Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 3 de agosto de 2018

Lágrimas de Luna. Capítulo 17 ( primera parte)

Hola  ¿cómo  están?  Van   a  ver como  frenan  a las  sombras para  no dejar  que infecten al resto de  Europa  y   al mundo.

Capítulo  17




Firond  miró  con nostalgia el  edificio del misterio.  Momentos antes  Puso un  aparato que  contenía  el avance   de las  sombras  para  que  solo  Londres  y  Quito fueran contaminadas. Lo malo es que  el mecanismo solo  soportaría tres  días  cuando las sombras  muten  a su estado  más  fuerte nada  ni nadie las contendría.   
 Daría lo que  fuera  por estar  en  su hogar, sin la malvada de  Agatha.  Miró   a  la  hechicera  de  cabellos  negros  y ojos  verdes  como el  pasto sonreír  socarronamente.    Tuvo el deseo  de   golpearla hasta quitar esa sonrisa  de victoria.  Sin embargo, no podía  hacer  nada  Agatha  conocía  su  secreto  más   vergonzoso.  Si este  salía  a la luz podía  ser el fin de la carrera  de  Firond  como  curador. 
Iba  a cerrar el portal  cuando llegó  corriendo  su ayudante,  Kelly.  Lo más  probable  era que había estado coqueteando con  al  militar  hechicero.   Observó de nuevo a  Agatha  con furia.  Ella   le  chantajeó  para  que  contrate  a Kelly porque  era   su compañera  de  departamento  y  su   amiga.  Agatha bajó la vista   y se puso  a mirar  el suelo como  respuesta.    
— Muévete — gritó  Firond.
Kelly  le sonrió  a  Firond  como disculpa. Firond   puso los ojos  en blanco para  no mostrar  su alegría  por la llegada de  su  ayudante.  A  pesar  de  todo,  él  la apreciaba por   su    alegría   y   porque a  la  hora de trabajar  no se quejaba como otras  personas.
Pasaron   el pasadizo mágico   rápidamente  y llegaron  a  la  isla de  Skype.   Varias personas lo estaban  esperando.  Al  principio Firond  no  reconoció a Catriona,  apenas  trató  con ella  cuando  salvó a  su hijo  Blake de una muerte segura.  Por suerte  estaba  Rupert  el esposo   de  Catriona que era    amigo   de  Firond  y un hombre muy inteligente.   Él  cambia formas   de  lobo era un hombre alto  flaco  con el cabello  gris  y  los  azules.  Poseía  clase  y  don  de mando. Él se adelantó a su  esposa    y  los  saludó —  Bienvenidos. 
Firond  notó que  la   siempre   fuerte   y controlada  Agatha  tembló  al mirar la mueca  de  Catriona.   Luego    respiró hondo y trato  de  fingir  que no le afectaba  el rechazo  de la madre  de su mejor  amigo. 
— Les das la bienvenida   a esos  extraños.   En lugar de tratar   de  salvar a  tus hijos. Eres  una desgracia para la manada y para   el apellido MacGregor.
Yvaine una joven  pelirroja ,  flaca  y algo  bajita.  Se puso  sonrojada  y  bajó la mirada   con  vergüenza  mientras  Rupert  parecía no oír  el arrebato de  su  esposa  al igual que  Firond.
— Gracias,   ¿ qué podemos ayudar? —  exclamó  Firond  tratando  de  lucir  tranquilo.  
Catriona estaba histérica, temía por sus hijos  y por ella.  Cuando  Firond   y  la  gente  que lo acompañaban  pasaron     temió que  trajeran consigo a  las sombras.  Su sexto sentido le alertaba  que    solo esperaban la  muerte. 
— En lugar de ayudarles  a ellos.  Deberías interesarte por  el  destino de  tus hijos.
Rupert   se   puso pálido  y  Firond  miró  como apretó los  puños —  Eso es lo que hago.  Ayudó a estos  hombres  para que ellos puedan socorrer a mis hijos.  
—  Esa banda de hechiceros y seres raros nunca ha hecho  nada  bueno.  Agatha   y   ese  Rochester  son  los  culpables  de la desgracia  de  Blake. 

Agatha  caminó  hacia  Rupert  esperando   terminar  esa  conversación, sin importarle  la mirada de  odio  de  Catriona.
— Gracias,  señor  MacGregor.  El señor Rochester   le envía  esta  carta  y  sus   mejores deseos. 
Rupert  la  tomó  al mismo tiempo que su esposa  estallaba  en gritos  —.  No  deberías  aceptar  nada  de ese politicucho.  No fue  de ayuda  cuando  ocurrió  lo  de  Blake.   No  te das cuenta de que se  está repitiendo   lo mismo. 
— La situación  es completamente  diferente  y  Rochester   siempre  nos ayudado. Estás  tan llena de prejuicios.    
A  Firond  le dolía la  cabeza  y sentía  pena  por  Agatha  lo  cual le  fastidiaba mucho.  Para  cambiar la conversación dijo con presteza —. Será mejor   asegurar  la  isla   de  cualquier  ataque  de las sombras  y el castillo.  Traje  materiales  que nos  sirvieron para asegurar los pueblos  aledaños  a  Londres. 
Si  vamos a pelear  contra  Úvatar es  mejor asegurar  la isla  y  el castillo.
— Lo único   que   va a  pasar  es que  vamos a  morir. Si haces  caso   a estos  seres   extraños.   Mis hijos  estarían a  salvo  en     sus oficinas, pero...
 —  Si hubieran estado  en sus  oficinas  ya  hubieran sido  absorbidos por las  sombras.  Deja de  decir  tonterías  Catriona. 
Antes que  Catriona    vuelva  gritar, llegó  Lin    con el celular  en mano  y tratando  de  lucir   tranquila. 
— Por  fin  he hablado  con  Khalid  que está  junto a  Sinclair.  Han rescatado a  Luke  que  se enfrentó a  Úvatar,  Está herido, pero sigue  vivo.  Ahora ellos  van por  Amelia,  Sebastián  y  Zahra . Mientras  Blake esta  Helmunt   y juntos  van a rescatar a  Ana.  Nessa  debe tener  el portal  justo a  tiempo.  Tenemos que  ver  una forma de ayudarlos.
Firond  se acercó a  Lin —  Puedo hablar  con  Nessa   y ayudarle   a   terminar  el portal haciendo una  réplica desde  acá  si no termina  Nessa . Él mío  servirá estarán conectados  con  un  pasaje pequeño. 
—  Mientras  Firond  hace  eso  voy  con los  oficiales  a reforzar  el  castillo.  Me ayudas  Agatha  —  exclamó  Rupert.
Agatha  asintió mientras  Catriona se  ponía  roja.  —  Me dejas  aquí, siempre  te marchas  ¡ Eres  un desgraciado !  ¡ No  te importan  tus  hijos!
Rupert  no  contestó. 



Firond  miró  con  desagrado a  Catriona —  Puede  callarse  ,  ya no se encuentra  aquí.   
—  A mí no me hablas,  así.  Tú eres el culpable  que a mi hijo le  guste   más  la  magia  y la ciencia que ser  un buen  cambia formas.
— Gracias,  pero  cállese. Me duele  la  cabeza   su   voz  tan aguda.
Catriona  enrojeció para  quedar  como un tomate.  
—  No, te  estoy  agradeciendo,  bicho raro.
—  Su hijo está sano ,  es  feliz  qué más quiere.   Si  oigo  otra palabra más, no respondo de mis actos.
Yvaine   tocó a su madre  en el hombro.  —  Será mejor  que  vayas  a tu habitación, mamá es  mejor déjalo  trabajar.
Catriona iba a decir algo, pero la  expresión de  Firond  le dio miedo porque obedeció a su hija.  
Firond  fue llevado a  una habitación     más   grande para que la utilizara como estudio .  empezó a  trabajar  de inmediato.  Lin lo acompaño, pero estaba  preocupada  por sus  chicos  — Ojalá   hubiera  una forma  de  ver qué está pasando.
— Si la hay  dijo  Firond — mientras    tocaba  un aparato  extraño —.  Susana   trae    una de las  cajas  que  tenían los  militares.
— Mi nombre  es  Kelly .
—  No  te  entretengas con ellos.  
Luego de   varios minutos llegó  Kelly  le dio  a  Firond   una    esfera.  Él  con su magia la  transformó en un televisor  de plasma  y luego  de   unos minutos  se  podía    verla imagen  de  un auto  rojo   perseguido por la  sombras. 






Lin  empezó  a comerse las  uñas  al  ver  a sus  chicos   huyendo  de  las  sombras.  
Úvatar  estaba  furioso.  Se  preguntó ¿  cómo   alguien  osaba   interrumpir  sus   planes ?   — ¿Crees  que   un  simple   y   vetusta  chatarra  puede  vencerme?
Khalid abrió   la  puerta  para  ayudar    a  Amelia   y   a los  demás que  estaban   apretujados   sobre  el árbol esperando  huir.
—  Lo he hecho antes.
Úvatar  miró  con despreció  al hombre  de ojos  negros   que  otras  veces   frenó  sus planes.  Sin  embargo, no  se  lo  permitiría  esta  vez  .  La  oscuridad  se  volvió  total.  El  recolector  por  más  que quiso   apenas  podía  vislumbrar  su   mano mucho menos   el lugar  donde   Amelia  con miedo estaba trepada a  un árbol.
— ¿Amelia  dónde   estás?
Úvatar  con   voz  trémula susurró  —   Te  voy a ayudar.   La   oscuridad  se  iluminó  con cientos    ojos   rojos  que  lanzaban  espinas hacia  el  carro  que  conducía  Sinclair. 
La  puerta  de la  derecha  se  abrió   mostrando   la  figura  de  Luke  que   sonrió   de  forma   lobuna  a  Úvatar   que  lo  miró  sorprendido.
— Hola,  abuelito ¿sorprendido?
Úvatar  apenas  podía articular  una  palabra  estaba  furioso.   Con todo su poder mandó un rayo negro a Luke, pero  el  campo  de  fuerza   del  automóvil lo  freno.  Sin  embargo, el vampiro   supo que no resistiría  mucho tiempo.  Hizo  una  señal  a  Khalid para que  suba  a  Amelia  y  a los otros.
— Fallaste  de nuevo,  abuelito.
— Deberías   estar  muerto.  Te  mate  mire  tu cadáver.

Luke  se  rio — no  estaba   muerto,  estaba  de parranda— .  Luego de  decir  eso  tiró   la  botella  de  whisky  y  formó  una pared  fuego.  —  Ahora ,  Khalid,
Khalid se apresuró  a  subir  Amelia,  que  nerviosa le dio la mano.  Cuando  subió a  la  chica  humana  ayudó  a  su  amiga. Solo  faltaba  socorrer   a Sebastián , pero la pared  de  fuego se  disipó por  un viento fuerte. Khalid  miró  al árbol que  cobró  vida   y  quiso  infectar  a  Sebastián.
— Sostente   muchacho  —.  Khalid    gritó  a  Sebastián,  que  se sostuvo de  las  manos  del  recolector. Luego  gritó  a  Sinclair  —  huye  pronto el campo de  fuerza  de Luke  no nos  protegerá mucho.
Amelia  que  estaba  apretujada  con  Zahra  y  Niebla.   Se  asustó  al ver  que el carro avanzaba  y  que  Sebastián no  subió  al carro.
—  No  abandonen  a  Sebastián .
Zahra apretó  el hombro  de  Amelia.
—  Nunca  lo  haríamos,  pero debemos  huir.
Sebastián  colgaba  como  una  bandera  mientras  Úvatar  furioso  empezó a formar  unos  tornados  para destruir  el campo de  fuerza. Con  dificultad   pudieron ayudar   a  subir  al  interior  del  vehículo a  Sebastián   que  se apretujó  con los demás pasajeros. Temiendo que el gran  San Bernardo  lo  muerda.
Sinclair  frenó     el  carro  y  tiró  al piso  Sebastián mientras  Zhara y  Amelia se le iban encima.  Dejando  los  pulmones del pintor  sin aire .   Luke  con su poder  reforzaba   el  campo  de  fuerza  mientras  Khalid  desde  la  ventana  dispara con su  arma de hielo.
 — Disculpa —  dijo  Zahra  y   volvió  a su  asiento  al  igual que  Amelia. Sebastián  se sentó  esperando no  caer  de nuevo.
Zahra  miró  un rato a  Amelia —.  La  muchacha  temblaba con miedo  de que  Úvatar mate a  todos  para  conseguir  su alma.
Zahra   le  tomó  las manos —.  No dejaré  que nada  te pase, ninguno lo hará. Les  presento a  Khalid  señaló  al  hombre  de ojos  negros.
Khalid  con timidez  les  dijo  — hola.
Luego  señaló   Luke  que   estaba  algo  pálido y  simplemente les saludo  con  la mano.
Zahra  miró por  un  momento  a la  ventana  preocupada,  pero siguió presentado a sus  amigos —. El que  conduce  es   Sinclair y  el perro se llama  Niebla.
Antes  que  Sinclair   hablara  sintieron un golpe  fuerte    y otra  vez  Sebastián   cayó  al piso,  lo peor   es  que Luke  se  desmayó.
— Pronto  el campo  de energía  va a ceder  y los  tornados    nos partirán en dos . —gruño  Sinclair  apretando el acelerador.
 A lo lejos  Amelia  oía  a  Úvatar  gritar  su nombre.
—  Ven conmigo  Amelia.
Antes  que ella  pudiera  decir  nada   Sebastián  arrebató  el  arma   a Zahra  y  respondió —  Sobre mi   cadáver.
— Eso se puede  arreglar .
Úvatar mandó un rayo con toda su fuerza que destruyó el campo de fuerza, pero no hirió  a  Sebastián.
Khalid  recordó  sus  viejas lecciones   y  con un hechizo hizo  caer  rocas  a Úvatar  y género un nuevo campo de fuerza, no tan fuerte como el que  tenían.
—  Muévete  Sinclair,  debemos llegar   con  Nessa  pronto.

Esperó que  les  haya agradado el fragmento de esta semana .  Les deseo un genial día. 









6 comentarios:

Ramón Berenguer dijo...

Cada vez esta mas interesante,me ha gustado mucho la accion del capitulo.Besos.

JUAN FUENTES dijo...

Tu capacidad de inventar historias supera a todas tus fantasias

Yessy kan dijo...

Otro estupendo y trepidante capítulo. Veremos cómo le va a Uvatar con ese hechizo.

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! Increíble capítulo, a ver cómo le va a Úvatar y si consiguen detenerlo antes de que los tres días se cumplan >.<
¡Un abrazo!

Ignacio Alfonso dijo...

Leí el capítulo, pensé que te dejé comentario. Se me va la pinza:))
Londres y Quito en peligro! Qué secreto sabrá Agatha de Firond?
Bso

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que te encuentes bien. Me encanta Firond y como para los pies a Catriona. Pobrecito siempre teniendo que explicar todo cuando solo quiere ayudar. Por otro lado pobre de los chicos que se están jugando el cuello por salvar a Sebastian y a Amelia de Uvatar. Espero poder leer el próximo capítulo pronto. Un besote!

Related Posts with Thumbnails