Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Ilumina mi corazón. Capítulo 2

Hola,  ¿cómo les  va?  Hoy les traigo   un nuevo fragmento  de mi  novela  y el último que publicare en este  año,  que  se termina.
Al  principio pensé  en no colocarlo ya  que la mayoría  estará  con el ajetreo   hacer  compras  y otras cosas.


Sin embargo,  mi  amiga  Sunaco y  su  curiosidad  sobre  que iba a pasar  en mi historia,  me hizo colocar  este   fragmento, que espero que les  guste.

Capítulo 2


Monte  Rosa ( Alpes suizos)
Era uno  de los  últimos  días  buenos de octubre.  El otoño empezaba  a  pintar   de   naranja   los árboles y  un viento  frío   dominaba  el ambiente. Khalid  estaba  acostado   leyendo un grueso libro sobre  las aventuras  de  Sherlock  Holmes. Aprovecho  que  mañana  era  su día libre y   nada le  daba más paz  que leer a su autor  favorito  antes   de  ir  a dormir .
Pensar  en su trabajo lo hizo bostezar con desgano. Últimamente le  aburría   su ocupación, a pesar  de haberla ejercido por miles  de años.  Khalid  era  un recolector   de almas, de los muchos  que habían sin que los humanos se den cuenta. Aunque se  hable  sobre ellos en leyendas,  libros, series  de televisión, animes y películas. La  verdad  era menos  emocionante  y su  trabajo  era ordinario casi siempre.   A veces algún demonio   tocaba las almas que no  debía y entonces  Khalid y su equipo luchan  contra  ellos. Por lo general  debía  trasladar  y reconfortar  las almas  hasta  un nuevo plano.
Miró  su reloj era más  de medianoche.  Pensó  que  era  mejor no quejarse  de lo aburrido  era su vida. Hubo un tiempo que  ser recolector de  almas  significaba pelear  con el más  terrible de los seres; Úvatar. De  solo  pensar en él  se  estremeció y miró su  habitación  que   estaba amueblada con una  gran  cama  y  una enorme me biblioteca. A pesar,  de  los  años  que  vivía en el mundo no  se acostumbraba  ni  a la computadora o  la  televisión.  La  habitación  quedó a oscuras  por  un momento. Khalid  se estremeció   esperando  que  el   demonio elfo  se  le aparezca  y lo liquide de forma  fulminante. Luego  de  unos minutos   se restableció la luz eléctrica.  Khalid  suspiró por  sus   ideas  tontas, tomó su  libro  y  se puso a  leer de  nuevo.


Minutos  después, en lugar  del aterrador  Úvatar  llegó un  gran   perro  de  raza  San Bernardo  que   se le lanzó encima haciendo que  tire  su  libro a  un lado.   Le lamió toda  la cara, cuando Khalid por fin pudo librarse del ataque  de su mascota,  lo acarició con  dulzura. Se subió  a la cama y voto a Khalid a  un rincón
—Ve a tu cama Niebla
El perro lo miró  con expresión suplicante   y con su pata le  pego  en  la pierna.
Khalid frunció  el entrecejo — Solo por  hoy, ya  que hace  frío.
El perro movió la cola   e  hizo  un sonido  raro  de complacencia. Luego   bostezo y volvió pegar a su  dueño  en  la mano.
—No soy un niño, para  que me digas a qué  horas  debo acostarme. Deja que  termine el capítulo y  apago  la luz.
Niebla  ronroneó  y  con  la patita  volvió  a molestar a su dueño. Khalid   no  se  resistió y lo acarició  en la cabeza. Puso  el libro en  la mesita  de noche  y  busco  el interruptor  de  la lámpara  para  irse  a dormir.   
Khalid  cerró  los ojos  estaba a punto de quedarse dormido, cuando sintió el llamado de  Zahra y  tuvo  un mal presentimiento.


Khalid,  se  levantó  de  la  cama. Estaba  desnudo, encendió  una  lámpara  para  buscar  su ropa.  Revelando  su estómago  plano  y  pecho  cubierto  de  vello.
Niebla  aún seguía  en  la  cama  y  protestaba,  enfadado.
—Algo ,  le paso  a  Zahra.  Vendré  pronto.
El perro lo miró  preocupado.
—Cuida  la  casa.
Niebla se levantó y cuadro  como si entendiera  sus instrucciones. Khalid  le  acarició la  cabeza. La cabaña sencilla y casi sin muebles se  iluminó  mientras  ponía protecciones a  su  casa,  para que nadie le haga  daño  a su perro. Salió  apurado porque Zahra   lo llamaba de emergencia. Podía ser una nueva crisis existencial, como también podía ser algo muy serio. Con su  amiga nunca se sabía, esa era parte de su encanto pensó Khalid. Recordó  que  una  vez le llamó  de emergencia porque  se acabó  su helado favorito.


Casi  a punto  de  desaparecer;   observó a la soledad de  montañas tratando de calmarse, pero en lugar de eso sintió un hueco tan grande en su corazón como las montañas a las que estaba mirando. Una ráfaga de aire  frio le hizo  acordarse de  que  Zahra  le   estaba  esperando con un grave problema. Tenía  un  mal presentimiento; aspiro el aire de las montañas, minutos después estaba en Manhattan. Respiró el aire lleno esmog y basura; por algún lado alguien oía salsa a todo volumen. Caminó por las calles desiertas, lo que era inusual  en esa  zona.  Hasta que se encontró  con  un drogadicto se inyectaba veneno en un callejón. Lo miro bien y supo que al otro día  tal vez,  le  tocará  recoger  su alma. Una mujer que  salía  de  su casa lo observó por un segundo,  cuando parpadeó él había  desaparecido.  
Cuando intentó  aparecerse  en  el apartamento  de su amiga no lo consiguió. Preocupado se traslado a un edificio antiguo,  subió  por  las  escaleras de  piedra. Un   un olor a carne podrida dominaba el ambiente. Miró con impotencia que el vestíbulo del   edificio  estaba   cubierto telarañas de  color  rojo,  de las  que  salía  sangre. Iba  a  irse  del lugar, pero ya era demasiado tarde. Estaba  rodeado de  arañas rojas.

— Mierda — maldijo. No lo podía  creer ser, pero ese olor y  aquella  trampa  solo  significaba que  Úvatar había  despertado de su encierro. Caminó unos  pasos con cuidado de no tocar nada, aunque  cada  vez  era más  difícil. Cientos  de  arañas   rojas colmaban  el piso y  las paredes.  Se  preguntó ¿cómo  se escapó Úvatar?    ¿cómo iba a  destruirlo?  y  sobre  todo  ¿cómo iba a escapar de las arañas?
Se  acercó para  examinar  la  trampa  y  recordó  que  una  vez   Baal  le   alertó  de ellas. Se llamaban  las  telarañas  del  infierno. Si   cualquier  persona las  tocaba  se le podría   el cuerpo y  de sus retos  surgirían  arañas del  infierno  malditas  y hambrientas.  Para  destruirlas  se  necesitaba  sangre  de  un  demonio ,   agua  bendita  y  flor de   laurel   de  Erebor.
Volvió  a sentir  el llamado de  Zahra. Debía atravesar las  telarañas,  pero  si lo  hacía   se transformaría  en un asqueroso insecto. Varias  arañas  rojas y  negras  se  acercaron  rodeándolo a punto de  atacar.  Oyó  el  grito  de  Zahra,  no  tenía  tiempo que perder. Debía  subir  las escaleras,  quiso  desaparecer  sin lograr nada.  
Fue cuando oyó  que alguien abrió  la puerta.
—Aléjese.
—No, lo haré.

Khalid  se  volteó,  agradecido de  ver  a Seirim.   Un  ser  que era mitad  demonio y  elfo. Se encontraba en su  forma  humana, por lo que mostraba  el aspecto  de  un hombre   alto  de  cabellos   largos  y rubios platinados. Tenía  rostro cincelado  y  unos penetrantes  ojos  azul  eléctrico.  
—Debemos marcharnos  de aquí, Sei. Zahra  está en peligro.
—Igual, que nosotros.  Úvatar  ha  despertado.
—Lo sé,  pero  no entiendo  ¿cómo logró hacerlo?
—Mi padre,  fue herido con  la daga  que  apresó a Úvatar. Él  me mandó   a  detenerlo  antes  que  sea muy  tarde.
Un  grito   de  un hombre interrumpió.
—Las arañas  van a contaminar  el edificio. Debemos  detenerlas.
Seirim  asintió.
Faltaba  poco  tiempo  para que las arañas se les fueran encima.
—Toma  esto — le dio una  urna muéstrala a  Uvatar.  Solo, eso puede  detenerlo. Fue  apresado por ella  y  la sangre de  mi padre  puede  volver  a  dañarlo . Aparécete en el apartamento  de  Zahra  momento que  empiece a llover.
—Gracias.
—Dame  las  gracias, si aún  sigues  con  vida.


Khalid no supo qué  responder, fue, pero  cuando  observó  a  Sei  hacerse  un  dos  cortes   en sus  brazos  mientras   sacaba  de sus  bolsillos   unas  flores  de  color   morado y  un  frasco  de  agua  bendita .   Luego  Seirim   se elevó por los  aires  mientras    decía  un sortilegio en  una  lengua  que  Khaled  desconocía;  se imaginó que  era  un sortilegio elfo.  Lo que  antes   eran unas simples gotas  de  sangre y agua  bendita  se convirtieron  en una ligera  lluvia. Como  arte de magia las  arañas desaparecieron  del   vestíbulo. Sin perder  tiempo Khaled  se apareció  en  el  apartamento  de  Zahra.  Su amiga  estaba  atada como si fuera  un rollo  primavera.  Úvatar  se extrañó  de que pudiera aparecerse   en el apartamento, como  castigo las  rosas  casi estrangularon a  Amelia y  la alfombra  se incendió   quemando  a Zahra .
— No  te  atrevas a  hacerles  daño.
— ¿Quién eres  tú? ¿ Cómo  te  atreves   a interrumpir mis planes?
—Soy  Khalid y hago lo  que me da  la  gana.  Vuelve   a  la nada — luego  de  decir esas palabras el recolector, le  mostró   una pequeña  urna.
Úvatar   desapareció,   pero  algo le  dijo  a Khalid  que no lo habían vencido.  Oyó  un  gran  estruendo,  era  Zahra  que  cayó al piso.
Estaba  con el rostro   sonrojado,  el pelo alborotado   y  su ropa  casi deshecha. Khalid   le  dio  su  chaqueta de cuero negro. Ella   se  paró frotándose  el  coxis y  tomó la  chaqueta — gracias.
Antes  que cualquiera  de los dos pudiera reaccionar.  Oyeron un alboroto      a lo lejos  del edificio  y  sintieron la presencia   de  otros  demonios. Zahra   apenas  se sostenía  en pie, pero  debía  ver como se encontraban  sus niñas.
— Gracias,  Khalid,  tengo irme. Debo  ver  como están   las niñas.
— No lo hubiera podido hacer solo.  Seirim  me ayudo. Ve,   hablamos luego,  en mi casa. Tenemos  muchas  cosas que aclarar.
Zahra   asintió, para luego    desaparecer y trasladarse  a Quito. Llegó  a  casa  de Amelia  y Ana  para  encontrar   a  todos los  ocupantes  desmayados. Ramoncito  estaba  en  la cocina con su ropa   despedazada y el miedo   reflejado en su rostro. Amelia  se encontraba   recostada en medio  de la sala  junto  a un florero  roto  y     cientos  de  rosas  marchitas  en el suelo.   Heli estaba    a lado de  la  ventana  que  se encontraba    abierta  y   con los  vidrios trizados. Ana  se hallaba  muy pálida  en la  cama   que  tenía algunas  manchas  de  sangre.   Zahra  tocó  la frente    fría  de la  muchacha   con ternura  y alivio que  estuviera  viva.  Oyó  unos pasos ,  era Nessa  la  madre  de  Heli.

Zahra  la conocía, porque   fue  maestra  de su   mejor  amiga  Gilraen, antes que  Nessa  fuera expulsada  de  Erebor  por  amar  a un  humano y  tener  una hija sin  permiso de  consejo elfico .  Gracias a  la  intervención   de   Zahra , Agatha Áxel y el consejo mágico y sobrenatural. Fue exiliada  junto  a su esposo  y  a su hija  a la  que le limitaron  sus poderes. Como forma  de  agradecer  la   intervención  Nessa  se trasladó  a  Ecuador  para  estar  pendiente de las   descendientes  de  Zahra,  prácticamente  las  había  criado.
Nessa la  miró  preocupada , mientras  se acercaba  a su hija.
—¿Qué  pasó?
—Úvatar  se liberó y   atacó  a las  chicas  para  vengarse  de mí.
Nessa  la miró  de  forma  reprobatoria. A pesar  de  su edad, aún  era  una mujer  bella. Tenía  el cabello rubio,  la piel  blanca  y tersa  con algunas   arrugas   en  rostro.  
—No  te  culpes. No,  tenemos tiempo  para  eso.
Con  ayuda   de Nessa,  quitaron   cualquier  cosa que  revele lo que paso.  Luego  Zahra  con  sus  poderes  de  recolectora  les  borró la memoria  y  les  hizo pensar  que  fue  un sueño. Antes  de irse  Zahra  colocó  toda  la protección  que  pudo.  Cansada fue  a  ver  a  Khalid, para enterarse sobre  el escape  de  Úvatar.

Amelia  estaba  sentada  en un sillón  orejero  en la habitación de su hermana;   bostezaba  mientras  observaba   a Mr  Darcy   bailar  con  Lizzy  en la pantalla. Ninguna habló  de lo que  se quedaron dormidas  en la habitación  de  Ana. Su hermana   estaba  acostada,  pero  alegre. Su  rostro  que estaba   muy pálido,  le  sonrió   con ternura.
—Ve  a dormir.  Heli  me  hace compañía
Heli  estaba  sentada  en la  alfombra  comiendo un pedazo  de pastel  y  un vaso  de coca-cola   zero; ambas  estaban  muy tranquilas y algo pensativas. Amelia no les contó sobre  su sueño y pensó que era mejor. Solo había sido una mala  jugada  de su imaginación. Abrazó a su hermana,  aunque  todo fue un sueño,  se  sentía  intranquila y contaminada. Había  estado a punto    de entregarse  a  ese  ser maligno para  salvar  a Ana  y  Heli.  Se  despidió  de  su hermana  y  de su amiga.
Fue  a su cuarto, con la excusa  que estaba muy  cansada. Necesitaba  pensar  y  respirar    un  poco.   Sacó  la  cabeza por la  ventana  y miró  a la  calle  desierta.   Se  sentía  triste   como  si  la oscuridad   tomará  su corazón  y lo devorará lentamente. Se  dijo que solo  fue  un estúpido sueño, es   mientras  veía   la  televisión. Sin embargo, se sentía  tan real, hasta tenía un  dolor   en la oreja  y  en el cuello  donde estuvo a punto  de ser estrangulada.  Volvió  a mirar   a la calle  un  muchacho  de unos  veinte años esperaba a  alguien.  Era  un joven alto con  unos hermosos ojos  azules. Cuando  lo miró  detenidamente su rostro reflejaba   el mismo  pesar  que ella le  embargaba. Tal  vez, solo fuera su imaginación y el muchacho solo era algo serio.


Sebastián miró   de  nuevo  a la  ventana.  La muchacha  más  hermosa   que   había  visto en mucho tiempo lo observaba, por  lo que  se pudo dar  cuenta  parecía  sentirse  igual  que  él  a punto de caer  en un abismo.  Esta noche  estuvo a punto  de  volver    a drogarse;   a veces  sentía que nada  le inspiraba  que  todo  era   una mierda. A veces ,  deseaba  morir  y    que  todo acabase  de una  vez.  Volvió  mirar  a la muchacha  y ella le sonrió  y  algo  iluminó  su  corazón Sintió  una pequeña  esperanza y  un  deseo  de pintar  aquellos  ojos  negros  que parecían  sentir su mismo  dolor  y  a pesar  de todo  se  esforzaban  por   sonreír.
El  chico  de la  calle  devolvió   su sonrisa    y  Amelia   por primera  vez  luego  de  su pesadilla se sintió  viva . Si todavía podía sentir   alegría  y  ese cosquilleo  de  deseo en el vientre: La oscuridad  no la  dominaba ya  que  había   razones  para  ver   la luz y vivir.  Una  sonrisa  podía  iluminar  la oscuridad.

Espero  que les haya  gustado mi  capítulo  y les  deseo un genial fin de semana.




22 comentarios:

Mela dijo...

Hola JP... Qué ternura me ha despertado Niebla, el perro de Khalid
Me ha hecho gracia que Zahra llamase una vez a Khalid porque se le había terminado su helado
Las arañas rojas y negras me han parecido horrorosas, gracias a Dios que Seirim ayudó a Khalid
Estoy segura de que no han acabado con Úvatar
Ya ha salido Sebastián... me ha gustado mucho el final del capítulo
Y sí, creo que una sonrisa puede provocar maravillas
Me ha encantado el capítulo y te deseo un finde genial
Besos

Nena Kosta dijo...

¡¡Uf, ha faltado muy poco para que Úvatar consiguiera su propósito. Afortunadamente, Khalid y Seirim lograron impedirlo. Es una suerte que Zahra tenga la capacidad de borrar los malos recuerdos, así las chicas y Ramoncito pueden seguir con su vida normal, aunque quizá les haya quedado esa sensación extraña e inquietante de lo que creyeron fue un sueño horrible.
Y Parece que Amelia ha encontrado su sonrisa, asomada a la ventana, en la persona de Sebastián ;-)
Que frase tan bonita: "una sonrisa puede iluminar la oscuridad".
Nos leemos de nuevo en enero. Feliz Navidad!

Fantasía Y Realidad dijo...

Hola Citu,siento no haber estado estos días,pero me pondré al día en ésta bonita historia en unas horas.
Que la Paz y el Amor se queden contigo por siempre y que éstas Navidades te sea concedido ese regalo que tanto deseas.✫¸.•°”˜˜”°•.✫ ❤ ❤ ❤ ❤ ❤ ❤ ❤
(⁀FELIZ ‵⁀) ❤❤✫¸.•°NAVIDAD”˜˜”°•.✫ ❤

Y miles de besos!!

Ghaaby Captor dijo...

Ohayo!!

WOOOW en serio que genial... me gusta como escribes... tienes una facilidad para esto O.O

Cindy Groulx dijo...

VeJP Muy buena historia, disfruté leerlo. La lucha de la luz y la oscuridad. Voy a estar esperando al siguiente capítulo.
Besos y Feliz Navidad querido amigory
❤❤

Laura dijo...

Oh bueno estubo el capitulo, q bueno q las lograron salvar xq estuvieron a punto de morir, y q bien q ya esta parejita se vio!!!, muchas gracias x el capitulo q pases un buen fin de semana!!!

José Ramón dijo...

Feliz Navidad y todo lo mejor para el Nuevo año 2015 Saludos

Fibo Fibo dijo...

Escribes muy bien, y tienes una historia entre manos muy buena y entretenida, me ha gustado mucho, seguiremos leyendo los siguientes capítulos.

Un besote preciosa...Y te deseo felices fiestas en unión de los tuyos.

Tamara VN dijo...

Espero que Uvatar no la líe mucho porque eso de que haya recolectores de almas a mi me da un poco de miedo jejeje. Un besazo.

Tamara VN dijo...

Brindo por nuestra amistad y quiero que sepas que estoy muy feliz de tenerte entre mis amigos bloggeros.

Muchas gracias por un año más a mi lado.

Felices fiestas!

JUAN FUENTES dijo...

Cada dia sigue aumentando el número de tus seguidores
Felices fiestas

Lourdes dijo...

¡Qué buen capítulo de adelanto que nos has regalado Ju!
De principio a fin estuvo muy bueno. Felicitaciones. Me ha enganchado desde las primeras líneas, eso es un verdadero don. Te agradezco que quieras compartir tu talento nena. Un besote grande y estaré por aquí para seguirte. Muakkk besazoos

María Pilar dijo...

He estado ausente y siento que tengo que ponerme al día con tu historia.

Te deseo unas muy Felices Fiestas Citu y que en el próximo 2015 nos volvamos a encontrar.
Besos

EldanY dalmaden dijo...

Hola.
Un nuevo año se nos viene encima y no sabemos cómo nos irá durante su vigencia.
Lo que sí sabemos es cómo nos ha ido en este y, particularmente, os quiero agradecer estar a mi lado durante este mal año.
Sin vosotros lo hubiera pasado peor y vuestros comentarios han sido uno de los pilares que me han sujetado para no caer.
Por eso y por muchas cosas más, zas, regalito que te llevas.

http://subefotos.com/ver/?1f1db8ac532eedc15f4bca32c43a9de2o.jpg

Un abrazo y Felices Fiestas.

Violeta G. M dijo...

Hola preciosa!
Me ha gustado mucho este capítulo, Te deseo unas felices fiestas y espero estar el año que viene por aquí, para seguir leyendo tus lindas historias.
FELICES FIESTASSS! Besotes

Sunako Chan dijo...

jajajaja! Gracias Citu! Muy buen capítulo. Por fin aparecee Bastian, que lindo.

Mientras Leo dijo...

Arañas, arañas brrrrr
Me ha encantado el capítulo
Besos

Jennieh dijo...

Hola Citu. La historia es interesante. Espero el que viene.

Un beso.

Ariel El vikingo dark dijo...

Hola Citu, buenas tardes,
en primer lugar perdón por la tardanza =(

Excelente capítulo,
debo decirte que me dio en mas de una vez escalofrío,
sin mencionar lo que dijé cuando vi la araña... digamos que no son de mi agrado =)


Espero poder seguir leyendo el próximo año
un beso grande

Yessy kan dijo...

J.P,
Voy a leer tu fragmento con tranquilidad. No quiero hacerlo deprisa, me gusta mucho y quiero poner atencion a cada detalle. Regresare pronto. Un besote amiga!

Tramos Romero dijo...

Toma mucho cuerpo la historia y un personaje nuevo ummmmm .....

Gracias Citu,

Besos inmensos,


tRamos

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! Me gusta mucho como va la historia. Niebla me ha encantado, me ha hecho pensar en mis perros, aunque son más mañosos todavía XD una ternura <3

El final del capítulo te ha quedado precioso <3

¡Un abrazo!

Related Posts with Thumbnails