Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Corazones en la niebla. Epilogo

Bueno aquí mando el epilogo  de esta historia  me alegra que les haya gustado.  Y espero  seguir algún rato con la saga, por  el momento  ando en  otros  proyectos.


Epilogo 




Yurigil

6 meses después

Annia caminaba como pato tratando de seguir el paso a Sophie y Rebeca. Mañana iba a celebrarse el cumpleaños de Ariel y su esposo le había hecho una gran fiesta. En la que acudirían los reyes vecinos y amigos.  Sophie parecía muy nerviosa con la visita de Saint desde que decidió quedarse como alumna de Darius apenas se habían comunicado. 

Entraron  en  una  tienda  ha mirar  vestidos. Annia se seco el sudor  con desgano, mientras veía alrededor  para quitarse los zapatos. Cuando estaba segura de que solo estaban sus amigas y las dependientas  se  los  sacó. 

Los pies le molestaban y seguro que su flamante esposo se enojaría, por  no haber descansado como le sugirió el sanador.  Los alaridos de felicidad de Sophie hicieron que se interesara en la muchacha, este era quinto vestido que cambiaba en la semana. Parecía  que por fin este, sería el definitivo.  O eso esperaban su prima y ella. Si tenía  que  ir a otra tienda o modista más lloraría. 

Llegaron a la casa de Darius, Rebeca fue a la cocina para traer jugo de naranja, mientras Sophie se cambiaba para volverse a probar su nuevo el vestido. Annia ni bien llego, se quitó los zapatos y se sentó en un sillón mientras acariciaba a Lulu. Cuantas veces en ese mismo lugar había llorado sintiéndose sola.

Todo parecía tan diferente de su mundo anterior oscuro y solitario. Ahora su mundo, era lleno de luz, risas, locura y deseos de matar y amar a su alma gemela.

 Miro su mano y vio su anillo de boda era tan sencillo como fue su boda. Aún, recordaba las iras y al mismo tiempo la alegría que le recorrió el cuerpo cuando Nicolás le pidió que se casaran. De solo pensarlo se estremeció 

Habían salido como cada mes desde que estaba con Nicolás algún lugar que ambos quisieran conocer.

Él, le había llevado a Yurigil un lugar en Borsia muy frio, pero muy bello cuando llegaron el la llevo a un monte oculto en ese sitio no era helado sino   un paraíso tropical donde estaba el monte y sus alrededores. Kilómetros más allá nevaba. 

Cuando subieron a la cumbre Annia vio una gran laguna dentro. 

― Este lugar, hermoso.

―Lo sé, por eso iba acá cuando llegue a Borsia con Garnier. Sabes, me recordaba a ti. Es un lugar tan lleno de contradicciones como tú. Distante, fría así me parecías al principio, pero con tanta pasión en tus ojos que no podía olvidarte, aunque quisiera.

Eres tan bella por dentro y por fuera que me quistas el aliento.  

Annia lo beso y con mucha pasión y se olvidaron de todo.

Esa noche cuando ella iba a entrar a su habitación en la posada el camino estaba lleno de velas y rosas.

Nicolás estaba parado llenando unas copas con chocolate bien frio. Muy nervioso por qué cuando iba a pedir matrimonio a Annia le dio un ataque de ceguera. Oyó llegar a alguien. Asumió que era la sirvienta que traía la comida.

― Pasa por favor, y deja la comida ahí. Espero que este caliente Annia se pone molesta, sino esta así.  Y es mejor que te vayas porque vaya a ponerse celosa. Las rosas son rojas quiero que todo este perfecto mi pareja es un poco quisquillosa.

Nicolás oyó un gruñido y se le cayó una caja que tenía en sus manos se agachó y se puso a tantear en su búsqueda mientras susurraba.

― , ¡Ay!, por la diosa, que no sea ella.

Annia encontró un anillo con una piedra roja en forma de corazón.

― ¿Esto es lo que buscas?

― Si lo pudiera ver te lo diría.

― ¿Para que quieres el anillo?

― No es obvio. Te traje a lugar más bello que conozco, me esmero en una cena romántica que por cierto arruinaste y tienes un anillo en tus manos. Piensa Annia.

― Lo que no entiendo es ¿por qué quieres casarte conmigo? Si crees que soy estúpida, celosa, quisquillosa y no sé que más.

Nicolás se paró y se peinó con las manos, exasperado antes de contestar.

―Lo eres, pero no podría vivir sin ti.  Annia tú con mal carácter y tu cosa. Eres el ser más fuerte, apasionado y el único que me hace sentir completó. 

―No digas, no quiero oírte.

Nicolás quiso buscarla y casi tropieza, pero ella lo sostuvo.

Él se quedo extrañado.

―Nunca te dejaría caer Nicolás eres mi amor y no sé si estoy molesta o feliz. 

Nicolás la beso primero en la nariz y luego en boca de forma dulce para luego ir aprisionando su beso hasta que ninguno pudiera respirar.

― ¿Entonces? ¿es un sí?

― Si, pero con una condición 

― ¿Cuál?

―Nos casamos ahora mismo. Antes que cambie de opinión

― ¿Sin mi familia? Mi madre va a matarme, pero si tú lo quieres así. Casémonos, no soporto, no saberte mía.

―Soy tuya desde que te vi, Nicolás siempre te amado.

Volvieron a besarse con desesperación. 

―Yo voy por la sacerdotisa, tú arréglate ponte el vestido rojo, el que llevabas el día que te conocí.

―Pero...

Nicolás se fue antes que Annia siguiera hablando se puso sus gafas y corrió a buscar una sacerdotisa.

Cuando llego se topó con la sorpresa que sus padres, su hermano y sus mejores amigos estaban arreglando el jardín para que pudieran casarse. 

 Se casaron en una ceremonia sencilla.  Garnier tocó el violín mientras Gregory entregaba a la novia y Darius era el padrino de Nicolás.

Ambos parecían estar muy nerviosos pero felices.  

La voz preocupada de Sophie trajo al presente a Annia

―¿Estás bien? ¿Por qué lloras?

―Por tonta, el vestido te queda genial Alicia.

Annia fue a su casa que quedaba a 3 cuadras de la de Darius. Se puso a cocinar lentamente tratando de no cansarse, por ordenes del doctor no debía abusar,  

Nicolás la vio y ella se puso a llorar en sus brazos.

― ¿Que te pasa?

― Soy tan feliz, que a veces tengo miedo de perderte 

―Ven nadie me alejara de ti y nunca dejaré. ¿Hiciste pollo?

―¿Cómo puedes hablar de comida? ¿Cuándo te abro mi corazón?

Nicolás miró con ilusión el pollo y le beso en la boca para callarla a Annia se le olvido su enojo y se presionó más contra él.

A la noche siguiente fue el cumpleaños de Ariel, el salón estaba lleno de personas. Albus Noboa, se sentía incomodo en esa celebración. No habían podido probar su interferencia con el ataque de los ugis y lo tenía que soportar. su casa continuamente estaba vigilada y sus planes caminaban a  paso de tortuga.  

Albus se quedó, mirando con desprecio a la reina mestiza que estaba radiante acompañado de sus dos hijos y el rey Gregory Parecían tan felices, que se le revolvió el estómago.  Al otro lado estaba  Darius  junto a su hermano. 

Era el mejor momento para abordar a Annia. Verla así de gorda y fofa le desilusiono, como deseaba que pierda a su bebe.  Se prometió que algún día, sería suya a pesar de ser la protegida de Darius y una de las mejores amigas de la reina. Fue por culminar su venganza y ser el rey de un nuevo imperio que juntaría los territorios de Sivcar, Jaén y Dumar, que  había  protegido a Lara Castillo era  socia  de Kellen y le  aseguro que  con su ayuda lo liberaría y le pagaría  haciéndole  rey .  

Dejo de pensar  en eso, cuando vio que Annia se quedó sola e iba a la mesa, donde se encontraban los aperitivos se fue tras ella. Adoraba molestarla llenarla de miedo y furia. Un día la doblegaría y la convertiría en su esclava, solo era cuestión de tiempo.

Annia estaba molesta por culpa de Nicolás llegaba tarde a otro evento otra vez. Con alivio vio que su suegra hablaba con su esposo. Sonrió con picardía y se metió otra empanada de queso en la boca saboreándola con verdadero placer. Iba por el  tercer entremés, cuando oyó una voz que le hizo que le diera náuseas.

 ― Annia no deberías comer tanto, el momento que  te espose vas romper las cadenas que tengo pensadas para ti, si engordas más. 

Ella se volteó para contestarle tratando de vomitarle encima a Albus Novoa, fue cuando se acercó su esposo por atrás. El millonario, sintió que miles de agujas le pinchaban el cuerpo. Nicolás en voz baja y calmada le dijo

― Aléjese de aquí, por respeto y cariño a Ariel, no le hago más daño. Si, sigue aquí dentro de 10 segundos. Lo haré ¿quiere probarme?

Novoa se quedo mirándolo

 ―9 , 8 , 7.

Novoa se fue asustado.

Annia se acercó y lo beso en la mejilla

― Yo, podía defenderme sola, pero aun así gracias ― Dijo besándolo en la mejilla.

―Lo sé. Pero me gusta sé tu héroe, defenderte y cosnquistarte.

Annia lo volvió a besar esta vez en la boca para luego decirle.

― Lo eres me salvaste de maneras que no tienes idea.

Regresaron muy de noche Nicolás enseguida llego fue al cuarto y se quedó dormido de una Annia aun sin ganas fue a preparase algo de chocolate caliente lo tomo y se acostó. Apago la luz y vio como brillaba su piedra de poder que era un corazón que se iluminaba en la noche.

Ella pensó que la piedra y ella eran muy parecidas habían estado en medio de la niebla y la oscuridad perdidas hasta que llego Nicolás y las llevo a cumplir su cometido. Beso a su esposo, que aun dormido le abrazo y en un susurro le dijo

― Te amo.

Ella le sonrió feliz y le respondió

―Yo también. 




Fin

6 comentarios:

Anna Soler dijo...

Que bonito epilogo. No podía haber terminado mejor, me encantas las historias con un final tan emotivo y tierno ¡felicidades!

Besos

Princesa

Iris Martinaya dijo...

La historia de esta pareja ha sido de las más divertidas, en cuanto a la relación entre ellos, el resto, nos has dado muchos sustos, y mucha acción. Ha sido estupendo poder leerte. Y ya veo que se avecinan nuevos peligros, pues el Albus este no va a cejar en su empeño.

Un beso

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

¡¡¡MARAVILLOSO!!

Eres una crack o como se escriba, impresionante Citu, no tengo palabras, cómo inventas!! Cómo relatas, cómo describes!!!
Deberías buscar la forma de publicar tus bellas historias, porque son preciosas!!!
Bss amiga, siempre me dejas boquiabierta!!!

*Violeta* dijo...

Hola!!! Soy socia del Club de las Escritoras como tú, he decidido seguir a tooodas las socias, porque me parece una idea fnatástica para conoceros y ver las maravillas que hacéis en vuestros Blogs, así que te sigo y espero que tu también te pases y te quedes por:

Adolescentealos28.blogspot.com

(Como a algunas ya os seguía y a otras no, para no saltarme a nadie este mensaje os lo dejo a todas :))

Bss de color Violeta...

mientrasleo dijo...

Precioso epílogo, has transmitido toda la tranquilidad del mundo, el relax del fin de la lucha.
Espero tener noticias de tus futuros proyectos pronto.
Un beso

Sakura Hikari dijo...

Me encanto! El final fue muy tierno y conmovedor. Me encanto como terminaron casandose ^^
Nos vemos y gracias por pasarte por mi blog ^^ También me alegro que te guste lo que escribo ^^

Related Posts with Thumbnails