Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

martes, 28 de julio de 2015

Aviso

Hola,  ¿cómo  están?  Por motivos  familiares  esta  semana    no pasare por  sus blogs   ni publicare.  Les  mando  un beso.


lunes, 27 de julio de 2015

Leyenda de Posorja.

Hola, ¿cómo  estas?  En mi país   en estos  días   se  celebra  las  fiestas  de  fundación  de  Guayaquil

 



Con  motivo  de  esas   fiestas  hubo un desfile  náutico  muy  lindo.  Cuyo  tema  era   la leyenda  de Posorja



Me intrigo conocer  esa leyenda que no conocía y  como me gusto  quise   transmitirlas   a  ustedes.

La  leyenda  de  Posorja 




Nombre de una célebre pitonisa huancavilca. La leyenda de Posorja muy popular en la colonia y a inicios de la vida republicana, cuenta que la vidente apareció de pronto frente a las costas de la península de Santa. Elena, precisamente en el sitio en el que actualmente se ubica la población del mismo nombre. Llegó en un pequeña nave de madera más liviana que la balsa cuando era solamente una criatura. La niña era de rasgos blancos y venía envuelta en unas finas mantas de algodón que tenían estampados unos intrincados jeroglíficos; llevaba además en su pecho, como colgante un caracol pequeño y finamente labrado. 




Adoptada por los huancavilcas, creció hasta hacerse mujer. Fue entonces que empezó a vaticinar los sucesos más trágicos del pueblo que la adoptó, cobrando fama de gran visionaria en toda la región. Por esta razón llegaron hasta su aldea Huayna Capac y después Atahualpa, a quines predijo los trágicos desenlaces de sus reinados. Cuando Huayna Capac llegó a la península de Sta. Elena, vio en Posorja a una enviada del dios Pachacamac y le pidió que le vaticinará su porvenir, viendo en los ojos de la pitonisa su muerte en Tomebamba y la guerra fatricida entre Atahualpa y Huáscar.








Después cuando Atahualpa le pidió que revelase su futuro, pronosticó su triunfo sobre Huáscar y el breve tiempo que duraría su victoria por último, pronóstico que habría de llegar unos hombres blancos y barbados que matarían al inca luego de tomarlo prisionero en Cajamarca. Cuando Posorja terminó esta revelación declaró que su misión en la tierra había terminado, puesto que aquella había sido su última predestinación. Luego de su declaración se dirigió al mar, soplo su caracol y una ola se la llevó.

Bueno luego de  relatar   la leyenda  les   mando  un abrazo y les deseo una buena  semana.





viernes, 24 de julio de 2015

Ilumina mi corazón . Capítulo 15 Primera Parte

Hola,  ¿cómo  les  va? Hoy  les  traigo un nuevo  fragmento  de  mi historia  es  algo largo.   Revelare  un  misterio  en él y les presentare  a un personaje  que  simplemente me enamoro.   Espero  que  les  guste  y les deseo un  buen  fin  de  semana .

Capítulo  15 


Sebastián  siguió  besando  a  Amelia ,  le encantaba  sentir  sus  labios, el aroma de su piel y  como su corazón  latía más   fuerte   a medida  que  tocaba cualquier parte de su cuerpo.  Quiso perderse en esa sensación  por  más que su cabeza le dijo que debía  terminar  el beso.  No  podía  dejar  de  acariciarla  aunque  dejó  de besar  su boca;  sus  labios  se dirigieron  a  su cuello  mientras  sus manos recorrían su espalda.  Se imaginaba sacando  su saco  de color  rojo y empujándola en la pared mientras la desnudaba  en media  calle y le hacía  el  amor   en ese instante,  pero desea  más  que un polvo  ligero. En  lugar de eso,  se separó   de Amelia  y  le  abrazo  muy fuerte mientras  le dijo  a su oído.
— Te  deseo,  tanto que mi piel parece  a punto  de  quemarse.
Amelia  no respondió nada ya que  se encontraba  con el mismo sentimiento . Sebastián  le acarició la mejilla.
—Será mejor que  entres a tu casa. Antes,  de  que  no  quede  me  quede  ni una pizca  de cordura.
Amelia  le sonrió   de  forma tentadora y en voz  baja  dijo—. Nos  vemos , mañana.
—Claro, que sí. Es mi única esperanza de que mi corazón vuelva a latir.
Amelia sonrió un poco cohibida y le dio un beso rápido en la boca, para luego abrir la puerta de su casa.
Sebastián observó a Amelia entrar  y se quedó pensando en ella  aun sentía  su olor, su calor y  recordó la forma en la que lo beso.  Solo habían pasado unos minutos  y ya la extrañaba mucho.   Miró  a su  ventana   la luz  de ella  estaba   prendida.  Por  un momento quiso  trepar   por  su balcón  con un Romeo  del siglo 21. Horrorizado por sus pensamientos  se dio cuenta de que alguien lo miraba de lejos  era un hombre  con de  cabellos negros.  Pero cuando parpadeó él ya no estaba en  la calle .

Khalid suspiró  de alivio, casi lo descubren  de  nuevo.  Estaba  incómodo de  espiar la  vida  privada  de otras  personas.    Por un momento sintió  la presencia del demonio elfo, mas fue una alarma infundada. Había  examinado la seguridad   del exterior de la casa,  mientras  Zahra lo hacía  en el  en las habitaciones  de   sus chicas para luego irse  a descansar.  Seirim  ya  había  hecho un campo de  fuerza  y estaba  en  la sala . Ana estaba dormida  y  Amelia     mandaba  mensajes  a  Heli  mientras   se  disponía  a  acostarse  en  su  cama.
Zahra  fue  a la  cocina a  despedirse  de  Lin  que   hacía preparaba algo de  té . De  la nada  apareció  Aher.   La  recolectora   se  puso  nerviosa  al mirar   el rostro  blanco y  demacrado  de  su jefa.  Aher siempre era  fría y altiva, pero hoy  estaba    llorando   nunca la había   visto de ese modo.
—¿Qué pasó? —  preguntó  Lin  mientras    dejaba  la  tetera  en   en un  mesón. 
Aher  se sentó  en  una  silla  sin ni siquiera  recibir  invitación.  Pasaron  unos  minutos  antes que  ella dijera  alguna palabra.
—He  fallado, te  prometí  defender  a  tus niñas y vencer  a  Úvatar,  pero  parece  todo tan lejos. Tengo que ir  a una  reunión de emergencia  del consejo.  Van   a  terminar  con los  trece  guerreros  y    Adolfo  Mercader  desea  quedarse  con las  ánforas   que  apresaron a  Úvatar.
Zahra  se sentó junto a ella, quiso   tranquilizarla de   alguna manera , pero no sabía  la  forma de hacer eso. Aher  sacó  un pequeño relicario.  Zahra  lo había visto algunas  veces a lo largo de los años.
—Te  falle  a ti y a  mí ...
Fue  en ese momento que  apareció  Khalid  a  Aher  se le iluminaron los ojos  por  un segundo y  tocó   con  más  fuerza  el relicario. Luego fingió indiferencia  como siempre.   
—Sabes,  Zahra  no eres  la única  que pelea por  alguien  que ama, aunque este nunca lo sepa. Ni siquiera ,  ¿sé porqué estoy aquí?.  
Zahra por  fin comprendió el dolor  de  su jefa  ,  mejor que  cualquier  otra  persona  ya  que  ello  sintió  algo similar  al  dejar   a su  hija.  Miró  a  Khalid y  dijo — Nuestra Señora, vino  a comunicarnos  que  van a disolver   a los  13  guerreros y  quieren llevarse las urnas.
Aher no respondió nada   guardó  su relicario  y miró  hacia  Zahra.
—Áxel,  esta haciendo lo posible para no tener que  dar las  ánforas. Aunque nos  toque pelear  solos no vamos  a dejar  de luchar contra  Úvatar.
—No sé, preocupe  señora. Nosotros siempre   la apoyaremos.
Lin tocó   el hombro  de  Aher  
—El  clan  Macgregor también  te  apoya.
—Gracias  Lin.
Aher miró por un minuto  a  Khalid,  antes  de  irse  a    la  junta  del consejo sobrenatural.

A  la mañana  siguiente  no fue  sorpresa ,  el  mensaje   de   consejo sobrenatural disolviendo a los  trece    guerreros.  Billy  el sangriento quien  era  la   mano derecha del  presidente  del  consejo  fue  el encargado  de   darles el mensaje  y   obtener  las ánforas  que  destruyeron  a Úvatar.  Zahra  lo    miró  brevemente   en  día  que se reunió  el  consejo  sobrenatural y  le  pareció  un   hombre  desagradable  y  cruel.
Era  alto ,  flaco y su rostro producían  escalofríos.  Escucho  muchos  rumores sobre la  crueldad. En lo único en que estaban  de acuerdo los   cambiapieles y vampiros  era  odiar   a  ese personaje y  su secuela  muertes  .
Billy   entró  sin importar  las  miradas  de  reprobación o  de  los  de los que le rodeaban,  estaba  acostumbrado a  eso.  También  a  que le dijeran  el  perro  del consejo,  nada  de eso  era  verdad.   Él era  quien  manejaba  al consejo y el que tenía  todo el poder  detrás  de la  fachada  patética  de  Adolfo
A  Billy no le  importaba  Úvatar,  pensaba  que era  historia  antigua,  pero deseaba las ánforas.  Si las  tenía  y  Úvatar  en  verdad  era  tan poderoso  siempre había una forma  de  dominarlo y  obtener   lo que necesite de  él.
Ya  había perdido  mucho  tiempo , estaba  junto  a dos hechiceros  que  verificarán si las urnas  eran  las auténticas.
Pateaba   el piso  con deseo de irse   pronto  con su nuevo tesoro.  La  casa  de los trece guerreros  era  un caos    la  mayoría  de  los  integrantes  estaban empacando sus cosas .
La  estúpida  jefe  de los  recolectores   consiguió permiso para    seguir  protegiendo a  las  hermanas  Bolaños .  Los miembros que   de los  trece  guerreros  que  deseen seguir  ayudando  tenían permiso del consejo.  Había  varios recolectores  de  almas cargando  cajas.  
Los    dos   hechiceros  que  trajo   se le  acercaron  y  verificaron que  eran  las urnas correctas.  Hizo  que  empaquen  su  nueva arma  de  inmediato en una gran  caja negra con seguridades especiales.  Los  hechiceros  eran  observados   por  un hombre  lobo   que estaba  preparado a   lanzarse encima. A Billy, no le importo ya estaban a punto de irse  cuando  llegó  un  recolector    muy viejo y  extraño.



Khalid  no   entendió  qué le pasó por la  cabeza  a Aher.   Adoraba a  Brom,  él  viejo recolector le enseñó a leer  y  siempre  había sido un buen amigo,  pero dudaba  que fuera de utilidad.
Brom era   un  anciano  de  cabellos  blancos   con rizos, era muy  robusto y cojeaba un poco. Tenía unos  expresivos  y  enormes  ojos  verdes.  Casi siempre  estaba  sonriendo y  ayudando  a alguien.  Todos   los  recolectores  en  el  cielo  azul  lo   apreciaban.
A diferencia  de la  mayoría  de recolectores  de  almas  Brom   estaba   castigado a  enseñar  a  los   nuevos  reclutas  y  nunca pisar   el  mundo  humano.
El   viejo  maestro temblaba  como  cuando  era   un  niño  e  hizo  su primer  robo  para  salvar  la  investigación  de  su  padre.  Había pasado mucho tiempo  desde   Venecia y  tenía  que controlarse si deseaba  ayudar  a  vencer  a Uvatar. Nunca pensó  que  Aher  le perdonara  por  robar    los libros  prohibidos  del inframundo.  No  se  hubiera  enterado  de  no  ser  porque  dejó descuidadamente  uno  de los libros    en  su  cuarto. Por  ese  hecho  fue  condenado a   estar  toda  eternidad  en el cielo  azul  y   envejecer.  Se  sorprendió     que  la misma  Aher  que lo condenópor eso  le pidió  que volviera a robar.  Dejó  de pensar  en   el  pasado  tenía  una misión que cumplir.
Sintió  que el  corazón,  le  iba a  explotar.  Tal  vez  iba a  tener  un  ataque al corazón y morir  de  nuevo. No podía  hacer  eso,  nunca había  visto a  Aher  y  Áxel  tan preocupados  era  algo nuevo que le pidieran ayuda. Solo  eran   los  rollitos  de  canela  que  tomó  en desayuno , se  dijo.  Era  el momento de  actuar y probar que todavía  el  toque.
Miró  a  Billy el  sangriento,  con indiferencia e  intentando no temblar.
—Disculpe,  señor.  
Billy lo  observó  con desagrado al otro extremo del laboratiorio.
—¿Qué  desea?
Brom   camino  lento y  con dificultad hacia  el  delegado del consejo que estaba  al  otro lado  de la habitación. Brom llevaba  un  enorme   caja  de madera.  Khalid  y  Luke  quisieron ayudar  al anciano,  pero él se los impidió.  
—¿Qué  desea?
—Disculpe,  no lo oigo.  
Billy  furioso  gritó  — ¿Qué desea?
Brom  siguió  caminando, algo  agotado y sin aliento  respondió —Espere  ya  voy  donde  usted .
El  sangriento  impaciente   se  dirigió   a los  dos hechiceros    que  trajo para   examinar  su arma — Carguen  las  ánforas.
—No puede  hacerlo.
—¿Qué?
Brom  se  paró para  respirar.


—Espere , ya llegó.
Billy  se  acercó  furioso  hacia  el anciano.
—Maldita  sea,  ¿qué  desea?
Brom   hizo una mueca.
—No debería,  utilizar ese  lenguaje.
—Grandísimo imbécil,   yo hablo como me  da  la  gana. Ahora dígame de una puta  vez,  ¿qué  desea?
Brom hizo una mueca y con  el dedo hizo una  señal de  negación.  
—Ahora, no quiero  responder  nada.
Billy  puso  ojos   de  color  rojo y  saco sus  colmillos. Zahra   que  acaba  de entrar  en  laboratorio gimió mientras  Luke,  Khalid  y  Blake  pensaron que  iba  a  atacar   al  anciano y  se disponían  a  protegerlo. Sin  embargo, Brom  fue  más  rápido y le  dio  un bastonazo  a  Billy.
El  sangriento,  cayó  al suelo  mientras  el  recolector  anciano  se  dirigía   a  las  cajas donde  estaban   las  ánforas y   cansado  se  recostó  en ellas. Los  dos hechiceros   quisieron decir algo, pero estaban muy sorprendidos
Billy se levantó  furioso  y como  si fuera  un  toro  fue  corriendo  donde   estaba  recostado  Brom .
Luke   puso  un  campo de  fuerza para  proteger  al  anciano   que estaba  distraído  comiendo  un  chocolate perugina.
—No,  se  recueste   en las  cajas son  muy delicadas.
Brom se  paró  de mala  gana.
—Parece  que no conoce el poder   de ellas.    Vine  por  orden  de  Aher   a  que  garantice  que   se  llevó las ánforas  correctas.
Billy con el rostro morado  y  la  vena  de  sus  sienes  latiendo  gritó —Ya  fueron revisadas.
—No  estaba  ahí,  si quiere llevar  las  urnas  .  Tendré  que  ver  si  son las auténticas  y  me deberá  firmar  un documento.
  —Hágalo  de  una maldita  vez.
Bron  con dificultad   dejó  a  un lado la  caja que  cargaba con  tanto  afán.  Dejo que los  hechiceros  del  ministerio  abrieran las  cajas  en donde  fueron guardadas las urnas. Luego de examinar  minuciosamente   las  ánforas  Brom  dio el visto bueno.
—Ahora,  debe  firmar  los papeles   que  certifican esto.
—Deme  los papeles.
Brom   se  puso    a  buscar  la  caja que  llevaba  por  algunos minutos. Ignoro a Billy  que  golpeaba el piso impaciente.  Halló  la  caja y  la  abrió.  Estaba  llena  de papeles, con parsimonia   se  puso  a buscar  el documento que  debería   firma  Billy.
—Espere,  está por  aquí.
Siguió  buscando por  varios minutos  los papeles,  mientras  Billy se puso de color morado por la furia contenida.
—Por  fin, lo encontré .

Billy  se acercó a firmar  y recibió  un chocolate.  
—Tenga  ese  le mejorará el carácter,  son deliciosos y tiene  pensamientos que  puedan enriquecer  su alma.
Billy  tiró  el chocolate  al suelo.  
—No  sea  desagradecido.
—Va a darme de una maldita  vez,  los papeles.
—Si,  vuelve  a  gritarme  . No, lo haré.
Billy   furioso    camino por la habitación , luego de unos minutos  Brom  le  dio  el papel  que  fue  firmado   a  mala  gana. Ni  bien  hizo  eso  se marchó con su nueva arma.
Brom   dejó  la  caja   de papeles en el piso y se sentó  en un cómodo sillón.  Estaba exhausto,  Khalid  preocupado  se acercó.
—Estás  bien.
—Algo,  cansado.    Bambino, podrías    darme  un poco de  agua  o mejor un  refresco de  cereza.
Zahra  fue  a buscar  la  bebida,  para   el recolector anciano. Blake  frustrado  empacó sus    investigaciones. Blake  frustrado  empaco sus    investigaciones. Blake  frustrado  empaco sus    investigaciones —. Debemos,  ver la forma   de  recuperar las ánforas.
Brom exhaló un suspiro.
—¿Recuperar  qué? Las ánforas  siguen  aquí.  Las  cambien,  puedes  verlas muchacho.
Blake  se acercó  a la gran  caja de madera  y comprobó  que las  ánforas  eran las genuinas.
Todos lo que  estaban en la habitación  celebraron que aún tenían armas     para luchar  contra  Úvatar.  
Les deseo un genial fin de semana y se me cuidan mucho.










B

lunes, 20 de julio de 2015

Agradezco su amistad

Hola,  ¿cómo están?   Solo quería  decir  que  aprecio mucho su  amistad . Aunque  en  mi país   no  se celebra  el día  del  amigo .  Muchos  de mis lectores son argentinos  y allá lo celebran


Sin  embargo,  yo  creo que  la amistad   se  celebra  día  a día  con   cada  acción  y con el cariño que  profesamos  a nuestros  amigos.  Así  que  les  mando  un  gran  abrazo  y   les  digo lo mucho que los  aprecio.

.

Y  les  dejo  esta   canción  viejita   pero    que me  gusta    mucho adoro  a Queen



Les  mando un  beso y  les  deseo una  buena  semana







viernes, 17 de julio de 2015

Ilumina mi corazón. Capítulo 14 (Segunda parte)

Hola,  ¿cómo  están?  Hoy  les  traigo un nuevo  capítulo  de mis historia.,  en  el que  conocerán  más  sobre  Úvatar.

Capítulo  14


Úvatar  se   fue   luego de  dar  las  instrucciones  a su vasallo   ya que no  deseaba  su compañía.  Pensó  con tristeza que  había momentos  que  percibía  que estaba demás ; nunca  se sintió  parte  de   ningún lugar.     Desde que era  un  niño, por más que quiso no encajó  con su familia.  Apenas    soportaba  la poca ambición de su padre, no respetaba la debilidad   y dulzura de  su madre.  Por suerte no tuvo hermanos  y tampoco  amigos  entre los  elfos  del  bosque sombrío. Le fastidió pasear  entre los  árboles,  cuidar   a los  animales  y estar  en perfecta armonía  con  la naturaleza .  Deseaba  ser  más  que  un ente   en paz quería simplemente   dominar todo no  ser una parte.


Ni cuando  llegó  al poder  tuvo amigos , solo eran peldaños que le  garantiza  que  sus planes  se  lograban .  Aunque  deseo  con locura a   Idhrenniel  y posiblemente  la amo al principio pronto  se   cansó  de   ella. Para Úvatar era más importante  conquistar  todos  los  mundos  que  el  amor  de  su  insípida esposa.  Sus amantes  fueron peldaños    para  lograr lo que necesitaba .  Lo más patético era   que su  vasallo  era  la  persona  que   más  comprendió  su interior.  
Algo  abatido y esperando   animarse  un poco  fue   a  su   guarida   para  ver  como  avanzaba  el  ejército  que  estaba   haciendo  con tanto esfuerzo.  Sin  embargo,  eso no lo ánimo.  Un  poco frustrado  fue  a  ver  como  estaba  Amelia. Todo su  plan dependía    de  que la descendiente  de  Zahra  se   infecte y  pierda  su  alma. Sería  un  proceso  duro  debía  tener  todo   preparado para  raptar  a Amelia  y convertirla  en una sombra  lo desee  o no.  Anteriormente iba  a  dejar   que  el alma  de  Amelia  se  pierda lentamente esperando  que ella se rinda al  final.
Ahora  sería  un tratamiento  corto y agresivo;  no  dejaría que ella pudiera  elegir.  Iba a  infectarla  con hierbas  su propia  sangre y  parte  de su alma.  Cuando  todo termine Amelia mataría  a su hermana  y a  Zahra. Eso haría  que las ánforas se rompan de una vez por todas liberando sus poderes. No se lo había dicho a nadie, pero cuando las urnas se destruyan quien lo haga recibirá una parte de su magia. Por eso eligió a Amelia era una humana y  su alma era fácil de poseer. A pesar, de los obstáculos para capturarla estaba seguro que era su mejor opción . Su killing convertirá a Amelia en una sombra que ni siquiera el hechizo de la esperanza podía revertir por lo tanto era un plan  infalible.

Oyó  una  risa  a lo lejos  y miró  hacia  Zahra.  Ella  fue  la  que comenzó  su caída,  aún  le parecía  una   mujer  común,  fea  y algo tonta.  Había  tenido  tiempo para  conocerla  mientras  completaba  su  venganza. Era  un ser   débil,  sin ambiciones  y  con  un  deseo irracional  de  proteger  a su descendencia  aún  a costa  de su vida.
A su  lado  estaba  uno  de  los  dragones   más  temidos.  Casi  vomita  al  oír  la conversación  con la recolectora.
— Estoy  aterrado. Deseo  mucho   estar  junto  a mi esposa  y  ver  a  mis pequeños huevos  nacer.
Un  hombre  de  cabellos negros y  gran estatura  se les  acercó —. Hola, chicos es hora relevarlos. Pronto vendran Seirim y Lin.
—Por fin. Deseo hablar con mi esposa . Estoy algo preocupado por ella y mi bebe. 
Todo va estar  bien . Idris deja  de estar  nervioso. Vas a hacer un gran padre.
— No lo sé  Khalid,   y  si fallo. 
 Erraras,  pero por eso no lo dejarás  de  amar...
Úvatar   tuvo un poco  de  envidia;  él nunca    miró  a  su  hijo nacer  y  mucho  menos  su  esposa  estaba  feliz  con ello. Zahra  le  robó su poder  y  a su hijo.  Ahora  deseaba  recuperar  todo lo que  perdió.  Se prometió  que  volvería   tener  todo  y  más de lo que nunca ambiciono.

Esta  vez  casaría  con  una mujer a la que no amaba y no   la iba a malcriar   como lo hizo  con  su  esposa. Decidió  que  mientras    realizaba  su venganza  y conquistaba  todos los mundos. Iba a raptar  a la  princesa Lúthien   la  hechicería  para  que  ella,  solo   haga  su voluntad.  Sus futuros hijos  iban a ser educados  para  ser  iguales  a él y   mantener  su  reino bajo su poder.  
Con vergüenza  recordó  a  su  hijo   Caranthir que junto a su madre  huyeron al mundo humano perseguidos  por   sus  antiguos  seguidores.  Su hijo  no  nació  con su ambición, pero  por tener  su sangre      fue  condenado  a  muerte  como sus descendientes.   En el mundo humano  terminó   con  varias  tierras   en  Bretaña  ni siquiera  fue  un guerrero sino  un simple  agricultor.  Cambió  su  nombre  a  Richard  Dufrew   y aunque era  amigo  de  algunos hechiceros y hombres  lobos mantuvo oculto sus poderes. Se casó,  envejeció y murió como humano.  Así los hicieron  muchos  de sus descendientes  hasta  que llegaron  Luke Darius  Dufrew: él era  un duque y vivió por   en la   época   de  1865 .  Pero    la  sociedad  élfica  supo de  sobre  él y  por  temer  que tuviera algo de su poder    lo mandó a matar.  Sin embargo,  fue  rescatado  por lo que supo  por un  vampiro y ahora  además  es híbrido. Ese  asqueroso  ser  no podía ser  su legado.  Pronto tendría hijos  dignos de su nombre  y raza.

Iba  a irse, pero miró a  Amelia que tenía los ojos  brillantes, podía  sentir  que  estaba   feliz.  Por  un momento  quiso  espantarla y  raptarla  en ese momento, pero no lo hizo. Sebastián  abrazó  a  Amelia  y le susurró —¿estás  temblando?
—Por  un momento, pensé  ver  algo en las sombras.
Sebastián  solo  abrazo más  fuerte a  Amelia. En los días  anteriores conversaron de muchos temas.  Sin  embargo, no hablaron   de su miedo  a  estar loca  o  del monstruo  que  a  ella  le  acosaba.  La pareja  estuvo   sin hablar  por  un momento. Aun en la entrada de la casa de hermanas Boñaños. Fue Amelia la que rompió el incomodó silencio.
— Últimamente  tengo miedo a la oscuridad. Pienso que si cierro  los  ojos   veré a  ese monstruo  de nuevo. Sé  que  está  ahí  al acecho,  esperando.
—Lo  venciste  una  vez me  salvaste  Amelia.
—Tal vez,  la próxima vez  no pueda  vencerlo   y  la oscuridad  sea  más poderosa que  yo.
Sebastián le  abrazó  aún más  fuerte no sabía  qué  decir o que hacer  para dar tranquilidad  a   Amelia. Así  que  hizo  lo primero  que se le  ocurrió.
—¿Crees que eres  valiente?
—No, lo sé.
—Confías  en mí.
Amelia  respiró  de  forma  profunda  y miró al cielo estrellado —Te conozco,  hace  muy poco tiempo,  pero confío en ti.
Sebastián dejó  de  abrazar a  Amelia  y  se  paró  frente  a  ella para luego decir —mírame.  No  te puedo  prometer  que él demonio  que  te persigue   no volverá  a  acosarte. Solo puedo decir que  creo en ti ,  en tu fuerza. Desde  la primera  vez que  te vi en esta calle.  La  oscuridad  y el miedo  siempre  están  junto a nosotros. Por  eso  más  fácil  vencer el  miedo si estamos acompañados
Cierra los ojos.
Amelia  un poco intranquila hizo lo que le pidió  Sebastián.
—¿Que  sientes?
— No puedo  ver  nada.
Sebastián   tocó  sus  manos.
—¿Y? Sé más específica.
—Siento que estas junto  a mí,  me siento ridícula  con miedo.
Sebastián  acarició las manos   de  Amelia sintió   su  la suavidad  de su piel,  su pulso acelerado y la  fuerza  de  su espíritu.
—  En  la vida  todos   estamos a oscuras   por una  u  otra  razón. Necesitamos  a los  demás para poder  seguir. Hay momentos   en  que  la  oscuridad  inunda  todo   y piensas  que  no hay nada  más.  Solo  depende  de ti,  si  crees  que hay luz  en tu interior.
El día  que  salvé   a tu hermana  una amiga  me dijo  que     un  día  tendría que elegir  entre  la soledad  y el amor  entre  creer  o  vivir  en las  dudas.  Decidí  creer  desde   el instante que  te vi supe que  quería   estar junto a ti. Atravesar  la  oscuridad  junto  a ti.
¿Qué eliges  tú?   
Amelia   se puso de puntillas  y  lo besó apasionadamente. Úvatar  recordó  cuando  casi    lo deja  todo  por  amor. Aunque  la alternativa  la  considero    solo por  un segundo. Se  preguntó ¿  si  esa  mujer  aún   tendría  el relicario  que  le regalo o  si  lo  destruyo cuando  quiso terminar  con él?

Les deseo un buen fin de semana y se me cuidan



Related Posts with Thumbnails