Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 21 de septiembre de 2018

Lágrimas de Luna. Capítulo 19 ( Tercera parte)

Hola  ¿cómo  están?  hoy les traigo un  nuevo  fragmento .  Hoy   verán  que  hace  Adremelech para  salvar a  Sebastián

Capítulo  19 

Khalid  llegó  al cielo azul destrozado.  No  dejaba  de recordar la  muerte de su madre   que  se repetía en su mente como una película mala 
 El recolector  se concentró en un  jadeo   agónico  de  Aher . Estaban    en una  calle estrecha  de  Quito que  se  encontraba  completamente congelada  para que las sombras no  terminen infectando  a  Aher.
La  jefa de  los  recolectores  apenas  tenía   fuerzas para mirar  a su hijo.  Con un hilo en la  voz susurro —.  No  deberías  estar  aquí.
— Es  el único  sitio  que   debería  estar.
Aher   con dificultad  acarició  suavemente  en  el  rostro a  Khalid  él se estremeció  por  su toque.  Recordó  momentos    que  pensó que  nunca  vivió.
—Siempre has  hecho  lo que has querido  Isildur,  tú  fuiste   mi esperanza  mi ilusión  y sobre  todo mi amado ...
No pudo continuar  hablando .  El cuerpo  de  Aher   se  volvió rígido y dejó de respirar.  Khalid  no  pudo  creerlo     apretaba  su  cuerpo     esperando  salvarla de  alguna manera.  Pronunció  varios  hechizos  sin lograr  nada.  Ni siquiera  se dio cuenta de que  las lágrimas escapaban de  su  rostro.
Gilraren  y  el  otro  dragón  iban a   llevarlos a la  isla  Skye,  pero  un  hombre  vestido  de negro    se los impidió.
— Déjala ir,  Khalid  es   hora   que  su alma  descanse.
Áxel   el hermano de  Aher   llegó  caminando en una  escalera  de hielo.
Khalid  aún estaba  sosteniendo el cuerpo  frío  de   su   mentora como si solo su contacto pudiera  revivirla de  un momento a   otro.  Por  un momento pensó que era  un sueño  que ella  solo tenía  que abrir  los  ojos   y todo seguirá  siendo  igual.  Mas  una parte  de su corazón   estaba segura de que ella    se encontraba  muerta.
—  Es  hora  que hagas  tu trabajo  y lleves  su alma    y mi  alma  al cielo azul, para  que puedan renacer  y  crecer.
Khalid  sorprendido   miró  hacia   a  Áxel y  se dio cuenta  por  primera  vez  que estaba  herido  de  muerte  igual    que    Aher. No  entendió  cómo pudo  ocurrir   que  Áxel uno de los más  grandes  guerreros que conocía  fuera herido tan fácilmente.
Áxel  respiró  con dificultad    le quedaban solo unos minutos  de  vida, se sentía agradecido de mirar  a  Khalid una  vez  más.   Khalid siempre  fue como un hijo para él.
Como  si leyera  los pensamientos del  recolector  dijo— Mi  vida  está ligada  a la de  Aher,  al igual que la  vida  y la muerte.  Te  dejo  en  tus  manos  nuestro reino.  Tú eres  el heredero  de mi hermana  y sobre  todo eres     la  esperanza     de  ver  un nuevo mañana.
Apenas    Khalid  podía  ver lo que pasaba  a su  alrededor las  sombras   los  tenían rodeados  y un viento  frío  le  hacía  rememorar    que  la muerte  se  hizo presente. El dolor  desgarraba  su  corazón, en  ese  instante  deseo  abrazar  la muerte. Solo la promesa  de  venganza  le impedía lanzarse al  vacío.
Los  cuerpos  de   Aher  y  Áxel  desaparecieron  en   abrir  de  ojos  solo  quedaban dos semillas   una  blanca  y la otra  negra.  
Khalid no sabía qué hacer quería  vengarse, pero también    debía cumplir los deseos   de Áxel.
Miró las  semillas  y recordó     una  de las  frases  de  Aher  cuando  lo entrenaba .
“Todos estamos hechos  de oscuridad  y luz .  Solo nuestras acciones son las  responsables   de  verdad   sobre  qué  camino que  elegimos  si  dar  vida  o quitarla.  Todo se resume  en si eres  capaz de  crear  o destruir”  . 
Khalid  siempre estuvo seguro de que  camino  elegiría,  pero ahora  todo  era  tan confuso.   Miró  a la  dragona  de  cabellos morados,   en voz  baja  y   ronca  como si estuviera a punto de llorar dijo  — gracias. Ve a la isla.  Yo    te  seguiré  pronto

Luego   desapareció  al cielo  azul. 

Khalid  ya  en el cielo azul se sentía  traicionado por  su madre, su tío   y  sus  amigos.  Estaba seguro de que  Seirim sabía   que    le hicieron olvidar  sus recuerdos   y parte  de  su identidad.  Se sentía  un completo  extraño  ya no era  Khalid,  pero  tampoco era  Isildur ¿ Quién  diablo era   en realidad?  ¿  Cómo iba a afrontar    la muerte  de  su madre y su tío? Apenas podía  respirar ,   el rostro  de  Aher le  perseguía  cuando  cerraba  los ojos.  Por  un  momento deseó  morir junto a  ella  y  su tío.

Sin embargo,  seguía  vivo.  Teniendo dos semillas que  representaban  el  alma  de  los seres que más  amaba  junto con  Zahra.  Sin  ganas    camino   hacia la entrada  del cielo  azul   que  estaba  cubierta  de  nieve  y  la entrada congelada.  Había resto    de   varios  kilings  o  sombras demoníacas   congeladas.        A un lado estaban  varios  recolectores     reunidos  sin poder  entrar  al cielo  azul  que custodiaba   Hyun  y  otros  recolectores. 


Khalid    hizo una mueca    al  ver  que    entre los  recolectores  que  deseaban  pasar    estaba  super  one    o  superidiota   como   lo llamaban sus compañeros    a sus  espaldas.  
Super   one   era  un hombre  alto  flaco,  con  cabellos dorados que parecían pintados.   Tenía  un rostro  alargado  y ojos   azules   siempre  miraba    a   los  recolectores menores  como si  fueran estúpidos. A  Zahra  le  recordaba    a un personaje   de un dibujo  animado Zap  Branigan.  Khalid nunca vio el dibujo animado, pero no soportaba  super  one,  en especial  porque siempre   se regodeaba   del afecto  de  Aher. 
Pensar  en  Aher   fue  como si   le  golpearan el corazón, se sorprendió por  todavía respirar  y  porque  su corazón  aun  bombeaba la  sangre  que circulaba  por  todo su cuerpo.  Aún seguía  vivo  y   tenía   que  continuar  por  el mismo. 
Sin muchas  ganas  se acercó  a  Super  one.    
— ¿ Qué  pasa ?
Super  one   se  alisó  su traje  de   diseñador  completamente   blanco y  colocó  sus  gafas   negras  en su  rostro perfecto. Lastima que no pudiera mirarse     en un espejo —. Número  777 , no es  forma  de hablar  a   tus  superiores,  pero   con las  complicaciones  del  día  te lo perdonaré.
— Primero  unos seres malignos, tomaron la ciudad de  Londres  y  otra  ciudad  del  tercer mundo.  Luego no nos  dejan pasar  para   dejar  las  almas.   Para  colmos  de males    Aher,  nuestra  gran señora    no está  en su  puesto.  El número  37 me  dijo  que la número  25, está a cargo.  Ya  fueron a  buscarla  para que pueda  hablar  con nosotros y  dejarnos  pasar. 
— ¿ Quién está a cargo? —  Khalid  se  frotó la  cabeza sin recordar  quien poseía el número  25.
— La  chica  rubia francesa.  La   que  parece  Brigitte  Bardot  cuando era  joven  y parece  algo  torpe.   —.  Por  el rostro  de  Khalid  no  se  acordaba de quién se trataba.   Uno  de los  recolectores  intervino  —. Es más  parecida  a   Marilyn Monroe  con su risita,  voz  ronca  y  su  cuerpo vo...
—  ¿Vanora? La princesa  de plástico —.  Así  la   llamó   una  vez  Sebastián —  Khalid  se preguntó  ¿ En qué  rayos pensaba  su madre ?  Para poner   a  Vanora   a  cargo.   

Super  One  rio —  Muy  bien dicho,  si  es  princesa   de plástico. Todo en ella es artificial. Yo  creo que hasta sus tetas  han de  ser  falsas.
Khalid  no pudo responder  ya  que  ese instante llegó  Vanora  junto  a  Huyn .  Oyó toda o casi toda la conversación.  Es  rostro de  la recolectora  estaba impasible.   Sin embargo, Khalid   observó  bien  y  captó ciertos detalles   que  daban a  entender  que  ofendieron a   Vanora.  La  forma  como  las aletas  de  su nariz  se  abrieron  o como sostenía  su hacha.  Khlid  quedó  sorprendido  al  observar  a  la  recolectora vestida  con  un pijama  rosa    de  hello  kitty    toda manchada  de  sangre.  Su  perfecto peinado    estaba  desecho.  Vanora empezó  a lanza  su hacha  como si  fuera  una  pluma.  
Khalid  lo pensó  y    se alejó  de super one por miedo  que   Vanora le corte la  cabeza  y luego decida hacerlo  con  él. 
Vanora respiró  profundamente  antes de  hablar —.  Lo que menos  quería  era llorar  enfrente  de esos   dos idiotas. 
—  ¿Khalid que  pasó  en Quito? ¿  Dónde está  Aher y  Áxel ? 
— Deberías hablar primero  conmigo  25.  Yo tengo  grado superior  y  la señora  no nos deja    que  nos llamemos por nuestros nombres. 
— Ahora,  estoy  a  cargo Ebenezer.  Así que  espera  tu turno —. Vanora  volvió  a mirar  Khalid, sin importar  que   oyera unas risitas.     
— Aher  ha  muerto. Vengo con las  almas  de  ella  y de   Áxel.
Super  one  se  quedó   pálido y luego  cambió   rojo   — No puede ser   que     tú   te quedarás  a  cargo.  Esto  es una mentira.  ¿Qué le hiciste  puta? 
Ebenezer   no  lo podía  creer     que esa tonta  hubiera  accedido al puesto que  él  deseaba   por  el que  se había  humillado  tantos  años y   hasta  había    extorsionado con tal  de acceder al poder que  tenía y  que no era mucho.

Antes  que  él pudiera   decir  una palabra más  fue  ahogado .  Mientras  se retorcía  en el cielo  azul  y  pensaba  que lo último que iba  a mirar en su  vida era las   estúpidas estrellas.

Un hombre  alto  de  cabellos dorados  rojizos  y  fríos  ojos  azules  avanzó hasta ellos. A  su lado    igual  de alto pero  menos   fornido se encontraba  Seirim   que  al mirar  a  Khalid  sintió  un nudo en el estómago. 
—  No,   vuelvas a tratarla  así. 
—  Suéltalo. 
Ebenezer  respiro hondo  para   ver   una  enorme  hacha  dirigirse    muy cerca  de su  cuello. 
—  Yo puedo hacerme  cargo.  No necesito  que nadie  me salve.  —  Se dirigió  a  Ebenezer — No vuelvas a tratarme  sin respeto.  Para  que lo sepas  —  dijo  tocándose  los senos — Estas  son reales,    y  Marilyn Monroe  no era ninguna  tonta.  Solo es la imagen  que   hicieron   los medios  de ella  para que  los hombres  la  desearan y no tuvieran miedo a su  verdadero poder —. Luego paso  el hacha  por  el cuello  de  Ebenezer —  Trata  con respeto   a   todas las  mujeres del cielo azul   o   conocerás mi hacha—. Miró a los otros  recolectores —  Eso  también  va por  ustedes.  Es mejor que  vuelvan    a  sus  trabajos.  Seguiremos  con la medida  de   emergencia  y las   almas    serán  recolectadas  de manera  automática utilizando sus piedras. 
Ebenezer  iba a decir algo, pero por la  forma   que    Vanora  lo miró  y  por  miedo   que   le  clave  el hacha  se  quedó callado y acató sus órdenes  de mala  gana.
Vanora  se  volteó y miró  a los demonios—. ¿Para qué   vinieron ?
— Tenemos   que hablar  con  ustedes  dos. Amelia  fue raptada  y Sebastián  esta muerto.  Necesitamos su ayuda para revivirlo. Es  de suma  urgencia ...
Vanora puso los ojos en blanco — .  No  hablaremos en el pasillo,  vamos  al despacho de  Aher. 
Adremelch continuo desesperado  — .  Solo quedan  varios  minutos  para  que pueda convertirse en vampiro.
— Lo sé . Entonces  hablemos  en este lugar —. Los llevó ala portería  del cielo azul. 
Adremelech  ,  Khalid  y  Seirim   caminaron  unos pasos  fueron  a una oficina pequeña  algo destartalada.

Esperó que les  haya  gustado este  fragmento.   Les  deseo  un  genial  fin de semana





miércoles, 19 de septiembre de 2018

Hablemos de libros Almas oscuras 1. El descubrimiento de las brujas de Deborah Harkness

Hola ¿cómo estas?  Hoy les traigo  un   buen libro  aunque    me decepciono un poco  y  un poco me  aburrió.  Siempre  me han  cautivado  las historias  de los amores  imposibles.  Y las  historias  de  vampiros.

El descubrimiento  de  las   brujas 



Las normas del Consejo llevan siglos diciéndolo, un vampiro y una bruja no deben jamás compartir las mismas sábanas pero, ¿quién podría resistirse a una bruja dispuesta a no usar la magia y un vampiro decidido a llevarle la contraria a sus instintos? Diana y Matthew son una pareja mágicamente imposible pero con una gran asignatura en común: la historia. Ella es una devota los libros que acaba de encontrar un manuscrito perdido. Él, un vampiro con más siglos a sus espaldas que la primera biblia. El Descubrimiento de las Brujas no solo será el encargado de unirlos sino también de poner en peligro sus vidas y las de aquellos que se atrevan a apoyarlos.

Opinión  Personal:  Es  una  buena  novela con  personajes  sólidos  y muy bien hechos.  la  investigación  de la misma  es  muy meticulosa,   y  a mi me  paso que a  ratos  me aburrió un poco .  Pero  a pesar  d todo la recomiendo y terminare la trilogía 
Les deseo una  genial  semana



lunes, 17 de septiembre de 2018

Cambio de Look

Hola  ¿  cómo  están?  Les cuento que  ya me  canse   de mi  anterior  look  y  cambien por  este  un poco  más  misterioso.  Esperó que les  guste.  Les mando un  beso y les deseo un genial semana












  

viernes, 14 de septiembre de 2018

Lágrimas de Luna. Capítulo 19 ( Segunda parte)

Hola  ¿cómo están?   Hoy les traigo un emocionante  capítulo esperó que les  guste. 

Capítulo  19 


Nadie  dijo nada.
Firond   se mostró  fastidiado  por la  poca atención.
— Si les importa  tan poco sus  amigos —. Iba a  marcharse cuando  Lin  lo  detuvo—.   Finrod, deja  de ser  tan melodramático  ¿En qué consiste? 
— Tendremos  una  trampa  a  Úvatar  la  humana  nos  ayudará  será  un señuelo perfecto. 
Sebastián  y  Zahra  gritaron al mismo  tiempo —  No.
Amelia  se alejó  de  su  pareja  y   fue  hacia  el   curador  con  cara  de  ganso.
— ¿Qué  debo hacer?
— Sígueme  humana —  Amelia  caminó  junto  a él  sin mirar   a   Sebastián  por  miedo  de  acobardarse y  dejar  que  su hermana  fuera   presa  de Úvatar.
Sebastián  camino  a su lado estaba  disgustado,  pero  decidido  apoyarla  y protegerla.  Toco  su hombro  y  le  sonrió    mirándola  a los  ojos  expresando  todo  su amor  sin decir  una  sola palabra.
Lin  furiosa junto  a  Zahra    les  cortaron el camino.
—Es muy peligroso.
Firond  las  miró con toda la petulancia   que le fue  posible  ,  agradeciendo  que  no estaba   Ágata  junto a  ellas.
—   Es más peligroso   quedarnos  sin hacer  nada.  Amras  no durará mucho  y él   proseguirá  con sus planes  utilizando  a   humana   más  joven.   Mejor  es morir peleando   que...
Ágata  apareció  de improviso  —  Ya  cállate,  que  vamos  a morir  y  tú  vas  a  seguir  hablando  y hablando   hasta  convertirnos  en polvo.
Firond se  estremeció  e  hizo  una mueca      como si fuera  un niño malcriado pero   dejó  de hablar.
Anduvo unos  cuantos pasos  a una habitación  que  él  unas  horas antes  había  cerrado.  Cuando  la  abrió entraron en tropel  Amelia  ,  Lin  Zahra,  Luke,  Ágata,  Sebastián  y  Amelia.
Finrond con  voz  engreída  dijo —  No molesten,  genio  trabajando.  No hablen, ni piensen y no  se  atraviesen en mi camino.  Quiero silencio absoluto .  La  humana  y Amras  depende  de eso.
Ágata  le  gruñó  y  Firond   se  fue al otro extremo para empezar a  trabajar en su  arma.


Amelia  estaba  defraudada, la habitación  era normal  parecía  una  pequeña  biblioteca. Hasta  había          una bufanda a medio  tejer  que  Lin recogió  con  algo de  vergüenza.  Firond  se  acercó a un espejo  enorme    cubierto   de  oro  cuando lo  tocó  la habitación  se  oscureció  y     la  banda sonora  de la  guerra  de las  galaxias  empezó a  sonar.   Amelia vislumbró           varios planetas  y estrellas;   hasta  el planeta  de la muerte  se encontraba     en el horizonte.
Amelia se  puso  a  temblar   al saber que el futuro de su hermana  estaba  en manos  de  un friki  de la  guerra  de las  galaxias.  Amelia sintió un  jalón  y  como si  alguien le  derrama      un   balde  de agua  en la cabeza.  Luego oyó   la  voz  del médico susurrando —.  Piensa  en tu hermana, concéntrate  en  ella.  Cuando  oigas  mi señal  sal  corriendo.
—¿Cuál  señal?
Finrond  no respondió.   La  banda  sonora  de la  guerra  de las  galaxias  fue  su única  respuesta.  Amelia  oyó los  acordes  e  hizo   lo Firond   le  dijo.
Pensó  en  Ana  en su sonrisa,  en sus  ojos   en  la forma en la que  caminaba  y en otras  cosas más...
De  repente  pudo  ver  a  su hermana  también sintió la presencia  de  Úvatar . Por      tonto que  fuera  sentía  que la música  le protegía  recordó  ver la película en compañía  de su madre  y de su hermana.  El espíritu  de  su madre  estaba  con las  dos.
Amelia tuvo la  certeza  que  iba   a  salvar  a  su hermana. De  repente  oyó la  voz  de  Finrond
—Utiliza la Fuerza, Luke. Déjate llevar, Luke. 
Amelia  pudo sentir  que estaba   junto a  su hermana       tomó  su mano y salió corriendo.
Ana estaba  confundida  pensó  que  iba a morir   apenas podía respirar  y mucho menos moverse  hasta que oyó la   banda sonora  de la  guerra  de las  galaxias. Lo primero  que   tuvo en mente  fue  que  se estaba  volviendo loca.  Fue  cuando miró  a su  hermana   y  ella  intentó  tocarla  falló dos  veces  y a  la  tercera  lo consiguió.
Ana   creyó  que estaba  en  un sueño hasta que sintió que era  jaloneada   junto  a sus   otros  amigos. Amras  también se emocionó  al  oír  la  guerra  de las  galaxias  supo  que  Firond   lo estaba  rescatando  solo a  él  se  le podía ver  esas  porquerías  del mundo humano y ufanarse de ello.
Úvatar oyó la música   y supo  que  pronto  tendría  Amelia  dejó  que contacte  con su hermana  por  unos segundos  y  luego     capturó  a las  dos hermanas.            Pero  en  lugar  de     obtener a  Amelia      en sus  manos  estaba            un pequeño planeta  muerte  y una  voz  horrible  gritó  — Tonto,  caíste.
El  planeta  empezó  a  crecer  succionando su  fuerza  vital,  otra  vez  había  fallado. Miró partir a   Amelia  a salvo  con sus  amigos  a un destino desconocido  con el corazón destrozado.    
Una  luz   brillante cegó a  Amelia   los  oídos parecían que le  iban  a  explotar  y   tenía  ganas  de  vomitar,  pero lo único que hizo fue  abrazar  a  su hermana.  Por  fin estaban  a salvo  de  Úvatar.  Sintió  que  alguien  le empujaba  era  el molesto   médico  que     con  su máquina  salvo a  Ana.
— Quítate del medio aún corremos peligro.
Amelia  y  Ana     caminaron   hacia  un lado fue difícil ya  que ella tuvo  que  desmontar  al  dragón.   Amras  y los  demás  entraron  al portal  de  la isla  Iske  algo escépticos,  pero felices.
Todos  empezaron a  hablar    y  el pequeño  cuanto  estaba   tan atestado de  gente  que  era  una locura.  Firond  no  podía  trabajar  con ruido  por más que  gritaba que  se  callen todos.  Nadie le  hacía  caso.


En  esa  confusión  Luisa aprovechó  para  entrar en la habitación   ese  espejo  era  la  salida  de ese  lugar  olvidado por  dios  pensó con temor. Salió corriendo por  miedo  a  que  fuera detenida  golpeó al   tipo con  cara  de  ganso  y salto al  vació.
 Amelia  estaba    presentando   a  Zahra  con su hermana,  de reojo       miró una  sombra.  Se  volteó  para  ver  a   doña  Luisa  corriendo   y  saltando  al espejo pero  fue demasiado tarde  ella    saltó al vacío.
Úvatar  pensó   que todo  acabó  cuando   sintió  un  alma  y   solo necesitaba eso para  destruir  la  ridícula  cárcel  que lo   tenía atrapado.  Succiono la fuerza  vital  de la humana  vieja     con  prisa  luego         pudo sentir   a  Amelia en un portal  aún  abierto.
Con  rapidez  se  dirigió  hacia  allá   se  transformó en la  humana    y    saco su mano por  el portal   .             Amelia     con  Ana  miraron la mano  de su  vecina  y Amelia       le tomó  para  salvarla  de  Úvatar.
Firond  mareado se  frotó la  cabeza  y  gritó  — no .
Sin  embargo,   Úvatar  arrastró  a  Amelia  junto  a  él.  Sebastián  se aproximó  a  salvarla   pero el  demonio  elfo le  mandó una estaca  al corazón   y lo  mató.  Zahra aprovechó que  todos observaban a  Sebastián morir para saltar  al vació  en busca  de  Amelia.

Esperó que  les haya  gustado.   Les deseo un genial  fin de semana.









miércoles, 12 de septiembre de 2018

Hablemos de libros. Las puertas de las tinieblas de Massimo Pietroselli

Hola  ¿cómo  están?  Hoy les traigo un  buen libro  de misterio  con  una  excelente  ambientación.

 Las puertas  de las  tinieblas


Roma, 1875. Italia acaba de ser reunificada y Roma se ha convertido en capital del Reino, aunque sigue siendo escenario de dos mundos: el de la modernidad bancaria y política, y el de la miseria del hampa. 

En esta atmósfera, tres crímenes sacuden a la ciudad: durante el carnaval, Rafael Sonzogno, director del periódico La Capitale, es asesinado a puñaladas. Seis meses después, el hallazgo del cuerpo de un niño marcado con el símbolo de la doble W, el cadáver de una vieja mendiga rescatado del Tíber y la desaparición de Guido Tremolaterra, periodista y autor de éxito con la novela El misterio del doctor Bellacuccia, obligan al jefe de policía a crear dos grupos de investigación. El inspector Archibugi, admirador de Fouché y las nuevas técnicas de indagación como el uso de la fotografía y la búsqueda de huellas, se hace cargo de la desaparición del escritor. Mientras que el veterano Quadraccia se interna en los barrios pobres, dominados por bandas de justicieros, en busca de noticias sobre la anciana y el niño. La rivalidad entre los dos inspectores dificultará el esclarecimiento de los hechos, que parece tener como denominador común el horror literario de Edgar Allan Poe y que encubre una trama de corrupción política, económica y mediática de alto nivel.

Opinión  Personal.  Es un  gran libro para las que nos  gustan  los misteriosos , la intriga   política  y  sobre  todo    la historia.  Con una  buena  ambientación  y personajes  muy  definidos   es  un libro  que   los  hará  disfrutar  de su lectura. 
   







lunes, 10 de septiembre de 2018

Buena semana

Hola  ¿cómo están?  Ando  con un poco  de pereza para poner u na gran entrada.  Así que  solo les dejó este pensamiento y les  deseo una  buena semana.






viernes, 7 de septiembre de 2018

Lágrimas de Luna. Capítulo 19. ( Primera parte)

Hola ¿cómo están?  Hoy  sabrán  si  Úvatar   logra  o no su objetivo de  raptar a  Amelia y a  Ana.

Capítulo  19




Ana   deseó   taparse  los oídos por  los  gritos   de  Ramoncito mas  sus manos se sujetaron  al    misterioso hombre  que les  salvó  para no caerse   de la moto  .  No  comprendía  cómo   no  fueron atrapados aún;  una  enorme  serpiente  de tres  cabezas  los perseguía  mientras  ellos transitaban  por  un  camino  de hielo  que  cada  vez   era  más  corto y accidentado.  Un viento helado hizo que los  dedos  de  Ana  se  congelen  y  casi  se  caiga de  su   vehículo .  Miró a  Ramoncito    temblar  y  tener  problemas  en  sujetarse   del  hombre  rubio  que  transportaba a  su  amigo. 
El rubio  rezongó  con un acento marcado —.  Estamos  a punto   de  quedarnos  sin   energía.  ¿Otra  idea  genial ?
Blake quería   golpear   al  vampiro  , pero     solo podían  huir  y esperar  por la ayuda que  su hermano  prometió. No  tenía  idea  de cuánto  podrían sobrevivir  a  ese  ritmo. La oscuridad y el ambiente opresivo preponderaron   sobre  ellos.  Apenas  podía  ver  algo  por  medio  de las luces  de las motos.  La energía    de  sus  armas  y   la  gasolina  de sus  vehículos  estaba  a  punto de  terminar.  Todos   temían  estar   pronto estarían a  merced  de las  sombras o  de  Azidahaka. El  horrible demonio  los  acechaba   sin   censar   en el empeño de  destruirlos.  Con  el tronar  de   sus dedos  conjuro  varios  tornados  y   con su cuerpo  voluminoso   hizo que  la tierra tiemble .
Azidahaka    estaba  temeroso de la  reacción  de  Úvatar  si  fallaba.  Le inquietaba   que   fuera  destruido  cada  día  estaba  más  débil  y  dependía  del  demonio  elfo  para  todo.  Estaba  harto  de  ser  pusilánime  ,  de  no ser más  que  un peón  de  no ser  ni siquiera  una  voz. Era  un  chiste  alguien , del que  se olvidan al instante. Le  dolió  que nadie  sospechara  de  él  solo era  una  sombra,  pero  hasta  el ser  más  insignificante  podía destruir     al  demonio más poderoso.  Era  hora que  se  alzara  de la oscuridad ,  era el momento preciso para que Azidahaka   el demonio   de tres  cabezas  despierte  y  comience  el apocalipsis.
Azidahaka  gritó de forma  gutural antes  de  separarse  en tres  terribles  demonios :  uno  era   serpiente  enorme   de  hielo  que  creó  una  barrera  impidiendo   que      Ana  y  sus amigos pudieran escapar.
El  otro   demonio    estaba  hecho   de  electricidad y  absorbió la  energía  de  las  armas que  crearon el  campo  de  hielo que  protegía  a  Blake,  Ana  Helmunt y  Ramoncito.
Ana  no tuvo  tiempo  de  asimilar   lo que estaba  ocurriendo porque  sintió   unos tentáculos  que    jalaban su pie  izquierdo.  Mientras  Blake   intentaba ayudarla  a  escapar  de  Azidahaka. Helmunt  se  lanzó   con su  moto para  atropellar   a las  serpientes  mientras  Ramoncito    perdió la  voz  del susto.
El  remedio   fue  peor  que  la enfermedad,  ya que los  tentáculos   los  atraparon.
— ¿Qué  tienes   en el cerebro?  ¿Aserrín?
— Por  lo menos  yo  hice  algo más  útil  que  tú.

Blake estaba  tan indignado y  ocupado que apenas  podía  hablar. Si  seguía  así las  cosas  Ana  iba  a   ser  capturada  por  Azidahaka. Un  fuego abrasador     hizo que la  chica  gimiera,   además de  todo  iba  a  ser quemada.  Espero  tener  un  gran  dolor,   pero  nada   ocurrió  solo  su   ropa  se quedó algo  chamuscada.  Lo  mejor  de  todo          fue  que   pudo liberarse  de  los tentáculos corrió  a los   brazos   de  Blake.  Ramoncito  no dejaba  de  gritar  , mientras  las lágrimas   corrían  por  su  rostro  al  ver  su   chaqueta         destruida. Helmunt ,  Ana,  Blake  y  Ramoncito     se quedaron  agazapados       en  un círculo  a punto de  ser  absorbidos  por   las  sombras.         Una barrera  de fuego los  rodeaba impidiendo  que  los  tentáculos        de  Azidahaka  los  alcanzaran  el demonio  frustrado  empezó   a  enterrarse  bajo  tierra   para poder  cazar  a su presa.
Blake pensó que estaban perdidos  hasta  que  vio   a  Idris           en el horizonte . Fue él  quien mandó la   barrera de  fuego mágico para protegerlos. Los otros  dragones    hacían  una  barrera mágica para que las  sombras  no avancen
—¡Mierda! Ahora nos  ataca  un dragón.
Helmunt  suspiró de alivio —. Ese  dragón  es amigo.
Ramoncito   miró  con tristeza  su  chaqueta — ni tanto ,  ese    demonio arruinó mi ropa.
Helmunt  con despreció  observó  el  horrible  traje  de  Ramoncito   —  no  se perdió mucho.
Ramoncito  frunció  el  ceño —  Estu...— se quedó  boquiabierto al mirar  a un enorme  dragón  blanco  acercarse hacia  ellos.  Azidahaka  no iba a dejar  que un tonto  dragón        le  quitará    la  victoria   que estaba  a punto de conseguir. Idris      le  mandó  un  rayo        de color  verde    que  tenía  un  gas  venenoso  y paralizó a  Azidahaka  por  un  momento.

Aunque   odiaba  que los humanos   o   cualquier  ser  de  otra  raza   se montara  en su   espalda  Amras  hizo que  los humanos   se  apresuren a  hacerlo  era  la  única forma  de  escapar. Cuando   el  ser con  extraña  vestimenta se  sentó  en su lomo,  el  dragón  sintió  la  presencia  de  Úvatar.
Idris tenía  una pelea  a muerte  con  Azidahaka  a lo lejos   se  observaba  una batalla con rayos,  roca   fuego y hielo. Con premura  conjuro  un campo  de   fuerza  para  poder  escapar   a la  isla  de  Skipe. Sin  embargo,  fue  demasiado  lento Úvatar   ya  estaba tratando  de    acabar  con  la puerta que   construyó.  Mandó   varios  tornados  que  amenazaban   con  tragar   a  Amras  y   sus protegidos.  El  viento era  tan fuerte que   Ana  apenas  podía  sostenerse,  con miedo pensó que nunca  iba  a  volver a  ver  a su hermana. Amras  era   un  ser  viejo con mucho  conocimiento y no   iba a dejar  que  lo venciera    ese   demonio tan patético  y despreciable.   Con  todo  su poder conjuró  la puerta   para  que pudieran escapar  sonrió  al  ver  la   expresión de  rabia  de  Úvatar.
No  espero  que    el demonio elfo  se  convirtiera  en niebla  y  atravesará   con mucho  dolor  las distintas protecciones que Amnras colocaron para  no dejarle  pasar.  Uvatar por  un   instante  creyó  que  estuvo a punto  de morir,  mas  era  eterno  estaba  en todo y  era  la nada   no  podía ser  eliminado    era  casi un dios.  Solo necesitaba  el alma  de   Amelia  para    serlo definitivamente. 
Amnras  no   podía  ingresar  en el castillo, ni podía  escapar  estaba  en  una especie  de limbo  que  Úvatar   había  diseñado. Ana y los otros que estaban en el lomo de Amnras  no sabía  que hacer  un olor  extraño  apenas  los   dejaba  respirar  y  si seguían  en ese  lugar pronto  iban a morir.
Amelia   oyó unos  grandes  garras  rasgar  la piedra  del  castillo   .  Un  escalofrío  en su espalda   comunicó que  Úvatar  se encontraba  cerca.  Ella  y  Sebastián estaban en  una habitación  mirando como se  encontraba  doña  Luisa.  



Minutos antes les ofrecieron un poco de té, pero  Amelia  estaba  tan  preocupada que nada  le  pasaba  por la garganta  con la   excusa    de  ir  a  ver como se encontraba  su  vecina  se  retiró   del comedor  en donde la mayoría  del  castillo   se  hallaba comiendo algo.  Sebastián  fue junto a  ella para  tranquilizarla y  hacerle  compañía. 
Sebastián  tomó  a  Amelia   entre  sus  brazos;  pensó  que  ella  se  iba a  desmayar  .  Su   novia  se  encontraba  pálida y cuando la  tocó pudo  percibir  que  ella  temblaba  y  estaba  muy  asustada.
—  ¿Qué pasa?
— Úvatar  está  aquí. Viene    por mí.
Sebastián    abrazó   a  Amelia —  no  dejaré que nada malo  te pase.
En ese  momento Zahra y  la  mujer  asiática  entraron. El  rostro de  la pariente  de  Amelia  era   gris  y  se  notaba  que estaba  preocupada.  Pero  fue la mujer  que  le  acompañaba  la que  hablo.
—  Úvatar  desea  entrar  en el castillo,  es  preciso que  se  trasladen a  un sitio  seguro.
Amelia  aún  en los  brazos  de  su pareja   y  con  el rostro  ocultando   su miedo  no  dijo  nada. Sebastián  acarició  la  espalda  de   su  amada para darle   consuelo  y  preguntó — ¿ Saben  algo  de  Ana  y  Ramoncito?
Luisa  se  despertó  al oír  el  nombre  de su hijo,  pero  se hizo la   dormida  por  miedo que  algunos  de los   seres  extraños   que la secuestraron le  hicieran  algo. Así  que espero  en  silencio para  saber   qué pasaba  con su hijo.
—Ana  y  Ramoncito están en peligro  — respondió  Zahra.
Amelia  dejó  de  abrazar  a  Sebastián.  Su rostro estaba lleno de lágrimas    miró  decidida  a  las  dos mujeres.
—No  me marcharé   a ningún sitio mientras  mi hermana  esté en peligro.  Haré  cualquier cosa para  salvarla. 
No  se dieron cuenta de que  alguien  entraba   a  la  habitación  sigilosamente. Era   Firond  junto  a  Luke  que  se   hallaba  un poco mejor  después   del  ataque  de Úvatar.
—Tengo un plan,  es arriesgado.

Esperó que les  haya  gustado  el fragmento. La otra semana  sabrán si el plan de  Firond   da  frutos  o no. 
Les deseo un buen fin de semana 









Related Posts with Thumbnails