Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 27 de mayo de 2011

El ladrón y la princesa. Capitulo 20

>

Bueno ¿ como están?. Aquí les mando un nuevo capitulo, me alegro que les gustara el anterior, estaba muy nerviosa por ese ya que cuando imagine la historia no lo había incluido. Espero que tengan un buen fin de semana y que les guste esta parte es una de mi favoritas, sin más que decir me despido.

Capitulo 20

Las cartas




Primer año

Tres días después.


Yusbel, estaba furiosa había intentado acercarse a Garnier en vano. Él la evitaba como la peste. Harta de estar en limbo, fue decidida al cuarto del ladrón. Había oído, que buscaba a una de sus mucamas. Así que fue a la habitación, cubierta con un velo negro de pies a cabeza.

Garnier se desnudaba, estaba a punto de bañarse cuando ella tocó la puerta. Vestido solo, con unos pantalones apretados de cuero, abrió la puerta. Ella, tembló y casi se ahoga al hablar. Él. lucía más flaco con una mirada de tristeza, pero aun así todo su ser lo deseaba, desde la punta del pelo hasta la punta de los pies.

─Supe, que necesitaba información de la princesa.

─Sí, ¿Cuánto deseas por dármela?

Ella, se puso a temblar feliz de tener el velo que ocultaba su mirada de tonta. Casi no podía hablar y menos fingir su voz. Respiro, intentado calmarse y responder.

─Mi precio, es caro.

─Te daré cualquier suma que pidas. ─Dijo Garnier, medio desesperado y extrañándose que algo en la mujer que tenía tapado el rostro le recordaba a Yusbel.

Se acercó tanto a ella, que la princesa pensaba que le iba descubrir o que iba besarla ambas suposiciones la alteraban. Sin embargo, él no hizo nada eso, estuvo unos minutos cerca de ella y se alejó un poco alterado.

Yusbel un poco tímida y nerviosa chillo.

─Deseo, que conteste a lo que yo quiera preguntar. Soló, eso.

─¿Me estás chantajeando?

─No, me pidió mi precio. Si usted, no decide pagarlo es cosa suya. ─ Respondió Yusbel empezando a enojarse.

─¿Qué quieres saber?

─¿Por qué, le interesa tanto la princesa? ¿Y qué razón hizo que se marchara?

─No es asunto, tuyo muchacha.

─No soy una niña. Yo soy la que juzgo que me interesa y que no.

─Lo eres, estás, totalmente asustada por estar en mi cuarto. Si, me acerco, a ti nuevamente gritaras.

─No estoy asustada, ─ Dijo Yusbel intentado ser convincente. A pesar, de que temblaba y su voz era más parecida a la de un ratón asustado.

Garnier rió sin ganas.

Yusbel se puso de puntilla y muy cerca de él. Deseando besarlo, tanto que casi sus labios tocan los suyos. Nunca se había sentido tan mujer y con tanto miedo como en ese momento.Media aturdida y a punto de tirarlo a la cama y hacer, sólo lo que en sus más osados sueños imaginaba le dio un papel.

─Aquí tiene, mi dirección. Sí, está dispuesto a pagar mi precio escríbame. ─ Dijo, saliendo de la habitación.

─Por lo menos, dime tu nombre.

─Eso no le importa

Garnier se quedó con la dirección en la mano. Confundido y excitado. Era la primera vez desde que vio a Yusbel en una fotografía que una mujer lograba, despertar su deseo. Intento encontrarla pero ella se había ido.


Primera carta

Garnier

No sé, como escribirle, ni si quiera me ha dado su nombre. El motivo de mi carta, es saber como esta ella, por favor se lo suplico. Deme alguna información de la princesa.

Se lo agradecería su servidor
Garnier Lafrebre.


Yusbel

¿Comó le va señor Lafrabre? No puedo darle una información, ya que no ha pagado mi precio. Y mi nombre no le importa. Sino se ha dado cuenta de quién soy y es tan tonto y ciego como parece, será mejor que no me escriba.

La mujer sin nombre.


Tercera carta.


Garnier

Por favor, señorita desconocida no sea tan malcriada y no me llame tonto, ciego y otras cosas. Mis asuntos y deseos son privados ¿Por qué le interesa tanto, saber lo que siento por la princesa?


Su servidor
Garnier Lafrebre.

La princesa, voto y la carta al cesto de la basura y paseo furiosa. Luego de unos minutos la tomo y releyó de nuevo antes de contestar.

Yusbel

Discúlpeme, Señor Lafrebre. No fue mi intención ofenderlo. Pero, sabe mi precio. Le contaré algo de mí. Soy una mujer muy obstinada y cuando se mete algo en la cabeza no lo dejo fácilmente. Ya sabe mi deseo. Dígame lo que necesito saber.


La mujer sin nombre.


Séptima Carta


Garnier

Hasta cuando mujer sin corazón, no va atender mi suplica. Hoy por poco muero en una mina. No le pido que traicione a su ama. Solo le pido saber de ella, solo quiero que me diga si feliz.

Escríbame, pronto dándome su respuesta. Espero que se encuentre bien.

Su fiel servidor
Garnier Lafrebre.



Yusbel

Señor Lafebre, se me encogió el corazón saberlo en peligro. ¿Que anda buscando, con tanto afán? ¿Cuál es su interés en la princesa? ¿ ¿Por qué se fue? Y deje de decir, que no me incumbe. Si supiera cuanto me incumbe el asunto. Espero que no tenga ninguna herida. Por favor cuídese.


Su fiel servidora y sumamente preocupada.
La mujer sin nombre.

Garnier aun con quemaduras , casi se cae de la cama al leer, esa carta. Una parte de si esta casi convencido que era la princesa. Más su razón le indicaba que era un tontería. ¿Ella por qué deseaba escribirle? y sobretodo ¿porque mantener esa charada?

Leyó y releyó esa carta antes de contestar.


Novena Carta

Garnier

Señorita sin nombre, mi duda y mi único contacto con la princesa fue cuando le cuidaba. Ya le dije, que estoy bien y muchas gracias por preocuparse, por mi.

Pero exijo saber su interés, y si no me va dar la información. Ya me canse de escribirle. De otra forma me enterare, sobre ella. Lo único, que espero que se encuentre bien y lo mismo deseo para usted. Hubiera querido que me ayude y que se deje de tanto misterio y me cuente por que le incumbe mi relación, con la princesa.

A veces siento como si estuviera hablando con ella, pero no creo que pueda ser tan obstinada y cabeza dura.

Sabe, a pesar de que siempre. Sus cartas me sacan de quicio las extrañare.


Su fiel servidor

Garnier Lafebre


Yusbel

Señor Lafebre, no se como decir eso sin insultarlo, es un tonto y un cobarde. Solo por que se cierran las puertas. Usted, se rinde tan fácilmente.

Será un alivio, no recibir sus suplicas.

Sabe cuando lo conocí, pensé que era de los que nunca se da por vencido, me desilusiono. Usted, no se merece a la princesa.

Su desilusionada amiga.

La mujer sin nombre.

Garnier estaba de un humor imposible y era por esa maldita carta. Con furia, escribió la contestación.


Décima Carta

Garnier

¿Como, se atreve a decir que no merezco a la princesa? No sabe que la he amado desde ha 5 años. Desde el primer momento en que la vi. ¿Como se atreve a insultarme ? y decir, que no la merezco. Si la cuide muchas veces, sin dormir.

Desde que la he dejado, mi vida es un infierno. ¿ como se atreve, señorita presuntuosa a juzgarme? Por que la deje, por que lo hice por amor. No quería que tenga que estar por obligación conmigo.

Me arrastre la escribí un sin número de veces, y para que. Ella nunca me respondió. Tomo su decisión, ahora soy yo él le pido que no me escriba, señorita juzgona y sabelotodo.

Garnier Lafebre

La princesa casi se queda sin aliento al leer esa cata la sabía de memoria. Sin entender por qué razón no le decía la verdad escribió.


Yusbel

Gracias, por contestar mi pregunta, pero, por favor. No la deje, si supiera lo triste y sola que esta. La falta que le hace su música, como siempre sueña con usted.

Y, por favor, aunque me odie, y le parezca una sabelotodo sus cartas se ha convertido, en mi único alivio. La soledad y la oscuridad, me devoran. Usted es mi luz.


Su fiel servidora.


La mujer sin nombre.



Undécima Carta


Garnier

La verdad, sus cartas, también son necesarias, sé lo que es sentir como el nuevo día no significa nada. Usted, no es la única que se siente así.

Yo deseo tu amistad. ¿Puedo tutearte? Y también quisiera saber, porque tu interés en mi relación con la princesa.

Tu amigo Garnier.


Yusbel

Gracias, por escribirme de nuevo Garnier, y si lo puedes hacer tutearme. La princesa hoy esta muy triste, pero en mi corazón, se abrió una esperanza, y te debo decir que tú me has dado fe para creer en un nuevo mañana.

Y respondiendo a tu pregunta amo los finales felices y es lo único que pido de tu relación con la princesa.

Tú amiga,
La mujer sin nombre.


9 comentarios:

Anna ( princesa) dijo...

ohhh que capi Citu ¡ me encantó!
Siento no haber podido leer el otro, me ha surgido un improviso y vengo ahora del hospital, me he llevado un buen susto y bueno aun no estoy tranquila.
Espero que me entiendas.
Me fascina tu novela y espero leerla hasta el final.
En este capi me he quedado sin palabras, creo que las cartas todo lo dicen ¿no?
Un besote enorme, y ya sabes, que cuando quieras mi ayuda para eso me lo dices

Fibonacci dijo...

No se porqué estabas nerviosa, lo haces muy bien y da gusto leerte, además enganchas con la lectura y mira que yo no soy de este tipo de lectura...pero me gustan las tuyas...un besote preciosa

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda amiga...

Saludos!

Cam dijo...

Ahh!! Está hermosa la historia, quiero seguir leyendo. Necesito el proximo capi!!! Porfa no te demores en publicar :D
Cuidate

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
CITU

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Que bien, ya empezó el carteo y el fluir de una interesante amistad. Tenía ganas de que llegase este momento.

Besos cielo.

~Ade~

Wendy dijo...

Yusbel se muestra en estas cartas juguetona, caprichosa y testaruda, pobre Garnier, desde luego no se lo está poniendo nada fácil y él se lo está ganando, la quiere y no se deja vencer.
Feliz semana y besos.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Qué bonitas cartas... un pelín comprometidas ;-) je ,je... pero llenas de sentimientos!!
Bss... Citu feliz lunes y cuídate, amiga...

Alas para volar dijo...

Hola mi Citu

Este capítulo me ha gustado mucho, me has arrancado muchas sonrisas, jeje, que dos con sus cartas.

Estuvo muy bien este capí, me encantó.

Feliz semana!

Bss

Related Posts with Thumbnails