Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Ilumina mi corazón. Capítulo 34 ( Primera parte)

Hola  ¿cómo están?  Hoy  les traigo  un  fragmento lleno de emoción por  fin  va a rescatar a  Amelia.  Espero que les  guste.
Capítulo  34 




Ya  era la  hora  para la  batalla. Lin  lo supo  mucho antes  de oír  los  golpes en la puerta y  la  voz  de su sobrino  Sinclair llamándola.  Miró a la habitación  que  ocupó  por    más  120  años .  Ahí  entre    un  sin número  de cosas  estaba  su historia  y su pasado.  Mientras    se  colocaba  su vieja armadura  que le  recordaba a la  chica  de  15  años  que  era  una  cazadora    monstruos soñadora e inexperta. La muchacha  que  más que nada quería  demostrar que  a pesar  de su género  era la mejor  cazadora.  
Por  un momento  vio  su  cabello  negro y  sus  ojos  oscuros    retando al destino.  Si   forzaba  su mente  podía  ver  a su esposo     entrando en la  habitación  con  sus  grandes  ojos   azules  y su sonrisa lobuna   que   le enamoró desde  que la  observó por  primera  vez.
Tantos  recuerdos  se apilaron en su memoria  que  por un momento pensó que iba a llorar.   Estaba segura de que  iba a morir  y  volver  a  ver  a  Angus  y a sus padres.  No  le temía  la muerte, porque  su vida  fue plena,  pero    si se angustiaba  por  sus  niños. Si bien no tuvo   hijos   sus  sobrinos  ,  Luke  y  Agatha  se convirtieron en sus hijos  de corazón.
Terminó  de  vestirse  ,  tomó  su espada con miedo entre mezclado con expectativa. Sus  labios  estaban secos  y su  corazón  a punto de estallar parecía que  volvía  a tener  15  años  o le iba a dar un ataque.  
El  Castillo estaba  en plena  actividad    casi todos  los  cambias  formas,  vampiros , elfos,  hadas  dragones   y otras  criaturas mágicas se alistaban a pelear  contra las  sombras.
La noche anterior  hubo  despedidas  borracheras  y  promesas  de   amor.  Hoy todos  estaban   ahí  con un propósito,  casi serios  y  sin   muchas  palabras.  Lin conocía  de sobra la sensación  pero si bien los  que iba  a pelear.  No importaba,  que   solo eran un señuelo  para atrapar  la atención  de  Úvatar.
Los  que  verdaderamente  iban a  enfrentar  a Úvatar  era  un equipo de tres  hombres.  Entre  ellos un joven pintor  que nunca   había  tocado una espada.  pero  iba con el propósito  de  liberar  a  su amada. suspiró pensando  en su esposo y lo romántico y tonto que le  parecería la situación.
Abrió la puerta    sus  sobrinos y  Luke   estaban   esperándola   caminaron en silencio.  Se  fueron a  sus puestos  el corazón pesaba  el miedo y la  desesperanza  rodearon el alma  de  Lin.  Era  su  última  batalla y  no se sentía preparada  fue  cuando  oyó   una  voz  a lo lejos. Al principio la confundió con su esposo pero era  de su  sobrino  Sinclair que  grito — Ar gyfer eich breuddwydion , ar gyfer y fuddugoliaeth ac yn arbennig ar gyfer gusan( Por  tus  sueños, por la  victoria y sobre  todo por un beso tuyo.
Blake  y Luke  gritaron  también   el llamado de  guerra. Lin  fue  abrazar  sus  chicos sintiendo a su esposo y la esperanza  en su corazón.  Siempre por más  remota  que fuera siempre  había una oportunidad  para   vencer solo debes aferrarte a ella y luchar.    



Sebastián volvió  a mirar  por  todos lados    mientras  corría por unos de los pasillos  del   castillo.  Se  oía la alarma  alertando a  todos  de la presencia  de las sombras.  Su celular   repiqueteaba    y  su mano   derecha le  dolía  fuertemente.  Era  la señal  de  Adremelech  que  lo estaba  buscando, pero  él no podía irse sin despedirse  de  Ana.  Prácticamente  se quedó  a cargo de ella  desde que  Amelia    fue  raptada y la  verdad  había  hecho  un pobre  trabajo.  No entendía los   altibajos  de  la adolescente  un momento  estaba   feliz  y  al otro llorando.  Un momento    lo odiaba  y ahora lo quería  como un hermano.  A Heli  con la que siempre se había llevado bien   la  odiaba y luego se pasaba   llorando por  el miedo  de perderla.
—Heli — murmuró debía estar  con ella.
Casi  deseando golpearse  fue  corriendo a la torre  donde  Heli  iba  a   cumplir  su misión la que  posiblemente le cueste la vida.    No  se sorprendió  al encontrar a  Ana  llorando en la puerta  sin atreverse a  entrar.
— Ana.
Ella  se  volteó  y  luego corrió a sus  brazos.  —  No  deberías  estar    junto  Adremelech  y  Khalid    caminado hacia el pasadizo.
—  Si,  pero no  me podía  ir  sin  abrazarte  y prometerte  que  vendré  con  Amelia.
Ana   lo  abrazó  con  todas  sus fuerzas  —  En  voz  baja  casi susurrando le dijo — Te quiero mucho,  vuelve   con  Amelia.
Sebastián  sonrió   porque  se dio cuenta de que  con todos  sus problemas  él también quería  a Ana  como una  hermanita.
— Volveré  y me  comeré  todos  tus  dulces  de guayaba y tus  papas fritas.
Ana  gruñó y lo abrazó más  fuerte. Sebastián    le secó sus lágrimas.
— Tengo que irme,  pero  te  doy un consejo  antes  de que me  vaya. Entra y  dile lo que sientes.  Tal vez , no  pasemos  de hoy  y  es mejor  no arrepentirse  de nada. Te quiero enana,  ten  cuidado con tu misión.
Ana  sacó la lengua mientras  Sebastián  corría  en busca de  Adremelech y   sobre todo   de  Amelia.
Heli     saltó y  gritó al oír que  la puerta   se  abría.  al principio  creyó que era  Adremelech  y   sus  estúpidos  consejos. Luego de la  reunión del consejo ella  como casi la mayoría  de participantes  se  ofreció a ayudar.  Al principio  Heli pensó que su  rol  sería  fácil.   Muy  tarde,  se dio cuenta de la dura  realidad que  todo el plan   para  salvar a  Amelia y a los mundos  recayó  sobre sus  hombros.  
La presión y la inesperada pelea con Ana la hicieron  beber  anoche. Su  cabeza   estaba a punto de explotar  y   parecía que en cualquier  rato   fuera a  vomitar.  Tal  vez,  morir  no era  tan  malo.  En especial  después  de lo que  hizo anoche.  Solo tenía imágenes borrosas , pero   le aterraba   solo pensar  en ellas.
Esperaba  no ver  a Pablo, ni  a  Ana. Con quien  seguía  resentida  por  los insultos  que le dio  en  enfrente de  todos  en la reunión que se hizo para salvar a  Amelia.
Una  parte  de ella  entendía  el dolor  de su amiga y se sentía  culpable  , pero otra parte  se revelaba  a la acusación. Minutos antes  eludió a  Pablo no deseaba  pegarlo si  venía  con sus propuestas  raras .  Demasiados escándalos protagonizaron. Su  mente     dejó  de  funcionar  cuando   miró  a  Ana  pasar  por la puerta.
Esperaba  un nuevo insulto  en lugar  de eso la pequeña    corrió a sus  brazos mientras lloraba desconsoladamente.
—No  te mueras,  soy una  estúpida.  No quiero  perderte.
El resentimiento de  Heli  se esfumó   y  la abrazó con todas  sus  fuerzas.
— Te quiero,  enana  del demonio.
Ana hipó  —  Perdóname.  Soy una idiota.
—  Lo sé.
Oyeron un zumbido   y  una  voz  horrible  se conectó en el aire.
—  Faltan  tres minutos  para  que  todo comience.
Heli se estremeció    el miedo apenas  le dejaba    respirar.
—  Será mejor, que  te vayas  .  Suerte,  y  salva     a  Quito.
—Suerte,  Heli    vuelve   con nosotras,  te quiero mucho.  
Heli    volvió  abrazar  a  Ana  y   la miró  irse por la puerta.  Creyó que estaba  sola   muy pronto tenía  que  saltar  al vació  y empezar  con su misión. Sin  embargo, en el momento que iba  a saltar la puerta  se abrió nuevamente  y  él entró.
Heli no entendió qué  hacía aquí y mucho  menos     lo que  pasó  después.  Él se acercó  lentamente  mirándola  como si fuera  a comerla y le  dio un beso pronunciando  las mismas  palabras  que  ella  dijo anoche.
— Si voy a  morir , primero  probaré el cielo. — Luego de  decir eso  se fue,  de la misma  manera que vino.  Dejando a  Heli confundida  y a punto de  saltar.

Perdonen  por  el  capítulo un poco largo espero que les  guste  y  que tengan un buen fin de semana .





11 comentarios:

Nena Kosta dijo...

Entrañables los recuerdos de Lin. Buen consejo de Sebastián a Ana, era el impulso que le faltaba para reconciliarse con Heli y afortunadamente lo han hecho. ¡Oh, ese beso inesperado que incluye frase de lo más romántica...! Pero ahora llega la parte dura, hay que enfrentarse a Úvatar y la contienda se prevé muy dura.
Hasta el próximo capi, mientras tanto, disfruta del finde.
Un beso

Laura dijo...

Siii ya van a rescatar a Amelia!
Me deja con ganas de leer más, muchas gracias y que tengas un buen fin de semana!

Fantasía Y Realidad dijo...

Hola Citu,solo paso a desearte un feliz y tranquilo fin de semana!!
Muchos besos y cuídate mucho niña:)TQM.Y miles de gracias por estar siempre ahí:):)

Citu,,durante los próximos quince días no estaré en las redes:)

JUAN FUENTES dijo...

A miga escritora,tu sentimientos,junto a tus pensamientos,con bastante cultura,se hallan en tus escritos

Violeta dijo...

Hola guapa!
Gracias por este nuevo capítulo. Me ha parecido genial! Feliz fin de semana. Besotes

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estes bien. OMG! Quién será el misterioso caballero que saltó sobre Heli? No sé siempre que termino de leerte tengo más preguntas que respuesta. Me encanto que Heli y Anna se reconciliasen. Que linda es Lin y sus chicos. El capítulo se me fue en un suspiro. Espero el próximo viernes mucho más! XD

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Que buen capítulo!!! Quiero más!!! jajaja.
Besos!

Mariola dijo...

Que capítulo más bonito, primero por Lin y sus muchachos, luego esa reconciliación entre Heli y Anna, sabio Sebastian ahí, y luego ese misterioso beso.
La verdad se me pasó en un suspiro y me quedé con ganas de saber más. Estoy deseando que ya empiece la liberación de Amelia. Espero el próximo con ganas.

Mientras te envío mil besos y abrazos y te me cuidas. Feliz semana mi linda. TQM.

Ana Meyling dijo...

Holaaaa!
Quiero más, escribes genial jejeje
Un besito, nos leemos^^

Lunna Gris dijo...

Maravilloso Citu tendré que ir atrás que me he perdido de varios y esto se ve cada día mejor un abrazo bella

Yessy kan dijo...

Cuanta nostalgia en la memoria de Lin. No sabe qué le depara esa guerra. Que ternura, me encanto esa reconciliación, a buen tiempo. Lindo capitulo, me gusto mucho.
Abrazo

Related Posts with Thumbnails