Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 22 de julio de 2016

Ilumina mi corazón. Capítulo 28 ( Tercera parte)

Hola  ¿cómo les  va ? Hoy les  relatare   que  ocurre  en el  inframundo  y conocerán a  la  malvada sombra  de Úvatar y a  Is  un personaje  que  adoro .  Espero  que les  guste  este  fragmento.
Capítulo  28



Adramelech  sintió  llamado  de  auxilio,  de  Aher,  no podía  esperar  más.  Los  demonios   debían  unirse    a la  lucha  contra Úvatar   y  aunque  no  deseaba la  ayuda  de  Agni.  Necesitaba a  Agni  el demonio más  poderoso   después  de  Baal.  Sin  ganas    fue  a  buscar a  Is  con la esperanza  que ella  convenciera   a su esposo.
Agni  estaba  acostado en  una  habitación pequeña  esperando   el último  desafío  para  obtener el trono de  Baal.  Era  una  vergüenza que  tuviera que luchar  por  el reino  del infierno.  Su  clan,  iáqshy Dhaos ( los  demonios de  fuego) habían  gobernado el inframundo por  milenios .
Se   sintió  humillado  al  no  heredar  el  trono directamente  de  su padre.  Fue  su  hijo primogénito y  el   único hijo   Tamit,  la  esposa  de  Baal.  Su  padre  luego  de la muerte   de  su  madre nunca   se  casó  aunque  tuvo infinidad  de  concubinas  e  hijos.     Baal   creía  que  uno  debe  ganar   sus  prebendas y  que  gobernar  era  una misión no  un privilegio. Estaba  harto  de  mostrar  su  valor    de  pregonar  las  razones para  ser elegido. Extrañaba   a  los demonios que  conformaban su   casta  y  sobre  todo  a sus  amigos. Dudaba  que  su  esposa   Is  Aqshy se  esté  ocupando  bien de su  clan.  No  quiso  pensar  en su pareja.

Is  era  una  buena demonia  joven, algo   soñadora  y  con  tontas  ideas  románticas . Él  se  casó   con ella  porque   su   sangre  demoníaca  era   pura y  por pertenecer  al mismo  clan  que  él.  Is    era  la   más  bella  de   las  demonias    con  un   cabello  rojo  que  cuando    se enojaba    se  volvía   de fuego literalmente  y    sus alas  de  fuego la  convertirán en una gran guerrera.  Mas  no  la amaba ,  a veces  hasta  le  fastidiaba la  devoción que  ella   le  profesaba con tanto  afán.  Le  sorprendió  verla   en  su habitación  luego  de  su última  pelea.  Is  no  creía  que  él  estaba  preparado para  gobernar  el inframundo.  Le  recrimino  por  descuidar     a su    clan  y   en  especial  a  los  demonios  menores.  Fue  la primera  vez  que  ella lo  enfrentó y  de  solo  pensar  en  ello  lo   molesta mucho.  Su  esposa estaba  vestida  de negro  y transformada  en  una simple  humana.  Lo  que    más  le impresionó era  la expresión de  terror   de   su rostro. Junto a  ella  se  encontraba  Adremelech, el  demonio    como siempre  lo miró  con desdén .
— ¿Qué  hacen  aquí?  No  ven  que   ponen   en peligro   mi privilegio de  ascender al trono.
Is   asqueada     y  furiosa  cambió de  color  de  ojos  a  rojo . Su  cuerpo  brillaba  como  si fuera  a  estallar  o lanzar  una  llamarada  —. Solo  eso  te importa  ser  el maldito  rey.  Ni  tu  clan  , ni  tu  familia,  ni  propio  el reino  del inframundo son  primordiales para  ti. Solo   son peones  que necesitas  para  ser  rey, pues   te  cuento   que  lo vas a perder  todo  hasta  tu vida.
— Solo  voy  a perder  la  paciencia.   Compórtate  como   una   buena   esposa  y márchate enseguida  .   No  puedo  creer  que vinieras a  verme  cuando  está prohibido  y   estés  con ese  sujeto.
Is  puso  los  ojos  en  blanco para luego gritar  a su  esposo — .  Estoy   harta     de  rogarte  que me ames,  de que me  veas  más  que   como un peldaño.  A ti no  te importa  nadie.
Is     dejó  de mirar a  Agni  y   puso  su   atención  Adremelech  —.  Explícale  el  peligro  que  corre. Me  marcho  con  el resto  de  mi  clan. —  Luego  de  decir  eso   Is  desapareció   como una llamarada.
Agni miró  con  desprecio Adremlech  ,   ni siquiera  prestó atención   a su  esposa que se marchó furiosa.
—  ¿Qué  fue  todo  eso?
Adremelech   quiso insultar   a  Agni;   nunca  se  había llevado  bien.    Él  era único  de los hijos   de  Úvatar  que  conocía  su  secreto  y  lo  odiaba  por  ello. No  tenía   tiempo  para  pelear  o  para  reabrir  viejas  heridas.
—Úvatar   va a atacar     muy pronto.   Los  principales  clanes  demoníacos   van  a morir  en cuestión  de minutos.  Por  eso,  los hizo  encerrar   en estos  cuartos.    

—¿ Cómo  sé  qué  me dices la verdad?  Úvatar  fue  vencido  por  la humana.
Adremelech      gruñó  y  sus   facciones por  un momento  cambiaron  transformando  su  bello  rostro en el de  un monstruo.
—Pensar   que  creí  que  Azidahaka  era  el más tonto de los hijos de  Baal. Piensa  lo que  quieras  cumplí  con  advertirte.
Agni  furioso   creó una pared  de  fuego  y  gritó  a  Adremelech  — Espera,  ¿por  qué  me  buscaste  si me odias?
Adremelech   gruñó  cansado.  No  tenía tiempo para    peleas  tontas.
—Estoy organizando    un contraataque contra  Úvatar   y  las  sombras.  Necesito  tu fuerza, pero pelearé    sin ti  si es  necesario. Vamos   a  crear   un  contraataque  utilizando  el  hechizo  de  la  esperanza.
 —¿Estás  seguro?  ¿ No es una trampa?
  Adremelech  gruñó irritado — No  tengo  tiempo  para  esto. Pronto  se va a esparcir  veneno  en cada habitación. Si  esto,  no fuera poco   vamos  a  volar    toda  esta parte del  castillo,  para  que  nos  sen  den cuentan  cuantos  demonios  fueron salvados.
— Vamos  a  huir como si fuéramos unos  cobardes.  
— No podemos   enfrentar  a las  sombras.  En  especial  Killing  de  Úvatar,  que es una  sombra inteligente.  Encuentra  tus   miedos y  los  utiliza en tu contra  antes  de  absorber  tu  alma  y  convertirte  en una  sombra.
—  ¡Uy,  qué miedo!
— ¿Vienes  o no?
Agni  asintió  desconfiando  del  consejero  de su padre.  Minutos, más  tarde   ambos  demonios  partieron a  un refugio  en el     que  se encontraban los principales  clanes  demoníacos. Los jefes demoníacos   lo esperaban, por primera  vez  se sintió  con el rey  del  inframundo.  Hasta que  Adremelech  hablo  y  se dio cuenta de que   el  verdadero  líder  era   el  demonio   que más  odiaba.
—Debemos  irnos.   Pronto  las   mazmorras  en donde  se encontraban      estallaran en  pocos  minutos.
Agni   furioso   dijo — Somos  los  demonios  más poderosos   de  todos  los mundos  y huimos  de  unas simples  sombras.
—  NNNo  son  unas simpppples  sommmbras.  Hay  un killingggg
—Por  Belcebú,   puedes  dejar  tartamudear.
Unas  especies  de  estacas   atacaron  a  Agni.
— No le hables,  así mientras  tú estabas  jugando  al  heredero  .  Anazareth  se   dio cuenta    de la invasión de las sombras.  Ella     ya  ha  empezado     a  realizar   el  hechizo  de  la  esperanza.
Anazareth  se  puso sonrojada.  Se  sintió    avergonzada  de  que   Adremelech tuviera que  defenderla.
Agni     miró al resto  con despreció  — .  Voy  a  luchar  contra las  sombras,  con  o sin  su ayuda.
Adremeleh  no dijo nada ni siquiera  hizo el intento    de  apaciguar  a  Agni.  Algunos  demonios  entre  ellos    Chemosit  ,  Fufur y  Lebara  se unieron   al  demonio  del fuego. Mientras que los otros  huyeron a  la isla  Skye.


Agni  fue  con los pocos  demonios  que le  siguieron  a ala norte  del  castillo  infernal.  El  castillo   de  Belzebul   el bisabuelo  de  Agni  era  enorme  estaba   enclavado   en  una  roca  y rodeado por  un mar  de  lava.  De  gruesas paredes negras   y  con  grandes mazmorras para  las   almas  pecadoras.
Pasaron  por infinidad  de    pasillos  desiertos   con olor  azufre.  Agni  se  dio cuenta  con  remordimiento  que  las   almas   castigadas  fueron convertidas  en sombras.
Había  estado  tan  obsesionado  con  ser    el  sucesor  de  su  padre  y  cumplir  su destino como  parte  del  clan   iáqshy Dhaos. Que no se dio cuenta de que su  esposa  tuvo razón.  
Las  sombras habían conquistado   el inframundo  muy  rápidamente. Los  pocos  guerreros    que  rodeaban  estaban preparados para luchar.    A  lo lejos  oyó  cómo explotaban  las  mazmorras  en  las  que  solo  estuvo hace  unos minutos.  De  la nada  surgieron   sombras  rodeándolos  .  Agni   creó una  barrera para  proteger   a  los  guerreros  que  le acompañan.  Su idea  era   terminar  los nidos  en los que se originaron las  sombras.  El olor  azufre  los  guiaba para ir  a la guarida   de   los monstruos  que  debían derrotar.
De   la nada    una lluvia negra  surgió  disolviendo  a los    demonios  que  fueron   junto  a  Agni.  Todo  se  volvió  negro  Agni  sintió   que  la  lluvia  devoraba   su  piel y por  más  que    trataba  de   iluminar    su  entorno la oscuridad  devoraba  todo.  Llamó   a sus amigos, nadie  le  respondió por  más  que   grito  por  mucho tiempo.  El  silencio  y  saber que  pronto iba a morir   le  destrozó  el corazón.
El dolor   lo atormentaba  su  cuerpo  desaparecía al igual que  su pensamiento.   De   repente   observó   dos   ojos  rojos  inyectados  de  sangre.
—Azidahaka, siempre   te temió  y   solo eres  un demonio mediocre.

Agni  no  pudo  hablar sintió  como miles   de  agujas    se   clavaban  una  y  otra  vez  sobre  su cuerpo.   El   fuego  que  siempre   lo  rodeo   desapareció  y   lo  peor  es  que  se  convirtió  en lo más  grotesco que  pudiera imaginar  un ser  humano.  Estaba  transformado en un hombre  alto   de  cabello   dorado  y  piel blanca.  Los ojos    rojos  se  cerraron  y  volvió la lluvia  y el  dolor.
Agni imaginó  que  iba  a morir.  Adremelech   le  advirtió  cerró los  ojos  dejando  que la oscuridad    tome  su  alma.   En  sus  últimos  momentos  no imagino el trono sino el rostro de  su  esposa.  La mujer  que  lo amo    desde  siempre  y que  él no le  dio  valor. Pronunció  su nombre  llamándola   aunque  ella   estaba  en  el mundo   humano —  Is  perdoname .
Un   fuego    calentó  su piel  y  oyó la  voz  de  su  esposa.
— Resiste  Agni.
El fuego iluminó  la  oscuridad,  un ángel  de  fuego  lo  rescato    del   killing  de  Úvatar.
La  sombra  de  ojos   rojos   se puso  furiosa   e  intentó  cazar      a  la  demonia,   pero esta  se  escondió.
—  No  puedes    ocultarte  mucho  tiempo  la  oscuridad   devora  tu alma  y  pronto   la  matará  a ella.  
Agni  supo que  era  cierto,  pero  esperaba    recuperar  algo  de sus poderes  para una última batalla.

Espero que les  haya  gustado el capítulo  y  les deseo un buen fin de semana



miércoles, 20 de julio de 2016

Reto de mis viejas ediciones de Gaaby Captor.

Hola ¿cómo les  va?  en lugar de poner  una  entrada  sobre  las   princesas  disney.  Decidí poner   el reto que mi  amiga  Gaaby Captor.  Y recordar  mis  viejos   cambios   de  look  y sobre todo la historia  de mi blog.
El reto consiste
Reglas
1. Copiar y pegar desde ¿de que trata el reto? para que todos entiendan como deben hacer el reto.
2. Nombrar quien te nomino
3. Hacer MÍNIMO 5 capturas de tus ediciones MÁXIMO todas! (si quieres)

4. Nominar MÍNIMO 5 blogs MAXIMO 10 y avisarles sobre el reto.
Les  invito a  todas las personas que lo desean que lo hagan.

Esta   fue mi  primera  cabecera  mi  hermana   la  hizo .  Con ella  comencé  el  blog  hace   más  de  5  años 


Luego  quise  cambiar  de  nuevo  el  look  y mi hermana  me  hizo el  favor  de nuevo. Aunque solo me  cambio el  color  de  las alas de la mariposa.  



Esta  fue la primera cabecera que hice   y a pesar de  ser novata  siempre me ha parecido que es  una  de las mejores que tengo.


Esta  es primera cabecera navideña 



Me acuerdo que me  demore  mucho en hacerla. Esta  ya  es  en mi segundo año en el blog.  Algunas  mas sencillas  que otras 
















Estas son  cuando  ya   quite mi nombre  por  citu  y me puse  J. P. Alexander 

Estas son  de  mi año  pasado


Estas son   las de este año
Algún  rato   la  cambiare la que tengo  tal vez  en halloween. Cada cambio de  look   tiene  trabajo ilusión y sueños. Espero que esta entrada le haya  traído recuerdos  y  espero que los  que cambian el look  tanto como yo acepten  el reto.
La próxima  semana   en  este espacio conocerán la historia de  Mulan.  Tengan un buen  miércoles  



   

lunes, 18 de julio de 2016

La luz de tu sonrisa. Capítulo 5

Hola. ¿cómo les  va? Hoy  les  traigo el último capítulo    de está  novela corta.  Espero que les  guste .  Les deseo una  genial semana.

Capítulo 5 

Carol dejó pasar  a  Éric.  Ahora  que estaban  solos    en   su  casa , ella se  puso  muy  nerviosa .  Se quedó  muda  las  palabras   dejaron de  fluir  por  su boca  al igual que los movimientos  de su cuerpo.  Lo  único que  hacía era mirar  a  su  vecino.  Esperaba  que la baba   no le saliera  de la  boca.  
Éric  entró   Carol  parecía  ausente y  tal  vez  algo incomoda  .  El  chef  temió   cometer un  error  en  aceptar la invitación. Carol le  hizo  el gesto  que entrara  y se sentará   en el sofá  agradeciendo  haber  limpiado  algo    esta mañana. 
Pasaron   varios minutos  hasta  que alguno  dijera  una palabra . Éric  miraba   la  sala  de  Carol sintiéndose  un intruso.  Mientras  ella  aún tenía la  tarrina  de  helado en sus manos. Ella  se  dio  cuenta  de eso   y  se le  cayó  de las  manos.  Ambos  se agacharon . Éric tomó la tarrina     al mismo  tiempo de  Carol.   Tocando    la piel   tersa  de su  vecina.
Ambos se miraron y se rieron juntos, pero no dejaron   acariciarse mutuamente. Carol podía percibir     el olor   de  Éric  una mezcla de  vainilla  chocolate  y  algo más. Deseaba  no moverse nunca  del piso  y sentir  las  manos  de su  vecino por  el resto  de  su   vida.
Éric    se paró  y  ayudar   a Carol  ambos  se separaron algo  cohibidos. 
— ¿Qué  deseas cenar ? 
—  ¿Qué  tienes?
 Carol   se sonrojó  antes de  decir  —  Debes pensar  que soy una tonta  .  Te  invito  a  cenar  y ni siquiera  he cocinado  nada  aún.
—  Si quieres  te ayudo,  adoro  cocinar.
— Pero has  trabajado todo el día.
Éric  miró pensativo    a  su vecina.  Un rizo del  cabello  color  chocolate   de  Carol   caía  por  su rostro  y él deseaba tocarlo.  Para  dejar   de  fantasear  con  su  vecina  dijo — . Amo mi  trabajo,  pasé    casi   toda  mi  vida  haciendo lo que los  demás  deseaban   y no lo que  yo quería.
Carol con  la mano   lo invitó a seguirla  a la  cocina.
—  Conozco  esa  sensación,  mi madre  deseaba  que me  casara  y que  dejara  de soñar  en dibujar    o  diseñar.  Ahora soy  casi invisible para  ella.   Solo me llama  para  saber   si  he conseguido  a alguien. Como  que para ser  feliz  debes  tener  pareja.  Yo  no quiero   simplemente estar  con  una persona solo por  no estar sola.  Aunque  a veces la  soledad sea lo único que tienes. 

Éric  miró la  tristeza  en el rostro  de  Carol  y no  se pudo contener. 
— Tu no eres invisible.
—  A veces  creo que  sí.  He  pasado...
Se  calló antes   de decir  que  había  deseado  conocer  mejor  a  Éric. Se alejó  de  él antes   de lanzarse  a  sus  brazos  y  ser rechazada por  él. 
— ¿ Has pasado?
—  No sé, se  me olvido,  creo que el hambre  me  quito las  palabras que iba a decir.
Éric  sonrió  ante la mentira  de su vecina.
—  Veamos  que hacemos  de comer.
Éric  abrió la refrigeradora  para  casi no encontrar  más  que  agua  un  envase  de jugo de  naranja   y   una  cosa  verde  que   decidió  votar.
—Casi no  comes  en casa.
Carol  asintió  algo  avergonzada.
— La verdad, no   cocinó mucho,  es  que  para una persona  no dan ganas.
—  A veces sientes que la soledad    te  va a tragar .
—  Pienso  que      si  me marchara nadie  me  extrañaría.
Éric      que estaba   buscando     en los anaqueles   se  volteó  bruscamente.
— Yo lo haría,  aunque  apenas  hablamos.
—¿En  serio  me  extrañarías ?
Éric  se  acercó   a  ella.  Carol lo miraba   con  una  gran  tristeza  como si no se  creyera  valiosa    o  pensará que  era invisible.
— Claro,  que  lo haría.
Éric tomó  la mano  de  Carol  y  la  forzó a que lo mirara —  Aún recuerdo la primera  vez que  te  vi en el edificio.  Estabas   con  un vaquero   y una camiseta  negra.  Tu  cabello era más largo. Sufrí  el día  que  te lo cortaste.
—¿En serio me recuerdas?  Ni  yo me acuerdo  como estaba  vestida ese  día. 
Éric   apretó su mano  —  Tengo  buena memoria,   además  tu  sonrisa me cautivo.  Era  un día atroz,   me sentía  derrotado.  Tú  me miraste,  sé exactamente   lo que sientes  cuando   dices que te sientes  invisible.  Porque yo lo he sentido,  pero  ese  día   tú  me  miraste   y  por  un momento   me sentí unico conectado hacia  ti .
Éric  soltó la mano  de  Carol ,  no debía haber  confesado  eso.  Ahora  ella  pensará que es un tonto.


—  Vamos  a  comer  el hambre   nos está  poniendo  dramáticos.   Creo que  encontré una    caja de  espaguetis.  
Carol  se  tocó su mano  aun podía  sentir   la  caricia  de  Éric,  cuando le  tomó la mano  y  le  dijo   que era importante.  Quería  volver a oírlo, pero no  sabía  cómo preguntarlo.  Así  que    prefirió  hablar  sobre  comida.
—A mí me encantan  los  espaguetis  mientras no sean  con  salsa de tomate.
Éric    la miró sorprendido  —¿No  te  gusta la salsa  de  tomate?
—Sé que soy bicho raro.
— Lo eres,  pero   a mí me  gustas  de esa forma.
Carol sonrió   y  Éric  sintió  un  calor  en todo  el cuerpo.  Le encantaba hacerla  sonreír , conversar  con ella.  Cuando estaba  cerca   de  Carol no podía  resistir  su hechizo.  Se  preguntaba  ¿por qué  diablos  accedió  a comer  con ella? 
Ella  lo  topó  en  el  hombre y  él se estremeció de deseo.  Deseaba  soltar   caja   que  tenía  en sus manos  y estrechar a  Carol entre sus  brazos  .  Luego proceder a  besarla  y  probar  todo  su cuerpo     una y otra  vez. 
— ¿Éric cómo vamos a preparar  la pasta?
—  ¿Has  probado  espagueti en salsa Alfredo?  Es mi favorita. Vamos, a mi apartamento  creo  que tengo los otros ingredientes  que    necesitamos   tu  trae el  helado.
Carol lo siguió  encantada  de  conocer  el apartamento  de  Éric. Cuando  llegaron se sorprendió al  ver lo impersonal  y  frío que era  su apartamento.
—Apenas , pasó    aquí .  Vamos a la cocina, mi lugar  favorito.
Por  lo menos  ese  lugar  tenía  personalidad.   A  Carol le recordó la cocina  de la  cafetería.  Carol  y  Éric     no hablaron por  un  momento.  Éric  le dio instrucciones  a  Carol para que  cortara    cebolla  y ajo.  Ella lo estaba  haciendo  cuando  él se  acercó  a comprobar  su   progreso  .
  La mesera  se  volteó  sus miradas  se encontraron  .  Éric  se  acercó   a  Carol que  soltó el  cuchillo y  se  besaron. Al principio solo rozaron sus labios, pero   mientras    pasaban  los segundos.  El beso se hizo  más  atrevido.  Éric no podía  saciar  su  deseo  de  tenerla.  Sus manos  comenzaron  a   acariciar la   espalda   de  Carol.  Lo que más deseaba  era   desnudarla  poco a poco. 
Carol no podía  creer lo  que estaba  pasando  por un momento pensó que soñaba , si era  así no deseaba   terminar.  Sintió las manos  de  Éric   en sus  nalgas    se  estremeció  Se  alejó  un poco  de  él para poder  respirar 
Éric  fue  el primero  en hablar  aún sostenía a  Carol entre sus  brazos.
—  Debemos  parar.
Carol  se quedó sorprendida — ¿Por qué?
—  Si seguimos , follaré contigo.  Somos  colegas ,  vecino y  amigos.  Yo no quiero   terminar  eso  por una noche  de pasión .  No busco una  relación  .
Carol se alejó dolida.  Éric no la  deseaba. 
—  ¿Aun la amas?
— ¿A  quién?
— A tu novia —  por  eso no quieres nada  conmigo. 
Éric  se  acercó  a  Carol    —  No eres  tu...
—  Si acabas la  frase  te  doy un golpe.  Ya entendí —. Carol se tragó el deseo  de llorar.  —  Será mejor  que me  vaya.
Éric la  sujetó  por  los hombros  y  miró sus labios   que  estaban  rojos  después  de haberla  besado.
—  No entiendes,   te  he deseado  , desde el momento que  te vi.  No  quiero una  relación,  eso no funciona para mí.
—  Eres  un tonto.  Las cosas no se abandonan  sin luchar.  He pasado  años  esperando  que alguien aprecie mis dibujos  y aún no me rindo   He pasado  mirándote  desde lejos  y esperando   .  No pensé que eras  un cobarde.  El amor  como  todo  lo bueno  requiere   de constancia  deseo   y lucha.  Tú  te rendiste  sin ni siquiera pelear.
Carol  se soltó   del agarre  de  Éric  y  se  fue   a  su apartamento a llorar. 

Pasaron  5  minutos  y alguien tocó la puerta.  Ella esperaba  que fuera  Éric,  pero era el vecino del  4G .
—¿Por  si acaso tienes  azúcar?
Carol    negó con la  cabeza  y cerró la puerta.
 Sin  saber  cómo llegó  a  su  cuarto y  se dispuso a llorar. Oyó que alguien   golpeó .  Enojada   fue    esperando que el vecino del 4G no  quisiera   algo más .  Con su suerte  sería    un  testigo de  Jehová. No esperó encontrar  a Éric    mojado en la puerta. 
—  ¿Qué  pasó?
—  Está lloviendo.
—  Gracias  por   la  noticia. — Carol iba a  cerrar    la puerta. 
—  Espera,  tienes   razón.
Éric    se peinó  con la mano  mientras  Carol se mordía los labios. —  ¿Por qué estás  aquí?
—  Deseo  luchar por  ti.  Estoy  harto de correr.  he pasado tres años a aferrándome a la luz  de tu sonrisa    y huyendo  de   mis  sentimientos. 
Carol sonrió —  Deja  de hablar y  bésame. 
Fin 

Espero que les  haya gustado esta  historia..  Les deseo una  genial semana y  se me cuidan mucho 





Related Posts with Thumbnails