Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 19 de marzo de 2010

Capitulo 8


Capitulo 8

Conociéndose

Ameli aun seguía nerviosa no solo por los extraños incidentes y accidentes que le estaban pasando .Era la primera cita que tendría con Sebastián, estaba muy nerviosa temía que pensara que era una chica fácil por ni bien encontrarlo dos meses después de conocerlo, lo beso.

En la mañana hablaron pero todo el tiempo estuvieron con Eli, ahora en la noche ella tendría una cita. Se miro al espejo muy nerviosa apenas tenía hambre y nada parecía quedarle bien

Tocaron a la puerta de la casa ella salio, las manos le sudaban, había dicho a sus padres que salía con unos amigos al cine. Sebastián se le quedo mirando como embobado, estaba más hermosa que ayer en la noche o esa mañana.

-Hola -dijeron al mismo tiempo, muy nerviosos.

-¿A dónde iremos?

Caminaron a un multicine había un gran cola, apenas habían hablado en todo el trayecto. Ambos parecían muy diferentes esta noche.

Sebastián estaba loco de deseo pero no quería, que ella creyera que la veía como objeto. Sin embargo solo tenía que ver su manos, o sentir el calor de su piel, o oler su perfume para ponerse duro y lleno deseo. Como quería besarla de nuevo, perderse en su piel.

Sin embargo no hizo eso, se sentó a su lado y empezó a ver la película, por que cada vez que intentaba hablar con se le quedaba mirando la boca y recordaba la noche anterior.


Ameli apenas veía la película solo pensaba en la noche anterior en aquel beso. Miro a Sebastián y le susurro

-Podemos irnos

Sebastián sintió que la tierra se le abría, ella se estaba aburriendo, tal vez no le diera otra oportunidad de verla.

-Bueno, ¿Quieres regresar a tu casa?

-No, pero.

-Solo

-¿Qué? ¿A dónde vamos?

-No sé, solo quiero irme de aquí.

-¿Quieres ir a comer algo?

-No

Bastian la miraba sin saber que hacer. Luego ella le tomo de la mano y le dijo

-Caminemos Sebastián lo único que quiero es conocerte, hablar contigo

Al principio ninguno dijo nada solo caminaron por las calles estrechas, él sentía el calor de su mano, su olor a fresa y dejo de preocuparse. Ella era la mujer tanto había soñado nada podía salir mal.

-Sabes aun no puedo olvidar anoche, nunca me he sentido tan conectado a nadie como me paso contigo.

Ameli miro al suelo y casi murmurando dijo.

-A mi me pasa lo mismo, no voy besando a chicos que apenas conozco en la calle.

-Eso podemos repararlo

-¿Qué? -Dijo Ameli confundida.

-Confía en mi, le contesto él estrechándole la mano.- Me llamo Sebastián, odio que me diga por Sebas por que me recuerdo a seboso, amo la pizza, tengo una hermana de 15 años

Ameli solo le apretó la mano en respuesta y siguió caminado.

Hablaron toda la noche, felices ambos sabían que estaban, hechos el uno para el otro. Llegaron casi a media noche y Ameli se sentía en un sueño o un cuento de hadas nada podía estropear su futuro junto a Sebastián.

Ameli no sabía que Lucuis la observa y preparaba un nuevo ataque En su contra, seguro pronto la mataría y obtendría su poder.

1 comentario:

Ade dijo...

Que bonito es el amor y viniendo de estos dos, más todavía.

Anda que yo le tenía manía a Vanesa, pero Lucius la está superando al 100%.

Related Posts with Thumbnails