Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 1 de julio de 2016

Ilumina mi corazón. Capítulo 28 (Primera parte)

Hola, ¿cómo les  va?  Hoy   les  traigo un nuevo  fragmento de mi novela.  Conocerán que paso  con  Amelia   y  sus  amigos.  Además  conocerán   a un personaje al que le tengo  mucho  cariño a  pesar  de  todo.
Capítulo 28 

Nessa   tenía  rasguños  en  sus   brazos y en rostro.  Su  esposo  estaba  a su  lado    se  fracturó  el  brazo  izquierdo protegiéndola  de  un enorme  tornado  que  destruyó  su  casa.   Su mirada   se  posó  en  el  pequeño cuarto    con  paredes  grises  en  el que se encontraba .  La  habitación  tenía  unos  anaqueles  de   color  negro  en el  que  estaban   varios  frascos  y   medicinas.   En la habitación  contigua  se encontraban  dos  niños  y  doña  Luisa  que había  sido  sedados  cuando   los   tornados   de  Úvatar  atacaron el inmueble.  
Un  curador   se   acercó  a  revisarlos  .  Lin  estaba  ocupada    en pasillo  principal  esperando que lleguen  los  elfos ,  demonios y  dragones.  Nessa    se encontraba sola   en  la  enfermería con  su  esposo. Pensó  que  perdía  el tiempo  atendiendo   tan pocas  heridas,  en  lugar  de   hacer  un portal para  rescatar   a  Amelia,  Heli y  Ana.
A  pesar  de sus  preocupaciones  Nessa sonrió  al  ver al  hombre   que   iba  a  revisar    sus  heridas. Era  su mejor  amigo  y  para ella  era como su hermano.
—¿Firond?  


Un  hombre   alto,  flaco  con  pelo  corto  y   cara  de presumido.  Se acercó   a  Nessa  y  la   miró  con adoración . Odiaba mentir , pero  con ella  era  la mejor  forma de  resguardar  su amor  prohibido  y no correspondido.   Miró  con desdén  y algo   de envidia  al  humano  con   el  que  Nessa  estaba  casada.
— Parece  que  el mundo  de los  humanos,  te ha hecho  mucho  daño. Yo que esperaba   que  te  hayas  cansado de  los insípidos   humanos.    
Nessa  puso   los ojos  en  blanco. Y lo golpeó en el hombro.
—  No,  te  comportes  como un idiota ¿ Qué haces  aquí?  
—El demonio  de  ojos  verdes    me raptó  y llevó  aquí.
— ¿Quién?
— Agatha,  esa  hechicera es un peligro.  Estaba    en el ministerio por  mi investigación.
Nessa  soltó un quejido  por  sus magulladuras.  Había  rumores que entre investigaciones   Finrod  compraba papas  fritas, coca-cola  y   libros  de mangas,  anime  y cómics.
 Firond   se  acercó   a  Nessa  con  prontitud  y  se puso  atenderla  a  pesar   de sus protestas.  Luego se dispuso   a curar  al esposo     de  su amiga.
Se oyó  un estruendo, los  tres  salieron  al pasillo y  miraron estrellarse  a  un auto rojo.   El primero en  reaccionar   fue  Firond  que  con  su  magia   hizo  que   los  tripulantes   salieran  antes   que el   automóvil  se  destruyera  por  completo.  Sebastián  fue  el  primero   en despertar  luego de la coalición.  El enorme perro, Zahra y Amelia estaban  encima  quitándole  el  oxígeno.  Luego de  unos minutos   sintió  que  alguien  lo  levantó del piso  junto     a los  demás.   Para luego depositarlos  en el piso.   Sebastián  algo mareado  enfocó la mirada  estaban  en un  gran  salón  con  el piso de mármol  y   armaduras.  Pensó  que  se  volvió loco  al  ver 4  dragones   junto   con  un  montón de personas  desconocidas.  Un  hombre alto  con  cara  de  ganso  y  cabello    negro corto  fue    hacia  ellos.  Sebastián  buscó un arma,  estaba  a punto de  atacar.  Sin  embargo, reconoció  a  la  vecina  de  Amelia.
—  Somos  amigos  y estamos para ayudar.
Sebastián  no dijo  nada.  Se  levantó  para ver  cómo  se encontraba  Amelia  que estaba   aun desmayada  en el piso.  Tocó a  su amor    con  ternura.   
El hombre    flaco  se  acercó  a  ella.  Minutos  antes  había  mando   al conductor   a la  enfermería.
—Deje  que la examine.
Un  poco renuente  lo  dejo.  El  curador    miró   a  Sebastián —.  Ella  se  encuentra  bien parece  que  fue  protegida  por  un hechizo. El  cual los  salvo   a todos   ya  que  puso  un  campo  de  fuerza  adicional , por  lo que  no fueron infectados.

Sebastián  respiro   aliviado.
A lo lejos  oyó  discutir   a Khalid   sobre ir a ayudar  a  quien  los  rescato. Aunque   deseaba  saber  qué  pasaba  Sebastián  fue  con el hombre  flaco y   Amelia  hacia   la  enfermería.  Los  dejaron  en  una  habitación pequeña  con  las paredes  grises y dos   camillas  blancas. Amelia  descansaba   en  una  de  ellas.  Sebastián    estaba  parado    junto  a la camilla preocupado   tocó  su  rostro.    Una mujer  anciana   junto  con  el hombre  flaco  abrieron   la  puerta.
—Bienvenidos ,  mi nombre   es Lin y  él  es  Firond.  Están en  su  casa.
  Sebastián   se  sintió  un poco incómodo  junto a esos  extraños  en  los  que  apenas  confiaba.
—Gracias,  ¿En qué lugar  estamos?
— En  la isla  Skye en  Escocia .  Este  castillo  está muy bien protegido  es  casi imposible    que  Úvatar nos  ataque  aquí.
Sebastián lo dudo  un poco,  pero  no dijo  nada.  El hombre  flaco    abrió una   botella    de  color   rojo  y  se  la hizo oler  a  Amelia. Ella  despertó  algo  confundida.
Finrod   sonrió con suficiencia    de   sus  extrañas  ropas     sacó un  frasco  blanco.

— Tómalo  te  dará  energía. Es una suerte  que  tuvieras  un hechizo protegiéndote. La  hechicera  debe  ser   muy fuerte  y   creo que  tiene  algo  de  sangre  de  dragón.
Sebastián  se  acordó  de  Meche  y  de su  promesa.  
— Dios  mío,  debo  cumplir  una  promesa.  Fue   Meche quien protegió  a  Amelia.
Amelia algo confundida  preguntó —  ¿ es  cierto?
—La  vi esta mañana , ella me  advirtió.  Debí hacerle  caso.
Firond    lo miró  de  forma  incrédula.
— Dudo que conozcas  a una hechicera tan poderosa.
Amelia  fulminó con la mirada a su doctor.  Puso sus  manos   sobre las  de  Sebastián — debemos  ayudarla.  ¿Pero como?
Lin    hizo  un ruido  con la  garganta y puso los  ojos  en blanco.  
—¿Promesa  sobre  qué  cosa?
—Ella  me  advirtió sobre  las  sombras  y sobre ese  demonio Úvatar. Me pidió  que si las  sombras  atacaran  la  rescatara  a ella y  a sus  amigos.  ¿Sé  que es  mucho   pedir , pero  podrían ayudarnos?
Lin  los  miró muy  seria .  Sebastián pensó que se  iba  a  negar,  pero Lin  les  dijo  — Síganme,  antes   Amras  y sus  soldados   se  marchen.
Caminaron    por  muchos pasillos  y  subieron  por  lo menos  tres  pisos   antes  de  llegar   un  gran  salón  en  que  estaban       mapas    y   unas  grandes mesas  con  armas.  
Lin  tocó la puerta.  Una voz  grave  que  a Sebastián le produjo  escalofríos lo hizo  pasar.  Un  hombre  altísimo  flaco    de   rostro  angulado   barba y  cabello  blanco   se les  acercó.  Unos  fríos  ojos  negros   los miraban    escrutando  a  Amelia  y  a  Sebastián.
Sebastián   sintió  como Amelia  le  daba la mano y  temblaba ante  la mirada  de ese  ser.   
—¿Qué  desean?
Lin  hizo pasar  a  Sebastián  y a Amelia    a  la  habitación —. Amras,  ellos   desean pedirte  algo.
Sebastián  se  sintió por  un momento  como  si estaría  frente  a su padre  a  punto de  pedir  permiso   sobre algo. Se quitó  esa idea  de la cabeza,  Meche contaba  con  él.
—Prometí  a una amiga, si  ascendían las  sombras   buscarla .  Ella nos    protegió  a  Amelia  y  a mí.
Amras  lo miró   sin  decir nada  por  algunos minutos.
Una voz chillona     rompió  el  silencio incomodo
—Estamos   ocupados.
Sebastián  miró   hacia    donde  estaba un muchacho  de  cabellos rojos, pecoso  y  con el  rostro  lleno  de granos.
— No  te lo están pidiendo a  ti  Lorindir.    
El muchacho  se puso  aún más  rojo. Se sintió indigno  al  estar  transformado  en humano y   ser  humillado  por  su líder.  Pensó  que  alguna  vez,  sería el jefe  de los  dragones y les devolvería su dignidad.
— Una promesa  es  algo serio.  ¿Darías  tu vida por  salvar  a esa  persona?
— Sí  — contestó  con sequedad  Sebastián.
— Nos  marchamos  en unos minutos. Si lo deseas  vendrás  conmigo para saldar  tu promesa. — Amras luego de  decir  eso se  volteó  y  fue  con  sus hombres  a  impartir  algunas   nuevas órdenes.
Sebastián  miró  a  Amelia    que  parecía a punto  de llorar.  Quiso  golpearse,  debía   haber consultado con ella  algo  tan importante.
—Amelia...
Amelia  tocó  su  rostro sintiendo  su  barba   y la suavidad  de su piel.  —  Ve  sé que es  importante,  yo   quisiera acompañarte    o  por lo menos ir  en busca  de mi  hermana y  Heli.
Cuando Lin los  llevó    a la sala  de guerra les  contó  que    se  estaba   haciendo   un escuadrón de rescate para  ir    por  Ana  y Heli.  Además  de  auxiliar  a  Aher. Amelia  supo que no podía ir a ayudar  porque  su presencia    sería  un peligro; ya que    era ella   el ser  que busca Úvatar.
—Volveré  y    verás  que  cuando regrese  estaremos juntos  con  Ana  y  Heli.  Tú ayudarás  a  vencer  a Úvatar   te lo prometo.
— Te quiero.
Amelia  besó  a  Sebastián  pensando que  tal vez  era la última  vez  que lo vería  con  vida.
Sabía  que  Úvatar  no descansaría  hasta     poseer  su alma.

Esperó que les  haya  gustado  el  capítulo les deseo un  buen  fin de semana




11 comentarios:

Mela dijo...

Hola, JP... Úvatar está causando mucho daño y dolor
Pero tus personajes son valientes y no se dan por vencidos
A Sebastián le honra querer salvar a Meche... También Ana y Heli deben necesitar ayuda... y Heli
¡Pobre Amelia! Besar a Sebastián temiendo que no lo vuelva a ver con vida es algo terrible
Por cierto, me encanta la isla de Skye ;-)
Bueno, te deseo un feliz finde... y muy felices julio y agosto
El lunes ya me voy, me encantará volver a verte en septiembre
Muchos besos

Fantasía Y Realidad dijo...

Hola Citu,hoy solo vengo a desearte un feliz y tranquilo fin de semana:):).
Muchos besos y cuidate mucho niña:)tqm

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Genial! Feliz fin de semana. cuidate mi niña. Besotes

Laura dijo...

Me gusto leer sobre nuevos personajes, hay unos muy interesantes, uff que bueno que Amelia y todos los que estaban con ella se salvaron, pensé lo peor, pero lo importante es que no fue asi, este Úvatar no va a descansar hasta acabar con ellos, muy bueno el capitulo, gracias y que tengas un buen fin se semana!!!

Dezazu dijo...

Estupendo!1beso

ghaby laya dijo...

Hola 👋 lol que bueno, y sobre el nuevo personaje pues espero saber más haber que tal y ojalá que Uvatar no ataque a sebas....

Ariel dijo...

Hola Citu, buenas noches,
mmmm papas fritas y coca cola ... que rico! =)
Amelia no sabe quien está escribiendo la historia, dile que hay Sebastián para rato =)
Muy bueno el capi de hoy.

Te deseo un lindo domingo en familia
un beso grande

JUAN FUENTES dijo...

Tus fantasias literarias aumentan un poco más

Mirian Cartagena dijo...

Es tremendo este Úvatar como persigue a Sebastian, pero no creo que consiga su alma. Muy lindo Firond que sacó a los tripulantes para salvarlos, muy oportuna su magia.
Saludos.

Entre palmeras... dijo...

Creo que ya todos te han dicho y yo también la creatividad que te acompaña, tienes esa mente ligerita, ligerita.

Abrazos Citu y una muy linda semana

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Por fin, he tenido un huequecito para leerte. Veo que no para la acción. Espero que Sebastian rescate a Meche y que tanto el lobo como los demás estén bien. Espero leerte pronto! Mucho ánimo!

Related Posts with Thumbnails