Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 20 de mayo de 2016

Ilumina mi corazón. Capítulo 26 ( Primera parte)

Hola,  ¿cómo les va?  hoy  les traigo un nuevo  fragmento de mi novela y  aunque   no    relata  lo que  va pasar  con  Sebastián,  Amelia y  Zahra; si lo que  ocurre  con  Ana .  Espero que les  guste.
Capítulo 26



Blake   se  apoyó   en el quiosco  de  revistas   y observó    varias  publicaciones sin   realmente  estar  interesado  en  su contenido,  pero  lo hacía  para disimular  que   vigilaba  a Ana  Bolaños.  La  señorita Bolaños  había  tenido quedarse en  la escuela  por   un  trabajo.
Ana  sonreía  de algo  que le  dijo  una de  sus  amigas.  Blake  sintió  que  a  pesar  de que Ana   pareciera animada   y  alegre  él podía  vislumbrar  cierta  tristeza en sus  ojos.  Lo  reconoció  ya que  él también   fue      un  bicho  raro  en  la  escuela.  Al ser  un lobo  con poderes     y   al  que le  gustaba  la  tecnología. Nunca   formó   parte  de  ningún grupo,  pasó  mucho tiempo en encontrar  amigos  de verdad que lo acepten por  ser  quien  era y no por lo que  aparentaba  ser.
Por  un momento sintió la mirada  de  Ana   y  decidió   comprar     la  revista   que  la  vendedora le ofrecía sin  mucho  afán.  Ana   se  decepcionó  cuando    el  hombre atractivo dejó de prestarle  atención.  Según  su amiga  Paula,  ella  le  gustaba  porque  le  observaba  interés.  La   muchacha lo dudaba  a  diferencia de  sus  amigas  era  pequeña,  flaca   y   demasiado   joven  para  que  un  hombre  tan atractivo se  fijara  en  ella.


Al  hombre  de  barba  se  le acercó  un  hombre  rubio  con chaqueta  de cuero  de color  negro.  Sus  amigas      suspiraron  por   el  hombre   de  cabello  claro y pinta de chico malo a Ana le  gustaba  más  el hombre  cabellos  negros. Los  dos  hombres  se fueron   y la  conversación  giró  a los enamorados   de  sus amigas.  Ana  se sintió  como  un bicho raro  por  no  tener  pareja.  Aunque  le  caían sus  amigas  estaba  con muchas  ganas  que llegue  Ramoncito a  buscarla para  irse    de  compras  y  luego a  su  casa.
Blake   arrugó  la revista y miró  de  forma  despectiva  Helmut    
— ¿Dónde estabas?
—Comiendo.
—No  deberías  tomar   sangre    de  bolsa — .  Dijo  Blake  refiriéndose  al  banco de  sangre.
Helmut  arrugó  su  rostro  con una  mueca  —. Me gusta  mi comida  tibia y   fresca.  Además, tengo licencia para  cazar.
—  Ni que seas,  James  Bond. Deberías  tomar  más  en serio  tu  labor.
—  De la misma  forma  que  tú  ,  Rin tintín.  Te  dejaste  atrapar  por  esas   jovencitas   tontas. Ellas  se dieron cuenta de que las observabas, debes tener  cuidado.
Blake  gruñó   como respuesta  y  volvió  a   observar a  Ana  cuyos  ojos  denotaban  tristeza.   El  vampiro  lo   tocó  en el  hombro  y  luego le dijo
—  Parece   que  ya   llegó  el   que  viste  raro  es  mejor  irnos  y  tomar  las motos.  ¿No  entiendo  porque    vamos  en ese  medio de  transporte?
Blake    miró por última  vez,  a  las amigas  de  Ana, mientras  pensó  que   era  mejor  conducir  solo  que  andar    mal acompañado.  En lugar  de decir  lo que pensaba  contestó   —. Es  más  práctico  claro que  a ti  no  te  gusta, ya que no puedes llevar  tu ataúd.
—  Yo no tengo  ataúd,  son   de    épocas  antiguas.
—  Si eres  de la prehistoria.
—  Prefiero   ser  eso.  A ser  un cachorrito con pulgas.
—Yo no tengo  pulgas.
— Me  alegro, que  te sirvieran el antipulgas que   te regale por Navidad.
Blake  gruñó  de nuevo.  Montó  su moto   y siguió  a  Ana y  Ramoncito.
Minutos  después  sonaba  el  celular  del lobo.
Helmut  observó  que  Blake  estaba  con  el  rostro  preocupado y le indicó que parqueen  en el estacionamiento  del centro comercial  a lado de  las gradas. Ramoncito  y  Ana  buscaron  un  lugar  por  dónde  se  encontraban los ascensores.
Blake sonrió  a una pareja que   iba a  entrar   al centro comercial.  Espero  a quedarse  solo  con el vampiro para poder  hablar tranquilamente.
—  Úvatar  va a lanzar  un   ataque  global.
—Scheiße  (mierda)
—Tenemos  que  raptar  a  Ana.
 —Eso  es  fácil.
—  Lo  dudo,  conde  Patula.
Helmut solo se rio —.  Vas  a  ver  lindo pulgoso,   las  mujeres  caen a mis pies.
— Es por  el  olor.  Debemos   ser  cautos y no  provocar  un escándalo.
Helmut  asintió,  ambos  fueron en busca  de    a   Ana  y  Ramoncito.
 Ana  reía  y  se  sintió más cómoda  junto  a su  vecino que estacionaba  su   pequeño automóvil.  Una parte   de    ella siempre  consideró a  Ramoncito un hermano.  Hubo  un tiempo  que  quiso  que  su  hermana  Amelia  se  fije  en su vecino;  algo que nunca  paso.
Ramoncito    sacó sus  gafas  y se miró  al  espejo comprobando  su imagen.  Como era  viernes  llevaba    vaquero  y  camisa     fucsia  con botines  del mismo  color.  
— Gracias  por  acompañarme  a  comprar un regalo para  mamá.   Pronto  será  el día  de la madre  y   ella me  prohibió  que  la invite a  comer o  le regale  flores.   Me  dijo  que  si quería  darle  un  perfume  tenía  que  ser  importado.  De  paso compró  el regalo de  cumpleaños  a  tu hermana.
Ana  asintió  y  Ramoncito  se  sintió aliviado. Como  él no  tenía  tanto dinero  esperaba   que  Ana  se le ocurriera   algo para  darle  a su madre.  
 — Genial,    te  ayudo.  Pero  me prometiste  un helado  de chocolate.
— Un  caballero  siempre  cumple sus  promesas.
Ana sonrió  cuando sintió  que  alguien la observaba.  Con  extrañeza  se dio cuenta de que   era  el mismo  hombre  de  cabellos    negros  y ojos  color  chocolate   que   miró  rondando  la  puerta  de  su  colegio.  El hombre misterioso  no estaba solo,  el rubio con chaqueta  de cuero  negra     lo acompañaba.   Casi se  desmaya  al  ver  que  el rubio  tenía  un  arma   y  que se  le   acercaron de  forma sigilosa. Temió  que  los secuestren,   Ana miró que  el  estacionamiento  estaba  vacío.
Agradeció que su hermana  le obligó  a   tener   un  aerosol  de  gas pimienta.  Nerviosa  se aproximó a su   amigo mientras  que  buscaba    en su mochila  el gas  esperando no ser  sospechosa.   Los   dos   hombres   los  rodearon por  detrás. El  rubio enorme   dijo  con  un ligero acento — Ven  con  nosotros.
Ana  en lugar  de  responder   roció    gas pimienta  al hombre  de  los ojos  negros.  Mientras  sorpresivamente   Ramoncito   le  dio  un  golpe  en la entrepierna al gigante rubio y le gritó — corre  Ana.
Ella  lo hizo   a  pesar  del miedo  y que su  corazón   latía sin control.  Tuvo algo  de  temor  que   se  desmaye, pero solo siguió corriendo.  Estaba segura de que  el hombre  misterioso  iba   detrás  de  ella.  El único pensamiento que  tenía mientras  huía  era conseguir  ayuda  lo más  pronto posible. Miró  a una mujer  gorda     vestida  de  rosa  que  le  recordó   al personaje  de  Umbrige  de la  película  de  Harry  Potter.
Casi sin  aliento   Ana    se  aproximó  a   la  mujer —. Necesito ayuda,  me quieren  secuestrar.
La   mujer  le  dio una  extraña  sonrisa.  Azidahaka     estaba  feliz , por fin   tuvo algo  de  suerte.  Raptar a  Ana  Bolaños  sería  muy  fácil.
 — Lo sé.
Ana sintió  un    escalofrío    en   la  espalda, miró    alrededor  en busca  de alguien más.  Era  extraño para  ser  viernes  en  la tarde   el parqueadero  estaba  desierto. ¿Ana  se preguntó cómo estaría  Ramoncito?  ¿  y en dónde  estaba  su  secuestrador ?
Caminó hacia la  mujer    mientras  abría  de nuevo su mochila  y  buscaba  su celular.
— Ana,  no hagas  eso. Es perder  tu tiempo, nadie  puede  salvarte.
Ana  se quedó sorprendida al darse cuenta que la mujer  conocía   su nombre .  Tenía ser  también   parte  de los secuestradores. Debía  huir,  lo más  rápido posible.  Retrocedió sin  dejar  de  mirar   a  la  mujer.  Azidahaka  alargó  los   brazos   y  empezó  a  transformarse  en pulpo  enorme.
Ana  no podía creer  lo que le pasaba,  debía ser  un sueño.  Los  tentáculos  del pulpo  iban a atraparla; sintió  que  alguien  le  jalaba.  Era el hombre  misterioso.  Ella intentó darle una patada.
— No hagas  eso.
Ana  no le hizo caso.
La   mujer parecida a  Umbrige  había  cambiado asemejándose  a    Úrsula  la villana de la sirenita.  El pulpo  seguía  creciendo   y  golpeando  el pavimento   haciendo  que la tierra  tiemble.  Un   olor    a azufre   impregnaba  el ambiente Ana  no sabía  qué  hacer.  El hombre   le sujetaba   fieramente   que apenas podía  respirar.
—Deja que me lleve a  Ana.  De nada  te sirve luchar ,  cerebrito.
—No  soy un traidor y  cobarde ,  como  tu Azidahaka.
El  demonio  se agitó   volvió  a transformarse  en  un   ser  de  tres  cabezas.  La tierra  siguió  temblando  y  de ella  salieron  grandes   estacas .  El  hombre  de  cabellos  negros    trepó  a una  camioneta  cargando a  Ana  como  si fuera    un saco  de papas.
Blake  soltó  a  Ana  en el  cajón  de la  camioneta, meditando las posibles  vías  de  escape.  Ana   aún con  el aerosol  en la mano   quiso apuntar  al hombre misterioso, pero temblaba demasiado.
— No me ataques. Estoy aquí para protegerte.
Antes  que  Ana conteste  una  gran estaca perforó    el  auto  Blake   tomó la mano   de la muchacha  y  la  sacó  de  automóvil.
El  demonio de  tres  cabezas  y  con cuerpo    de   pulpo  gritó —  No puedes huir  de las  sombras.
Blake   gruñó  y puso  a  Ana  en el suelo luego le dio una  extraña  arma—. Ten  esto  te protegerá de  las  sombras. Aprieta   en el botón  rojo a  las  sombras y las congelas.
—¿Sombras?
Blake le  señaló  el piso  y los  carros  que  se volvieron  negros  sin color  y  voltearon   a perseguirlos aunque no tenían ocupantes.
—Ve  al ascensor,  mi amigo  te  espera  .
—   No me iré. No puedes  enfrentarte  a ese  demonio solo.
Blake  pensó que  de nada le serviría   discutir .
—Congela  todo    lo pueda tocarte  no  dejes  que      nada  te  toque.
Ambos corrieron mientras  Azidahaka    los perseguía  Ana  estuvo a punto de  caerse  y  el hombre  misterioso  le ayudó  a no resbalar.  Llegaron     a donde  estaba   El hombre  rubio  junto  a   Ramoncito que   estaba  atado  y  dormido.
—Debemos  irnos.
— No  van a dejar  a mi amigo aquí.
—Azidahaka   nos pisa los  talones.
—Tengo las motos,   pero no sé  cómo vamos     a escapar     la parte  de  atrás esta toda infectada  y  Azidahaka  estará   muy  pronto por aquí.
Blake  señaló las escaleras.
— Dijiste que no debíamos hacer escándalos.
Él  cambia formas   levantó los hombros. Miró  a  Ana  que estaba   atendiendo  a  Ramoncito.
—Monta la moto.
—No, me iré sin mi amigo.
—Llévalo  Helmunt,
—Pero.
Oyeron  a  Azidahaka     a punto de  venir.
— No hay tiempo  de discutir.
Ana  montó    junto  a  Blake. Y  fueron     se fueron por las  gradas      de la escalera —  Por  cierto, ¿cómo te llamas? ¿  quién me persigue  y  por qué?
— Me  llamo Blake,  el resto  te lo cuento luego — dijo incómodo     el lobo.
Entraron a la primera planta  del centro  comercial  que  todavía  no estaba infectado las personas  los miraban  como bichos  raros  .  Ellos  salieron a la calle  sabiendo que no podían ayudar     a nadie y  que corrían por   sus vidas.
Espero  que le  haya  gustado  el  capítulo aunque  estuvo algo largo.  Les deseo un genial  fin de semana .




14 comentarios:

Fantasía Y Realidad dijo...

Hola Citu,te deseo un feliz fin de semana.
Muchos besos y cuidate mucho niña:)

Entre palmeras... dijo...

Te sobra imaginación, no cabe duda, falta me haría un poquito, ehhh

Abrazos Citu y que tengas un lindo fin de semana, he escuchado de nuevas réplicas en tu tierra, pero de a poco y unidos se irán levantando.

Mela dijo...

Hola, JP... El capítulo ha estado realmente interesante y emocionante, me ha gustado mucho
Me he reído imaginando los botines color fucsia de Ramoncito;-)
Los ojos de Blake tienen que ser preciosos... del color del chocolate ;-)
Menos mal que Ana ha acabado confiando en Blake... y me ha parecido muy valiente intentando ayudarle, y no queriendo abandonar a Ramoncito
Las transformaciones de Azidahaka son tremendamente horrorosas... primero, un pulpo enorme... y luego, un monstruo con tres cabezas
Lo has dejado muy interesante... y me has dejado deseando saber más
Feliz finde... Besos

Laura dijo...

Me alegro que llegaron a tiempo para salvar a Ana uuff por poco y la capturan, pero no paso a mas por dicha, y yo no me quejo que sea largo el capitulo son mejores, gracias y que pases un buen fin de semana!!!

JUAN FUENTES dijo...

Soñar,soñarmtodos soñamos,oero tu decesita estar muy despierta,para continuar con tus novelas

Lourdes dijo...

¡Holaaaa! Aquí estoy poniéndome al día con esta novela maravillosa.
Pues los botines me han dado gracia con sólo imaginarlos. En cuanto a Ana pensé que iba aterminar mal, por suerte se ha salvado. Vaya que me tienes en los capis con el corazón en la boca. Eres brillante mi niña. Gracias por compartir tu obra, besotes miles y buen fin de semana.

Gladys dijo...

Uyyyyyy, pense que ya n o salvarán a ana,que imaginacion amiga, tremendo capitulo.

Besitos feliz fin de semana.

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Voy tan liada estos días, que aun no me ha dado tiempo a leer el capítulo y estoy deseando hacerlo. A ver si mañana tengo un poco más de tiempo.
Feliz finde!!
Besos!

Sunako Chan dijo...

Hola Judith! Espero que estes bien. Blake apareció de nuevo y ahora está con Anna es genial. Bueno pobre Helmut siempre le pasa algo. Espero más en el próximo capítulo. Feliz finde y mejor semana! Un besote!

Ghaaby Captor dijo...

Holaaaa!!!
que genial este fragmento, que sale un poco de los prota, me gusto!!!


kizz

Mientras Leo dijo...

Chica, pues se me hizo todo menos largo
Ten una buena noche
Besos

Yessy kan dijo...

Un capitulo súper emocionante.
Me ha gustado la forma que desarrollas a Blake en este capítulo. Qué sentido de humor, me ha matado de risa eso de: cachorro con pulgas y el otro con el ataúd. Genial, amiga. Pues Ana está muy bien protegida, con Blake, su pepper spray y la mujer. Por lo pronto estarán a salvo en el centro comercial, pero por cuento tiempo? =)
Un abrazo y cuídate.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Realmente fascinante.

Gracias.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Realmente fascinante.

Gracias.

Related Posts with Thumbnails