Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 27 de enero de 2017

Ilumina mi corazón. Capítulo 38 ( tercera parte)

Hola  ¿cómo les  va?  Hoy  sabrán  sobre la salud  de  Amelia. Es  una  capítulo  movido.  Espero que les  guste  este  capítulo.

Capítulo 38


Mientras  que  Amelia,  Sebastián y  el  resto de  sus  amigos  se dirigían   al castillo   de  Luke.  Adremelech    se  alejó  de ellos  y fue   al lugar donde   Khalid    junto  cientos de  dragones y elfos congelaban a  Úvatar.
El demonio elfo luchaba por liberarse, pero  todo era en vano.  Había perdido sus poderes  y el  hielo  no le dejaba mover  sus manos.
Adremelech  sabía desde antemano  que    solo era  una  cárcel  transitoria  y  que Úvatar poco  a poco se liberaría.  Solo esperaba  que hubiera tiempo suficiente para encontrar  la forma  de   destruir  de una vez  por todas al demonio elfo .
 Úvatar   estaba a  punto de   de quedar congelado  fue  cuando sintió que  Amelia  se  encontraba  al  borde  la muerte.  Se  le ocurrió una  idea  para  escapar  y  tener  a Amelia  en su poder.  Era  arriesgado, pero no  lo queda otra  si deseaba  salir  victorioso.
Se  concentró  en  Sebastián   la pareja de  Amelia  fue convertido en  vampiro.  Desde   siempre  él  había podido  controlar  fácilmente  a los  nosferatu, como los  humanos incultos les decían  por  un personaje  que ni  siquiera  fue   vampiro. Dejó de  divagar  pronto  se  quedaría   completamente  congelado era   hora   de  actuar  y   controlar  a  Sebastián   para que trajera a  Amelia  si tenía  suerte  podría posesionarse  de ella  y  terminar  lo que  su  sombra  falló.  Era una esperanza en un millón, pero  no le  tocaba  más no deseaba  ser  encerrado  de nuevo.

Sebastián acariciaba  a  Amelia   que   era  transportada   por   en una  camilla   flotante   por  Luthien,  la  curadora  también lo había  revisado y  le  devolvió la  vista luego  de  reñirlo por  no cuidar  su salud. Al  vampiro le dolía la  cabeza  y  se hallaba muy  preocupado por lo que le iba  a pasar  a  Amelia. El  dolor por perderla no  lo  dejaba ni siquiera respirar.  Había sacrificado  su  alma   para que ella     fuera  salvada  y  todo  fue en vano.  Ese  sentimiento   lo avasalló  por  completo. Dejó  de  acariciar  a  Amelia   y  se  detuvo,  el dolor  era  insoportable. Las  piernas  no lo soportaban  y cayó  al  piso.
Úvatar  se  encontraba  furioso ,  había  una  barrera   que  protegía  a Sebastián de  su control,  solo  pudo   causarle  dolor.   Apenas le  quedaban  fuerzas,  su plan  iba  a  fallar     su cuerpo  era  un gran  bloque  de hielo.  En ese  momento    observó  a  Adremelech ,    y  distinguió  su fuerza.  Se  imaginó  que   él estaba  protegiendo   al  amante  de  Amelia.
Si hería  a  Adremelech por  un momento este perdería  sus poderes y su  concentración.  Tal  vez,   así  él pudiera  hipnotizar  a  Sebastián  y lograr  que le lleve  a  Amelia,  tenía  que poseer  su alma  era   su  única  salida.  
Con   ese  propósito   hizo  que  sus manos  fueran   se  transformaran   en    espadas  y atravesaran  Adremelech en pecho  y de paso  a  Khalid.
El  demonio     rubio  cayó  al piso      al igual que  el recolector     odioso  que    estropeo  muchos  de  sus planes.
Amras  y    los otros  elfos  espantados  siguieron   congelándolo   a  Úvatar eso no le importo.  Aprovecho   la distracción  para  tocar la mente  de  Sebastián que  se  retorcía  del  dolor .  Sin  el escudo   que  Adremelech   puso  en el  vampiro  fue   fácil   tomar  su mente  a pesar de que   el  pintor   se  resistía.
Tuvo que usar casi toda su fuerza, pero    Sebastián  por el momento  estaba  en su poder.



Sebastián    sentía  un gran dolor      una  fuerza  desconocida      lo tiró al piso  y  luego    lo hizo  levantarse  y  atacar  a  Yury.   Su objetivo era  raptar  a  Amelia. El vampiro trató de luchar contra el control, pero  no pudo hacer nada.   Solo mirar    cómo sus  acciones ponían en peligro a la mujer  que ama.
Golpeó por sorpresa a Yury, Zahra y Luthien quisieron frenarlo, pero ambas estaban muy débiles.  Dio  un fuerte  golpe   en la  cara  de  Luthien  y  con una  fuerza  inusitada  arrastró   a  Zahra  por  el piso, mientras  con magia  transportaba  la  camilla  en la que el cuerpo de  Amelia   que se encontraba    dormido.
Sebastián  intentó   resistirse  ,  mas  no pudo hacer  nada   .  Cuando llegó  al lugar  donde   estaba  Úvatar  siendo  atacado     tomo    a las  dos mujeres  en  brazos      y  fue    a la  roca  congelada    donde  el  demonio elfo  estaba    completamente  cubierto de  nieve.
El  momento que  depositó  a  Amelia  en hielo, este se tornó negro y  rojo.
—  Rompe   solo un  poco   de hielo  y deja que  tome  a  Amelia.
Sebastián oyó gritar su nombre a la princesa de plástico, pero  no podía hacer nada por más  que luchaba  para  obtener  el control de su cuerpo  solo obtenía  dolor.
Oyó  gruñir  a  un  dragón que lo matarán  y prefería  ese destino  que liberar  a  Úvatar.   Sin desearlo con sus manos     creo  fuego para   descongelar   a  su  más  gran enemigo.
El calor     hizo  que   Amelia  también recobre  el  sentido y despertará     con horror   observó a  Sebastián   a punto  de entregarla  a  ella  y  a Zahra.  Sebastián  tenía el rostro  pálido  y  sus   ojos  eran completamente  rojos  y estaban  fuera  de sí.
A lo lejos  escuchaba  como      los  elfos  y los otros seres  que  se encontraban alrededor    desean  matar  a  Sebastián.
Adremelech  por fin  reaccionó.    Estuvo inconsciente  por  su herida  un  momento     no se sorprendió al ver   a  Sebastián poseído por  Úvatar.
—  Mierda.  No toquen a  ninguno de ellos.  —  Gritó  cuando  Erú  y  Amras  se  disponían  a    matar  a  Sebastián.



Amelia  dejó  de prestar atención  a  Adremelech      y     se arrastró para  tocar  a  Sebastián  que la empujo.
— Sebastián  no lo hagas.
El  vampiro  no le  hizo  caso y siguió  con su labor.     
Úvatar  se sintió satisfecho  estaba a  punto  de   poder ejercer  control  de  Amelia  solo  necesitaba que  hielo  se desprenda  lo suficiente   para   poder  tocar  el alma de  Amelia    su  sombra    infectó parte  de su cuerpo.  Lo único que  requería  era  tocarla.  
Amelia    volvió  gritar  
— Sebastián,  por  favor.
El  vampiro   se  quedó parado  y se acercó con sus ojos rojos  y  su   rostro enloquecido    a  lugar donde   se encontraba  Amelia.  Ella    volvió  a  gritar  y a  suplicar.
—  Sebastián , no lo hagas.
Amelia    oía  como     Adremelech  no dejaba  que hicieran  daño a  Sebastián.  Sin  embargo, le sorprendió que el demonio rubio   le gritará.
—  Amelia  tú puedes      eliminar  el control  que  tiene  Úvatar  de  Sebastián,  recuérdale  quien es.
Amelia    hizo una  mueca    y se preguntó  ¿cómo  diablos  lograba  eso?:  Miró  al hombre  que  amaba.  Podía ni siquiera  recordar  su nombre,  pero  ciertas   partes  de su pasado  volvían con  solo observar  a  Sebastián.
Su nombre era  como  un escudo.  Tocó sus  hombros  y lo miró  fijamente para  luego decir  su nombre —.  Sebastián.
Cerró los ojos  con miedo   de  caer  al vació  y que  el demonio de los ojos  rojos  le  volviera hacerle daño.  Mas  nada  de eso ocurrió  Sebastián  la depositó  a un lado     de la  grieta que él mismo  abrió.
Oyó a  Úvatar  gritar — Lánzala.  Necesito   tocarla.
Sebastián  gritó   y  cayó de rodillas por el intenso  dolor  — No.
Amelia  sostuvo su mano.  Adramelech  junto  a  Khalid   se acercaron  a la  roca  y les dieron  un  arma.
—  Congelen a  Úvatar.
Sebastián  con ayuda  de  Amelia se paró. Ambos     apenas se sostenían en pie     pero  los dos  tomaron el arma  y  congelaron a  Úvatar mientras el demonio  elfo  clamaba  por  venganza.


Espero que les  haya  gustado  este  fragmento y les deseo un genial  día.






12 comentarios:

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Ayys como está todo!!!! Me ha encantado este capítulo, quiero más, jejeje.
Feliz finde!!
Besos!

Mela dijo...

Hola, JP... ¡Qué mal lo ha pasado Sebastián en este capítulo!
Úvatar es un malvado que no para de maquinar... ojalá puedan acabar con él para siempre
Me has hecho sufrir con este capítulo... pero eso es bueno... quiero decir que es bueno despertar emociones en el lector
Feliz finde

Nena Kosta dijo...

Uf, qué forma de resistirse este Úvatar, hasta medio congelado es un peligro. Amelia ha estado a punto de ser poseída y el pobre Sebastián a punto de brindársela al demonio en bandeja. Afortunadamente consiguieron congelarle, espero que definitivamente, y que esta vez de nada le sirva clamar venganza.
Un capítulo bien movidito, sí.
Un beso, que tengas un buen finde.

Laura dijo...

Que bueno que rompieron el control que tenia Uvatar sobre Sebastián, gracias por el capitulo me gustó bastante!

Ana Meyling dijo...

Holaaaaa!
Pufff me tengo que poner al día con tus entradas, que estoy muy perdida por estos mundos ejejejejeje
Un besito, nos leemos^^

Mientras Leo dijo...

Me ha encantado! Uvátar es un pedazo de personaje, chica!
Besos y feliz fin de semana

JUAN FUENTES dijo...

A veces los relatos de tus personajes,nos hace entrar en mundos de misterios

María Pilar dijo...

Madre mía, creía que lo conseguía, pero por fín... ¡Cuánta fuerza y energía tienen tus personajes!
Un beso grande Citu

JUAN FUENTES dijo...

Arte,fantasias,amores,relatos,todos juntos forman los personajes de tus novelas

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estes bien. Menudo capítulo lleno de acción pobre Sebastian casi sucumbe al poder de Uvatar, menos mal que Amelia estaba a su lado. Adramelech siempre a lo suyo. Ya vi que los demás también lucharon contra Uvatar. Ha sido un capítulo muy emocionante. Espero el siguiente en siete días. Un besote guapa!

Yessy kan dijo...

Mucha acción en este capítulo. Pobre Sebastian, no se rinde, esa valentía la fortaleza el amor que siente por Amelia. Mira que hasta ofrecerse al demonio para ayudarla, muy tierno.
Uvatar, hasta cuándo caerá ese demonio, que dificil, posee mucha resistencia. El final me sorprendió, al fin lograron congelarlo, pero será ese su fin?
Bso

Dezazu dijo...

Genial como siempre lo he disfrutado mucho!!besos

Related Posts with Thumbnails