Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 20 de enero de 2012

El desierto en mi corazón. Capitulo 3

Bueno aquí les dejo un nuevo capitulo y les deseo un buen fin de semana. 


Capitulo 3 

 No hay nada como la verdad 



 Ana tomo unas cuantas cartas. Extrañada de que su padre, le habría escrito y preocupado por ella. Siempre pensó que la abandono, tal vez, no era así. Se sorprendió que estuviera en Argentina, en Bariloche para ser exactos. Anoto la dirección y tomo la última carta para leerla después, ya que pronto llegaría su abuela. Paso caminando de un lado a otro, sin decirse. No sabía si confrontarla o quedarse callada. Cuando llego ella se mantuvo callada muerta de iras con su pariente y sobretodo con ella misma. 

Era una cobarde, la noche transcurrió como de costumbre. Ana se quedó en silencio concentrada en las cartas. Un motón de veces, estuvo a punto de romper los platos, por lo distraída que estaba. Era una suerte que su abuela, apenas le prestara atención y estuviera más interesada en la telenovela. 

 Esa noche no pudo dormir vio el amanecer sí  saber  ¿Qué hacer? ¿Confrontar o no a su abuela? Ahí el dilema se decía. Pasaron 3 días y aún no la había enfrentado. Era una cobarde. Esa mañana, le dolía la cabeza, estaba agradecida que era sábado y no tenía que ir a clases. Salio de su cuarto casi dormida. Su abuela al verla tan demacrada recién se dio cuenta, que parecía enferma. 

 ― ¿Qué te pasa ? Arrastras los pies y pareces tan apagada. 

 Ana bostezo, sin ánimo dijo. ― Creo que me va dar gripe.  Mintió frustrada. 

 Su abuela, le miro con recelo, mientras caminaba hacia la cocina. 

 ― Ojalá, que no. Si no tendrás que hacerte inyectar. 

 Ana apenas le oía, distraída pensando que perdió de nuevo la oportunidad de aclarar todo. Cuando terminaron de desayunar salieron a comprar alimentos. Su abuela estaba tomando del anaquel un litro de leche. Ana con desazón tomo cereal de gato para Harry mirando que otra vez subió de precio. Lo puso en el coche. Su abuela tomó la bolsa y la miro con enojo. 

 ― Está muy caro cambia de marca. Yo soy la que pago esto y no vas alimentar a ese gato sarnoso con algo tan costoso. 

 Ana miro el paquete, solo había subido un poco, en vez de aceptarlo. La observo con furia y le respondió. 

 ― Mi padre es el que paga parte de las cuentas, lo mismo que mi universidad. Me ha escrito y ha estado interesado en mi todo este tiempo y tú me lo has ocultado. Su abuela se puso roja de las iras. Parecía como si le hubiera dado una cachetada  

― ¿Has estado rebuscando mis cosas? 

 ― Y tú me has mentido. 

 ― No lo he hecho, crees que tu padre, ha dado mucho. Casi yo he puesto todos los gastos. Yo he sido quien te ha cuidado. ¿Tú crees que él hará lo mismo? Si desea verte, hubiera venido. Él ya tiene una nueva vida en Bariloche y tú estas de sobra, siempre lo has estado. 

 Ana  sabía que tenía  algo de razón. Iba quitar la bolsa de cereal.  La anciana le miro  con mala cara y dijo. 

 ― Déjala y terminemos de comprar. Este no es el lugar para hablar de eso. Con eso termino la conversación, aunque Ana quería seguir hablando. 

 Ese fin de semana  fue tenso, pero sin peleas. Su abuela apenas reclamo o le hablo y Ana paso casi todo el tiempo en su habitación. El lunes de mañana transcurrió con toda calma. La muchacha miraba los apuntes del examen que tendría que rendir. 

Su abuela hasta la beso cariñosa y le deseo suerte. Cuando llego se sentó como siempre en un rincón apenas tenía amigas, eran solo personas que conocía nadie que la trataba de verdad. La gente hablaba y ella solo oía y jugueteaba con sus notas. Llego la hora del examen miro el papel y se quedó congelada. Miles de preguntas aparecieron. ¿Eso era lo que deseaba? ¿Su vida sería siempre igual de patética? Había deseado no volver a soñar. se había convencido que si hacía lo que los demás querían ella no sufriría. Sin embargo, solo tenía un vació en el corazón tan grande como un desierto que le secaba el alma y la vida. 

¿Deseaba seguir así? Desde el fondo de su corazón salio un rotundo no. Se paró dejando en blanco el examen y fue donde su abuela esta vez no se callaría nada. 



Manhattan EE. UU. 


 Kelly, no lo podía creer el tipo cuando cometes un error lo pagas con creces. Últimamente su relación con Henrik iba de mal en peor. Su prometido deseaba romper con ella, ya le había dejado claro sus planes. Ella iba a esa cena con la esperanza de que la madre de Henrik interviniera, pero al ver hombre con el que se había acostado tras una pelea con su prometido. No presagiaba nada bueno y peor saber que era su hermano. Cuando todos ordenaron la mesa se quedó en silencio tenso. 

Henrik tomaba una copa de vino deseando que fuera algo más fuerte, mientras Urian jugaba con una cajetilla de fósforos, la rubia miraba  alrededor y buscaba una puerta para salir corriendo. La madre de ambos , por fin interrumpió el silencio preguntando. 

 ― ¿Cuál es el motivo de esta reunión? 

 ― Podrías esperar a que cenemos como familia.  ― Su madre miró a Urian como si apestara antes de decir con desprecio. 

 ― No, estar con él me enferma y no soy la única. 

 Henrik se volteó a ver a su prometida que parecía a punto de vomitar. Con exasperación dijo. 

 ― Yo quería esperar hasta que la cena concluya. Tengo una buena noticia, como saben estoy en Cornell, hace más de seis meses. Y tengo la suerte de ser uno de los 5 elegidos que ira con el profesor Wathosky a estudiar los pingüinos y otras especies. Primero iremos Rió negro, Chubut y Santa Cruz. Estaré en argentina como 3 tres años. 

Urian pensó que su madre se ahogaba de lo roja que estaba y perdiendo toda compostura grito. 

 ― No iras, no te lo permito. 

 ― Mamá, soy mayor de edad. 

 ― No tienes los fondos necesarios para ir. 

 ― Los tengo, mi padre me dejo un porcentaje de sus acciones y lo emplearé en eso. Además, tengo el fondo de mis estudios. 

 ― Qué yo administro y no te daré ningún centavo, así que te quedaras EE. UU. 

 Urian miro la cara de desolación de su hermano y sintió un dolor en el pecho. 

 ― Él se ira a donde desea y estudiara lo que le dé la reverenda gana, madre. 

 Rosamond Van Dijken, se viró con si le hubieran dado una bofetada. 

 ― No me llames así. 

 ― Shit. Ik doe wat ik wil, wanneer ik de steek gelaten als een kind. Dat je gestopt door mijn moeder woont. (Mierda . Hago lo que me plazca, en el momento que me abandonaste siendo un niño. Dejaste de decidir por mi vida madre.) 

 Henrick cuenta con mi ayuda y bendición. 

 Herinck se paró. Todo el restaurante los miraba y un camarero se  aproxima a su mesa. 


 ― Será mejor que nos calmemos. Este no es lugar.― Luego observo a Urian y dijo 

 ― Gracias hermano, pero es el dinero que tienes reunido para tu restaurante. 

 ― Es tuyo. Además, estoy bien en donde trabajo. 

 ― Si sigues con esa idea haré que te despidan. 

 ― No me importa.  Luego de pronunciar esas palabras Urian se marchó. 

 Se sentía pésimo, por lo que paso con la rubia y un poco asustado por la amenaza de su madre. Una hora más tarde Herinck lo llamaba. 

 ― Necesito verte. 

 Urian llego a un café donde siempre se reunían.  Henrick lo miraba contrariado. Él pensó que era por la cena cuando su hermano le pregunto. 

 ― ¿ Qué paso entre tú y Kelly? 

 ― ¿ Kelly? 

 ― Mi novia. 

 ― Fue un error. 

 ― Entonces es cierto. ¡Maldito! 

 Herinck se lanzó encima de Urian y lo golpeo. La camarera los saco del lugar amenazándoles con llamar a la policía. Afuera del lugar Herink golpeo a Urian que no se defendió, este sangraba y jadeaba. Su hermano aun lo miraba furioso y herido. 

 ― ¿Por eso me diste el dinero? 

 ― No, te lo di, porque eres mi hermano y te quiero. 

 ― Mentiroso. Me quieres y te acuestas con mi novia. 

 ― No sabía que ella, era tu chica. 

 ― Lo sé, es lo que más me duele. Apenas me conoces, nunca has deseado tratarme en verdad. Urian se levantó del piso con dificultad. Tomo un cigarrillo y lo miro fijamente antes de contestar. 

― Te odiaba o quise hacerlo. Tú lo tienes todo: Padres, un hogar, educación yo me he tenido que trabajar como perro para lograr lo poco que tengo. 

 Urian camino alejando de el la calle estaba desierta. 

 ― Pero, por más que intentaba no he podido. 

 El muchacho se paró y volteo expectante. 

 ― ¿Odiarme? 

 ― Eres mi hermano y mi amigo. Aunque tú no lo creas. ¿Qué vas hacer? 

 ― Me iré a argentina. Quería despedirme y decirte que te odio que nunca te perdonaré. 

 Urian lo miro dolido a punto de llorar, no dijo nada y se fue hasta la parte oscura del callejón. 

 ― No puedo eres mi hermano. ― Susurro Henrick y lo tomo de la mano para luego abrazarlo. 

Estuvieron algunos minutos así en silencio. Luego se sentaron en la acera mirando en el amanecer. Urian empezó a fumar. Miro a su hermano, le dio el cigarrillo. Él lo acepto y luego dijo 

― ¿Tú que harás? Nuestra madre estaba furiosa. Puede que haya llamado a tu restaurante y ahora estés despedido. Aunque le advertí de que dejaría de hablarle si lo hacía. Tengo todavía mucho de mis ahorros y puedo comenzar en otra parte. 

 Herinck lo miro con rostro soñador. 

 ― Entonces, ven a Argentina conmigo. Comencemos de nuevo. Yo lo que más deseo en el mundo es tener a mi hermano a mi lado. Empecemos otra vez, sin mentiras y  resentimientos. Urian lo abrazo y susurro. 

 ― Argentina. 

 Había prometido a su abuela, cuando era tan solo un niño no alejaría de su medio hermano, Él siempre cumplía sus promesas.



7 comentarios:

Sakura Hikari dijo...

Woo. Increible!
Ahora él se encamina a Argentina y ella esta apunto de descubrir la verdad.
Nos vemos y bn fin de semana

mientrasleo dijo...

Qué buena pinta tiene.
Buen fin de semana también para tí.
Un beso

Anna princesa dijo...

Mi niña ¡burn capiulo!
me muero por que llegue la hora en que se encuentren cara a cara.

Besos

Towanda dijo...

¿Tendrán un encuentro apasionado?o ¿cómo será todo?...
Esperando al siguiente.
Besos.

CatRosée~ dijo...

Cada vez queda menos para que se encuentren!! ^0^

Saludos!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda amiga.

Saludos mañaneros y domingueros.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Esta parte ha estado espectacular, la reconciliación entre los hermanos es muy linda, ese abrazo tuvo que ser tan cálido, me ha gustado, y que vieran el amanecer juntos... comenzar, recomenzar... de otra forma, de otro modo... juntos... ¡Qué bien lo has montado!
Bss

Related Posts with Thumbnails