Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 30 de marzo de 2020

Diosas Griegas ( Parte 5)

Hola ¿cómo están?  Hoy les traigo las ultimas  diosas  y los últimos  signos. Esperó que  sea  de su  agrado.

Nuestra primera  diosa  no es muy  querida  aunque si  muy conocida.
Hera


Hera fue considerada la protectora de los matrimonios, protectora de los reinos e imperios y la señora del cielo y la tierra La diosa Hera también llamada en la mitología griega “la reina de los dioses” .
Hera fue conocida por su naturaleza celosa, violenta y vengativa, principalmente contra las amantes y la descendencia de Zeus, pero también contra los mortales con los que se cruzaba, como Pelias. Paris, quien la ofendió al elegir a Afrodita como la diosa más bella, se ganó así su odio eterno.
Se representa a Hera solemne, a menudo en el trono y coronada con el polos (una alta corona cilíndrica usada por varias de las Grandes diosas), pudiendo llevar en su mano una granada, símbolo de la fértil sangre y la muerte, o una cápsula narcótica de amapola. También se le representaba como una mujer majestuosa con una diadema y un cetro, en ocasiones la acompañaban una granada o un pavo real.
Recibió culto a lo largo de todo el mediterráneo principalmente por mujeres que querían lo mejor para su matrimonio.
Hera es hija la hija mayor de Crono y Gea, hermana y esposa de Zeus, quien al igual que todos sus hermanos fue devorada por la furia de su padre Cronos, intentando evitar ser derrocado por uno de sus hijos tal.
Rea y Gea logran engañar a Cronos y salvar al bebe Zeus, quien luego de llegar a la adultez regresa para desafiar a su padre, y en su batalla con él logra hacer que este vomite a sus hermanos y juntos derrotan a Cronos.
Es entonces cuando él se proclama como el dios de los dioses y es el guardián del cielo, y haciendo uso de su nuevo poder elige a su hermana Hera como su legitima esposa.
La diosa Hera se convierte en la esposa de Zeus con quien tuvo 4 hijos, entre ellos: Ares el dios de la guerra, Hebe diosa de la juventud, Ilitía diosa de los partos y a Enio diosa de la guerra, quien acompañaba a su hermano Ares en la batalla. La mayoría de los autores antiguos están de acuerdo en reconocer a Zeus como el padre de la mayoría de vástagos engendrados por Hera. No hay noticia alguna de posibles infidelidades por parte de la diosa, algo que encaja a la perfección con la divinidad protectora de la estabilidad familiar y la fidelidad. Hay algún caso, sin embargo, en el que Hera decidió concebir un hijo ella sola, son intervención de ningún varón, siendo este acto una venganza hacia Zeus por sus numerosos hijos bastardos. Algunos autores afirman que el fruto de este intento de concebir en solitario fue el dios Hefesto, mientras otros hablan de este nacimiento como el origen del monstruo Tifón. En ambos casos fueron partos malogrados que engendraron criaturas deformes y monstruosas, muy alejadas del ideal de belleza que se suponía que tenía que encarnar un dios.
Narran en su mayoría las represalias y venganzas que la diosa propició sobre las amantes de su marido, así como sobre los hijos nacidos de estas infidelidades.
Sémele y Hera
Sémele es hija del rey Cadmo de Tebas y de Harmonía (diosa de la concordia y de la armonía). Zeus la elige como amante y engendran a Dionisos (dios del vino), en uno de sus furtivos encuentros.
Hera, muerta de celos, toma la forma de la vieja Béroe (nodriza de Sémele) y le sugiere que deje a Zeus. Pero al no lograr convencerla, decide castigarla.
La Diosa Hera sugiere a Sémele que está siendo engañada por un hombre normal que se hace pasar por el Dios Zeus. La incita a pedirle una prueba de su inmortalidad y poder, mediante una aparición en todo su esplendor. Y Zeus incapaz de convencerla para que pidiera otra cosa, le da gusto y hace gala de su magnificencia, provocando con ella que Sémele ardiera en llamas por el efecto de los rayos que el dios desprendía.
En ese momento Sémele ya está gestando a Dionisos (el dos veces nacido), y es salvado por Hermes que lo arranca del vientre de Sémele y lo cose al muslo de Zeus.
Leto y Hera
Zeus le fue infiel a su esposa Hera con Leto, a la que dejó embarazada de gemelos: Apolo y Artemisa.
La Diosa Hera presa de la furia, prohibió que se diera cobijo a Leto para dar a luz, en lugar alguno de la Tierra, bajo la amenaza de descargar toda su furia contra quien se lo diere. De esta forma, Leto deambuló hasta llegar a la isla errante de Delos, que cambiaba constantemente de posición en el mar, por lo que pudo evitar la amenaza de Hares.
Leto parió a sus gemelos y Zeus agradecido a la isla de Delos por acogerla, estableció un lugar fijo en el océano para ella y la protegió de la cólera de Hera.
Pero ésta, deseosa de venganza, envió a la serpiente Pitón (guardiana del santuario de Delfos) contra Leto. Fue su jóven hijo Apolo, quien armado con arco y flechas forjados por Hefesto, acabó con la serpiente para siempre y pasó a ser el Dios guardian del Templo de Delfos.
Hera y Heracles
Heracles nace de la relación de Zeus con la mortal Alcmena. La Diosa Hera presa de los celos anuda las piernas de Alcmena para que no pueda parir, pero la sirvienta de ésta, le comunica que ya ha nacido.
La Diosa Hera furiosa con este nacimiento, envía dos serpientes para que acaben con su vida, pero Heracles las hace pedazos.
Zeus logra engañar a su esposa y consigue que amamante a Heracles un tiempo, hasta que se da cuenta y lo retira de su pecho. Las gotas de leche que quedaron fijas en el firmamento, formaron la Vía Láctea.
Io y Hera
Zeus convierte a la princesa Io en una ternera blanca para evitar que su mujer le sorprenda en plena infidelidad. Pero Hera suspicaz, le pide a su marido que le regale la ternera.
La Diosa Hera esconde a la ternera en una gruta, y encarga al monstruo Argos que la vigile día y noche para evitar que Zeus la encuentre. Pero éste la localiza y le ordena a su hijo Hermes que acabe con el monstruo.
Cuando Hera descubre muerto al monstruo Argos, premia su fidelidad hacia ella, transformando sus cien ojos, en adornos de la cola de su animal sagrado, el pavo real.
La princesa Io comienza un peregrinaje por las costas del Mediterráneo huyendo de un tábano gigante que Hera manda para acosarla. Finalmente llega a Egipto, donde se convierte en sacerdotisa de la Diosa Isis.
Lamia y Hera
Hera mata a los hijos de Lamia y la convierte en un monstruo, impidiendo que pueda cerrar sus ojos, para que no pueda olvidar la imagen de sus hijos muertos. Zeus apacigua esta maldición, permitiendo que pueda sacarse los ojos de vez en cuando para descansar, y luego ponérselos de nuevo.
Tiresias
Es castigado por la Diosa Hera con la ceguera, debido a que da la razón a Zeus en la conflictiva discusión, sobre cual de los dos sexos, obtiene mayor placer en las relaciones.
El adivino Tiresias, que había pasado parte de su vida como hombre, y parte como mujer, opina que es ésta la que obtiene mayor placer.
El Dios Zeus, para compensar el castigo de su esposa, le concede a Tiresias el don de la profecía.
Eco y Hera
La ninfa Eco se encarga de distraer a Hera hablándole sin parar, mientras su marido le es infiel. Cuando descubre el engaño, la condena a pronunciar solo repeticiones de lo que hablan los demás.
El juicio de Paris
En la boda de Tetis y Peleo, la diosa de la discordia Eris, no es invitada, por lo que se presenta y arroja una manzana de oro aclamando: «para la más bella».
Zeus decide dejar la imparcialidad de la elección en manos del pastor Paris, ya que había comenzado la discusión entre Hera, Afrodita y Atenea. Las tres diosas intentan sobornar al pastor para que las elija, de tal forma que Atenea le ofrece la sabiduría, Hera la felicidad en el matrimonio y Afrodita el amor de la mujer mortal más hermosa del mundo.
Paris elige a Afrodita y le entrega la manzana, lo que lleva a Hera y Atenea a jurarle odio eterno al pastor. Mas adelante, se sabe que Paris era en realidad hijo del rey de Troya, por lo que las diosas extendieron su odio a todos los troyanos.
Este es el motivo de que Hera se posicione en favor de los aqueos, en la guerra entre estos y los troyanos.


Capricornio
La mujer capricornio, es la mujer nacida del 22 de Diciembre al 20 de Enero.
Suele ser identificada por la seguridad en si misma, frialdad con los demás, y una ligera timidez/desconfianza al principio. Puede ser callada y reservada, esto le da una apariencia fría y dura, pero se de verdad quieres conocerla tendrás que ganarte su confianza paso a paso. Si lo haces descubrirás que esa capa esconde una capricornio sensible y dulce, pero protectora de su intimidad.
Es una mujer que usa su inteligencia a todos los niveles para lograr experiencias, riqueza, poder, encanto, erudición, belleza, saber estar… Por lo que más destaca la mujer capricornio es por saber encontrar los recursos necesarios para salir adelante, la vida es un constante reto para ella y planea estrategias y trabaja duro para conseguir sus objetivos.
Hace las cosas con un interés, con una finalidad propuesta de antemano, por ello se añaden otras cualidades a su forma de ser como la constancia y el esfuerzo hasta llegar a ese objetivo.
Su lado positivo nos demuestra la gran ambición que tiene, es práctica, tiene mucho erotismo, introvertida, afectuosa, impulsiva, prudente, divertida, paciente, reservada y disciplinada. También suele ser una persona mucho más madura para su edad.
Los rasgos negativos de las mujeres capricornio son su pesimismo y su perfeccionismo que les acarrean algún que otro problema. Les gusta ser muy profesional, tener liderazgo y dirigir para alcanzar sus objetivos, y pueden pasar por encima de quien necesiten para conseguirlo.

Ahora hablare de una de mis  diosas  favoritas. 

Atenea 


Atenea también conocida como Palas Atenea es la diosa de la guerra, la civilización, sabiduría, estrategia en combate, de las ciencias, de la justicia y de la habilidad. Fue una de las principales divinidades del panteón griego y una de los doce dioses olímpicos. Atenea recibió culto en toda la Grecia Antigua y en toda su área de influencia, desde las colonias griegas de Asia Menor hasta las de la península ibérica y el norte de África. Su presencia está atestiguada hasta en las proximidades de la India. Por ello su culto tomó muchas formas e incluso tuvo una extensión considerable hasta el punto de que su figura fue sincretizada con otras divinidades en las regiones aledañas al Mediterráneo.
En el panteón olímpico Atenea aparece como la hija favorita de Zeus. Atenea tuvo un nacimiento muy particular. Tras experimentar un fuerte y agobiante dolor de cabeza, Zeus, su padre, sintió como su frente se abría desde dentro. Agobiado y prácticamente incapacitado por el dolor, el dios del trueno requirió de la ayuda de Hefesto, dios del fuego y la fragua, quien utilizó un hacha para abrir su cabeza. De esta abertura emergería Atenea, ya como una mujer adulta y vistiendo armadura.
Si bien en las versiones más populares del mito Atenea no tiene madre, en mitos menores se dice que su madre fue Metis, diosa que hasta ese entonces era la diosa de la sabiduría. Zeus, tras relacionarse sentimentalmente con esta diosa recibió oscuras predicciones sobre su futuro de un oráculo. Oráculo que le comunicó al rey de los dioses que Metis tendría dos hijos, uno sería Atenea y otro un hijo que lograría destronarlo en el futuro. Temiendo que la profecía se cumpla, Zeus devoró a Metis en la forma de una mosca. Posteriormente el nacimiento de Atenea en esta versión es similar al anteriormente mencionado, la diosa sale de la cabeza de Zeus.

Era imbatible en la guerra, ni el mismo Ares pudo derrotarla. Fue patrona de varias ciudades pero se volvió más conocida como protectora de Atenas y de toda la región del Ática. También protegió a muchos héroes y otras figuras míticas, y aparece en una gran cantidad de episodios de la mitología.
Atenea es una de las deidades más respetadas y adoradas de la antigua Grecia ya que representaba las causas justas y la sabiduría. Todo lo contrario, a su hermano Ares, quien representaba la violencia y la barbarie, siendo una de las deidades principales de la mitología griega y parte de los 12 dioses Olímpicos.
Esta diosa sintió mucha admiración por mortales que mostraron dotes de dioses. Perseo cuya determinación se ganó el favor de la diosa y lo ayudó  a matar a Medusa. Heracles, cuyo coraje y valentía le hicieron con los dones y ayuda de la diosa en algunos de sus 12 trabajos. Odiseo, cuya naturaleza astuta y pérsicas le confirieron la ayuda de la diosa en múltiples ocasiones.

Atenea es una diosa virgen por decisión propia. Siempre rechazó cualquier contacto con los hombres, por lo que no se le conoce descendencia alguna. Sólo hay una excepción, el rey ateniense Erictonio, nacido de un modo poco convencional. Según el mito, el dios Hefesto, encendido de pasión ante la belleza de la virginal Atenea, intentó violarla. Sin embargo, la diosa se resistió, de forma que el semen de Hefesto acabó derramado en la pierna de Atenea. Ésta se limpió con repugnancia el semen del dios con un pedazo de lana y lo arrojó al suelo. La unión de la semilla del dios con la diosa Gea, divinidad de la tierra, engendró a una criatura, el pequeño Erictonio. La diosa Atenea se compadeció del niño y le crió hasta que éste se convirtió en rey de la ciudad sobre la que esta diosa ejercía como protectora.
El irrespeto de Aracne
Una de las historias más famosas sobre esta Diosa es su castigo a Aracne. Cuenta la leyenda que la joven era una hiladora muy habilidosa y estaba muy orgullosa de ello. Aracne decidió retar a Atenea a un concurso de hilar.
En la contienda Aracne representó a los dioses en su forma más burda y patética mientras Atenea los representó en su Máximo esplendor.
Como castigo por su ofensa, Atenea la convirtió en Araña, condenando a hilar durante toda la eternidad.
La diosa Atenea es la responsable del fiero aspecto de la Gorgona Medusa. Según cuenta el mito, Medusa era originalmente una hermosa joven mortal. Fue precisamente esta belleza la que llevo al dios Poseidón a perseguirla con intención de tener relaciones sexuales con ella. Pese a que Medusa se refugió en un templo de Atenea, el dios le dio alcance y la violó. La diosa Atenea castigó a Medusa por haber profanado su templo, transformando su otrora hermoso cabello en una mata de serpientes furiosas, y haciendo que todo aquel que mirara a sus ojos se convirtiera en piedra.


Acuario 


La mujer acuario es la mujer nacida del 21 de Enero al 19 de Febrero. Se identifica principalmente por su independencia, libertad y por su carácter sociable y sensible.
Se puede decir que la mujer acuario tiene una gran y amplia visión de la vida, siempre como finalidad la búsqueda de la felicidad y la libertad. Tiene muchos valores y muy importantes como la ayuda a los demás, solidaridad y será la más leal amiga que puedas tener.
En su lado positivo vemos que es una mujer curiosa, divertida, creativa, sincera, agradable, simpática, honesta, brillante, independiente y sobre todo humanitaria. Como rasgo negativo quizás su famosa tendencia a llevar la contraria, un poquito vanidosa y nerviosa, no comprende la traición entre amigos y ermitaña en alguna etapa de su vida.
Le gusta la libertad, disfrutar de los amigos, soñar, crear y luchar por causas humanas, también suele ejercer de abogada del diablo. No le gusta sentirse diferente, a pesar de ser completamente distinta al resto. Tampoco le agrada especialmente la soledad, odia con todas sus fuerzas la infidelidad y las promesas incumplidas, tampoco le gusta ser sometida.


Por  último les  hablare   de  la diosa  Psique 
Psique

Psique divinidad griega y protagonista de un mito latino, es la personificación del alma.
Psique era, en la mitología griega, una princesa mortal maravillosamente bella, envidiada por todos. Tenía dos hermanas mayores que también eran lindas, pero ella era la única que sobresalía. De hecho, los mortales habían abandonado los templos de Afrodita para admirar a Psique, y eso no le sentó muy bien a la diosa. Cuando se enteró de la noticia, Afrodita decidió actuar. Le gustaba ser la protagonista y la más admirada en el mundo, y no quería que una simple mortal le arruinara todo. Entonces, llamó a Eros, su hijo. Le explicó el problema y le dijo que hiciera que la hermosa mujer se enamorara de un viejo repugnante, o de un monstruo horrible. Eros aceptó, pero al poco tiempo se arrepintió: Psique era tan preciosa que el mismo dios del amor se había enamorado de ella.
Mientras tanto, en el castillo de los reyes, Psique sufría; porque dado que su belleza era infinita, sus pretendientes se asustaban y no le pedían casamiento. Sus hermanas mayores ya estaban casadas con reyes de ciudades importantes, pero Psique todavía vivía en el castillo de sus padres, añorando un esposo.
El rey, desesperado por la situación de su hija, fue a ver al Oráculo de Delfos ; en busca de una respuesta a sus problemas. Cuando vuelve a su casa lo hace triste y solitario: había recibido ordenes directas del Oráculo que decían que Psique estaba destinada a casarse con un monstruo al que incluso los dioses temían, y que para lograrlo debía despeñarse al vacío desde la roca más alta de la ciudad. 
Los reyes se despidieron llorando de su hija y la acompañaron hasta la roca. Ella, sin remedio, se tiró al vacío. 
Pero cuando ya estaba en el aire; de repente empezó a flotar. Eso había sucedido porque Céfiros, (el viento del oeste), la había atajado en el aire para que no se muriera. Psique aterrizó suavemente a los pies de un palacio gigante. Algo la impulsó a entrar al castillo, y cuando lo hizo se quedó con la boca abierta:
Las paredes estaban cubiertas en oro y plata, distintos tipos de joyas decoraban el lugar. El palacio era tan magnifico que de solo mirarlo te quedabas hipnotizado. Psique, incrédula, dijo en voz alta una pregunta: “¿A quién pertenece todo esto?” y una voz le respondió: “A ti, mi señora.”
- ¿Quién habló? -preguntó Psique.
- Yo, mi señora. No me puedes ver porque soy invisible. Soy tu criada, tu esposo vendrá a la noche. – Cuando la criada invisible nombró a su esposo, a Psique se le hizo un nudo en el estómago. - Por ahora, te esperan muchas sorpresas.
Dicho y hecho, Psique fue encontrando diferentes maravillas mientras recorría el castillo: un armario lleno de diamantes, esmeraldas, rubíes, oro, plata y etcétera; una magnifica cena servida solo para ella; un baño de agua caliente; y muchas cosas más.
  
Cuando llego la noche, Psique se empezó a poner nerviosa. Sabía que dentro de muy poco tiempo conocería a su esposo, y la idea de lo que podría llegar a ser la aterrorizaba.
A la medianoche, otra criada invisible la condujo hasta la habitación de su marido. El nudo en el estómago de Psique se tensó más. La habitación estaba a oscuras, no se veía nada. Cuando la criada abandono la estancia, una voz masculina habló.
-Hola. Yo soy tu marido. Se que es bastante extraño, pero no puedes ver mi rostro. La oscuridad es una precaución extra, dado que yo también puedo ser invisible. En el único momento en que no puedo ser invisible es a la noche, mientras duermo. Por eso, lo que te pido es que nunca intentes observarme. Mirarme destruiría todo, y ya sé que es la primera vez que hablamos, pero te amo y sé que lo nuestro va a durar. Por favor, Psique, deseo que me ames tal como yo lo hago; podremos vivir juntos en este palacio por siempre.
Psique estaba muy emocionada. 
-Y yo no te amo solo por tu belleza, es decir, eres hermosa, pero me refiero a que yo te amo por como lo sobrellevaste todo. Te amo porque eres amable; y nunca dejaste de honrar a los dioses, por más horrible que fuera tu situación. Te amo porque eres perfecta, perfecta para un hombre como yo. – Dijo su esposo.
Entonces, dentro de Psique una fuerza maravillosa se empezó a desarrollar: el amor verdadero. 
- ¿Eres un monstruo? ¿Eres una criatura maligna? – Preguntó la mujer.
- No, por supuesto. – Respondió el hombre.
-Entonces, bésame.  – Decidió Psique.


Mientras tanto, las hermanas de Psique (quienes siempre le habían tenido envidia), se sentían tristes por la pérdida de su hermana pequeña. Todos los días iban a la roca en la que ella se había tirado y la llamaban por su nombre. Todos los días, Psique las escuchaba y se le partía el corazón.
Hasta que un día, Psique decidió hablar con su esposo sobre esto.
- ¿Crees que podrían entrar? Si solo ven que estoy viva y luego se van, nada malo puede pasar.
-Psique, recuerda que ellas fueron las que se burlaban de ti en tu infancia; piensa en como reaccionaran al ver esta nueva y deslumbrante vida que tienes. No quiero decirte que no, pero solo te digo que tengas cuidado y que no les cuentes nada sobre mí. Además deberías empezar a preocuparte por tu bebé.- la última frase le dio un vuelco al corazón de Psique, quien todavía no sabía de su embarazo.
Pero Psique estaba triste, sabía que sus hermanas eran envidiosas, pero las extrañaba mucho. Entonces, le pidió a Céfiros que la próxima vez que sus hermanas se acercaran al palacio que él las transportara al castillo. 
Cuando sus hermanas llegaron al castillo, abandonaron toda tristeza y fueron invadidas por los celos. 
- ¡Ay, Psique! ¿Cómo puede tu marido permitirse todo esto? - Preguntó una de ellas.
-Pues… Es un vendedor al que le va muy bien en el trabajo. 
Las dos hermanas se dieron cuenta de que algo andaba mal y le preguntaron por que escondía secretos entre familia. La presionaron tanto y le insistieron tanto, que Psique se vio obligada a contarles toda la verdad. 
Pero ellas, en vez de tomárselo a bien; la engañaron para que lo fuera a ver cuando él dormía, con un cuchillo en mano y preparada para atacarlo.


A la noche, luego de hablar un rato con su marido, cuando todos dormían, Psique se levantó de su cama y encendió una vela. Se acercó despacio al dormitorio de su amado y miró su rostro:
Reconoció las facciones perfectas de un dios, las gigantes alas emplumadas y el arco y la flecha.Reconoció a Eros , Cupido, en esa figura y se sorprendió al encontrar que el dios del Amor era su esposo. Tanta era su sorpresa que dio un movimiento brusco a la vez que gritaba su nombre.
- ¡Eros! – al hablar, a Psique se le cayó una gota de cera caliente, de la vela, sobre el hombro de Cupido. Esto hirió al dios del amor más de lo que debía haber lastimado, porque representaba a la desconfianza de Psique, y todo ese amor perdido. 
Él, salió volando con tristeza, mientras su palacio se derrumbaba tras sí, dejando a Psique en un pesimismo y melancolía gigante. Estuvo merodeando sin rumbo alguno por un largo rato y cuando decidió quitarse la vida apareció Pan, el dios sátiro, y la consoló diciéndole que debía rezar a Eros. Psique recuperó ánimos y decidió vengarse de sus hermanas. Convenció a cada una de que Eros estaba perdidamente enamorado de ellas y como un para de tontas, se tiraron al vacío y Céfiros no las atajó. Murieron al instante. 
Mientras tanto, Eros se retorcía de dolor. Se encontró con Afrodita y ésta, primero se enfado por que él la había desobedecido, pero luego quiso ayudarlo con su herida. Llamó a Apolo para consultarle sobre la herida, pero no sirvió de mucho. Deméter y Hera llegaron a ayudar. Dijeron a Afrodita que debería dejar a el dios seguir con su esposa, provocando más enojo por parte de la diosa. Decidió matar a Psique y nada se interponía en su camino. 


Ella estaba deambulando cuando se encontró cara a cara con un templo de Deméter. Por desgracia, estaba destruido. Ella lo limpió y arregló hasta hacerlo brillar de nuevo. Entonces, se le apareció Demeter, quién la felicitó y le advirtió qué si quería recuperar a su esposo debía hacerlo sola, pero qué contaba con su apoyo. 
Días más tarde, Psique se topo con un santuario destruido de Hera, y pensando qué podía ser de Eros, lo arregló. Del mismo modo qué Demeter, la diosa se le apareció quién le dijo qué debería enfrentar a Afrodita y qué trataría de ayudarla de modo sutil. 
Finalmente, Psique encontró el palacio de la diosa del amor, donde, además de está, se encontraba escondido el desdichado Eros. 
Afrodita torturó a la pobre mujer hasta dejarla tan lastimada qué no se la podía reconocer. De todos modos, ella aceptó una serie de desafíos, para recuperar a su amado.
Primero debía clasificar granos, (quinoa, cebada, avena, etc.) antes del anochecer. Si no lo hacía para el tiempo indicado moriría. Apenas Afrodita se fue, entraron millones de hormigas enviadas por Deméter que acomodarón todo perfectamente, luego se fueron tan rápido como habían llegado. Cuando Afrodita volvió, tuvo que admitir que Psique había hecho un magnifico trabajo. 
Su segunda misión era conseguir lana de oro de unas ovejas asesinas. Era practicamente imposible acercarse al rebaño, así que Psique reconsideró lo de ahogarse. Pero antes de hacerlo, unas cañas (enviadas por Hera) le dijeron que para poder conseguir la lana, debía sacudir a unos espinos que se encontraba del otro lado de la pradera, cuando las ovejas esten adormiladas. Al hacerlo, mechones del precioso oro cayeron al piso. 
El tercer trabajo era conseguir agua mortal para cualquier humano, proveniente del río Estigia. Ninguna de las dos sabía que Eros había estado escuchando su conversación y como él estaba muy debil para ayudar a su amada, le rezó a Zeus. A Psique se le apareció un aguila dorada que conseguió el agua. 
Y por último, la desdichada mujer tuvo que conseguir una crema muy importante para Afrodita. Por desgracia, la única que la poseía era Perséfone , la reina del Inframundo. Entonces, Eros decidió enviar su espíritu a ayudarla. Le mostró el camino para el Inframundo y le advirtió que no ayudara a nadie porque la diosa del amor estaría manipulandola para que fracasara. Cuando Psique logró llegar al infierno, le contó su situación a la diosa. Ella se admiró de la mortal y se dio cuenta de que Afrodita la estaba utilizando porque quería que ella asesinara a Psique. Se negó a hacer ese acto de maldad así que llenó la caja que Afrodita le había dado. Perséfone le dijo que no debía abrirlo; pero en mitad de camino al palacio de la diosa del amor ella empezó a dudar y llegó un momento en que decidió ponerse un poco de la crema, pero no imaginaba que en realidad era una magia poderosa, que no embellecía, si no que dejaba en coma a un dios; pero asesinaría a un mortal. 
Cuando Eros encontró a su amada, la llevó al Monte Olimpo y le exigió a Zeus que la convierta en una diosa ya que no podía ser salvada en forma mortal. Todos conconradaron en que había sufrido mucho y que ya era tiempo de que disfrutara. Se convirtió en la diosa del alma y la comprensión a los mortales, porque ella entiende más que nadie como nos sentimos. Dio luz a una hija, Hédone, diosa del placer. 


Pisis


La mujer piscis, nacida del 20 de Febrero al 20 de Marzo. Se caracteriza por ser muy femenina, soñadora, amigable, con un toque tierno, y tiene como prioridad ayudar a los demás.
La mujer piscis tiende a ser tímida, aunque el trato con la gente se le da muy bien. Es muy simpática y cariñosa, posee un aura que transmite calma y armonía por lo que estar con ella es relajante y proporciona optimismo, tranquilidad y confianza.
Es muy emotiva y camaleónica pues se transforma en cada momento para adaptarse a las circunstancias de la vida y utiliza su creatividad e imaginación para superar las crisis que van surgiendo.
Posee una gran cualidad que la hace distinta, es lo amable y cariñosa que es bajo cualquier circunstancia. Es muy difícil conseguir que se enfade o estar enojada por mucho tiempo. Las mujeres piscis no suelen tener enemigos pues se toman con tranquilidad los momentos conflictivos y no suelen guardar rencor.
En su lado positivo vemos que es las mujeres del signo de piscis son amables, simpáticas, cariñosas, tranquilas, sosegadas, soñadoras y muy, muy románticas.
Como rasgos negativos se puede decir que sufren de ser algo despistadas, indecisas, en ocasiones un poco manipuladoras, y con frecuentes cambios de estado de ánimo, a veces sin entender el motivo.


Esperó que les haya  gustado  esta serie de entradas s obre las  diosas.  Les  deseo una  genial semana y les  aconsejo  quedarse en casa 




17 comentarios:

Tiffany dijo...

Hola amiga, te cuento que mi mamá es capricorniana, ya le voy hacer ver esta entrada. A mi me gusto mucho jejeje ya que fui la primera en la lista :p por ariana jejeje el jueves cumplí años en cuarentena y en realidad todos los arianos estamos así >_<

Un besote desde Plegarias en la Noche.

Kathy Leonia dijo...

very good post:0

JUAN FUENTES dijo...

Este flog es una gran fuente de información y cultura.

Yomi MR dijo...

Holaa, me ha encantado un montón conocer de estas diosas, sobre todo Psique por la Psicología y bueno, me pareció muy interesante :D
¡Besos! :3

Sandra Figueroa dijo...

Un gusto conocerlas y me encanto lo que dices de Acuario, mi hermana es Acuario. Saludos amiga.

Rocío Tizón dijo...

Me encantan estos arquetipos femeninos. Son muy interesantes.
Un abrazo y cuídate mucho.

M.A. Álvarez dijo...

¡Muy interesante! Estaba deseando leer acerca de mi signo (Piscis) en esta sección :). Me ha encantado.
¡Un abrazo!

Kathy Leonia dijo...

have a good day:)

Sheol 13 dijo...

Mira que interesante. Me gusta la mitología griega pero desconocía la existencia de la diosa Psique. U abrazo y cuídate mucho.

MaRía [Capri ] dijo...

Que buena entrada ( otra vez ) niña!

confieso que esta vez me he centrado más la sección de las diosas griegas, me apasiona la mitología y desde luego tu haces la lectura muy amena

un besito

cuidate un mundo, si?

Dj...flor. dijo...

Hola Citu, cielo que entrada más completa y muy bien explicada
La verdad es que la historia de vera no la sabia toda, al igual que afrodita
Ya que tengo que decir que el que más sabe de mitología griega es mi hermano, ya que todo lo que sea, que tenga que ver con zeus, o afrodita ola diosa medusa le encantan. En cuanto a la descripción de mi horóscopo te diré que yo soy capricornio y lo has clavado, a escepcición de que yo no, pisotearía a nadie para tener un alto cargo de poder en mi trabajo, ya que yo siempre he trabajado en una tienda de presa, de comestibles de repone dora, y vendiendo fruta en el mercado.
En cuanto a temas de amistad, soy una persona que cuido y mimo mucho a mis amigos, y soy fiel a ellos, como digo siempre, yo no tengo muchos amigos, pero los que tengo son para toda la vida, tanto aquí en el mundo bloguero, como en el real.
Y ya que estoy te digo, que me perdones por no venir a verte antes, ya que voy de cráneo con asuntos de médicos y medicinas, te deseo una feliz noche amiga mía.
Besos de flor.
Pd, Tú sabes que te quiero un montón, no? Pues ahora ya lo sabes TQM.

Luján Fraix dijo...

Tuve que volver para ver mi signo VIRGO porque me lo perdí.
Exacto sobre todo:

Algún rasgo negativo a destacar es su grado alto de perfeccionismo, es muy crítica, severa, seria y reservada, además de bastante desconfiada y precavida.

Tal cual. Y lo anterior también.
Muy interesante.
Un abrazo

Nuria Lourdes dijo...

Wooo, pero que tal historia de la gran Hera, patrona y protectora de los matrimonios. Me encantó leerte e ilustrarme un poquito más con tus escritos.
Hermoso post Citu.
Saludos desde Perú.

Kinga K. dijo...

Siempre me gustaba Hera❤

Evi Erlinda dijo...

Very interesting to learn about them!
Kisses.

M. Esther mg dijo...

¡Muy interesante y bien documentado, me gustó leer esta sección!
Besos

Mirian Cartagena dijo...

Varias Diosas, cada una de ellas tiene su encanto. Gracias por el mensaje. QUÉDATE EN CASA. es mejor estar protegidos que enfermos.
Saludos.