Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 24 de abril de 2015

Ilumina mi corazón . Capítulo 9 (parte final)

Hola,  ¿cómo les va?  Ayer  fue  día  del libro para las  españoles, espero que  les  haya  ido  bien y hayan  adquirido muchos  libros.

Este  capítulo  me  gusta  mucho  espero  que   ha ustedes  también les  guste;  aunque  esta un poco largo.
Capítulo  9




Sebastián   bajó  del  autobús y  se apresuró   a ir    a su  trabajo;  esperaba que  pronto  le entreguen su motocicleta  que  estaba  dañada  de nuevo. Volvió  a  soñar  con   su musa, como no pudo  dormir ayer  en  la  noche   de  nuevo la dibujo. Se  preguntó porque  no la podía olvidar.  Al  principio  creyó que  ella lo  buscaría,  aveces imaginaba  verla por  calle,     pero  solo  era  una  alucinación. Tal vez, era  un idiota  por  desear  que ella sintiera  lo mismo  que  él.  La  muchacha  de  los ojos  tristes, era simplemente   una  conocida,  pero  por   más  que lo intentó no  podía dejar de pensar en ella. La tristeza   de  su mirada lo conmovía,  le  recordaba  así mismo  cuando estuvo a punto  de  terminar con todo.  Dejó  esos pensamientos,  él  ya no era  un ser débil se había  hecho así mismo. Con todo lo que apestaba  su  vida,  sus deudas,  su trabajo mal pagado y  su soledad por  lo menos  tenía  paz.

Sintió  que   el cuello se le erizaba  y  pudo  ver  a la presencia  que  molestaba    a  su musa  de los ojos  tristes.  Lo  que  antes  solo   era   una asquerosa   calavera de ojos    rojos   a punto  de pudrirse; el día  de hoy  se  mostraba  como  un ser de  tres  cabezas.  La  primera  cabeza  que estaba  a  la derecha   lanzaba  púas    que  cuando llegaban  a un  objetivo lo  derretían. La segunda  cabeza que estaba  a  la  izquierda   era  como  una   flor  que  devoraba hombres  aunque  era  roja   y   la  sangre se  escapaba   de  su boca.   La  tercera   cabeza  que   estaba  en el centro mostraba    el rostro  de  un hombre  pálido  con los  ojos  rojos     y cuando  abrió  la boca pudo ver  unos  dientes  afilados manchados  de  sangre.  Su  cuerpo  era   como  una  serpiente  nudosa      que  se  arrastraba haciendo un ruido  sordo que ponía  los  pelos  de  punta  a  Sebastián.
Sebastián hizo  lo que  aconsejo  Meche  e  intentó   crear  una  especie de  campo de fuerza con su mente. También  practicaba  enfocar  su atención  en  punto fijo como   Don Pedro  le  recomendó cuando le enseñaba  Kárate.   Las  otras veces que  el  demonio lo  acechó,  eso  lo había  salvado   de su ataque.
Úvatar  maldijo   el  estúpido  muchacho  volvía  a repeler  sus ataques.   No entendía  la forma que lo hacía,  pero  hoy lo mataría  enfrente  de  Amelia. Tenía  toda  su fuerza  para  un ataque completo y estaba decidido a   terminar  con él de una vez para siempre.  Saboreó  el momento,  pronto tendría todo lo que deseaba  y  más.

A Sebastián no le importó  que  el  demonio  le  siguiera;  fue   a la casa  de  la cultura,  faltaba poco para  empezar su  clase.    En la  calle   se encontraban   pocas  personas a esa  hora del día.  Había una  señora que  vendía  revistas  y periódicos.  A lo lejos   dos   niños  hacían piruetas  para  que les den  algo  de  dinero    mientras     el semáforo  estaba en rojo.
Sé   quedo  sorprendido  al  ver  a la chica  de los ojos  tristes,  ella  estaba  junto a una amiga. Una chica  rubia algo regordeta   que le  sonreía  desde la acera  opuesta.
Amelia   dio  un pequeño gemido;   al  mirar  al  hombre  que  rondaba  sus  sueños ya  era tarde  para ocultarse.   Heli  aún continuaba hablando sobre   la  cena   de esa noche y no tuvo  tiempo  de  esconderse.
— Hubiera  preferido  ir  a  un restaurante  comida  mexicana,   pero  como  la  cena   es  por  el cumpleaños  de  mamá.  No entiendo  cómo  se  invitaron   Ramoncito  y su mamá. ¿Me  estás oyendo  Amelia?
No  sabía  que   hacer  nerviosa    sintió  que sus manos  sudaban  y no podía  caminar  de  la impresión .  Estaba  paralizada  por   los  enigmáticos  ojos   del  hombre  de la medalla. Heli furiosa le gritó  algo.  Fue  cuando  percibió que  alguien respiraba sobre  su  cuello  y  le produjo escalofríos en  su  espalda   Miró por  el rabillo del  ojo y  chillo  llena  de miedo  al   demonio que le acechaba todo el tiempo. No lo había  visto  en  días,  pensaba que se había librado de  él.  Estaba  más  horrible que nunca   Amelia  tuvo  ganas  de  vomitar  al  ver al monstruo. Heli  volteó   al  oír  a  su   amiga  gritar,  se  quedó paralizada   al  ver    al  asqueroso   demonio. Úvatar  con  su  cabeza  de  planta  lanzó  unas  semillas  rojas    al cielo  que   se cubrió  de nubes negras.


Luke quiso atraer  la atención  del demonio  y  a pesar de que era  arriesgado le mostró una de las urnas, que le apresaron.  Había oído   que   al verla Úvatar  salió huyendo,  pero fue en vano. Una lluvia  negra  caía  sobre las personas  convirtiéndolas  en piedra; hasta  Luke  ,  Vanora  y Azidahaka fueron transformados junto  a  todos  los  demás.     Los  únicos  seres   que  no estaban  cambiados eran  Amelia,   Sebastián   y  Úvatar  
— Mirá  Amelia lo que hago con tu noviecito.
Úvatar  lanzaban  púas  que  contenían ácido alrededor  de  Sebastián dejándolo  en  especie   de isla a punto de  colapsar. Estaba harto  de ese  hombre  que pretendía   enamorar  a  Amelia.  Por  fin reunió suficiente  energía  para  paralizar   cualquier  ataque de  los  13 guerreros.  Solo  necesitaba unos  minutos  para que   Amelia  se  rinda  y le  dé  su alma.  De  esa  forma  se  romperán   las   urnas  y él  recuperará  sus poderes.

— Tú  puedes,  vencerlo.  Yo  creo  en ti — El piso  donde estaba parado  Sebastián  tembló. El pintor   sabría  que pronto  sería  su fin.  Sin importarle  que   lo  que le  pasaría — Tu puedes... — Úvatar   furioso   se acercó  a Sebastián  con la intención  de devorar  su alma
— Es  tu culpa  Amelia,  ve  lo hago  con este  idiota.   Es  hora  que cumplas  tu destino  y seas  mía.
Amelia   miró  como una  gran  serpiente  se enroscaba  sobre  el cuerpo  del  hombre  de la  medalla y  le  quitaba la vida.  Ella  se sentía muy asustada ,  pero no dejaría  que   ese  monstruo   mate  a alguien más  en  su  presencia.  Ni siquiera  sabía  que  hacer solo  que debía  detenerlo,  así que le gritó —.    No,  me importa  si eres  real o no.  No  volverás  atormentar  a  nadie más   estoy  harta   de  ti. Lárgate  eres  solo  una  asqueroso  y patético  gusano.   Con  fuerzas  que ni ella  sabía que tenía    una  luz  emergió  de  su  interior  y  golpeó  a  Uvatar  disolviéndolo  en millones  gusanos, Luego  de eso   Amelia  se  desmayó  y  cayó  al piso.


Con  un fuerte  dolor  de  cabeza  y algo  mareado se  despertó Luke.  Recordó  ver  a Úvatar  y  quiso combatirlo sin  lograr  resultado.  Por  un momento no  sabía lo que ocurrió .  Amelia como el resto de las personas que se encontraban en la calle estaba desmayada,  Miró   a  la  calle  hubo varios accidentes, esperaba   que  no  hubiera  ningún muerto.Fue  a  examinar  a  Amelia  parecía  que  se encontraba  bien .  Un poco  aliviado  fue  a  ver  cómo  estaba su  prima lejana  Heli,  mientras   la examinaba,  ella se  despertó un poco confundida.



—¿Qué haces  aquí  Luke?
—Tu madre, no te contó.
—No, hablo  con mi mamá.
Heli   hizo  una mueca y  señaló  a su amiga  — Mi mamá  y  yo no compartimos   la misma  opinión.  Yo deseo  contar a  Amelia   sobre  ese   demonio que le acecha y ella no es  de la misma opinión  hasta me lanzo  un hechizo.
Luke  frunció  el entrecejo  —. Chica tonta,  tu madre   intenta  protegerte.  Si ella  o  tú  violan alguna ley  del  código  del consejo  de magia  podrían   ser encarceladas.
—No lo sabía.
—Habla, con tu madre.
Heli  se puso pálida , estuvo a punto de desmayarse de nuevo, pero fue  sostenida  por  un hombre alto de  cabellos  plateados  y ojos   atormentados.
—Sei  ¿qué  haces  aquí?
—Sentimos  el  ataque  de  Uvatar,  pero solo yo  pude atravesar  la  barrera que formó.

Heli  respiró profundamente   y  se quedó sorprendida  al  ver  que estaba   en  los  brazos  de Sesshomaru,  uno  de sus personajes  de anime  preferidos.  Tal vez  estaba  soñando  así que  pellizco al hombre;  él la miró  con furia y sus ojos  se pusieron rojos.  Heli no lo podía  creer   era  igualito  a él, se preguntó si   se transformaría  en un gran perro  como el anime.
Luke  mirando     la expresión  embelesada de  su prima    medio avergonzado dijo  —Seirim  está  es mi  prima Heli
—Heli este  Seirim  uno  de los  13 guerreros que protege a  Amelia.  Además,  tu  madre  Nessa  fue muy mi amiga  de  la  madre  de  Seirim
Heli asintió, algo  nerviosa . Esperaba  que no  se  hubiera  salido la  baba y hubiera  hecho el ridículo.
— ¿No entiendo porque solo estamos  los  tres de  pie?

Seirim  algo  incomodo por qué la prima  de  Luke  lo miraba  con  los  ojos iluminados, se  puso a caminar    evadiendo a la extraña  chica.
—Es porque somos  medio elfo la barrera  esta  hecha  por  la unión  de   hongos,  heces   de   ciervo del bosque sombrío.
—¡Qué asco! ¿Cómo  podemos despertar    a todos? — gritó  Heli.
—Necesitamos  romper  la barrera tal vez  con  un remolino.
Luke  sacó  una especie  de trompo  y lo puso a girar   causando  un remolino;  mientras  Sei  sacó su látigo  y  se puso  a  golpear    al cielo para   derribar  una  barrera  invisible.  Heli   fue  a lado  de Amelia , trato de  quitar  la  cara  de asombro  y no hizo la  pregunta   absurda qué  deseaba  hacer  al amigo de  su primo.
Amelia  despertó  algo mareada,  pero  más confiada en que  otras  veces.  La calle era  un desastre Heli la había llevado   al   local   de  pollo  frito  que estaba     cerca.  Ambas  estaban  sentadas    en una  mesa .  Heli  tomaba  un batido  de chocolate.
—¿Quieres un poco?   En  Harry  Potter  ayuda  cuando  se enfrenta  a los dementores.
Amelia  se rió y pensó  que el demonio que enfrentaban era  peor  que  los   villanos  de  Harry Potter,  pero esta  vez  lo enfrento o  eso  creía no  supo que pasó en verdad.
— ¿Qué pasó con el chico...?
— Está  bien   o eso  creo. Él  cruzó la calle y me ayudó a llevarte  a  acá, cuando  le iba a invitar  un café  se excusó  y  se fue.
Amelia  se puso  a romper  la servilleta  —¿Crees que vendrá mañana?
—No  destruyas  la  servilleta, piensa en los  arbolitos.  Obvio  que   vendrá,  trabaja enfrente. Por  fin vas a hablar  con él,  ya era  hora parecía tele novela
Amelia   miró el reloj.
—Mierda,  debería  ir a   clases.
—Yo  también ,  Pablo  quería  verme  para que le  preste  unos deberes.
—Es  un aprovechado,  tu  sabes  lo  mal que me  cae. Pablo  solo te utiliza Heli.
—Somos  amigos  y no hables, así del amor  de mi vida.
Amelia   frunció el ceño, siempre peleaban cuando hablaban del  cretino  de  Pablo.  Caminaron   hacia la  salida del  restaurante .
—Nos  vemos en la noche,  tengo  ganas  de comer  una deliciosa  creme brulee.
—No,  estabas a  dieta.
—El susto te hace perder  calorías.
Amelia puso los ojos  en blanco, cuando  ya  estaban en la calle  se prometió  que mañana  hablaría con  el  muchacho  de la medalla. Estaba  harta  de  tener miedo, ella  ahora tendría el control  de su vida.


Espero que el capítulo de hoy le  haya  gustado y  les deseo un buen fin  de semana





miércoles, 22 de abril de 2015

Relatos de la carretera de Daniel Pizarroso

Hola, ¿ cómo  les  va?   Yo ando mejor  libre  de las jaquecas, esperemos por  algún tiempo.  Hoy  aprovecho  esta entrada para  recomendar  un   genial  libro de  mi amigo  Daniel Pizarroso, conocido en el  mundo  virtual  con  Eldany Dalmaden .

 Son micro relatos,  muy  bien hechos  con un toque  de sorpresa  y  gran maestría .  Aquí les dejo el link  si desean  adquirirlo.

http://www.amazon.es/Relatos-Carretera-Daniel-Pizarroso-Marmolejo-ebook/dp/B00W6XEPVY/ref=sr_1_4?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1429457170&sr=1-4&keywords=daniel+pizarroso

Les  mando  un  beso  y les  deseo  un  genial  miércoles






lunes, 20 de abril de 2015

¿Quieres que tu foto aparezca en Anescris y amigas ?

Hola,  ¿cómo les  va? espero que estén bien  yo   ando  un poco enferma, otra  vez  estoy  con jaquecas, pero  parece  que ya     estoy  un poco mejor. Les   traigo  un anuncio  de mi  amiga  María Esther

Si  te gusta  la  fotografía  y  quieres que la fotos  de tu ciudad,  mascota  o  otras que   desees  sean contra portada  de la  revista.   Es  tu oportunidad


Si desean más  información  aqui les  dejo  el link de María  Esther  http://anescris.blogspot.com/2015/04/revista-anescris-y-amigas-emision-4.html





jueves, 16 de abril de 2015

Ilumina mi corazón. Capítulo 9 ( primera parte)

Hola, ¿cómo  les  va?   Para   las  que  extrañaban a  Úvatar    hoy  les  traigo  un   nuevo  capítulo    en el que hará  nuevas maldades.  Espero  que  les  guste este  fragmento   , perdone  que es  es corto.
 Capítulo 9

Amelia   por  fin  se  durmió,  ya  eran más  de la medianoche Yuri fue a mirar a la joven,   caminó  sin ganas  por su  habitación .  Se  puso a  revisar   la  seguridad de  cuarto  para poder   huir  de  la molesta  princesa  elfa.  Estaba sin un rasguño por ahora. Cuidar  a las  hermanas  Bolaños sería  su obligación por los próximos  días.  Yuri   resopló  fastidiado   en  otro  tiempo  fue  un soldado  y un espía,  a pesar  de eso no estaba acostumbrado  a  hacer  de niñera. Examinó el cuarto desordenado de la muchacha,  cuando iba a apagar el atroz ruido de la radio; en vez de cesar la música se alzó. Un olor flores de primavera perfumo el cuarto  una hermosa y sonriente mujer apareció.


Lúthien  le  sonrió, había  estado  momentos  antes  en  la habitación  de  Ana. La  princesa tenía el cabello plateado con mechones rosas y violetas. Llevaba un hermoso vestido  lila que combinaba con su  cabello . Sus ojos turquesa dejaron sin aliento a Yuri,  que apago de nuevo la radio. Lúthien  la encendió de nuevo  el aparato  y empezó a cantar  para molestar    a  su gruñón compañero de  trabajo:


Quiero frescura, quiero dulzura también
un verano naranja, quiero ese sabor
juventud y naranja, contigo y con amor
suave, serena, tu imagen me hace soñar
un verano naranja, quiero ese sabor
juventud y naranja - y quiero, quiero tu amor
Cuando cantó  la última frase estaba tan cerca de Yuri,  que él podía sentir su aroma intoxicante y el calor su cuerpo. Como sería besarla,  se sacó esos pensamientos de la cabeza. La princesa elfa era una tarada y  él  estaba  en  una misión.  Apagó la  radio  y se alejó de ella lo más rápido posible tanto que casi se tropezó  con la alfombra.

Yuri abrió la  ventana   miró la  hermosa  noche y aspiro el aire frío.  Luthien  empezó  a  esparcir  unas  raras  hierbas  por  el aire,  un poco más relajado le  preguntó.
—¿Cómo  está la  niña?
— Mejor  — señaló a  Amelia — Es  ella la  que me  preocupa,  por  más  que limpió  su habitación,  siento que  Úvatar  ha contaminado  su alma.
Yuri  se  quedó mirando a  Amelia.  Luego enfocó  su  vista  en  el cuarto  desordenado  que  tenía  un póster  de  doctor  misterio.  Varios  libros  de  psicología  esparcidos  en  un  escritorio.  Lúthien  se   acercó  a  él.
— ¿En qué  piensas?
A  Yuri no le  gustaba     hablar,  era  muy tímido y le  costaba  expresar  sus pensamientos .  A diferencia  de  Vanora  la princesa  elfa nunca  dejaba  de hablar  y  parecía  muy preocupada  por los sentimientos  de todos.   Para  no  ser  grosero contestó — Úvatar  no puede  contaminar   lo  que  no quiere ser  dañado.   Son las decisiones  de  uno  las   que  oscurecen el alma.
—¿ Qué oscureció  tu alma?
—Eso, no le importa . Voy  a ver  si  Lin  necesita  ayuda. Más tarde,  volveré  a buscarla  su alteza.
—Lo dudo,  me tienes  miedo.
—Esta  equivocada.
Él seguía de espaldas sin verla. Ella chasqueó los  dedos . De nuevo empezó la canción,  se le acercó de nuevo y al oído le canto:
antes yo era tan serio, ninguno podía hacerme sonreír
era mi vida tan triste, pero llegaste tu
y desde entonces me hiciste sentir que alegre se puede vivir
quiero frescura, quiero dulzura también
un verano naranja, quiero ese sabor
juventud y naranja contigo y con amor..."

Yuri  no  dijo  y  se  fue  de  la habitación.  Mientras  Luthien  se reía,  le encantaba   turbar   al  recolector  de  almas. Era  muy parecido  al pitufo gruñón  de  las  caricaturas.
Úvatar  miró la escena  desde la ventana la  princesa   elfa le  recordaba  a su esposa.  Se  acercó  bien  para mirarla ,  aún  era   más  bella  que ella .  Su sonrisa    encendió  un deseo  que   pensaba  que estaba  muerto, poco  a poco estaba  recuperando  sus   fuerzas. No le había  gustado que  el lobo  se dé cuenta  de  eso   y  lo  diga  en  la reunión  de los  trece.  Estaba seguro de que  el  lobo  había ocultado algo.   Llamó  a  su  vasallo,  pero  este lo  evadía.  Tenía miedo   a  ser   descubierto por  alguno  de  sus  compañeros.
Buscó la entrada  secreta  para  poder ir a atormentar  a  Amelia, aunque  cada  vez  era  más  difícil  atravesar  la   barreras; incluso la  propia Amelia    está  más  reticente   a su ataque.

Aprovecho  que  estaba  sola  la princesa;  ella  se  había puesto   a   leer  un  libro  romántico.  Estaba  muy concentrada  que no  se  percató  de  su  presencia .  Úvatar  se  transformó  en  una  serpiente  y  se    arrastró por  el piso.  El deseo de  tener  a  la princesa  elfa,  fue más poderoso  que   quebrar  el alma  de  Amelia.  La  ridícula  chica  podía  esperar,  que  seduzca   su nueva  reina,  pronto poseería el inframundo  y  necesitaba    a  una compañera.
El olor   de  Luthien  le  recordó  al  bosque sombrío    se  deslizó  por sus piernas.  Luthien  sintió  un escalofrío   y  algo   le rozó  el tobillo.  Chasqueó los dedos  y la habitación  se  iluminó.
Úvatar volvió a transformarse, pero  esta  vez  en  un  hombre  de  cabellos plateados  y  piel  pálida,  tenía los ojos  negros  sin vida.
— Luthien — susurro Úvatar.
Antes  de  que  ella   pudiera  responder  Lin entró  .  Úvatar  se esfumó, por  el momento  no deseaba  una confrontación.
Lin  se aproximó  a  Luthien.
—¿Estás  bien?
—Si, no puedo  creer;  que ese  hombre era  Úvatar.
Lin   fue  a   observar  a  Amelia  que  aún estaba  profundamente  dormida.
—Por  suerte,  no la  tocó. Pensé  que  el  campo de  fuerza,  era más  resistente.
Luego de decir eso,  se  puso  a  examinar   la seguridad  de la  casa. Junto  a  Yuri  mientras   Luthien  cuidaba  de  Amelia.
Después  de  un rato   volvió  Lin  parecía  más   cansada  y  preocupada.
—Cada  vez,  está   más  fuerte.  Uno de  nosotros  lo  está ayudando,  alguien  aflojó  parte  de  muro  invisible  para  que pudiera entrar.
—Pensé,  que era  un ser   casi acabado.  Será  mejor  informar  a los  otros.
Luthien  regreso  al  cuartel general .  Tuvo   casi   que  despertar  a  todos  en  la  casa.  Por  fin  todos  decidieron  irse  a  dormir Vanora  bostezo con   sueño  y  se  miró  al espejo  con  horror tenía   ojeras  y  una pata  de  gallo.

El  maldito  de  Úvatar  a  este  paso   no solo destruirá  el mundo  , sino que  terminara   con  su belleza     La  reunión  improvisada  sobre  el  nuevo ataque  del  demonio elfo acabó  hace  unos minutos .  La  recolectora   se  quitó la  ropa   y se  puso negligee blanco.    Iba   a  poner su  crema de noche Vichy,  cuando   le  dio  algo  de  sed.
No podía  tomar  agua  de la llave  de  ese  país   olvidado por  dios  le  podría  dar   ébola,  cólera  o algo así.  Busco  de   su mesita  de noche  y  sacó  una  salida  blanca  para  cubrir su   hermosa  figura; no deseaba   tentar  a ninguno de sus compañeros.     Fue  a la cocina  para   buscar   una  botella   de Evian,  cuando  oyó  unas  voces  y  se  escondió  debajo  de  una  mesa.
— ¿Qué  piensas  viniendo  aquí?
—  Te llame  y no viniste  a mi encuentro.
—  No  eres    más  que mi sirviente   Úvatar.
—Juré  servirte, para  que me ayudes no olvides  que si  deseo  puedo destruirte.
Luego  de decir  esto  Úvatar   molesto   y  creó  un rayo de energía .  Vanora   escucho  un  gran  estruendo  y luego  un gemido.
— No  vuelvas  a contradecirme.  Sé  que es  peligroso, estar  aquí,  pero  tenía  que  venir.   Quiero  que   vigiles  al lobo  y a la princesa  Lúthien.
—Pero...
—Debes  tener  hambre y yo  necesito  tu ayuda...
Vanora  espero  a  que no se  oyera ningún  ruido  para  ir  a la cocina.  Cuando  abrió la puerta  descubrió  que Adramelech  salía  de la habitación.  Debía    avisar  a Aher  no confiaba  en nadie  más.

Les  deseo  un  genial  fin de  semana y  se me  cuidan mucho



miércoles, 15 de abril de 2015

Castillos en Quito. ( Última Parte)

Hola ¿cómo les  va? hoy hace  un poco  de  frío ,  espero que estén bien  .
 Les prometí    más  castillos.
La  Basílica del  voto  nacional





  Aunque es  un  castillo  sino  una  iglesia  siempre  me  ha  recordado  al  castillo  de  drácula . Esta monumental iglesia católica está ubicada en el sector de Santa Prisca, inicio del Centro Histórico de Quito; flanqueada por las calles Venezuela por el occidente, García Moreno por el oriente y Carchi por el sur, donde se encuentran su fachada y entrada principales. 


Se trata de una obra iniciada en 1892 por impulso de los presidentes de la época (Luis Cordero Crespo y José María Plácido Caamaño), sobre planos del arquitecto italiano Emilio Tailler y modificaciones del padre Julio María Matovelle, aunque aún no está terminada por completo. 



Su estructura es de hormigón, piedra y ladrillo. Por sus dimensiones es considerada la construcción neogótica más grande del continente, y una de las más importantes del mundo.


Palacio  Gangotena 


Ahora  es   un hotel  exclusivo   en Quito luego  de haber pasado  años  en el abandono . Está ubicado en la esquina de las calles Bolívar y Cuenca, frente al monumental conjunto de la plaza e iglesia de San Francisco, en el Centro Histórico de la urbe.


El Palacio actual está construido sobre las ruinas de una antigua mansión de la familia Gangotena-Mancheno, que databa del año 1880 y cuya estructura fue totalmente consumida por un voraz incendio en 1914.  Una nueva estructura, de planta similar a la antigua mansión, pero de carácter mucho más monumental fue entonces construida por los arquitectos italianos Pablo y Antonino Russo en 1915.
En 1920 la casona es rediseñada nuevamente por Francisco Durini y uno de sus socios, de apellido Mena, hasta darle el carácter palaciego de la actualidad.

Por  último  aunque  esta  en  Guayaquil   me pareció  un  palacio  tan lindo  que me  permito  ponerlo   en  esta entrada .

El  Castillo  del  Dr  Ala- Vedra



 En pleno Barrio del Astillero, en Eloy Alfaro y Venezuela, se levanta el castillo del español José Martínez de Espronceda, quien fue propietario de cola Fox. El castillo, que luce dos escudos nobiliarios, actualmente está dividido en departamentos. 

Su  dueño  José María Ala-Vedra y Tama, según los biógrafos Ricardo Márquez Tapia y Rodolfo Pérez Pimentel, nació en Guayaquil en 1890.
En 1917, cuando se graduó de médico, era un joven apasionado por lo aristocrático, la equitación y la esgrima. Comentan que en Lima empezó a dividir su primer apellido en dos, porque le pareció más aristocrático.
En 1951, el reino de Nápoles le concedió la Orden Militar y Constantiniana de San Jorge, al año siguiente solicitó permiso para construir su castillo, pero unos concejales le exigieron dinero, se enojó e hizo circular una hoja volante con el siguiente encabezamiento: El Caballero de las Espuelas Doradas a sus nobles brutos.
Recién en 1959, sobre un solar de 400 metros cuadrados, comenzó a construir su castillo. Un palacio de estilo medieval hispano-romano a un costo de cinco millones de sucres, cantidad onerosa para la época, la cuantía final fue superior.


La gran noche de José María Ala-Vedra y Tama fue el domingo 16 de junio de 1962. A las 21h00 fue condecorado como Caballero Gran Oficial de la Orden Ecuestre y Pontificia del Santo Sepulcro de Jerusalén, y las 22h00 se realizó la bendición e inauguración de su castillo.


Bueno con  este  castillo me despido  y les deseo  un genial  día 





lunes, 13 de abril de 2015

Revista Anecris&amigos . Edición de Abril.

Hola,  ¿cómo les  va?  Espero que tenga una  buena  semana.  Hoy les  traigo una  buena noticia  para  los  que les  guste  leer.  Ha  salido  una  nueva edició   revista  en la que colaboro  con  María Esther.

Si  desean leer  geniales  reseñas,    o   hacer las  recetas de mi  amiga Toñy o leer a la gran autora Laura Peñafiel, les  encantará esta  revista.  También hay  un articulo mio,  sobre   las  tradiciones  de  semana  santa  que espero que les  guste.


Si  más que decir  aquí les dejo  e link :


A mag created with Madmagz.

También  les  dejo  el link : https://madmagz.com/magazine/518199

Les  deseo una buena semana y  espero que  se me cuiden mucho. 









jueves, 9 de abril de 2015

Ilumina mi corazón. Capítulo 8 (última parte)

Hola,  ¿cómo les  va?  Aquí les  dejo  un nuevo  capitulo  de  mi historia ,  espero que les  guste.

 Capítulo   8 (última parte)


Un   mes  más  tarde
Amelia se  escondió en el portón  de  una  casa,  mientras  su amiga  Heli  resoplo  algo que  no entendió. Toda  su  atención  se  centraba   a  lo lejos    a un hombre  que  caminaba  hacia   un edificio antiguo . Desde  hace  un  mes  ella  lo espía  todos  los  días   a  las nueve   de mañana.  Por  lo que  averiguo el chico  de la medalla trabajaba  de  voluntario  enseñando  pintura  a  niños  pequeños  y  personas    de  la tercera  edad.  Un  gruñido   de  Heli le  recordó  donde  estaban.
— Ve  y háblale.
Amelia   se quedó mirando  la  medalla  de  San  Benito.  Solo debía  cruzar  la  calle,  saludarlo  y  darle la medalla. No  había  dejado de pensar  en  su anterior  encuentro  aún  podía  oír  lo que le había dicho en ese  encuentro.
— "No lo sé.  Tal  vez  porque  quiero conocerte,  porque  no  quiero  que sigas  huyendo. Porque  deseo  ser  tu amigo  y no solo eso.  Aunque  me  creas  un  conquistador   o  pervertido  deseo  besarte y mucho más.
No  conozco  tu nombre   y no sé  mucho  de  ti. Sin embargo,  quiero  creer   en ti. En que volveré   a  verte  y  que sonreirás de nuevo.  Quiero  creer  que  vencerás  al ser que  te  acecha por  lo  que  veo  en  tu interior."
Nada  había cambiado todavía  podía  sentir  que  le  acechaba  ese maldito demonio.  Casi todas  las  noches     soñaba  con  él,  era  terrible  verlo  alimentarse de  personas  inocentes.  Por  lo menos  no las conocía, pero   cada  vez  que tenía  esas  pesadillas se sentía  culpable  por    la muerte  de su profesor.

Todos  los  días  y  todos   las  noches  escuchaba  su llamado.  Apretó  la medalla,  esperando  que la protegiera del mal. Estaba  maldita,  no podía  acercarse  a  nadie.   Sabía  que  el  demonio estaba   cerca   podía  sentir  un  escalofrío en  su  espalda   y  si  miraba por  el rabillo  del  ojo estaba segura de que  estaba   allí.
— Tú puedes,  ve  hablarle.
Amelia  miró  a  Heli.
—Ya se  está marchando. Es mejor  irnos.
—Cobarde, pudiste ir  a  verlo.  No  sé para  que  venimos  aquí  te  quedas mirándolo  y  no   te atreves  a  cruzar.
—Ni yo misma  lo sé.

Heli  desafinada  se puso  a cantar  — Pasó el día aquí solamente.  Mi mañana  también inicia  aquí. Voy  a morir  aquí  solamente. Este es  mi sagrado templo.  El  camino  de  tu vida.  Tú camino  me  está llamando.  El  camino  de tu vida.  Mi  camino comienza  con el tuyo .    
Amelia puso los  ojos en blanco.
— Deja  de  cantar. Por  dios  te  sabes  de memoria   esa  canción.
Heli  se  rio .
—Adoro   esa  canción  y la película   me  hizo  llorar  por  tres  días. Además,  el  actor  es  igualito a  Pablo.
— Estas  ciega,  si  ese actor  ese  guapo y Pablo  tiene  cara de idiota.
— No lo estoy. No hables  así   de   mi  amor platónico.   Sabes, la  canción  me recuerda    a  tu romance  con el hombre  de la medalla.
—Yo  no tengo  romance  con  nadie  y mucho menos  con un extraño.  Debes  dejar  de  ver  esas  películas   indús. No va a pasar  nada  entre ese  chico  y yo,  o con cualquier  otro hombre.


Heli hizo  una mueca  y  luego  golpeó en  la  espalda  a  Amelia
—Uy, ¿por qué  me  pegas?
—Para  que reacciones,  odio lo que te estás  haciendo.
—¿ Qué  hago?
— Te  recluyes  del mundo.  Apenas  sales  , comes  y  casi  no duermes.  El único momento  en que  te brillan los ojos  es  cuando    miras  a  ese  chico.
Amelia  se  puso a caminar  Heli la siguió frunciendo  el  rostro.
—Heli  ya  hablamos  de eso  la otra vez  .  Estoy  bien.
— No lo estás,  parece  que  te  falta    algo.
Amelia  miró  la  medalla . Pensó  que le  faltaba   fe en sí misma  y sobre todo esperanza.
Heli  miró  alrededor  y luego  dijo decidida —  Amelia   hay  algo...—En ese  instante   Heli perdió el habla,  su madre le  había hechizado para que no pudiera  hablar  sobre   Úvatar. Ya  que  a diferencia  de  su amiga  ella  sabía  exactamente  a  lo que  se enfrentaban.
—Otra  vez la garganta.
Heli asintió maldiciendo  a su madre.
A lo lejos  Zahra  Estaba de acuerdo  con Heli.  Por más que habían  frenado los ataques  de  Úvatar dirigidos a  sus  descendientes.  Zahra presentía que el demonio elfo se le  daba el modo de  torturar    a  Amelia. No  importará  que  Luthiem saneará todas las noches las  habitaciones  de sus niñas.
Estaba segura de que el demonio elfo tenía  un aliado. Uno de los  trece guerreros  o   un miembro  del consejo  le estaba  dando información al  enemigo.  Por  eso por más que intentarán era  imposible  capturar a  Úvatar.

—¿ En qué piensas?
Zarha  frunció  el entrecejo   al oír la  voz  de  Luke  Dufrew.   Aunque  el  hechicero  era  un caballero a  ella le caía mal.  Desde  que  fueron elegidos   iban   a las  misiones  de pareja  y  a ella por  mala suerte  siempre le tocaba  con él.
— En  Amelia.
—Parece  que  ese  chico  le  gusta.  no entiendo porque no  va  y habla  con él.
—Úvatar le robó la confianza.
Luke  se  rascó la barbilla.
—¿Tú  crees  que  hablar  con ese  chico  le devolverá    eso?
—No,  pero tal  vez  iluminara  parte  de su corazón  y  así encontrará confianza  perdida.
— ¿Y que ilumina  tu corazón ?
— Mis niñas.
Luke  no  dijo  nada.  Aunque  se le ocurrió una idea  para   que  vuelvan  hablar  Amelia  y  Sebastián  .  Tal  vez  si lo lograba   Zahra    dejará  verlo  siempre  enojada.  Odiaba  que la  gente   se enoje  a  su alrededor  en especial las  mujeres lindas.

Yuri  y la princesa  Luthien los reemplazaron  de su guardia.  De  Mala  gana  Zahra  y  él  fueron al cuartel  una  casa  que estaba  a  las   afueras  de  la  ciudad que  fue donada    por  el consejo mágico latinoamericano.  Era  una hacienda enorme  con laboratorio,  terrenos   y con  grandes medidas  de seguridad mágica  y de la otra.
Los  trece  guerreros  residían  ahí, Adremelech había  puesto como encargado del funcionamiento de la  casa    al antipático de  Luke  Dufrew.  Aunque   a  Zahra  le  caía  mal   el  señor  Dufrew  tenía   que reconocer  que no era  tan  malo.  Permitió  que  Niebla  el perro  de  Khalid  se mudara  con ellos. Así  como dejó  que Lin   pusiera  un invernadero  con  su  plantas.
El  cuartel    estaba  casi  vació  lo que no le  extraño a  Zahra   cuando  percibió  un olor ha quemado. Los  trece  guerreros se turnaban en cocinar,  hoy por lo visto era  el turno de  Vanora.
Zahra no se atrevió  a ir   a  la  cocina.  Iba  a irse a su habitación  cuando  Blake     saludo a  ella  y  a Luke  que estaba  a su lado.
— Hola,  ¿cómo les  fue?
— Bien ¿y a  ti? 
—Más  o menos .  Se  nos informo que  va a venir  Adolfo  Mercader,  ya  que desea  ver  nuestros progresos.   Vanora  esta  frenética  haciendo  la  cena, aunque  creo que se dio por  vencida  y llamó a  restaurante  francés .


A  Zahra  se  le revolvió  el estómago  al  percibir  un olor  nauseabundo  de la cocina . Minutos  después  en lugar  del líder de  venir   del consejo mágico y sobrenatural  llegó  su  mano  derecha.  Billy el   sangriento que  era  un hombre  flaco de  cabello rubio y rostro avinagrado.  Llevaba  un traje  oscuro de diseñador.
Se  sentó sin ser invitado  y convocó a todos a la sala.   Vanora quiso servirle  una  bebida   y  aperitivos  que  rechazó  tajantemente. Estaban  casi todos   los   13  guerreros   excepto Luthien ,  Yuri  y  Lin.  Hasta  Adremelech  llegó  puntualmente  a la  cena  .
—Estoy  aquí, para  ver  sus progresos  en la captura  de  Úvatar , no  para perder  mi preciado tiempo  con actividades sociales.
Vanora  no  ofreció  bebida ni  bocaditos  a  nadie más. La sesión  improvisada  se  dio en la sala.  Luke le contó  cómo  habían protegido  a las    señoritas  Bolaños  y   a su  círculo de amigos  y  conocidos.  Los pocos progresos  en capturar  a  Úvatar  y  a sus  víctimas.

Cuando  parecía que  la  reunión se terminaba  Blake   interrumpió.
—He estado a cargo  de la investigación  sobre  Úvatar.  El demonio elfo   está  recuperando sus poderes.
Trajo  una  de  ánforas  que había   encerrado a  Úvatar —.   Si  se  acercan  bien  descubrirán  que   está perdiendo su contenido.  Cada día que pasa  Úvatar  se hace  fuerte  ya  es más corpóreo  se lo puede  ver  como una  calavera  negra   con  ojos  rojos  sus  poderes  y conocimientos   se  han incrementado.
Todos  miraban  a  Blake  muy atentos.
— ¿Has  encontrado algo  que  pueda servirnos?
Blake  vaciló por unos  segundos antes  de  decir —no por  el momento.
Luke esperó  que solo él se hubiera dado  cuenta.   En  lugar de  ver     al  hermano de  su mejor  amigo observó  el rostro  de todos lo que estaban en  la sala,  ya que  por  un momento   sintió tatarabuelo  en el lugar.  El traidor  se hallaba  junto a ellos  esperando el momento oportuno  de atacar.
Espero que les  haya  gustado  el   capitulo   y les deseo  un  buen fin  de semana



Related Posts with Thumbnails