Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Ilumina mi corazón. Capítulo 36 ( Segunda parte)

hola  ¿cómo  están?  Muy  pronto es  navidad  ,  así que mi regalo   será  darles  un  fragmento  grande  de mi historia  .  Lo he adelantado para  el miércoles para que lo lean  con más calma sin el ajetreo por  navidad.  Ahora  Sabrán que paso  con  Heli y  sobre todo  si  Sebastián  y  Amelia  sobrevivirán   al killing .

Capítulo  36


Heli  miró  con regocijo   cuando el asqueroso demonio de tres  cabezas    la perdió  de  vista.  Quería    gritar  de la emoción las  cosas  iban  a ser  más  fáciles  de ahora  en adelante.
Lo único  que  tenía que hacer  era  conducir  a los jinetes   hacia  su destino.  Nada podía  salir  mal .  Estaba   a punto  de  irse  al castillo  acuático.  Cuando  sintió  un olor  asqueroso   y algo  le  sujetó    las piernas.
—Puedo no  verte,  pero siento  tu olor. Me  apasionas,  tetas lindas.
Heli  maldijo en voz  baja.
—Puedo  escuchar   el desagrado  al  percibir  mi aroma  y eso  que no estoy excitado.  Aunque  si  te tengo más  tiempo   lo estaré.  Vas a ser  mía  .
Heli no   supo que le produjo  más  asco     el olor    del  demonio o  saber  que  el  demonio estaba   encaprichado  con ella.  Se  preguntó por qué siempre  atraía  a los  hombres  y  demonios feos.
Aunque  ese  no era  el momento  de  dudas existenciales.  Tenía  que liberarse     del  demonio  cuanto antes. Una  especie  de  tentáculo  empezó  acariciar  el  muslo mientras  ella   estaba  cayendo  al vació.
— Ríndete  te  va a  gustar.
—Nunca.  
Heli aún  sujeta    prefirió  estrellarse   a    en el suelo  que   seguir siendo prisionera  de la  bestia olorosa.  Azidahaka perdió el control  al  estabilizarse.  La  media  elfa  aprovechó para escapar.  Desesperada  abrió  el portal  para ir  al castillo.

Azidahaka  maldijo   cuando  percibió a la puta  humana    escapar.  Esa    mujer  tenía mucha  suerte.  Había sido  fácil sentir  su poder    aunque se encontraba     invisible.  La  piedra  de luz   emitía  un  sonido   que   podía ser percibido por    cualquier demonio  de dos  cabezas  en  adelante.
Le encantó torturar  a la mujer.  Tenía muchas   ideas    planeadas  cuando  fuera  su esclava .  Ni siquiera  su  media  hermana  Anazareth lo excitó  tanto,  al sentirla  cerca .   Se  prometió que iba   a  hacer  que  Heli se  convirtiera  en su amante  y lo ayudará a  vencer  a  Úvatar.  La  media  elfa  tenía un poder que nunca antes había percibido.  Una  de sus  cabezas     se lamió lo labios  con deseo, la otra  eructó  y  la   última    solo gritó   de   furia.   Antes     de   reclamar   el poder   de  Heli debía atraparla  y no perder más tiempo. De  seguro  que la mujer  estaba a  punto  de   mandar nuevos jinetes.  Solo quedaban  tres  mundos.   Decidió, no perder más  su tiempo .  Se hurgó la nariz  y   saco  tres mocos  enormes    los  dispersó   en los  tres mundos    que  quedaban  cuando  sintieran la presencia   de la  media  elfa   ellos     estallarían y emitirán  un  sonido  que  le  avisara  cuando llegara su presa.
Heli por fin escapo  y su alivio  fue momentáneo. Se sintió mareada  y  algo tonta.  Apenas  podía articular   algún pensamiento.    Al abrir  la  puerta  rodó  y estuvo a  caer  al piso, pero   alguien se lo impidió.
No  necesitaba  ver  el  rostro  de esa persona para  saber  quien la había ayudado.  Maldijo   , mas  no se soltó  de su agarre ya que estaba  muy débil.
Por lo menos  podía  respirar   de  nuevo  y se encontraba a  salvo aunque  no le gustará la compañía.
—Me sueltas, por  favor.
Seirim  de mala  gana lo hizo.  No podía  entender  su reacción  a la  elfa.  Era  muy tonta  y    aunque era muy linda  no era  su tipo   . Él  conocía  demonias más  bella  y sexis. Sin  embargo,  desde  que la oyó  cantar  no podía  dejar  de  pensar  en ella.
—Puedes mantenerte  en pie  para  que  lo haga.
Heli  respiró  profundamente  en busca  de fuerzas —Sí — Seirim  soltó a la mujer  que  se  tambaleó un  segundo  para luego  mantenerse en pie.
—Gracias por  ayudarme.
Seirim miró  la   piedra  de luz.
— No deberías  utilizarla.
—¿Por qué? — Heli lo miró  enfadada.
Seirim  alzó    su  ceja  derecha   y la  expresión  de su  rostro    le hizo creer  a  Heli  que  pensaba  que ella  era tonta   o  algo peor.
—La piedra  de luz  emite  un sonido que   los  demonios   con más  de dos cabezas  pueden  percibirlo con facilidad .
—¿Enserio?
—La persona  que   te lo dio   debía  saberlo,  además    consume mucha  energía    tapa la piedra  cuando  no  la uses  y limita   su  uso a  segundos para que  Azidahaka  no pueda localizarte.  
Seirim sacó una  funda pequeña  de seda  negra  y se la dio a  Heli  .— Úsala te  va a ayudar.   
— Gracias.
Seirim  no la  escuchó  se  fue  de la misma  manera   sorpresiva que le ayudó.  A  Heli siempre  le confundía  ese   demonio estirado.
No tuvo mucho  tiempo para alterarse    porque un muchacho pelirrojo   con granos  y  expresión arrogante la fue  a  buscar.
—  Vas a  seguir  babeando por ese   demonio.  Pensé que estabas comprometida a  salvar    los mundos y no  a  conseguir pareja.
—Lo  que haga, no es  tu asunto.  Voy   a  buscar  a  Vanora para  salvar  el cielo azul.
Lolindir  la  miró  desesperado y   tocó  su hombro.
—Por  favor,   ayúdame. no puedo  aguantar más ese  sufrimiento.  Si no  salvas  a  Seragon  me  mataré  en este momento.
Heli frunció  el ceño  y   fue  con el  dragón  convertido en  humano  hacia el lugar  donde se encontraba  Gilraren. La dragona de  cabello  lila  estaba  viendo  en una  tableta  una novela  coreana y el ave  fénix parecía  muy interesado graznando estrepitosamente.
Lolindir  miró desesperado a  Heli.   
— Por  favor.  
Heli  se rio y  fue   al  lugar  donde se encontraba  su amiga.
—Creo que es   su  turno.
Lolindir   grito  emocionado —  ¡Por  fin!
Gilraren  miró con preocupación  a  Heli.
—Estás pálida. ¿ Qué pasó?
Heli nerviosa miró alrededor. Solo  se encontraba  Anazareth   hablando  con  Bromm y  Vanora.  Se preguntó  ¿En dónde  diablos estaba  Seirim?¿ Y por  qué le importaba    saberlo?
Se concentró en lo que  su amiga  hablaba y luego de un par de  minutos  dijo. — Me enfrente  a un demonio apestoso  con  tres  cabezas.
—Azidahaka —  interrumpió  Lolindir.
Gilraren  gruño  —Es   un  demonio  asqueroso  le encanta  comer  bebes de  cualquier  especie.
Heli  hizo  una  mueca  de  desagrado.
— Los dragones lo odiamos  y   deseamos su muerte.  Su entrada  es  prohibida  en  Seragon.
Heli asintió.
—Pensé  que esta piedra me ayudaría,  pero  sólo me mareo.


Lolindir   Y  Gilraren  observaron   el artilugio con escepticismo.
—  Creo  que  es la piedra  custodiada  por  Linwe, es  muy valiosa  entre los elfos.  
Lolindir    interrumpió  Gilraren —.  Sin  embargo, es  una  basura.  Los seres  superiores  a los elfos  podemos  sentir  su poder. Usa  su  poder con moderación .
Heli  a  su pesar,   guardó  la piedra  en   la  bolsa pequeña.  Aún se sentía débil, pero  no podía perder  más  su tiempo .
— Será mejor que nos  marchemos.
Gilraren   miró  a  Heli  y luego gritó.
—  Espera,  ya vuelvo.
Heli se quedó   con la boca  abierta  sin entender  a  donde  sé  se fue  su amiga.
—¿A dónde  se  fue?
—  Ni idea  ella  está loca.
Heli frunció el ceño, luego de  varios minutos  la  dragona  llegó.
—Ten — le dio unos  caramelos  y   un  pedazo de  tarta de  fresa.
— El azúcar te ayudará  a   tomar  energías.
—  ¿Por qué no me trajiste  nada a mí?
Gilraren  puso los  ojos  en  blanco  —  No lo necesitas  y pensé que odiabas la comida preparada.
Lolindir   gruñó.
Heli  que   estaba a  punto  de  tener  jaqueca   creo  una puerta   y  se  fue  al mundo  salvaje  de los  dragones.
Seragon   al igual que los otros mundos eran una masa negra.  por  lo menos los dulces  hicieron que ella  se sintiera mejor.  Esperaba oír o sentir algo en su lugar, pero  no ocurría nada.  Lo peor  es  que  Azidahaka  apareció  de nuevo   .
—  Espero que me hayas  extrañado.
Heli     sabía que no podía   huir     hasta  que los jinetes a lanzar  el polvo de la  esperanza  y sanear  su  mundo. tanto   Gilraren  como Lolindir    estaban  algo   verdes   y  a punto de     desmayarse.
—¿Qué pasa?
—  El aire está envenenado .
A lo lejos  Heli oyó la risa  de  Azidahaka.
—Esta  vez  no podrán saneara  al mundo  y  todos morirán.  ¿  Quieres  salvar a  tus  amigos,  rubita?  Ven conmigo  puedes  traer  a la mujer  de cabello  morado  .  Adoro los  tríos.
Ambas  mujeres   gritaron asqueadas  — Eww.
Lolinder    se tambaleaba  y  estaba  a  punto de  caer     del  ave  fénix . Heli pensó  en  abrir la puerta  y  trasladar  a los jinetes  a sitio  seguro  ,  pero     eso no remediaba nada.
Azidahaka se acercó  —  Ríndete.
Heli  pensó en  Amelia,  Ana  y  Gilraren.   Si se rendían ellas   pagarían  las consecuencias.   pudo vencer  al demonio  de tres  cabezas   antes .  Solo debía encontrar la  forma.
Se acercó  a  Gilraren y le susurro.  
—¿Hay alguna  forma de disipar el veneno?



Lolinder    con  voz  lastimera  respondió — fuego de  dragón.
— No podemos  transformarnos mientras  estemos    encima  del  ave.  
El veneno  actuaba  rápido  y  pronto mataría  a los  dos  jinetes.
Gilraren  odiaba   convertirse  y volar.  Sin  embargo,  debía hacer  algo.  Dio las  riendas  Heli     y  se lanzó  al  vació   Azidahaka  quiso  detenerla pero    la  dragona  fue más  rápida.
Heli  temía    que  el fuego  o la violencia  haga que el fénix      no los  ayude.   Mas  Gilraren  al  convertirse  en dragón   lanzó  una llamarada  al  vació    y  empezó a  purificar en el  aire  sin  herir  al demonio que la causaba    fuertemente.
Lolinder  ya no  estaba   verde  y su color  de piel   se encontraba  normal.  
—Debo ayudar  a  Gilraren — Luego de decir eso  se  tiró  al  vació  que  cada  vez  estaba  más  oscuro.
Heli no sabía qué  hacer ,  hasta  que  olió  a   tierra mojada  y el viento  golpeó su cara. Un intenso  aroma  a flores   y    árboles  impregnó el ambiente.   Se alegró  al darse  cuenta que    la arena  brillaba   llamó  a sus  amigos.
Gilraren    se  transformó  de nuevo     y empezó  a cantar     mientras  Lolinder   volaba  dispersando   la  oscuridad.
Heli preocupada    preguntó —¿Dónde  está   el  demonio apestoso?   
— Huyó  cuando  Lorinder  se transformó  —  Temió luchar con  él.
—  Será  mejor   que    me  marche.
Cuando  Heli  iba a desaparecer   sintió  un  horrible  olor. Aún  se encontraba  en  Seragon  aterrizó en tierra  firme .  Miró a la  vegetación que estaba  recién  volviendo a  florecer.   Respiró   hondo  antes de  decir—Azidahaka  ya  estoy  cansada .  Me rindo.
Azidahaka    gruño  de la  felicidad.
— Dame  un beso,  seré  tu esclava
Azidahaka  se  transformó  en  un hombre  atractivo.  Heli    se acercó y en lugar  de  besarlo  le  golpeó  en la entrepierna.  Luego tomó  la piedra  de luz  y desapareció    hacia  el castillo.


Sebastián  suspiró  resignado a  tener  a su lado a  Amelia. No  deseaba  que ella luche  a  su lado  y mucho menos que se enfrente   a   ese  monstruo. Amelia  temblaba a su lado. Sebastián  quiso golpearse  al darse cuenta que ella estaba  desnuda y él no la  socorro.  De  inmediato  se  quitó  la   chaqueta  y  se la dio.  Amelia  solo le sonrió.
—¡Qué  tiernos! Su  comodidad y seguridad  debe  ser  lo último que  te  preocupe.  Ella  te  va  a matar  para  salvarse.  ¿Crees  que  su bonita historia  de  amor dure  el primer  ataque?
Sebastián  no pudo  decir  nada  la tierra  se  abrió de nuevo   y  la horrible y viscosa  bestia   de tres  cabezas   salió   a  destruirlos .  Como si  eso no fuera  suficiente  el piso y todo lo  que les  rodeaba  se infectó por las  sombras  y   el  killing  de  Úvatar    mandaba   rayos  a la pareja.
Sebastián sabía que podía perder la vista, pero  era mejor quedar ciego a  ser  comida   del monstruo   o  ser  destruido  por   la  sombra  de ojos  rojos.
Con   todas   sus  fuerzas  creo  una  barrera   de  fuego  que    los proteja no sabía  por  cuánto  tiempo.
— Amelia   mata  a ese  perdedor.  Sigue  tu  destino,  él no podrá   resistir  por  mucho  tiempo.
Amelia  tomó  la mano  de  Sebastián  y  la  apretó.   fuerte.
—  Mi destino es morir  o convertirme en parte  de  ti.  Prefiero la muerte.
—  ¿ Deseas   la muerte  de humano  también? Por  protegerte     está perdiendo sus  fuerzas   .  ¿Quieres  eso?   

Amelia miró  a  Sebastián  que estaba  pálido     de sus ojos   salía  sangre  pero  aún  sostenía  su mano  y  con la otra  creaba  una  barrera  para  defenderla.
Ella iba   a  soltar    la   mano  de  su amor, pero  él no la  dejaba.
—  Vine  para  salvarte,  no soy  un héroe.  Soy simplemente  un hombre  que  te ama y necesita.  Prefiero perder   mi vista  y mi vida que  dejar  que sufras.  Creo  que nosotros    juntos     podremos   vencer   a  ese  monstruo.
El  killing  se  rio  y  mandó   una  bola  de energía     que  destruyó la  barrera  de  fuego   de  Sebastián    y los  tiró  al piso     la  bestia  de tres  cabezas   estaba a  punto    de  agarrar   a la  pareja   y  matarla.
 Sebastián  ya  no  pudo  ver     se encontraba  en tinieblas  y su mayor temor  que era   de perder  a  su amor  estaba  a punto  de   convertirse en  realidad.  Desesperado  gritó  —   Amelia.
Pero nadie le  respondió volvió a  gritar  —  Amelia  ¿ dónde  estás?
—  A tu  lado  Sebastián.
Amelia  no   tenía idea  de que  forma  salvar a  su pareja y  a  ella  misma.  El dolor  y el  miedo le nublaban  la  mente. Sebastián  cada  vez estaba más  pálido  y  ella podía  salvarlo  a costa  de su propia alma.
Solo la seguridad de su amor importaba iba a decir algo, pero  él  aún sostenía  su mano    en medio   de la oscuridad  que los  rodeaba.
—  Ir  con  el demonio  es  la salida  fácil .  Sé que tienes miedo, pero  tu  luz  una  vez   venció  al monstruo  de ojos  rojos.  Solo  tú puedes   vencerlo,  siempre estaré  a tu lado. Confío en ti.
Las  lágrimas  de  Amelia  cubrieron su rostro
—No  sé  ¿cómo   vencerlo?
Antes  que  Sebastián pudiera  decir  una  sola palabra    el demonio  llegó    y  tomó a  Amelia  del cuello.


—No puedes  vencerme,  pedazo  de mierda.
Amelia  sintió  un gran dolor.
—  Este es tu castigo por  desobedecerme.   Ahora  veras  como  mato  a tu amor.
La mano  de la sombra  se volvió   una  espada afilada y empezó a  rasgar  el cuello  de    Sebastián.
Amelia  gritó  y  una luz  de su interior   salió   e  iluminó   toda la  habitación.  El  killing  de  Úvatar    chilló  por  el dolor  que  Amelia le infringió y  soltó a  Sebastián.
— Maldita ,pagaras  por  eso,  haré  que  te  arrepientas  eternamente.
El  kiling concentró todo su poder  en  un rayo  con el deseo  de matar  a   Sebastián  y   herir  gravemente  a  Amelia.
Sin embargo,  el rayo  fue  atenuado    por  una  barrera  de piedras.
—  Ellos no están solos.
Adremelech  por  fin llegó ayudar  a su alumno  y  a la humana.  
Sebastián  no  podía  creerlo su maestro  vino a  protegerlo una  vez más.  Aunque no confiaba  en  Adremelech  parecía que  el demonio rubio siempre  le estaba  salvando el pellejo.
—¿ Crees que podrías destruirme?
Adremelech  no  contestó frotó sus manos   y  de ellas   salieron unas perlas  de luz  que   destruyeron   a todas  las  sombras que rodeaban    a  Amelia  y  Sebastián.
—  Puedo  destruir  a  las  sombras que has creado , pero  como tú sabes    no puedo matarte.
Sebastián  que  aún abrazaba  a  Amelia    se sintió desanimado   al oír  al demonio.  Pensó  en qué mal momento  eligió   Adremelech para  ser  sincero.     El killing de  Úvatar  se  rio  y lanzó  un  rayo    de color  negro al  demonio  que    fue  disuelto   fácilmente.
Adremelech  bostezo lo que enfureció    a la   sombra. Sebastián empezó a moverse para sacar a   Amelia  del peligro.
—No  te  muevas.
— ¿Tienes miedo por   ti  o por la  basura que defiendes?
— Ellos no son  basura  y  tú    eres  el que tiene miedo  puedo olerlo.   
El monstruo   fue  tras    Sebastián  y  Amelia mientras    la sombra mandaba  rayos   a  Adremlech.
El demonio  ni siquiera    le importó  esquivar los rayos  fue  directo  a   donde estaba   la  bestia  viscosa     y  de  la nada  tras  unos movimientos creó una espada y cortó   las  cabezas    que tenían  forma   de dinosaurio Rex   con dientes muy  afilados .
La sombra   aprovechó  el descuido   de  Adremlech  y    quiso  sujetar  a Amelia pero  Sebastián   lo sintió   y le  mandó una llamarada.  
—¿Estás  muy lento, sombra  de  Úvatar?  ¿ acaso no estás  herido?
—Tu no me has  hecho nada.
Adremlech    miró  a   Amelia     que   a  pesar  de la pelea  y  de   los maltratos    aún   seguía luchando.
—Es  cierto, yo no te  herí,   fue ella —.  Señaló  a  Amelia —  Una simple  humana  puede  destruirte.   Pasaste  horas  torturándola  y no la  quebraste.
El  kiiling   gruñó  —  ella no me hará nada. Me  tiene  miedo.
  —Eso no es  cierto ¿cómo lo destruyó?  Por  primera  vez  desde que  fue raptada  Amelia  supo  que  necesitaba   convertirse  en una guerrera    destruir  a la  sombra.  Era  necesario no solo por  ella  , sino  por  todos.  Ella observó   los planes  de  Úvatar.
Adremlech  sonrió  — Tiembla  ha  llegado  tu hora.  Las sombras  van desapareciendo  y  es momento  que  tu solo  seas  un recuerdo.
Sin  embargo,  Amelia no sabía  qué  hacer  para  destruir  a  la  sombra.  En lugar  que  el demonio rubio le  explicase algo  fue  Sebastián  el que  hablo.
El  vampiro  estaba  en  tinieblas  y muy  débil.  No  se   recuperó de  ataque  de Úvatar,   mas quería pelear.
— El primer  paso es no tener miedo.  Cuando  te golpean   y  te humillan tu opresor  cree  tener  el poder,  pero  es  todo lo  contrario  ellos  te necesitan a  ti   y  tu no  a  ellos. La sombra  te  castigo  tanto que  olvidaste  hasta  tu nombre,  pero   no  dejas   de ser  Amelia y eres  fuerte.
Amelia quiso    contradecir a  Sebastián  ella  no se sentía  fuerte , pero  estaba  harta de llorar y sufrir.
Sebastián apretó la mano  de la mujer  que amaba  no dijo una  palabra  más.  Ella supo  que no estaba  sola.   
— ¿ Qué  debo  hacer?   — preguntó al demonio  rubio.
—Respira concentra  tu poder y  con la luz  de interior  disipa las sombras.  Amelia  ya no eres  una simple  humana   puedes  controlar luz  y oscuridad.  Ahora  es  el momento  destruye    a la sombra de  Úvatar.
El killing  de  Úvatar  se rio  —  No  va a hacer nada  he visto su interior me  teme. Ella  no es  Amelia,  no tiene identidad   y  solo escucha   mis  órdenes.   Ven.
Amelia  soltó  la  mano de  Sebastián  y fue   a donde  estaba  la sombra   de ojos  rojos.   El pintor  la  llamaba  desesperado, pero  ella  ya no era  Amelia.  Cerró los  ojos    y  en lugar  de sentirse sola  escucho la  voz  de  su madre, la  de su abuela  y  la  de  Zahra.
Puede  que ella  ya  no tenga  recuerdos  y no  sea  la misma  chica ingenua que era, pero  el  amor  y la  fuerza   aún estaban  en su interior . Siempre   se  hallaron  ahí  y era   hora  de  utilizarlos.  Creó  una mariposa  de luz  y la  lanzó  hacia  la sombra. 


Espero que les haya  gustado   el  capítulo .  Les deseo un lindo   día 








11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Citu, buenas tardes,
menuda batalla se ha generado alli... no faltaba nadie,

y....????
le lanzò la mariposa y què???
otra vez lo mismo contigo...
como te gusta hacernos volver a por mas eh =)


Muchas felicidades,
excelente resto de semana
un càlido abrazo

sigo anònimo, pinche blogger
atentamente Ariel

Mientras Leo dijo...

Qué bueno, va gential. Y te confieso que me he reído con lo de la transformación y la patada jajajaja
Besos

Laura dijo...

Pobre Heli con ese demonio que no la quiere dejar en paz, esa batalla estuvo genial y ahora que pasará me dejas con la intriga, gracias y saludos!

Mela dijo...

Hola, JP... Desde luego que Azidahaka es repulsivo
A Seirim le gusta como canta Heli... y Heli también se ha fijado en él
Bueno, la verdad es que lo han pasado todos muy mal
El killing de Úvatar es otro repulsivo... me ha gustado que Adremelech llegara para ayudar a Sebastián y a Ana
Y lo has dejado muy interesante
Besos

JUAN FUENTES dijo...

Amiga escritora,en estos dias de invierno,el calor de tu amistad,nos puede ayudar a mitigar estos frios

Un fuerte abrazo

Yessy kan dijo...

Muy intenso capítulo, lleno de acción. Eso es, Amelia necesita ser valiente guerrera para destruir a ese demonio. El amor triunfará, porque han luchado por ambos. Nos dejas en suspenso nuevamente.

J.P te envio mi mejores energías y mis mejores deseos para que se cumplan todos tus sueños en este nuevo año 2017 que seas muy feliz al lado de tu hermosa familia y amistades que te rodean.
Te envío un abrazo muy fuerte. Cuidate y nunca te des por vencida persiguiendo tus sueños.

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estés bien. Por los dioses menuda batalla has montado espero que el asqueroso Azidahaka no se acerque más a mi pobre Heli, que ya tiene bastante con Seirim y lo que se trae entre manos. Vamos ahora con Sebastian y Amelia son geniales. Espero que Sebastian se recupere y luche por salir de ese lugar. Amelia siempre ha sido más fuerte de lo que parece. Por lo demás, que cantidad de dragones, demonios y elfos han intervenido en este capítulo. Tengo muchas ganas de leer el siguiente. Por si no hablo contigo Feliz Navidad y disfrutas mucho de estas vacaciones. Nos vemos en el siguiente capítulo. Un besote, guapísima!

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Que sorpresa entrar y encontrarme ya el capítulo de esta historia!! Me ha encantado leerlo y ahora necesito otra vez más, jejeje.
Besos!

José Ramón dijo...

Gracias
http://elrincndelospremiosymenciones.blogspot.com.es/

JUAN FUENTES dijo...

Tu amor por las letras,te hacen avanzar en tu oficio de escritor

Nena Kosta dijo...

Esta ha sido una batalla con todas las de la ley!! Azidahaka es muy asqueroso, repugna. Heli ha estado muy bien. Pobre Sebastián, ha quedado malherido, pero aunque Amelia sigue influenciada por el demonio y sin apenas recuerdos, creo que su amor por Sebastián es más fuerte que el mal y logrará sobreponerse; al menos ha tomado conciencia de que puede y debe luchar.
Sigue muy interesante.
Un beso

Related Posts with Thumbnails