Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 22 de julio de 2016

Ilumina mi corazón. Capítulo 28 ( Tercera parte)

Hola  ¿cómo les  va ? Hoy les  relatare   que  ocurre  en el  inframundo  y conocerán a  la  malvada sombra  de Úvatar y a  Is  un personaje  que  adoro .  Espero  que les  guste  este  fragmento.
Capítulo  28



Adramelech  sintió  llamado  de  auxilio,  de  Aher,  no podía  esperar  más.  Los  demonios   debían  unirse    a la  lucha  contra Úvatar   y  aunque  no  deseaba la  ayuda  de  Agni.  Necesitaba a  Agni  el demonio más  poderoso   después  de  Baal.  Sin  ganas    fue  a  buscar a  Is  con la esperanza  que ella  convenciera   a su esposo.
Agni  estaba  acostado en  una  habitación pequeña  esperando   el último  desafío  para  obtener el trono de  Baal.  Era  una  vergüenza que  tuviera que luchar  por  el reino  del infierno.  Su  clan,  iáqshy Dhaos ( los  demonios de  fuego) habían  gobernado el inframundo por  milenios .
Se   sintió  humillado  al  no  heredar  el  trono directamente  de  su padre.  Fue  su  hijo primogénito y  el   único hijo   Tamit,  la  esposa  de  Baal.  Su  padre  luego  de la muerte   de  su  madre nunca   se  casó  aunque  tuvo infinidad  de  concubinas  e  hijos.     Baal   creía  que  uno  debe  ganar   sus  prebendas y  que  gobernar  era  una misión no  un privilegio. Estaba  harto  de  mostrar  su  valor    de  pregonar  las  razones para  ser elegido. Extrañaba   a  los demonios que  conformaban su   casta  y  sobre  todo  a sus  amigos. Dudaba  que  su  esposa   Is  Aqshy se  esté  ocupando  bien de su  clan.  No  quiso  pensar  en su pareja.

Is  era  una  buena demonia  joven, algo   soñadora  y  con  tontas  ideas  románticas . Él  se  casó   con ella  porque   su   sangre  demoníaca  era   pura y  por pertenecer  al mismo  clan  que  él.  Is    era  la   más  bella  de   las  demonias    con  un   cabello  rojo  que  cuando    se enojaba    se  volvía   de fuego literalmente  y    sus alas  de  fuego la  convertirán en una gran guerrera.  Mas  no  la amaba ,  a veces  hasta  le  fastidiaba la  devoción que  ella   le  profesaba con tanto  afán.  Le  sorprendió  verla   en  su habitación  luego  de  su última  pelea.  Is  no  creía  que  él  estaba  preparado para  gobernar  el inframundo.  Le  recrimino  por  descuidar     a su    clan  y   en  especial  a  los  demonios  menores.  Fue  la primera  vez  que  ella lo  enfrentó y  de  solo  pensar  en  ello  lo   molesta mucho.  Su  esposa estaba  vestida  de negro  y transformada  en  una simple  humana.  Lo  que    más  le impresionó era  la expresión de  terror   de   su rostro. Junto a  ella  se  encontraba  Adremelech, el  demonio    como siempre  lo miró  con desdén .
— ¿Qué  hacen  aquí?  No  ven  que   ponen   en peligro   mi privilegio de  ascender al trono.
Is   asqueada     y  furiosa  cambió de  color  de  ojos  a  rojo . Su  cuerpo  brillaba  como  si fuera  a  estallar  o lanzar  una  llamarada  —. Solo  eso  te importa  ser  el maldito  rey.  Ni  tu  clan  , ni  tu  familia,  ni  propio  el reino  del inframundo son  primordiales para  ti. Solo   son peones  que necesitas  para  ser  rey, pues   te  cuento   que  lo vas a perder  todo  hasta  tu vida.
— Solo  voy  a perder  la  paciencia.   Compórtate  como   una   buena   esposa  y márchate enseguida  .   No  puedo  creer  que vinieras a  verme  cuando  está prohibido  y   estés  con ese  sujeto.
Is  puso  los  ojos  en  blanco para luego gritar  a su  esposo — .  Estoy   harta     de  rogarte  que me ames,  de que me  veas  más  que   como un peldaño.  A ti no  te importa  nadie.
Is     dejó  de mirar a  Agni  y   puso  su   atención  Adremelech  —.  Explícale  el  peligro  que  corre. Me  marcho  con  el resto  de  mi  clan. —  Luego  de  decir  eso   Is  desapareció   como una llamarada.
Agni miró  con  desprecio Adremlech  ,   ni siquiera  prestó atención   a su  esposa que se marchó furiosa.
—  ¿Qué  fue  todo  eso?
Adremelech   quiso insultar   a  Agni;   nunca  se  había llevado  bien.    Él  era único  de los hijos   de  Úvatar  que  conocía  su  secreto  y  lo  odiaba  por  ello. No  tenía   tiempo  para  pelear  o  para  reabrir  viejas  heridas.
—Úvatar   va a atacar     muy pronto.   Los  principales  clanes  demoníacos   van  a morir  en cuestión  de minutos.  Por  eso,  los hizo  encerrar   en estos  cuartos.    

—¿ Cómo  sé  qué  me dices la verdad?  Úvatar  fue  vencido  por  la humana.
Adremelech      gruñó  y  sus   facciones por  un momento  cambiaron  transformando  su  bello  rostro en el de  un monstruo.
—Pensar   que  creí  que  Azidahaka  era  el más tonto de los hijos de  Baal. Piensa  lo que  quieras  cumplí  con  advertirte.
Agni  furioso   creó una pared  de  fuego  y  gritó  a  Adremelech  — Espera,  ¿por  qué  me  buscaste  si me odias?
Adremelech   gruñó  cansado.  No  tenía tiempo para    peleas  tontas.
—Estoy organizando    un contraataque contra  Úvatar   y  las  sombras.  Necesito  tu fuerza, pero pelearé    sin ti  si es  necesario. Vamos   a  crear   un  contraataque  utilizando  el  hechizo  de  la  esperanza.
 —¿Estás  seguro?  ¿ No es una trampa?
  Adremelech  gruñó irritado — No  tengo  tiempo  para  esto. Pronto  se va a esparcir  veneno  en cada habitación. Si  esto,  no fuera poco   vamos  a  volar    toda  esta parte del  castillo,  para  que  nos  sen  den cuentan  cuantos  demonios  fueron salvados.
— Vamos  a  huir como si fuéramos unos  cobardes.  
— No podemos   enfrentar  a las  sombras.  En  especial  Killing  de  Úvatar,  que es una  sombra inteligente.  Encuentra  tus   miedos y  los  utiliza en tu contra  antes  de  absorber  tu  alma  y  convertirte  en una  sombra.
—  ¡Uy,  qué miedo!
— ¿Vienes  o no?
Agni  asintió  desconfiando  del  consejero  de su padre.  Minutos, más  tarde   ambos  demonios  partieron a  un refugio  en el     que  se encontraban los principales  clanes  demoníacos. Los jefes demoníacos   lo esperaban, por primera  vez  se sintió  con el rey  del  inframundo.  Hasta que  Adremelech  hablo  y  se dio cuenta de que   el  verdadero  líder  era   el  demonio   que más  odiaba.
—Debemos  irnos.   Pronto  las   mazmorras  en donde  se encontraban      estallaran en  pocos  minutos.
Agni   furioso   dijo — Somos  los  demonios  más poderosos   de  todos  los mundos  y huimos  de  unas simples  sombras.
—  NNNo  son  unas simpppples  sommmbras.  Hay  un killingggg
—Por  Belcebú,   puedes  dejar  tartamudear.
Unas  especies  de  estacas   atacaron  a  Agni.
— No le hables,  así mientras  tú estabas  jugando  al  heredero  .  Anazareth  se   dio cuenta    de la invasión de las sombras.  Ella     ya  ha  empezado     a  realizar   el  hechizo  de  la  esperanza.
Anazareth  se  puso sonrojada.  Se  sintió    avergonzada  de  que   Adremelech tuviera que  defenderla.
Agni     miró al resto  con despreció  — .  Voy  a  luchar  contra las  sombras,  con  o sin  su ayuda.
Adremeleh  no dijo nada ni siquiera  hizo el intento    de  apaciguar  a  Agni.  Algunos  demonios  entre  ellos    Chemosit  ,  Fufur y  Lebara  se unieron   al  demonio  del fuego. Mientras que los otros  huyeron a  la isla  Skye.


Agni  fue  con los pocos  demonios  que le  siguieron  a ala norte  del  castillo  infernal.  El  castillo   de  Belzebul   el bisabuelo  de  Agni  era  enorme  estaba   enclavado   en  una  roca  y rodeado por  un mar  de  lava.  De  gruesas paredes negras   y  con  grandes mazmorras para  las   almas  pecadoras.
Pasaron  por infinidad  de    pasillos  desiertos   con olor  azufre.  Agni  se  dio cuenta  con  remordimiento  que  las   almas   castigadas  fueron convertidas  en sombras.
Había  estado  tan  obsesionado  con  ser    el  sucesor  de  su  padre  y  cumplir  su destino como  parte  del  clan   iáqshy Dhaos. Que no se dio cuenta de que su  esposa  tuvo razón.  
Las  sombras habían conquistado   el inframundo  muy  rápidamente. Los  pocos  guerreros    que  rodeaban  estaban preparados para luchar.    A  lo lejos  oyó  cómo explotaban  las  mazmorras  en  las  que  solo  estuvo hace  unos minutos.  De  la nada  surgieron   sombras  rodeándolos  .  Agni   creó una  barrera para  proteger   a  los  guerreros  que  le acompañan.  Su idea  era   terminar  los nidos  en los que se originaron las  sombras.  El olor  azufre  los  guiaba para ir  a la guarida   de   los monstruos  que  debían derrotar.
De   la nada    una lluvia negra  surgió  disolviendo  a los    demonios  que  fueron   junto  a  Agni.  Todo  se  volvió  negro  Agni  sintió   que  la  lluvia  devoraba   su  piel y por  más  que    trataba  de   iluminar    su  entorno la oscuridad  devoraba  todo.  Llamó   a sus amigos, nadie  le  respondió por  más  que   grito  por  mucho tiempo.  El  silencio  y  saber que  pronto iba a morir   le  destrozó  el corazón.
El dolor   lo atormentaba  su  cuerpo  desaparecía al igual que  su pensamiento.   De   repente   observó   dos   ojos  rojos  inyectados  de  sangre.
—Azidahaka, siempre   te temió  y   solo eres  un demonio mediocre.

Agni  no  pudo  hablar sintió  como miles   de  agujas    se   clavaban  una  y  otra  vez  sobre  su cuerpo.   El   fuego  que  siempre   lo  rodeo   desapareció  y   lo  peor  es  que  se  convirtió  en lo más  grotesco que  pudiera imaginar  un ser  humano.  Estaba  transformado en un hombre  alto   de  cabello   dorado  y  piel blanca.  Los ojos    rojos  se  cerraron  y  volvió la lluvia  y el  dolor.
Agni imaginó  que  iba  a morir.  Adremelech   le  advirtió  cerró los  ojos  dejando  que la oscuridad    tome  su  alma.   En  sus  últimos  momentos  no imagino el trono sino el rostro de  su  esposa.  La mujer  que  lo amo    desde  siempre  y que  él no le  dio  valor. Pronunció  su nombre  llamándola   aunque  ella   estaba  en  el mundo   humano —  Is  perdoname .
Un   fuego    calentó  su piel  y  oyó la  voz  de  su  esposa.
— Resiste  Agni.
El fuego iluminó  la  oscuridad,  un ángel  de  fuego  lo  rescato    del   killing  de  Úvatar.
La  sombra  de  ojos   rojos   se puso  furiosa   e  intentó  cazar      a  la  demonia,   pero esta  se  escondió.
—  No  puedes    ocultarte  mucho  tiempo  la  oscuridad   devora  tu alma  y  pronto   la  matará  a ella.  
Agni  supo que  era  cierto,  pero  esperaba    recuperar  algo  de sus poderes  para una última batalla.

Espero que les  haya  gustado el capítulo  y  les deseo un buen fin de semana



10 comentarios:

Omar enletrasarte dijo...

muy bueno!!
saludos

JUAN FUENTES dijo...

Amiga escritora,te vuelvo a repetir que tu imaginación,es muy superior a mis fantasias

JUAN FUENTES dijo...

En este mundo tan materializado,un poco de faantasias nos puede beneficiar

Ghaaby Captor dijo...

(≧▽≦)/ hola orales que suspenso (⊙_⊙) bueno a esperar para el próximo (๑•̀᎑<๑)و✧

Laura dijo...

Muy bueno el capitulo, me dejo con ganas de saber más, gracias y que pases un buen fin de semana!

Ariel dijo...

Hola Citu, buenas noches,
maravilloso capítulo,
hoy has logrado meter al lector dentro de la historia
Is... genial!!!

Te deseo un excelente fin de semana
un beso grande

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Genial capítulo, me ha gustado mucho.
Feliz fin de semana!!
Besos!

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Cada vez me gusta más la historia y los demonios molan mucho. Is es genial!! Espero tener más tiempo para poderte leer. Un capítulo genial! Un besote!

Mientras Leo dijo...

Qué bonito, esa guía del amor al final!!!
Me ha encantado
Besos

JUAN FUENTES dijo...

Se puede amar a un perro,pero es mucho mña agradable amar a una persona

Related Posts with Thumbnails