. Perdóname, es que estaba tan feliz. Que no pude contenerme. 

 Annia dejo de pegarle y se puso a llorar, él le beso nuevamente, secando sus lágrimas con sus besos. Se alejó para que pudiera respirar un poco Annia se acercó a él y lo abrazo, mientras decía.  

─¿Qué vamos hacer Nicolás somos un desastre? Él la tomo su barbilla y seriamente le susurro. ─Solo estar juntos amor, en las buenas y en las malas . Sabes cuanto desee tenerte así en mis brazos. Ven vamos hablar. 

 Annia no se movió quedo mirándolo para luego arrinconarlo a una pared y besarlo mientras le rasgaba la camisa. 

 ─Podemos hablar después. 

 Nicolás respiro fuerte y soltó un gemido lastimero, al sentir las manos de Annia metiéndose sobre su camisa. Ella necesitaba sentir el calor de su piel. Él acarició sus nalgas y levanto su vestido tocando suavemente sus mulos Annia lo empujo más a hacia la pared sin darse cuenta que lo lastimaba  al sentir como la mano de él iba cada más adentro de su centro , lo arrincono más para acercase y suprimir los espacios. 

 Las manos de Nicolás estaban ocupadas, su boca mordía el lóbulo de Annia que estaba ocupada quitando la camisa de Nicolás y abriendo sus pantalones. Cuando por fin torpemente abrió un botón y libero el miembro de Nicolás que se encontraba grande y temblando con su mismo dueño, al sentir como las suaves manos de Annia lo tocaban. Estaba a punto de correrse para contraatacar y sin miramientos acaricio su botón sintiendo como sus dedos se llenaron de humedad. Suspiro saco sus dedos de ella y probó su crema. 

Beso la barbilla de Annia para luego explorar su cuello al que mordió,mientras con su mano derecha aún seguía penetrándola. Ella se quejó del dolor y soltó su miembro. Nicolás aprovecho para tomarlo e insertarlo dentro de ella. Annia sintió un débil dolor para luego llegar al placer de tenerlo dentro, se miraron unos minutos y se besaron como locos, probándose, explorándose. Nicolás penetraba cada vez más duro. Dejo de besarle para poder tomar aire mientras se hundía más en ella. Sintiéndose por primera vez en días vivo, Annia lo ayudaba meciendo sus caderas desesperada por unirse a él hasta que ninguno de los dos supiera donde comenzaba el otro. 

 Sus corazones latían fuertemente Annia sentía que estaba a punto de morir cuando se perdió en su clímax. Nicolás la oyó gemir su nombre y se perdió en su propio placer. Minutos más tarde, aun sitiándose mareado por tanto placer la condujo a la habitación, le deposito en la cama y le abrazo suavemente 

 ─Ahora debemos hablar 

 Annia lo beso en el cuello, luego y voz baja dijo ─Tengo miedo. Nunca he necesitado a nadie, como te necesito a ti. 

 Nicolás se acostó en la cama agotado antes de hablar con un tono serio y cansado 

 ─Toda mi vida intente probarme, ser merecedor de aprecio de los demás. Siempre quise ser útil para alguien. Toda mi vida te he buscado. No temas no te fallaré. 

 Ella se recostó a su lado, cansada y feliz. Se abrazó para sentir su contacto y le preguntó muy seria 

 ─¿Crees que estoy gorda? Tú dijiste que se nota ¿Qué pensara tu mamá?¿ Creerá que soy una vagabunda? 

 No estás gorda. Eres bella con todo todo tu ser. La primera vez que te conocí no pude verte y aun así me enamore de ti, desde el primer instante en el que te vi. Tu alma me enamoro y me encadenado. Te pertenezco en cuerpo y alma, porque eres parte de mí, como algún día espero ser parte tuya. 

 Ella lo beso en la boca suavemente para callarlo Nicolás acaricio su espada y cuando dejo sus labios continuos hablando. 

 ─No me importara, si te odiara. Estoy loco por ti, nadie me podría separar de tu lado. Además mi madre te adora 

 ─Tú dices eso ahora, pero espera que pasen unos años.

─ Y seguiré estando loco por ti.  

Sabes tengo tanto miedo. Pero, aun así  prefiero morir de miedo que vivir sin ti. 

 Annia se acurrucó en sus brazos y sin darse cuenta se quedó dormida mientras Nicolás la abrazaba y en voz baja le decía 

 ─Como extrañe tenerte así en mis brazos.  Luego se quedó dormido también.





8 comentarios:

Iris Martinaya dijo...

Nicolas se ha confesado a Annia de varias maneras, le ha dicho que la quiere, que desde la primera vez que "no la vio" y tal, sin embargo Annia no dice más que, que tiene miedo y tal, pero no le confiesa su amor. A ver que pasa cuando vayan a la isla.

Besos

El Drac dijo...

Uauu!! me pregunto cómo hacen (o qué técnica tienen ) ustedes los escritores para armar una histortia completita.

Me encantó, un gran abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Genial siempre amiga.

Saludos!

Wendy dijo...

Ha estado muy bueno este capitulo, una jornada de sosiego mientras se prepara la gran batalla, todos los amigos han tenído oportunidad de estar juntos y distendidos, disfrutando con las mascotas, los niños y lo enamorados con sus arrumacos.
Un buen comienzo para el fin de semana.
Un beso, nena.

Sakura Hikari dijo...

Un capi muy lindo, y la confesión de Nicoles, además es entendible los miedos de Annia.
Ahora a disfrutar de la calma antes de la tormenta. Nos vemos y buen fin de semana!

mientrasleo dijo...

Precioso y con muchísimo gusto llevado.
Felicidades
Un beso

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Citu ha sido una belleza de capítulo, me ha conmovido y me parece en mi mente tan real al imaginarlo según van tus palabras apareciendo ante mi vista que haces que adore todo lo que tú escribes, aunque a veces, como soy un pelín dislésica ni me doy cuenta de que te comes letras o las mueves de sitio, ah! qué grande eres Citu!! Qué gusto de cabeza tienes, hija, qué imaginación más desbordante y qué sensibilidad al detallar las vivencias de estos seres casi dioses... Sigue así amiga, tan fantástica!! Bss y gracias por compartir este pedacito de ti...

PD el arma uguialuxxx?? me ha chiflado que pongas tantas xx, je, je.. detallosa!!

Ariel dijo...

QUE HACE ARIEL AQUI???
HOLA LINDA CITU... QUE TENGAS UNA HERMOSA NOCHE!
QUE TENGAS UN LINDO DÍA DEL TRABAJADOR SI ES QUE LO FESTEJAN!!!
EL "1RO DE MAYO"!
BE-CITU'S LINDA!!!
BUEN DESCANSO

Related Posts with Thumbnails