Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Ilumina mi corazón. Capítulo 32 ( Primera parte)

Hola  ¿cómo les  va?  Espero que les  guste este  fragmento, tanto  como  a  mi.   A  pesar  de su oscuridad  da  esperanza.   Les deseo un genial  fin de semana .
Capítulo  32 


Sebastián  estaba  mareado  y  desorientado.   Tal  vez,  era porque se  convirtió  en un  vampiro o perdió su  vista  y ahora     miraba  con    unos  extraños ojos  de  dragón .   No quiso  pensar   en que nunca más  vería  el amanecer  o los  hermosos  ojos   Amelia.  Desde que le dijeron  lo que  podría pasarle  a   ella supo  que   haría  cualquier  cosa  por  salvar a  su amada. Si no podía pintar  haría  otra  cosa  lo importante es que estaría  con  Amelia  y  solo eso deseaba.  Se  acomodó   en   la  cama   a su lado  estaba  Ana y  el doctor  cara  de  ganso.
A lo lejos podía  oír   a  Luke  y  Vanora  discutiendo. Se  escuchaba un  gran estruendo  por lo que  pudo entender   el  castillo  estaba  siendo  atacado por  Úvatar nuevamente.
Firond  de  forma prepotente  le  dio un  golpe   en la cabeza  y  le  dijo   —  Concéntrate  en  Amelia.  No nos  va a pasar  nada.  Vanora  tuvo  una    buena  idea  vamos   a  dejar   que  Úvatar piense que nos  destruyó   mientras  trasladamos el  castillo a  otra   parte.  Es  genial  tener    a  varios  dragones  ayudándonos.
Pudo  oír  a  Luke  hablar  con Lin
—Estás  loca,  vas a seguir la idea  que  salio en un capítulo de viaje  a las  estrellas.
Lin  asintió  —  A mí  también me  gusta la serie,  amo a  Spock.
Luke  dijo algo  que  Sebastián  no entendió.  Ya no  estaba  en la  enfermería  del castillo  se  había  trasladado a un lugar  oscuro y nauseabundo . Llamó  varias  veces  a  Amelia,  se   estaba  dando por  vencido  cuando     la  observo  venir.  Su  corazón latió más  aprisa   por  verla  esos  segundos y  saber que estaba  viva    bien  merecida  esta   quedarse  ciego luego.

—Sebas, éstas vivo.
— No me gustan que me llamen  así.
Amelia  suspiró   agradecida   que era  el verdadero  Sebastián,  por  un momento  creyó  que era  una  trampa  de  Úvatar.
Sebastián deseó     tocar   Amelia  reconfortarla, pero no podía  . Sólo le quedaba   animarla  con  sus palabras.  Parecía   como  hace   mil  años   que   él  se le  declaró y  le  pidió  hacer  una vida  juntos.
— No  tengo mucho tiempo.  Amelia, sigo  vivo por  ti no podía  dejarte  ir.    Lucharé hasta   mi último aliento  por   rescatarte.   Haré todo   por  sacarte  de aquí . Sin  embargo, no puedo hacerlo solo. Soy  el peor  tipo de  héroe . Necesito  que  seas  fuerte, necesito...
Amelia  gimió  se sentía  tan débil y  fea.  Lo único que deseaba era  dormir y olvidar  todo. Mas   se  quedó  mirando  a  Sebastián  y se  perdió  en sus ojos  azules .  Apenas  podía  verlo  con claridad  una  especie  de  barrera los  separaba.  El mundo  en  el que se encontraba  él   era luminoso y  fresco mientras  ella  estaba   en una  cloaca    oscura  junto a  Úvatar el  demonio  de  ojos  rojos  que aún la  llamaba insistentemente   y cuando la hallará  la  torturara hasta matarla.
Se estremeció  de  solo pensarlo y  con  vergüenza  interrumpió  a  Sebastián  —. Mírame,  Sebastián soy  débil  y  frágil.  No puedo enfrentarme  a  él. Llévame  a ahora   o mátame  .  Pero no me  pidas  que   enfrente  al demonio de nuevo.
 —   Aún,  me   acuerdo  cuando me  salvaste  de ese  demonio hazlo otra  vez.  Tú  eres la heroína  de esta  historia, no yo.  Vendré  por  ti  dentro  de  tres  días,  pero tienes  que  resistir.
— No puedo hacerlo. Todo está oscuro  hasta mi alma  lo está.
— Entonces  ilumínalo,  como hiciste  con mi corazón  Hasta que  te  conocí no  creía  en nada  ,  ni siquiera en mí mismo.
Sin  ganas Amelia  sonrió,  acercó  sus manos   queriendo tocar  a  Sebastián.  Lo que más  deseaba en este mundo era  refugiarse  en sus  brazos   y olvidarse  de todo.
Ambos  se  miraron  e intentaron  tocar sus   manos,  pero   una  barrera  invisible los  separaba. A  Amelia  se le corrieron las  lágrimas por las  mejillas. Sebastián   hizo el gesto de  tocar  su rostro.
— No es  necesario que enfrentes  al demonio  , solo debes  hacer   una  grieta    en  la  bañera  algo pequeño  que  te  una  a  Zahra  y  te  recuerde  que voy a  buscarte.  No pierdas  la  fé  , ni la esperanza deja  que  tu corazón  te ilumine   y  atraviesa las sombras.  Ame  ...
En ese momento  Sebastián  desapareció  y la oscuridad    volvió  .  Podía  oír  a la sombra  de Úvatar  buscarla  quiso  dejar  que   la atrapara  , pero en lugar  de eso  huyo.
No  supo  cuánto tiempo  estuvo  huyendo,   solo que estaba   cansada. Pensó  en su  hermana y en  Sebastián.    No entendía   cómo    hacer  una  grieta en   ese mundo   oscuro  sin paredes.
Deseo  sentarse  y de la nada    una  silla apareció.  Amelia  se sintió  como tonta   cuando oyó la  voz  de su madre en su cabeza.— Usa  tu imaginación,  nada  es   tan poderoso. Puede   derribar  o  crear  mundos —. Cuando  era pequeña  y  ella  se quejaba  de   estar  aburrida .  Ella  solía  decirle  eso.  Se  concentró en imaginar  una  grieta,  pero  nada  sucedió.
— Mierda, ¿ y  ahora qué hago? — Amelia quiso tener  poderes mágicos  por  lo menos ser  un hada como  campanita.  Al pensar  en el hada  de  Peter  Pan  se  acordó  de unos  de los cuentos   que   su abuela   solía  relatarle  antes  de ir  a dormir.
Había  una  vez,  en  una  ciudad  lejana.  Una  niña que  siempre estaba  sola.  No  tenía amigos y  todos   en  su  pueblo  la consideraban maldita.  Paso   que  el único niño  que   le hablaba  murió  .  Así que la  niña  vagó por  desierto  buscando a su  amigo.  Por  más  que  caminó y caminó  no podía hablar  con  él.  Cansada   la niña  volvió  a su  casa  y  su madre  le preguntó ¿ qué  pasaba?  La  niña  le dijo que deseaba  hablar  con su amigo muerto.  Su madre le llevó al jardín  y le  dijo  que  piense  en su  amigo y  en lo que  quisiera  decir.  La  niña    miró  a las estrellas y con  fe  hizo  lo que le dijo su madre.  Minutos  más  tarde,  una mariposa  blanca    se posó  en su mano.   La  madre  de la niña le dijo que  ella había  escuchado su oración  y le  venía a dar  esperanza que ella no estaba  sola.
Amelia  creó una  mariposa  esperando   que  ella  llevara su mensaje  y  traspasara la oscuridad    llevando  esperanza.

Espero que  les  guste este  fragmento .  Les mando un beso y les deseo un genial  fin de semana



10 comentarios:

Ghaaby Captor dijo...

(´。• ω •。`)/ Hola!! que bonito lo ultimo, me pareció un buen toque para tantas cosas malvadas que le esta pasando (๑´υ`๑)♡

Nena Kosta dijo...

Vuelvo a reencontrarme con tus personajes y veo que han pasado muchas cosas en mi ausencia, como era de esperar. Asombrada y un poco encogida he quedado al leer cómo está el panorama. Preciosa la historia de la niña y su amigo muerto. Yo también espero que la mariposa creada por Amelia traspase la oscuridad.
Un beso

Laura dijo...

Amelia tiene que luchar para derrotar a Uvatar y no darse por vencida, Sebastian también está luchando por ella, me gustó el capitulo y también el look del blog, saludos!

JUAN FUENTES dijo...

Amiga escritora,mis fantasias me ayudan a paliar mis otras deficiencias

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Cada vez me encanta más la historia. Adoro a la pareja protagonista. Sebastian es amor y Amelia no se merece sufrir tanto. También me encanta Luke y Vanora, esta última se le va mucho. Bueno ahora esperar siete días, que nervios. Un besote!!

Entre palmeras... dijo...

Vaya trama, que como no he leído las anteriores me deja medio perdida, pero es innegable la forma en que desarrollas tus novelas, que imaginación tienes.

Un lindo fin de semana, abrazos

Ariel El vikingo dark dijo...

Hola Citu, buenas tardes,
un cuento dentro de otro,
me gustó eso de la mariposa blanca,
despues de ello, campanita al lado de Amelia no es nada =)

"linda la nueva portada"

Te deseo un lindo fin de semana
un beso grande

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Perfecto como siempre. Tengo muchas ganas de seguir leyendo esta gran historia.
Feliz finde!!
Besos!

José Ramón dijo...

Siempre es un placer pasar por su blog feliz domingo Saludos

Mariola dijo...

Pobre Sebastian, pobre Amelia... me ha parecido un encuentro muy triste para ambos pero más para ella, aunque tengo que reconocer que la parte final del capítulo me ha parecido de una hermosa ternura. Espero y deseo que eso le de a Amelia la fuerza y esperanza que necesita y encuentre la manera de hacer esa grieta para derrotar a Uvatar.

Te envío un abrazo muy fuerte y mil besos. Te me cuidas mucho mi linda y preciosa amiga. TQM.

Related Posts with Thumbnails