Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 27 de octubre de 2014

Leyenda de un amor prohibido

Hola, ¿cómo están?  yo ya me siento mejor.  Estuve  casi  cuatro  días  con  una jaqueca muy fuerte,  antes  que  nada  quería  agradecer  sus  muestras  de  cariños y  deseos   de que mejore  muchas  gracias

 

Como saben hace  algunos  días  les  conté sobre  el reto   por  Halloween  de  los  chicos  de  Acómpañame.


Cuando leí  de que  se trataba, no  sabía  muy  bien que  historia realizar  hasta  que me acorde  de una leyenda  que  oí  cuando  era  una niña.  Parte  de esa leyenda me inspiro para hacer   este  relato. Que  espero que les  guste.


Leyenda  de  un amor  prohibido


Un  viento frío helaba  la  habitación  de  Aurora,  a pesar  de  estar conectado el calefactor. Ella estaba  profundamente dormida    la manta blanca  que cubría   su cuerpo cayó  al suelo.  La  muchacha, sintió  una  respiración   en el cuello   y oyó  el  golpe  de  una pezuña   que  raspaba el piso.  No quería  despertarse; porque  soñaba  que  corría libre por  pastos   verdes,  en los  que  miraba  una gran luna  llena  en el cielo  oscuro y estrellado.  El clima  era  templado  muy diferente a Helsinki. Cuando estaba deambulando  en el  sueño  se  sentía libre y amada   alguien le acompañaba, pero no lo podía  ver ¿quién  era? Se  preguntó un sin número  de  veces  dormida  o despierta.
Oyó  un  bramido  que le hizo  saltar  de  su  cama. Cuando  se  despertó,  se encontró  que  el suelo  estaba   raspado   casi  destruido y había una  extraña  flor  roja  que ella nunca  había visto.  Curiosa  la   tomó  sin  saber  qué hacer  con ella.  Minutos  más tarde,  la dejó  en  la  mesita  de su dormitorio  y    fue  al  baño. Estaba  algo  mareada   mientras  se  lavaba  la  cara se  miró  al  espejo. Oyó  unos  pasos  por  el  rabillo  ojo  observó  un   cuerno blanco.  Gritó  asustada para   luego  voltear   y  descubrir  la habitación  vacía.   Se   puso   a  buscar  por  toda la casa sin encontrar  nada. Se sintió  algo  tonta  por estar  nerviosa  e  imaginar  cosas.
Fue   por  una taza  de  café  y  volvió  a  tomar   la  flor.  Todavía  era  de  madrugada  y  como ya no podía  dormir;  se  puso  a  investigar    por  la  internet.  Horas  más  tarde,  concluyó  que  la flor  se  llamaba  achera  y  era de América del Sur .


 No entendió, como aquella  planta   llegó    a su   departamento.   Ya  que  ella vivía  sola  y nadie le visito  en más  de una semana.  Se  arregló  apurada  temiendo llegar  tarde  a su  trabajo  de  secretaria.   Últimamente  se  sentía   presa  en  su  aburrida  vida.  A veces,  soñaba  despierta  con  un amor  eterno,  que  iba  más  allá  de   cualquier  barrera  y  del mismo  tiempo.  En  un  lugar  con llanuras  verdes,  cielos  azules   y  aire puro.  Otras  veces  se   imagina    calles  estrechas  e  iglesias   de  ensueño. Cuando pensaba  en ese  lugar,  a veces  por el  reflejo  de las   ventanas  miraba  la  figura  de  un  animal, que la acechaba  y  la  esperaba eternamente.
Estuvo  toda la mañana distraída,   a la  hora  de  comer  le  contó a Lumi ,  su  compañera   de  trabajo sobre  su  extraño sueño.  Lumi  apenas  le prestaba atención, ya  que estaba  más interesada  en lo iba  a comer.  Entraron  a  una  cafetería  repleta  de  gente.  Su  amiga le   hablaba  sobre  su  nueva  dieta. Caminaron  directo  a  la caja para  ver que   iban a consumir.  Había  una  cola  de  más  de diez personas. Aurora  oyó   un bramido  y  por  un momento  pudo  ver  a  un  toro  en  medio la multitud. El animal    iba  directo  a  hacia ella; la muchacha gritó  de miedo,  el toro desapareció del local.  Por  un momento  hubiera  preferido  que él la atacará  a  estar  siendo  observada  por  todo  el mundo.


Se  escapó  del  restaurante,  oyó  como  Lumi  la  llamaba,  pero no le importo.  Mientras  se  dirigía  afuera  de la  cafetería  se  preguntó  ¿ si estaba  loca?  Cuando  salió por la puerta del  local comercial   encontró  otra  flor  esta   era  de  color  blanco,  junto  a la planta  estaba    un    medallón  que le dio su madre.  Aurora  nunca  lo llevaba  puesto por  ser  muy  costoso. Tomó  ambas  cosas, llamó   a su jefe diciendo  que estaba indispuesta y  se  fue  a su casa.
Se  dio  un  baño,  luego  preparó  café y  se sentó  en  su   computadora    a  buscar  por  internet .  La  flor : era  un  Algarrobo  quiteño ,  se  daba  en  Ecuador.  Lo  siguiente   que  busco  en la internet  fue  información  sobre ese  país. Cuando  en la pantalla observó    imágenes  de la ciudad  de  Quito,  fue  como  si  hubiera  estado  antes  en ese lugar. 
Algo  asustada,   se paró   de   su  escritorio  y  fue    a la  ventana  apenas  podía  respirar.   Abrió la  ventana,   una  niebla    densa  entró   y  cubrió  toda la habitación.  Tembló     desde  la  cabeza  hasta  la punta  de  los pies; al  sentir   un frío helado.  De  la nada  cayeron  flores rojas    y  cuando  oyó   un  bramido supo    que   el toro  estaba   buscándola de  nuevo. Asustada  corrió  sin rumbo,  ya no  estaba     en su  apartamento.  Se encontraba  en  otra  época  transitado por  calles que nunca  había pisado. El  toro  de nuevo  estaba ahí.  Sus  ojos la devoraban como  si la conociera, y   aguardaba   a  que  ella  fuera   con  él. 


Aterrorizada  corrió  en sentido contrario.   Cruzo  calles estrechas  hasta  llegar  a una  casa  blanca   muy  hermosa.  Al  lado  izquierdo  tenía  un número el  1028.  Abrió  la puerta y  entró  en un patio  con una  hermosa  fuente  al lado derecho había  un  árbol  de manzano .    Una  anciana   se  le acercó y la llamó por  su nombre.
Aurora cerró los  ojos  confundida, minutos  después  se encontraba  en   el piso  de  su  sala. La  niebla  había  desaparecido y un extraño  olor  a flores  perduraba  en el ambiente.  Intento no pisar  las  flores  rojas ,  mientras  se  dirigía a la  computadora. Aurora  tenía la boca  seca y el  corazón  estaba  a punto  de estallar  en  mil pedazos.  Se  sentó en  una  silla  frente  a  su  computador.  Las manos  temblaban  mientras   sus  dedos  presionan el teclado.   Se  puso a   buscar  en internet   sobre   una  casa  en  Quito  con el número  1028. En  su búsqueda  encontró  que  se  refería  a una leyenda  de  Quito:  La  historia  de  bella  Aurora.  Sorprendida  leyó
“El Quito colonial era próspero y moderno para la época. Las casas eran hermosas, pero sobresalía la casa 1028, de propiedad de don Ramón y doña Isabel, cuyos apellidos jamás se llegaron a saber. La vivienda, ubicada en la esquina de las calles Guayaquil y Chile, tenía un portón de envidia y unas habitaciones decoradas con costosas alfombras. La pareja tenía una amada hija, Bella Aurora, que fue educada por los mejores maestros.
Una noche, Bella Aurora despertó gritando. Cuando llegaron sus padres, ella les dijo que había soñado con una corrida de toros y que salía al ruedo un impecable toro negro con frente blanca. Les contó que, a media faena, el toro alzó sus ojos al público y se fijó en ella.
Entonces el animal le dijo: — Bella Aurora, baja”


Aurora  tembló  casi toda  las noches  tenía  ese  sueño. En  ese  momento, supo que   no  era  un sueño.  El  toro   fue    a  buscarla  de  nuevo.  Oyó  como  unas pezuñas rasparon  sobre  el  piso de madera.  Luego  una  voz   grave  le  dijo  — Ven, bella Aurora.
Un  gran toro  negro  con la  frente  blanca   se  quedó parado  en  la puerta. Aurora  miró  al animal   y  en lugar  de  correr   fue   a donde  se  encontraba   el toro.  No  valía  de nada  huir  y  ella  ya  no quería hacerlo de nada  le  servía. Al principio,  estaba  temblando  de miedo. Hasta  que  miró  a los ojos  de toro y  supo que  se  dirigía  su destino. Iba    a  correr  libre    por  llanos   verdes  y estar  junto   a  su amor  eterno.
 Al  otro  día  Lumi  fue  a  buscar  a Aurora  y no la encontró,  solo hallo  flores  rojas  y    pelo negro   en   el piso. 


Espero  que les  haya  gustado  este relato,  lo hice  con mucho  cariño . Les  mando un beso,  se me cuidan  mucho  y  deseo que tengan  una  buena  semana 






14 comentarios:

Nena Kosta dijo...

Qué historia tan original y fantástica. Al final consiguió a su amor eterno pero, caramba, da un poco de yuyu la situación.
Me alegro de que ya estés recuperada, espero que tengas una buena semana.
Beso.

Aglaia Callia dijo...

Hola corazón, hermosa historia, te felicito, muchas gracias por compartirla. Espero que inicies la semana con mucho ánimo y muchas alegrías.

Un besazo.

Mela dijo...

Hola JP... Me alegra que estés mejor
El relato me ha gustado
Me imagino la sorpresa de Lumi cuando Aurora desapareció
Pero si Aurora dejó de tener miedo e iba hacia su destino sintiendo que iba a correr por llanuras verdes junto a su amor eterno... comprendo que se sintiera feliz
Una leyenda con muy buenos elementos fantásticos
Felicidades por el relato
También te deseo una buena semana
Besos

Cindy Groulx dijo...

Me gustó mucho la historia del toro fantasma, pero tal vez no tanto un fantasma.
Se dijo que si uno cree suficiente, un sueño puede convertirse en realidad. O bastante real a través de la imaginación.
Gracias por compartir JP usted. Tienen una gran semana

CRISTINA dijo...

Citu, es estupendo que entes recuperada las jaqueca son tan fastidiosas. La historia del toro, te quedo de lujo es fantástica.
Besitos, tu también cuídate!

JUAN FUENTES dijo...

Nuevamente tu amor por las letras.a comenzado a hilbanar una nuena história

Laura Peñafiel Manzanares dijo...

Una historia que a mí me ha recordado a las leyendas de Bécquer y que tiene tintes de los autores románticos del siglo XIX.
Un fuerte abrazo, Citu.

ARCOIRIS dijo...

Hola Citu, gracias por tu visita. Muy chula la historia te a quedado muy bien.
Besitos ♥

JUAN FUENTES dijo...

Al leer tus relatos,comienzo a entrar en tu mundo de fantasias

Yessy kan dijo...

Me encanto tu relato, mucho misterio en esta historia de amor, escalofriante pero muy tierna. Que horror que la historia se repitiera con Aurora.
Esa flor la conosco, es muy linda, y si no mal recuerdo la raiz de esta planta es comestible. La segunda Algarrobo no la he visto. !Genial, J.P!
Abrazos

Jessica dijo...

Me alegro que estés mejor. Ya somos unos cuantos los que participamos en el reto, es genial podeer leer relatos tan diferentes.

Un abrazo!

sabores compartidos dijo...

Bueno al menos curarte de la jaqueca te dio para hacer un bonito relato lleno de sueños o realidades segun se mire jejeje
Besotessssssssssssssssss

Mientras Leo dijo...

Un relato con una buena carga fantástica e incluso, con una enseñanza. Y con un gran final
Besos y gracias por compartirlo

Guille Silva dijo...

Me alegro que estés bien y escribiendo mi querida CITU. Te mando un beso grande.

Related Posts with Thumbnails