Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 19 de agosto de 2016

Ilumina mi corazón. Capítulo 30 ( Primera parte)

Hola  ¿cómo están?   Hoy  les traigo un capítulo que  despejará algunas  dudas  sobre   la salud  de  Sebastián.

Capítulo 30 



Sebastián  sintió  un dolor  en el pecho solo que no era   la estaca que le clavaron era permitir  que  Amelia  fuese  capturada.  Un  frío  terrible  hizo que  se estremeciera      apenas  podía  respirar .  Cerró los  ojos  y evocó  la imagen de  su musa.  Se  arrepintió  de  no buscarla antes,  de no decirle  que  te quiero cada  segundo de día,  de no tener una  vida  junto  a  ella.  Ahora   todo  lo que  dominaba  era  el silencio ,  un frío  que  le inundaba  el  alma y  la oscuridad que borró el rostro  de la mujer  que  amó. Sebastián  murió desangrado   tratando  de  decir   el nombre  de  Amelia.   
Firond  se  acercó  a  Sebastián  lo examinó  con premura a pesar  de su dolor  de  cabeza.  Hizo  un  sonido  raro    y  se dio cuenta de que  casi todos  los de la habitación lo observaban con atención. Algo incómodo se movió  hacia el espejo,  dejando  el  cuerpo  de  Sebastián  desangrarse  por completo.
Ana fue sostenida contra su voluntad  por   Blake.  Ella   quiso moverse    y saltar  hacia  el espejo  que  Firond manipulaba  con  rapidez. Por  fin se  soltó y se estrelló  frente  al espejo que  se  había  vuelto  en un adorno común  y corriente. Ana estaba  todavía  mareada  y  adolorida.  Grito — déjame  ir  con mi hermana.
Firond  se  acercó   y  tocó su frente  examinándola — Estas  bien,  no puedo hacer eso.   Tu seguridad  es importante. Vamos a hacer  todo para  recobrar a tu hermana.
— Pensé que su misión  era protegernos,  pero estaba  equivocada.  Se  han llevado  a mi hermana y herido a Sebastián.
—  Tienes  razón fallamos  en proteger a tu hermana. Lamento  decirte  que Sebastián no está herido  está muerto.


Ana miró a  Sebastián  y sintió  un vació en su corazón.  Al principio  le  cayó mal el enamorado  de su  hermana ,  pero  él  siempre  se portó  bien  con ella.  Las   lágrimas  cayeron por su rostro sin que  se dé cuenta.  furiosa  gritó  al médico.
— ¿En lugar de curarlo que haces?
— Salvarnos  al resto. Úvatar  puede  atacar   a  muchos  inocentes  aquí. Este  es el último  reducto  que   está en pie  de lucha.
— Menudos  guerreros,   no han hecho nada por protegernos   son una ruina . Mi hermana  está secuestrada  y  Sebastián  está muerto.  Han fallado,  todo  está perdido...  
Ana  salió llorando  sin  rumbo  fijo y se  chocó  con  Heli.
—¡ Ana   qué alegría! Sabía  que  te  rescatarían —. Gritó  Heli  y  abrazó  a  Ana  con  entusiasmo.
Ana     se  derrumbó  en sus  brazos  y  se puso  a llorar      con desesperación.  Estaba  preocupada  por su hermana   ,  triste  por  Sebastián  y  era la primera  vez  en su vida que  se encontraba  totalmente  sola. Heli  recién  se dio cuenta de que    su amiga estaba  angustiada. Le abrazó  con fuerza  y preguntó — ¿qué  pasó?   
Ana  lloró  por un buen  tiempo  antes  de contestar — Amelia  fue  raptada —  hipo   y  se puso a llorar  de  nuevo.  
Heli miró  a  Blake   y  otras personas     observando la escena  así que   tomó  a  Ana  de  un brazo  y la  guio por  los corredores hasta una  habitación  y  cerró las puertas.
—Ven  vamos  a estar  tranquilas  en  el  salón  de música.
Ana  se quedó mirando  a  Heli   sin sentarse  mirando  la  habitación  algo intrigada.
—Parece  que conoces  este  lugar bien.
Heli  se  sentó en un  sillón orejero  junto a  un piano.  
—  Es  el hogar de mi primo.
Ana   sintió que le dieron una bofetada  Heli  las  había  traicionado ; ella  era la culpable  de lo que pasó  a su hermana y  a  Sebastián.
—  ¿Es  el hogar de mi primo? repitió  Ana  indignada.
Heli observó cómo cambió el rostro  de su amiga —  Si, te hablado de Luke es mi primo  lejano.
— ¿Estas  con ellos?
Heli  asintió.
Ana  recordó  las  historias  que Heli contó  hace  años  sobre su primo. Parecía,  todo tan lejano ahora.  
—¿Sabías   que   un demonio , perseguía  a mi hermana?
Heli  asintió ,  de nuevo  temiendo lo que iba a pasar. No tenía  palabras  para  explicar   su comportamiento.
Ana  furiosa  estuvo a punto de  pegar   a su amiga
—  Tú eres  la culpable  del  rapto de  Amelia  y la muerte  de  Sebastián.
— ¿Qué?
— Lo que oyes  , eres una traidora . Te  odio  
Ana salió  corriendo   para no lastimar  a  Heli , porque  aún la quería. Ni  siquiera  la oyó  a gritar. —   Ana  espera  no  es lo que parece...  
Una mano  le  agarró fuertemente  del  brazo.  Al principio  pensó que  era  Heli  luego   observó  al hombre  que le  había  salvado.
Una mano  le  agarró fuertemente  del  brazo.  Al principio  pensó qué ser  
—  Deberías escuchar  las  razones  de  tu amiga.
Por primera  vez desde  que  conocía   a Blake  este  no le  robo el aliento.  Ana  estaba    muy  molesta. por lo que intento  pegar al   cambia formas.  
— Ni siquiera, lo pienses.
— Suéltame, bruto.  
—  No, hasta que   me  escuches.
Ana  siguió peleando  sin conseguir nada.
— Dime  lo  que es  tan importante,  para  ti.  No  cambiará mi opinión que  todos  son  unos perdedores  y  que  estamos  a   punto  de  morir.
Blake  soltó  a  Ana .  Miró  alrededor  del  castillo  Heli  y otras personas    estaban   en el pasillo.
— Tienes  razón,  tal  vez  Úvatar   venza.  Pero  nosotros  lucharemos  hasta  la última  gota  de nuestra sangre,    con todas  nuestras  fuerzas sin importar  el cansancio  o  el desánimo.  Ni siquiera,    es nuestra obligación luchar contra él, pero lo hacemos. Mientras tanto,   tu mocosa malcriada,  solo lloras  e  insultas   a quienes    han estado    protegiendo  sin importar    lo duro  o peligroso  que     es enfrentar  a  Úvatar.
— No he pedido, ni quiero  su  ayuda.
Luego  de   decir eso  se  fue      lo más lejos  de  Blake  y  de  los  que   estaban   en el pasillo.  Se sentía  perdida  y no  sabía  qué  hacer  o  a donde  ir. Recordó  a Ramoncito  tal vez, junto a  él pudiera huir  era lo  más  cercano  a un hermano que  tenía ahora.  Camino  por  un largo tiempo  hasta encontrar  la  habitación    del  espejo.   Ramoncito seguía ahí, pero  estaba acompañado  por  una  mujer  anciana  de  origen  asiático.
Ramoncito  apenas  escucho  a la  mujer     pequeña,  de  cabellos     blancos  y rostro arrugado.  Solo  dejó  que  se le  acercará  porque le  recordaba  en algo  a su mamá.
—Perdón  dijo  algo. Estoy   un poco distraído  con todo  lo que  ha pasado.
Lin    asintió  amablemente  — Le  dije  que  lamento  su perdida  y  ¿tal  vez  no quisiera  sentarse   o comer algo?
Ramoncito no  dijo nada   solo  se quedó mirando el  enorme    espejo    de oro  por  el que  su mamá    perdió la  vida.  El  hombre  rubio que    lo  rescato  junto  a  Ana  le  explicó que  su madre  murió.   Para    Ramoncito todo era  irreal, no esperaba  recibir    condolencias  de una  extraña.  Una   parte  de  él  esperaba  despertar  de  aquel sueño  aterrador,  pero  algo le  decía que no iba a hacer  así.
—Gracias,  estoy  bien  .  No deseo nada.  
No quería pensar   en su madre  o   su   ciudad  siendo  destruida.  Un  nudo   se hizo en su estómago  y pensó  en todo lo que perdió  estuvo  a punto de llorar. Fue  cuando recordó lo que su madre   solía  decir  acerca  de  eso.
— “Los  hombres no lloran”.
Cuando era  niño  de  6  años si lo  encontraban llorando por  su padre o algo    le  llevaba    a lo  alto de la cornisa  y lo deja  por horas.  Ramoncito  hasta ahora  temía  a las  alturas. La mujer  asiática lo miró con preocupación —¿Está  bien?
Ramoncito  hizo un  breve  intento de sonreír  y mentir , pero no pudo
—  No,  pero  no se puede hacer nada .  Mi  madre  murió,   mi Quito  está   sumido en la oscuridad,  mis  vecinas   están siendo  perseguidas  por   un demonio.   No  estoy  bien, pero que  se le  va a hacer   o lloro  o   me pongo a pelear. Sé  que  no  soy   un guerrero,  ni tengo poderes mágicos,  pero  igual  tengo  que  preguntar  ¿ En  qué  puedo  ayudar?  Yo  también deseo  destruir  a ese demonio.  
Ramoncito espero que la  anciana  se niegue a su ofrecimiento,  mas  no lo hizo .
—  Venga   le mostraré en que puede ayudarnos. Siempre hace  falta una mano.
Ramoncito sonrió mientras  ella tomaba  su  brazo y  se apoyaba  en él.
—  Tiene  razón. Mi  marido  siempre me decía  que hay  dos  clases  de personas   las  que  dejan  que el  mundo  se le venga  a sus pies  y  se pasan llorando  o las  que luchan   aunque todo parezca perdido.
Me  alegra que  sea   de  esos,   señor   Domínguez.
—  Mi nombre  es  Ramoncito.
—  Él  mió Lin,  encantada de conocerlo.
Ella no quería hablar  con ningún miembro  de esa  casa. se escondió  detrás  de  un gran sillón  y  oyó la  conversación.
—Lamento,  mucho su pérdida.  ¿ Hay  algo  que pueda   hacer por  usted?
Ana   dejó que se marcharan y  se puso  a  llorar.  Fue  al espejo donde  su  hermana  fue  raptada.  Solo era un mueble inútil, quiso romperlo, pero  no pudo.
Salió de la habitación sin rumbo  fijo  sin idea  de  que hacer   hasta   que  observó que llevaban  a  Sebastián    en una  camilla,  lo siguió mientras  escuchó  la  conversación   de los  tres  hombres que lo transportaban.
— ¿Luke,  estás  seguro?
—  Sí.  El único que pude   rescatar  el alma  de  Amelia  si    la  liberamos  de  Úvatar   es  Sebastián.
— Él  está  muerto — recalcó un hombre  al que no ubicaba.  El sujeto  rubio  que ayudó a  rescatarla   habló con  calma —  hay un lapso de  15  minutos  antes que su alma    parta  definitivamente.
— Casi no tenemos  tiempo para  la ceremonia.
—  Lo  sé,  Sinclair.
—  Tenemos  que  actuar  deprisa  , pero necesitamos  un  familiar o por lo menos  alguien  que lo quiera ,  un recolector  de  almas    y un lugar     sagrado para   trabajar.
Ana  se   se  aproximó a  ellos  —  Yo   quiero  a  Sebastián  como   a un   hermano ¿ En qué  puedo ayudar? Ana  pensó mucho en la conversación de  Ramoncito y  Lin. Ella quería  salvar a  su hermana y  a su mundo; estaba  harta  de llorar.
—Parece que  tenemos  dos  de  tres.
En ese  instante  apareció  Vanora  y  aunque  a  Luke   no le simpatizaba    iba  a pedirle  ayuda. —  Vanora, necesitamos  tu ayuda.
—  Lo sé  Lin me envió.
—  Vamos    a proceder  ,  tenemos poco  tiempo  y si  vamos a  violar  las leyes  de  concilio  .   Es mejor  hacerlo de una  vez.
Los tres   hombres  se miraron confundidos Vanora parecía diferente. Era  hora  de actuar:   la  transformación de  Sebastián en un vampiro  iba a comenzar.



9 comentarios:

Ghaaby Captor dijo...

(´。• ω •。`)/ Hola!! Waaaa que cosas están pasando (º ロ º๑) bueno esperemos que salven a sebas (。>ω<)

JUAN FUENTES dijo...

Los personajes de tus novela a veces son reales, ygual a tus reacciones

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Muy buen capítulo!! Que ganas de leer el siguiente!!
Feliz finde!!
Besos!

Ariel dijo...

Hola Citu, buenas tardes,
muy bueno muy bueno....
ese espejo me recordó al de la bruja de blancanieves =)

cuantos capis faltan?
quiero saber ya como termina ésta historia...

Te deseo un lindo fin de semana
un beso grande

Mariola dijo...

Intenso intensisismo capítulo. Que Sebastian esté muerto me da mucha pena pero aún queda esperanza. Me encantó como Blake enfrenta a Ana y le explica las cosas, aunque entiendo que ella esté muy dolida.
A ver que pasa ahora pues presiento que aún queda mucha acción por llegar y estoy deseando leerla.
Te está quedando una historia maravillosa.

Te envío muchos besos y achuchones. Te me cuidas mucho y recuerda que te quiero mucho mucho.

Dezazu dijo...

Me ha encantado es muy bueno!!besos

Laura dijo...

Oh lo van a convertir en vampiro!
Super bueno el capitulo, no aguantaba ya con saber sobre Sebastian!...gracias por el capitulo!

Mientras Leo dijo...

Madre del amor hermoso, otro así y muero. Qué pena de Sebastian con lo que me gustaba ese personaje
A ver ahora!
Besos

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estes bien. Menudo capítulo con los nervios a flor de piel. Pobre Sebastian y pobre Anna espero que se puedan ayudar el uno al otro. La verdad que muy bonitas las palabras de Lin. Muchas gracias, por poderte leer! Un besote!

Related Posts with Thumbnails