Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 7 de agosto de 2015

Ilumina mi corazón . Capítulo 15 ( Segunda parte)

Hola,  ¿cómo les  va?   La  verdad  yo ando  algo  decaída  entre    el  terrible   calor que ha hecho  en estos  días  y  que  Cleo  anda  algo   malita. Como  ya  tiene   diez años  sé  que  no  me  queda mucho tiempo con ella


Pero  uno  debe  seguir  así  que  les   mando un nuevo  capítulo   que  tiene   algo  de  escenas  subidas  y que muestra  como  sigue  creciendo la  relación  de  Amelia  y  Sebastián  espero  que   este  fragmento  sea  de  su  agrado.



Capítulo 15


Un  mes después

Amelia se  acostó   luego  de  terminar  de  mandar  un mensaje  a  Sebastián. Sonrió  a releer  el  mensaje.
Espero que  descanses  y  sueñes  conmigo.
Amelia  ya  estaba  en su cama  ,  se imaginaba  que    su  hermana  estaba  ya dormida en su habitación .  Antes  de apagar la luz  mandó  un  mensaje  a  Heli  no  había sabido nada  de ella desde   el viernes. Se acomodó  en su cama como muchas noches  no  podía  dormir. Aunque  lo intentará el  demonio  que   le  asustaba  se aparecía  todavía  en  sus sueños. A veces  lo  veía matar  a su hermana, a  Heli o  a Sebastián.   Por  más  que  se  dijera  que  venció  a  ese  demonio,  en  el   fondo estaba  convencida que lo  volvería a  ver. 
Cerró los  ojos  en  lugar  de   pensar   en  el monstruo de ojos rojos   se  concentró  en el rostro  de Sebastián,  en  la forma  en  que la  besaba y  la  hacía  sonreír. Él  le quitaba  la  tristeza y la  desesperanza  con solo ver su rostro .  Le  daba  fuerzas con  solo  leer  sus  mensajes  o  escuchar  su voz. Cuando la  tocaba  solo  podía sentir  la  fuerza  de sus caricias  y  sus problemas  se alejaban de  su vida.   Con  cada latido  de  su  corazón  y con  cada bocanada  de aire  que  compartían  eran  mucho  más  que dos.


Mientras  se  quedaba  dormida  y   la oscuridad  le  rodeaba   completamente.  Sintió como  unas  manos    la  sujetaban  y no la dejaban moverse.   Un desconocido estaba encima  de ella.  Amelia  tenía miedo e  intentó luchar,  pero las  manos   que  le apretaban  eran muy  fuertes.   
—Suéltame,  maldito.
— No, tengas  miedo. Abre, los  ojos   Amelia.
Amelia   con  curiosidad  y con  gran temor  hizo lo que le  dijo la voz. Sorprendida miró  hacia   unos  ojos  azules  que lograron que  su  corazón  lata  más  fuerte  y  su miedo desaparezca por  completo.
—¿Sebastián qué haces  aquí?
—Silencio — dijo  mientras  su  dedo  delineaba  los  labios  de  Amelia y  su mano izquierda   aún la tenía  cautiva,
Amelia  tragó  saliva sin entender  qué  hacía  Sebastián  en su  habitación.  
—Sé  que esto  es una locura,  pero necesitaba  verte.  Cada  día  me  vuelvo   más adicto a  ti.
Beso   ligeramente  a  Amelia   que le  devolvió  su  caricia  con pasión.

Mientras las manos  de  Sebastián  hurgaban a través  la  vieja  camiseta de Snoopy que   Amelia  utilizaba  de  pijama.
—Dime  que me detenga —susurró mientras    la miraba    intensamente.
Amelia  tragó  saliva,  para luego responder — No lo hagas,  yo  también  te  deseo. Estoy harta  de esperar.
Sebastián la  besó  con pasión .  Mordisqueó  sus  labios mientras   que  con su lengua    penetraba  su boca.  Su mano  izquierda  tocaba   el seno de  Amelia  sobre la  fina tela   de la  de  camiseta.  
Amelia   se estremeció   al  sentir  la  caricia  que  inflamó   la  sangre  de sus  venas.  Luego  le  dio ligeros    besos  por  su mandíbula ,  cuello,  sobre  el nacimiento  de su seno.  Encima de  la camiseta     mordió   su pezón  haciendo que  su  amada  diera  un  gemido.
Amelia   quiso  tocar  a Sebastián, pero él no se lo permitió.
—Primero quiero  verte  desnuda .  Deseo  sumergirme  en ti y nunca  más  salir   de  tu cuerpo.     
Antes que ella  proteste,  él  la  besó  mientras   profundamente  por  unos minutos.  Amelia  se le olvido todo,  solo se concentró  en  dar  y  recibir  caricias. Deseaba   estar   unida   a  Sebastián  sentir  su  piel, oír  como latía  su corazón, unir  su  cuerpo  y  alma   a  él.
Él le quitó  la   camiseta   y  Amelia  tembló  ante su escrutinio.  Los  ojos de  Sebastián  se oscurecieron   por  el deseo contenido.  No pudo  pronunciar ninguna  palabra . Tocó   el rostro de  Amelia con ternura y luego la  besó  diciendo  lo que no pudo  expresar  con palabras. Las  manos  de  Sebastián recorrieron    su cuerpo hasta llegar  su centro. Amelia  sintió  como sus   dedos  se  aventuraban donde ningún otro  hombre  había estado  antes.  Gimió al  sentir   como  su amante apretaba su botón  mientras un dedo travieso entraba en ella.
—Amelia te  am...
Amelia  gruñó al oír un horrible pitido.  Descubrió  con pesar  que estaba  sola  en la cama y que  la alarma  le anunciaba    un nuevo día.
Frustrada  fue   al  baño  para  quitarse el  deseo insatisfecho.  Ana  su hermana saludó  alegre y le ofreció  un vaso  de jugo de naranja. Amelia  puso a hervir  agua mientras su hermana  tomaba   cereal con leche. Iba a tomar  una taza de  café, cuando recibió una llamada de   Nessa  la mamá  de Heli.  La madre de su amiga estaba  muy preocupada   por  Heli  desde  el sábado por la noche , no quería  salir  de su habitación  y  hoy le dijo que  iba  a dejar la facultad y se encerró de nuevo.      
Amelia le dijo que hablaría con su amiga, preocupada  dejó  a su hermana y en lugar de ir a  clases  fue  a  la casa  de Heli.

Cuando  fue  a la  casa  de su amiga nadie le  respondió iba  a irse,  pero Heli  le  abrió la puerta.  Su  amiga  estaba   demacrada con los ojos  rojos  y  muy despeinada. Amelia  quiso  besarla  en la  mejilla,  mas  Heli no la  dejo.
—Pasa  de una  vez. Vaya  verme   el vecino y   lo asustó de muerte.
—¿Qué pasó?
—Nada,  solo que  no deseo  hablar.  Ya  me  viste  puedes  ir.
—¿Dime  qué pasó?
—Ando  triste.
Amelia  frunció  el ceño  y  se plantó en el vestíbulo —. No me iré, hasta que me digas ¿ qué pasó?
—Tu  ganas.
Heli   la llevó  a la  sala  y  le indicó con la mano  a su amiga que  se siente.
—Mamá,  te vino con el cuento.
—Está muy preocupada.
Heli no dijo nada  se tapó con los  brazos  el rostro y  se quedó en silencio unos minutos.  
Sin quererlo  se puso de nuevo a llorar  cuando  recordó  lo que le  ocurrió la  tarde  del  sábado cuando iba  a dejar  a Pablo unos apuntes de  semiótica.
Iba  a acercarse a casa de Pablo  cuando lo observó  beber  con unos  amigos en la acera.  Iba a  marcharse , pero oyó  su nombre.
—Milagro, que Heli  no  está  aquí. Pensé que te iba  a dejar  unos apuntes.
—Gracias a Dios, que no  vino esa  vaca  gorda.



Sus amigos  se rieron,  mientras  Heli  se puso pálida y  se  aproximó  un poco más para oír  el resto de la conversación.
—No,  es tan fea.  Tiene  buenas  tetas.
Pablo   escupió un poco  de  cerveza — estas ciego, Paco.  Yo  solo la soporto porque el  cerebrito,  me hace las  tareas  y me  presta  plata de  vez  en cuando. Debería  cobrarle a  esa  ballena  apestosa por respirar el mismo aire que yo...
Heli no  oyó más  de esa conversación, salió llorando sin rumbo fijo. Ni  se dio cuenta  como regreso  a su casa.
Amelia  le  abrazó  y Heli  se  refugió en sus  brazos y lloró por  un buen rato.
—¿Qué te pasó?
Secándose  las lágrimas  Heli  balbuceó  — Pablo.
—¿Qué te hizo ese idiota?
—Solo,  se acercó  a mí, porque  me necesita.  Me desprecia, quisiera ser  tan linda como tú. Por más dietas que hago, siempre  seré una gorda patética.
Amelia  abrazó a  Heli  
—No hables, así tú eres  muy  especial.  
—En un universo paralelo. 
—Heli , eres  hermosa no solo en cuerpo  sino en tu alma.
Heli  miró   escondido   a uno  de  los  guardianes  que estaba  a cargo de la seguridad  de  Amelia.  Solo le  falta  eso  que  el  tipo parecido a  Sessumaru  la viera  en esas  fachas y oyera  lo patética que era.
— Pronto  te darás cuenta de que eres   un tesoro.   No importa, lo que piense ese  patán.
—¿Perdón?
Amelia la miró con cariño.
—Que pronto te  darás cuenta  de lo hermosa que eres.
—Debes,  estar ciega.  
—Eres  hermosa  Heli.
—No lo soy, tú eres la  linda, flaca y perfecta.
Amelia puso los ojos en blanco.
— No  soy perfecta  y  si te acuerdas  una  vez  el imbécil de  Pablo me dijo que parecía un zancudo. Yo no  sé  qué le  ves  a  ese  tipo  es  igualito   a  un cavernícola.
Heli  rio —. Si me acuerdo , luego intentó besarte.
—Así me  gusta por lo menos  te saque una sonrisa.
—Podrías  traerme un poco  de   chocolate caliente. Mientras, me lavo  la  cara.
Cuando  se  fue  Amelia a la cocina.  Heli  se  acercó al otro extremo de la sala; donde no parecía  haber nadie
—Sé, que estás  aquí.

Un hombre rubio alto y muy  atractivo se materializó en la sala.
—No,  deberías contactarme. Tu amiga, puede venir  de  improviso.
—Entonces, no escuches lo que  no te importa ¿dónde están los otros?
—Vigilando el perímetro.
—Mejor.  Ustedes  están , aquí para cuidar  de  Amelia no para meterse  en mi vida privada.
Sei  asintió  sin decir una palabra.
Heli  se estaba    alejando a la cocina cuando  el demonio habló.
— No, debería meterme, pero eres una  estúpida.
— ¿Cómo te  atreves  a insultarme?
— No  deberías llorar,  por  ese  hombre sin valor.
— No lloró por  él.  Es  terrible   ser  rechazado, que  se burlen de  ti por  lo que eres.
Seirim se  acercó   a  Heli   y  la miró profundamente.  La muchacha apenas podía  respirar.
— No  eres la única  que  te ha sido rechazada.  Sé lo que  es  sentirse   un extraño en todas partes. Soy híbrido  odiado por  las razas a las que pertenezco .  No  te digo eso para   que  sientas  lástima.
—¿ Entonces,  por  qué  me lo dices?
—Tienes  dos opciones  dejás que él   gane y  te haga sentir  inferior  o   sigues tu camino y luchas  por lo que  desees.   
—No, tengo  que  oir  tus  estúpidos consejos.
Seirim  tomó  la  barbilla  de  Heli  y  la  miró  furioso.
— No lo hagas.
Heli   se alejó  de  él, temblando.
Amelia   se  fue  dos horas  más  tarde.  Estaba  aliviada, porque  pudo  convencer  a  Heli de  no  dejar  la  universidad  y  de no matar   a  Pablo.
Sin  embargo,  se sintió  algo  melancólica. Odiaba  que  alguien le hiciera   daño   a sus  seres  queridos.  Llegó  diez  minutos  antes de  su  cita  de los lunes.  Desde que  empezó a  salir con  Sebastián  se   veían todo  los  lunes   en el parque el ejido.  El  resto de la semana  estaba  sujeto  al  complicado horario  de  los  dos.

Amelia  caminó   por   la arboleda.  Estaba  sumergida  en sus pensamientos  cuando llegó  Sebastián  y  la  sorprendió  por  detrás,  el corazón  de la  joven latió con fuerza  y  por  primera vez  desde  que  supo  lo Heli  se sintió  en paz.
En  el  refugio de  sus  brazos  la crueldad   del mundo  desapareció.
Sebastián  sintió  que algo le afectaba a  Amelia,   pero  no dijo nada  solo  le  abrazó más  fuerte. Por  el tiempo  que  llevaba  conociendo  a   su musa,  sabía  que  cuando   esta lista   le contaría lo que   le entristeció esa mañana. Luego de  besarla  con pasión  le  dio  un  chocolate Ferrero —pensé  que esto  endulzará  tu día.
Amelia  sonrió complacida
—Tú  endulzas  mi vida.
Sebastián  le  acarició la mejilla . Amelia  se dio cuenta de que él la entendía  y  que  se estaba   enamorando  de  él.  

Espero que les haya gusta el capítulo y les deseo un buen fin de semana



18 comentarios:

carolina g. ticala dijo...

Bonita historia!!feliz fin de semana!!

Violeta dijo...

Hola preciosa!
La verdad que da tristeza cuando los tienes malitos y son tan mayores, pues ver que le van quedando poco contigo, así que ha pasar todos los ratitos con ellos, yo tengo un perro y una gata y mi perro también es ya mayorcito. Genial este capítulo, como siempre. Feliz fin de semana. Cuídate mi niña. Besotes

JUAN FUENTES dijo...

Amiga escritora,una copa de vino siempre será agradable en cualquier momento

Laura dijo...

Pobre Heli escuchar eso fue un gran golpe para ella pero le debería de hacer caso al consejo que le dieron, que siga adelante y no se de por menos, bueno a Amelia la interrumpieron en lo mas y mejor pobre jeje, muchas gracias por el capitulo y Citu espero que tu perrita siga mejor!!!

Ariel El vikingo dark dijo...

Hola Citu, buenas tardes,
excelente...
un capítulo de los que me gustas... tú ya sabes el por que =)

espero que tu perrita se ponga bien
te dejo un beso y un abrazo

bonito fin de semana

Ariel El vikingo dark dijo...

Hola Citu, buenas tardes,
excelente...
un capítulo de los que me gustas... tú ya sabes el por que =)

espero que tu perrita se ponga bien
te dejo un beso y un abrazo

bonito fin de semana

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estés bien. Bueno que decir me encanto el capítulo tan dulce. Mira que en capítulos anteriores Seirim no me caía también pero hoy con Heli ha sido un amor. Y que decir de la pareja protagonista son muy dulces. Ahora toca esperar nuevo capítulo. Muchas Gracias! XD

Ghaaby Captor dijo...

Hola1!!!

oohh bueno te recomiendo que le des muchos cariños a tu mascota, asi hacia yo cuando se que estaba muy malita y bueno fueron pocos dias los que vivio despues, pero aun asi, siento que esta muy bien!! :)

Lourdes dijo...

Hola Cituu! Me encantó ponerme al día y disfrutar de esta novela maravillosa. Esa alarma interruptora de sueños que no debía sonar jajajaja. Me gustó mucho cariño, una escena super hot. Te felicito!!
A ver si ahora en más puedo darme una vuelta mas a menudo por tu bello sitio y no atrasarme con los capis.
Besotes amiga y felicitaciones.

Lujan Fraix dijo...

HOLA CITU
ME DA PENA NO HABER PODIDO SEGUIR TUS NOVELAS QUE DEBEN SER FANTÁSTICAS.
MIL GRACIAS POR TUS CONSEJOS Y POR ESTAR SIEMPRE AMIGA.
BESOS GRANDES.

Mientras Leo dijo...

"En el refugio de sus brazos la crueldad del mundo despareció"
Preciosa frase,
Va muy bien, con ganas, como siempre, de más
Besos

Dolo..✿*゚ dijo...

Me ha gustado muchísimo :D
Un besito.

Mirian Cartagena dijo...

Disfruta al máximo de la estancia con Cleo, es muy hermosa la relación de Sebastián con Amelia, hasta tiene sueños muy reales.
Saludos.

carolina g. ticala dijo...

Gracias por tu bonito comentario en mi blog!!!Seguimos en contacto!!!saludos!!!

Viri Villarreal dijo...

Hey! no tenía idea que escribias!!! me ha enganchado el cap ahora mismo voy a leerme los anteriores :3 Saludos nena.
Viri Villarreal | ❤

CRISTINA dijo...

Hola Citu, ya estoy de vuelta tras unos días de vacaciones. Una entrada fantástica y interesante.
Besos.

Mela dijo...

Hola JP... El sueño de Amelia parecía tan real... yo me lo estaba creyendo ;-)
Y es que los sueños, muchas veces, parecen reales
Bueno, desde luego, siempre se pueden convertir en realidad
Me ha dado mucha pena Heli, y creo que Pablo es un estúpido y muy cruel
Pero me alegra que Heli decidiera volver a la universidad... una muy buena decisión
Pues ya estoy al día con tus capítulos, y me alegro
Besos

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! Cuando leí que había una escena subida y empecé a leer lo de Amelia y Sebas, me creí que era real y no un sueño XD

Me encantó el capítulo.

¡Un abrazo!

Related Posts with Thumbnails