Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Corazones en la niebla. Capitulo 36

Bueno aquí les dejo el ultimo capitulo. Respondiendo a unas preguntas que me hicieron el link del libro entero lo pondré el viernes y de mandarlo a una editorial no se me da miedo. Espero que les guste y les deseo una linda semana 

 Capitulo 36 
Nuevos caminos 



 Sophie se quedó con la flor en las manos había tantas cosas que quería preguntar a ese extraño sujeto, pero él se fue y ella se quedó parada sin saber que hacer. Todos estuvieron  viéndola. Odiaba ser el centro de atención así que bajo la cabeza. Diana fue la única que se atrevió a hablar y preguntó a todos y a ninguno en particular 

 ─ ¿Qué haremos ahora? Saint se acercó Sophie que aun examinaba la flor. 

─ Iremos a casa. 

 Sophie alzó la mirada, ella no tenía un lugar a donde ir, luego vio la mano de Saint. 

 ─ Ven, conmigo fantasmita. 

 Tomo su mano sintiendo cosquilleo en todo su cuerpo, su corazón latía y ella tropezó pero la mano de Saint no la dejo caer. 

 ─ Cuidado, fantasmita 

 Solo Sophie se dio cuenta que la flor que estaba en sus manos se fusionó con su ser convirtiéndose en un tatuaje. A ella no le importo, muy pocos tenían una segunda oportunidad. 

Adela los miro con envidia iba a continuar su camino cuando vio llegar a Rafael Santinni que corrió a su lado iba abrazarla y se paró mirando Adela sonriente. 

 ─ ¿Princesa me extrañaste? 

 ─ Para nada, ─ dijo Adela. 

 ─ Pues yo sí. Además, sé que me extrañaste. 

 Adela lo miro como bicho raro ─ ¿Por qué dices eso?  Él se acercó a ella y le susurro al oído ─ Te estremeces en mi presencia, sé que te pongo nerviosa. Te sientes mujer, junto a mí. Hago que pierdas el control, por eso me temes y deseas. 

 Adela rió y burlonamente respondió ─ En tus sueños. Él se acercó y la beso en la mejilla La princesa casi gimió e intento no temblar a su contacto. Con fuerza respiro tratando de mantener la postura. Rafael victorioso le susurro a la oído ─ Te lo dije. ¿Quieres otra prueba? 

 Adela se contuvo de pegar a Rafael en vez de eso preguntó. 

 ─¿Por qué están aquí? 

 ─ Bakar, aviso a Garnier para que fuéramos a buscarlos. Ella se separó lo suficiente, y miro alrededor. Diana era abrazada por su esposo. Yusbel era cargada por el suyo mientras la besaba con pasión, Annia en cambio buscaba a Nicolás Mientras Moley hablaba con Gregory y el rey Epifanio que preocupado buscaba a su sobrina. Adela fue en busca de su tío, que le abrazo tiernamente. Rafael iba a unirse al grupo , pero Annia lo intercepto. 

 ─¿Sabes donde se encuentra Nicolás? ─ Ni idea, pregúntale a Darius, él debe saber algo. 

 Annia se sentía decepcionada que Nicolás no fuera a buscarla, todo el mundo estaba con su pareja o alguien que se preocupaba por su bienestar la única persona que caminaba sola era ella. Se sintió desolada. Minutos más tarde aprecio Inara y abrazo a Moley que le decía Nieflin (ángel) y la aventaba en sus brazos como una niña. 

 Ni Darius o Nicolás estaban, camino sola. Hasta que se encontró con Rebeca que la abrazo hasta que no pudo respirar. 

 ─ ¿ Estás bien? 

 ─ Mejor al verte 

 ─ Tenía tanto miedo por ti prima. Annia no respondió , solo abrazo a su prima . Caminaron en silencio un rato hacia la nave.No se atrevía a preguntar ¿donde estaba Nicolás?

 Cuando llegaron uno de los hijos de Rebeca la llamo y dejo nuevamente sola a la muchacha. Las lágrimas corrían por su rostro se paró y seco con sus manos, intentado no llorar de nuevo. Respiro profundo no quiso ver alrededor. Nicolás era un idiota, se dijo. Iba para la habitación de él cuando vio a Darius forcejeando con la puerta y Nicolás gritando. 

 ─Apúrate hermanito. Tú creaste ese campo, si no dejas que salga de esta habitación, te mato. Quiero ver a Annia, si le paso algo malo y yo me quede encerado por tu culpa ya veras.

 ─Espérate ya voy, solo unos segundos. Annia sonrió divertida y un poco aliviada, cuando iba acercarse oyó una explosión. Nicolás por ir a verla atravesó el campo de fuerza de Darius y se empezó a quemar. Annia corrió a su lado mientras Darius lo curaba. 

 ─Hermano, eres un tonto te dije que esperaras. 

 ─Me canse de hacerlo, luego dirigió a Annia 

 ─ ¿Annia eres tú? 

 ─ Hasta cuando no me reconocerás ─grito Annia acariciando el cabello de Nicolás de forma cariñosa. Él intento pararse pero gimió Annia lo beso suavemente . Darius con cara de exasperación ordeno. 

 ─ Intenta que descanse Cuando entro el cuarto estaba lleno de rosas y había ropa limpia y un poco de champaña y chocolates de cereza. 

 ─ ¿Estás bien? . ─ si Nicolás suspiro sonoramente Annia se aproximó a él y le pregunto 

 ─ ¿ Ahora cuéntame que paso? ¿Por qué te quedaste encerado? 

 ─Quise darte una sorpresa. Además, no podía solo mirar al mar esperando. Así que me ocupe en esto. Darius para protegernos creo un campo de fuerza la explosión cuando se saneó el arma hizo que me quedara encerrado. Creo que fue porque el cuarto estaba cerrado. Annia se acercó a él para ayudarlo a descansar, cuando Nicolás se le quedo mirando y con dulzura acaricio su mejilla . 

─ ¿Estuviste llorando Annia? ¿Te paso algo? 

 ─Nada y me pondré mejor si te acuestas y te quitas la camisa. 

 ─ Eso es una invitación. Annia solo río. 


 Esa noche hicieron una pequeña fiesta de celebración a la que ni Annia, ni Nicolás se quedaron. Prefirieron hablar y gozar de su compañía. 

 Tres semanas más tarde. Annia se despertó con un poco de pereza había pasado toda lo noche amando a Nicolás que aun roncaba le dio un suave empujó y se volvió a dormir . Luego fue hacer el desayuno para los dos a pesar de que Nicolás quería ayudarle no lo dejo. Cuando iba bañarse mientras su pareja intentaba ordenar todo y rompía algunos platos con su torpeza. 

 Por primera vez en su vida supo que tenía un hogar y su corazón ya no estaba solo sino junto al hombre que amaba. No importaba que a veces llegaba a exasperarle Horas mas tarde comieron en silencio con Nicolás pendiente e de ella y su bebe se acercó y le dijo te amo. Annia le sonrió tocando su mejilla todo era perfecto por que estaban juntos.



5 comentarios:

mientrasleo dijo...

Me ha encantado Citu, de verdad.
Has llevado la historia estupendamente y no te has apresurado al final, cosa que me suele dar miedo.
Piensa que... los comentarios que hayas recibido son casi una cata, y anímate a enviarlo. Al menos el nombre del blog, el resumen y una docena de páginas.
Quien sabe...
Besos

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Citu me he tenido que leer los últimos capítulos de un tirón... y ahora tengo una sensación entre alegría por la buena historia que nos has relatado aquí capítulo a capítulo y la tristeza de que ha terminado... Si los personajes Annia, Nicolás, Darius, Rebeca, Gregory , Sophie, en fin todos, se han hecho de la familia, je ,je... Tu blog parecía ya mi hogar bloguero, je ,je..
Bss, amiga y suerte en el nuevo comienzo!!

Wendy dijo...

Me encantan las historias con final felíz y esta lo tiene, vaya que si, la escena final con Annia, Nicolás y su bebé es muy tierna, te deja buen sabor de boca y con ganas de creer que siempre es posible que el bien venza al mal.
Enhorabuena, Citu.

Anna Soler dijo...

Hola corazón.
Como me alegra estar de nuevo por aquí.
Fantastico final, me ha gustado mucho y aunque me he perdido bastante de la historia espero ponerme al dia.
Te quiero un monton.

besos

Princesa

Iris Martinaya dijo...

Que bonito el final, y estos dos siguen... muy fogosos, jeje. Ahora me voy a por el epílogo.

Un beso

Related Posts with Thumbnails