Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

jueves, 11 de marzo de 2010

Capitulo 44




Medidas desesperadas


Arik grito-Noooooooooooooooooooooooooo, llanic.

Darius se acerco cojeando. -Aun esta con vida ay que actuar pronto.

Arik iba a tocarla.- No lo hagas simio. Pero si quieres morir adelante.

-Hay posibilidades de salvarla y cerrar la puerta. Pregunto Ariel.

-Solo la portadora del cristal. Puede cerrarla pero creo que si. Hay que actuar pronto.

Darius miro la piedra de corazón que colgaba el cuello de Arik. Y sonrió

Se acerco Arik y le quito el collar. .Con esto. Tenemos alguna posibilidad de que no se transforme en kut.

Gregory fue a ver si Ariel estaba bien y que posibilidades había de salvar a Diana cuando oyó un gemido. Era su hermana Yusbel. Se arrodillo a tomarla entre sus brazos.


-Hermana

Ariel fue a su lado. –Esta viva sobrevivirá. Otto tendrá que verla vamos Gregory acompáñame. Como un sonámbulo lo hizo. Cogido de su mano.

Los hombres recogieron a las otras chicas por instrucciones de Ariel

Arik la acompañaba mirándola sin decir nada. Darius coloco a Diana en una camilla pero no dejo que la llevaran.

Hablo con Ariel quien estaba hecho cargo de todo. Ya que Gregory no se despegaba de su hermana.

-Necesito que limpien esto rápidamente y coloque flores con el agua más cristalina. Tenemos que limpiar la maldad de Kut.

-Algo más.

-Habla con Gregory solo a ti te escuchara tiene que luchar solo él puede dirigir a su gente. Ariel perdóname. Sé que no tengo perdón te perseguí, pero creí en sus mentiras

-No hay tiempo para eso.

-Trata de evacuar a los niños. Todo el que pueda pelear dale un arma. Tal vez ganemos tiempo. Mándame a los mejores curadores que conozcas y a los hechiceros más fuertes. Pronto empezare el ritual.

Cuando Darius y Arik se quedaron solos.

-Simio necesito tu ayuda. Solo hay una posibilidad de salvarla y es conectándome a ella. Mágicamente hablando ella y yo estaremos entrelazados.

Entonces ella se dará cuenta que soy su compañero. Su verdadera pareja quiero que la dejes que no vuelvas a buscarla más.

Arik, le gruño y miro a Diana descansado en una camilla con la piel volviéndose negra y sus manos transformándose en tentáculos.

-Aceptare pero con una condición. Déjela a ella decidir, yo me marchare no le diré nada sin embargo, si ella te rechaza y me busca la dejaras en paz, no la molestaras más.

Darius, la miro ella era la salvación. Estaba seguro que cuando la salvara lo elegirá a él.

-Acepto. Tienes mi palabra de honor.

Arik se acerco a lado de Diana. -Siempre te esperare mi llanic. Y con eso se fue.

El cuarto donde estaban Diana y Darius empezó a iluminarse con grandes bolas de cristal. Habían traído todo tipo de flores y cristales de poder. La puerta aun esta a mitad de abrirse.

Casi todas las mujeres del castillo con algo de magia fueron a la habitación Entre ellas también estaban Annia y las otras mujeres ai. Cantando haciendo crecer vida para vencer a la muerte negra.

Ariel no habia tenido ni un minuto de paz. Gregory estaba con su hermana culpándose. Mientras ella se encargaba de todo.

Pero ella lo necesitaba a él. Fue al cuarto de Yusbel. Ahí sosteniendo su mano estaba Gregory con la cara desencajada.

-Gregory se va recuperar. Es fuerte y yo estaré junto a ti para ayudarte.

Nadie respondió.

Se acerco y lo abrazo.

-Tu pueblo te necesita pero sobre todo yo te necesito. Mírame.

-No se que hacer. Me equivoque no pude darme cuenta y salvarla no soy nada, no puedo seguir
.
- No digas eso. Si la salvaste va vivir. Gregory tu has sido mi asidero no estaría viva sin ti. No soy nada sin ti.


He luchado tanto trabaje en la orden por ti. Y a pesar de que eres príncipe y que sé. Que no tengo derecho, que eres un hombre prohibido para una mujer simple como yo, no pude evitarlo me enamore de ti y te ame. Todavía te amo.

Por favor solo lucha junto a mí. Maldita sea reacciona, sé el hombre del que me enamore, al que amo profundamente. Si vamos a morir que sea juntos y luchando. Sin arrepentimientos y con eso lo beso.

Al principio fue un beso tímido solo saboreado su labios pero Gregory los abrió con fiereza prologando su beso haciéndolo más intenso.

Era muy diferente al primer beso que se dieron cuando aun eran uno niños. Antes de que empezara toda esa pesadilla.

Él la estrecho tanto que apenas respiraba su mano recorrían su espalda mientras las de ella jugaban con su pelo.

Se separaron por ambos no podía respirar.

-Te he amado desde siempre Gregory por favor no me dejes.

-Yo también te amo más de lo que puedas imaginar. Vamos amor mió ay una pelea que ganar. Ahora que estamos juntos no podemos perder.

Miro a Yusbel y dijo.-Te salvare hermana.

Y fueron cogidos de la mano. Ariel pensaba que había cometido un error su pobre corazón nunca resistiría separase de él y eso era cuestión de tiempo Gregory era un príncipe y ella era un mestiza don nadie.

Arik busco a sus hombres. Muchas tribus ai le dieron su respaldo hasta Garnier tenia a sumando cientos de mercenarios y sus amigos de la hermandad de los ladrones llegaron. Moley de Brinsi Rafael Santinni y otros de los que solo había oido.

Ariel dirigiría a la gente de la orden negra. Gregory a los soldados. Darius entro con las tropas de la orden blanca y les dijo que Ariel era su nueva señora, ella se quedo sorprendida ya que siempre se habían odiado desde el primer día que se conocieron

-Parece que es el fin del mundo. Si crees que debo ocupar tu lugar

Darius la miro y le dijo.

- Tal vez sea nuestro último día aunque siempre has sido una buena hechicera, como tu padre, si no puedes estar junto a mí salvando a Diana y cerrando la puerta. Debes dirigir las tropas de ataque.

Gregory miro a los hombres y mujeres en la sala.

-A pelear por Sivcar.

-Por Sivcar gritaron.

Los hombres estaban reunidos preparándose a pelear.

Un nube negra colapsaba el ambiente miles de dragones negros y kuts surcaban los cielos y la tierra.

Los hombres repelían a los monstruos que los superaban en tamaño y fuerza, pero estaban perdiendo la pelea.

En el palacio junto al portal abierto las mujeres rezaban a la diosa. Encabezadas por Magda.

Darius estaba vestido todo de blanco llevaba el corazón de cristal. Lo deposito en el corazón de su dueña que grito.

Se acostó en una cama a su lado y se puso en trance.

-Diana me escuchas.

Ella no respondía su mundo estaba en un mundo, negro lleno de oscuridad que la dominaba. Su espíritu, estaba empezado a morir oyó la voz lejana de Diaruis pero ella esperaba Arik lo necesitaba a él si iba morir quería verlo una vez más.

-Arik te amo, te necesito grito.

Pero de pronto una luz ilumino.

–Llévanos a nuestro hogar. Solo tú puedes ayudarnos. Enciérralos de nuevo.

Arik pensaba que pronto iba morir. Mejores guerreros estaban muertos la oscuridad dominaba todo parecía que iban peder.

Entonces oyó la voz de Diana llamándolo. Sosteniendo su anillo se preparo para pelear no iba morir ella lo esperaba.

-Lucha mi llanic. -Dijo y fue al ataque.

Una luz blanca ilumino el cielo. Coloreándolo no solo de blanco sino de todos lo colores. Flores y frutas perfumaron el ambiente.

Gregory lleno de sangre y cansado fue en busca de Ariel que corrió a sus brazos

-Viste que te dije que venceríamos monstruo.

Ella lo abrazo y beso con toda el alma. Mañana se ira para no verlo nunca más.

Arik vio a sus hombres lo hizo atender por los curadores y se fue a la cueva sin ver a ver a Diana cumpliendo la promesa a Darius.

Fue a la cueva para esperarla.

Y se quedo dormido.

Una mano lo despertó.

-Tardaste

-Pero me esperaste.

- Siempre llanic.

Y la estrecho en sus brazos.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails