Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 23 de junio de 2017

Ilumina mi corazón . Capítulo 48 (segunda parte)

Hola  ¿cómo  están? Les  cuento que  este es  mi capítulo  final  de esta historia.  Espero que les  guste  y que les haya agradado  mi  relato.

Capítulo  48
Unos minutos  antes


Khalid  se sintió  mal  por  seguir  en el cielo  azul. Lo único que deseaba  era  estar  tomando un poco licor.  Su   garganta le picaba   y  su cuerpo  temblaba  de deseo por   ello.   Sin  embargo,    beber    no era  la solución   .  Últimamente   se  dejó dominar  por la  tristeza  y  desesperanza.   Aunque  no era  el momento  de  distraerse  con sus pensamientos   y   recuerdos.  No  podía  dejar    de   pensar  en su   última  conversación  con  Vanora.  Cuando  los hombres de ella iban a  raptar  a  Ana  y  a  Zahra.   Khalid  y ella se quedaron solos  en las  puertas  del cielo azul .
— No sé ¿ por qué  rayos  pierdo el tiempo  ?   A  ti desde que  Aher  y  Áxel  murieron  te importa  un rábano  este  lugar.    Solo haz estado  dos  veces  contando  esta.
Khalid   —  ya lo  sé.  Es que el dolor...
 Vanora     frunció  el  entrecejo  e  interrumpió  a  Khalid  —  Acoso  crees , que  yo  no  quería  a Aher.  No  fuiste  el único que la perdió.   A diferencia  de  ti,   en lugar  de  echarme    a llorar   y    a  maldecir  mi  suerte.   La tengo en mi corazón,    defiendo   su  mundo y  su labor.  Ahora  te  dejo porque  estoy ocupada   .  Vamos a  capturar  a  Úvatar  y  no puedo perder más  el tiempo.
— Quiero ayudar.
— No confió en ti,  para eso  y dudo   que  puedas  hacer  algo.   Apenas    puedes estar  en  pie  y  apestas.
Khalid,    bajo la  cabeza   desde  hace  un mes  que se  había  bañado   y  dejado la  botella de  whisky—.    Por  favor,   Vanora.
Vanora    puso los  ojos  en  blanco.   —  Lo lamentaré,  pero   ve  con  Adremelech  él  está     en los  jardines  de las almas  coordinando la seguridad  Menelik  y  Julieta.  Si ellos  te  dejan  podrás ayudar  a defender  el cielo  azul.  Te doy esta  oportunidad   por  Aher   ella  confiaba  en ti.   Sin  embargo, quiero algo a  cambio  .  Deseo  que  renuncies  y   le  dejes  tu llave a Brom  para que ocupe  tu  cargo.
— Vanora,  eso no  es  justo.
—  Justo.  Apenas estás   aquí.  No ayudado  en la recolección  de almas   o  en su seguridad  desde  del ataque  de  Úvatar.  No te pido un  sacrificio. Solo  hago legal    tu decisión.
Luego de decir  eso  ,  ella  se  fue  dejando  vacío el corazón  de  Khalid.


Por  primera  vez  se dio cuenta de que amaba  su   trabajo  y  el cielo  azul.  Adremelech  le  dio  otro  discurso  igual de  duro,  pero lo dejo  como    protector   de los  jardines     junto  a uno   de los  hombres  que  el entreno  para  seguridad  cuando    era  un simple  recolector.
Peter  era  un joven alto  con cara  cuadrada    y  una mandíbula  alargada .  Tenía  el cabello   café  oscuro   al igual  que sus  ojos.  Apenas  hablaba   y   siempre    miraba  al suelo.
Estuvieron  un   buen rato cuidado  el ala   sur  de los  jardines  cuando   empezó  la invasión.   Khalid  no estaba   en    la línea de acción  solo era  uno  de   los  equipos  de apoyo.  Se sentía  mal   ,  por  no estar  luchando  contra  Úvatar  para  defender  su mundo.
Deseo marcharse para  ver qué  ocurría.  Ya que en el lugar  que  estaban todo se encontraba  tranquilo.    Tanto que  Peter  bostezo     mientras    miraba    a   una  las  flores  renacer  .  Eso quería decir  que   pronto    un  ser  humano nuevo iba a existir.  Iba  a  cumplir  su labor  y  dar  su alma  al nuevo  ser  cuando, llegó  Menelik .
El recolector   era  un hombre  calvo  con una pequeña  barba  de  color  negro  al igual que    su piel  y  sus  grandes ojos  negros.
Era  uno de los recolectores  principales  y más  confiables    en el cielo  azul. Peter   se  acercó a  Melenik  asustado
—¿Qué  pasó?
—   Nada,  ve y deposita  esa alma    en   su lugar.
Peter  lo miró   con desagrado , pero  fue  a  cumplir su labor.
Melenick   se alejó  de las  flores  e  hizo  Khalid  lo siguiera.
—  ¿Qué pasa?
—  Todo parece tranquilo,  pero  Azidahaka no aparece.  Tenemos miedo que     se dé cuenta de que es una  trampa  .  Ve a  la portería  para   ver si las cosas  andan  bien.
—  Gracias  —  dijo  Khalid    caminando  unos pasos  hacia  una  de las puertas.
—   Tú eres  uno de  los mejores  guerreros  que  conozco.  Tu labor  es   luchar  no estar  en un rincón.
Khalid  agradeció la oportunidad  y  fue  a la  portería.

Sebastián   estaba  preocupado  por  Amelia  .  Observó   Adremecleh    que se encontraba  tan  nervioso  como  él  .  De repente  sintió    un escalofrío   como  cuando iba a  tener una  visión.     Observó llegar  a  Azidahaka   con una  especie de  veneno   .
Sin perder   tiempo   se colocó una máscara   que  Firond  le dio y  gritó  —  Peligro,   viene  Azidahaka. Trae , un veneno.
Alguien le mandó un rayo mientras  un    olor   nauseabundo      impregnaba  el ambiente.
Los  demonios   tuvieron solo minutos para protegerse.  Sebastián estaba mareado  .  Miró con preocupación como  Adremelech que  se  encontraba muy pálido.  El  demonio   mandó un  rayo de  color  negro  a  Sebastián  y  se  desmayó cayendo el  piso   hecho de nubes del cielo  azul.
Minutos    después    Azidahaka   lanzó un  eructo    que hizo    del que  salieron    unas piedras blancas     y    sujetaron a  los  elfos    pero  no hicieron  daño a  Sebastián.
El  vampiro se dio cuenta de que  Adremelech le proporcionó  una  armadura     para  protegerlo  antes  de  caer   intoxicado  por  el veneno. No tenía  tiempo que  perder  debía  vencer  al  demonio de tres  cabezas antes que el veneno le afecte y  lo  mate.
Azidahaka se rio  al tener  un rival tan débil — Solo  me queda el vampiro  ciego. Tal vez  no  te mate  y  te convierta  en  mi esclavo sexual  . Me  gustan tus ojos y tu ...



— Él no está  solo.
—  Por  dios   te   va a ayudar  el hijo menso y  borracho de  Úvatar.
Khalid  sintió esa  afirmación como un golpe en el estómago.  En lugar  de mostrarse afectado  .  Concentró  su magia   en  salvar     a  los  dragones  y  demonios  antes que  fuera demasiado tarde.   Creó  un hechizo   en forma  de lluvia  como  Nessa  le  enseñó  cuándo niño.
Sebastián maldijo  porque  la llamarada  de fuego que iba  contra  Azidahaka      fue extinguido. Iba a decir algo, pero   percibió  un olor   menta y  canela.
Azidahaka   furioso     con una de sus  cabezas  mando  un     rayo  a  Khalid  que   saneó  el  ambiente    .  Sebastián  podía  respirar  mejor   y   miró alrededor  para    comprobar  que   Idris   se movía recuperándose  del  veneno.
Azidahaka    supo que no tenía mucho  tiempo  si deseaba  salvar a  Úvatar  y  escapar   sin   ninguna  herida .
Para   lograr  eso  ataco   se transformó  en un  demonio de tres  cabezas   la  de la izquierda   era   un  enorme  monstruo  de hielo   parecido a un yeti  que   lanzaba  un  rayo  de hielo que era paralizador.
Sebastián    creó  sus dos  alas  de  dragón  para    evitar ser  herido.
La  cabeza  de    medio    era la de un  gran  dragón     y  deseaba  destruir  el  campo de  fuerza  de la habitación  en la que  Úvatar   peleaba  por  su  vida.
La  cabeza restante    era   la  de una  enorme  anguila  e  intentaba  electrificar  a  Khalid  y  el  piso   con  los seres     que estaban  desmayados por  el veneno que antes  lanzó  sobre ellos.  El  recolector miró a  Sebastián  y le hizo una  señal.  Esperaba  que  le entendiera,  luego se  puso en la  mira  de  Azidahaka   el   demonio lo atacó  con las  dos  cabezas   y descuido un  segundo a   Sebastián  que  aprovecho y  creó  una  lanza  de  fuego que   atravesó   la   cabeza  del  medio  Azidahaka.
El  demonio preso  del  dolor  no  podía  moverse.  Por  lo que aprovechó  Khalid  y  creo  de la nada  una  gran  jaula  para  contener  al demonio de tres  cabezas  que aullaba  del  intenso  dolor.
Khalid  fue  a ver  como  estaba a  Adremeleh  mientras  Sebastián      baja  al piso    de  nube  y  contactaba  con   Amelia  a través  del celular.
Minutos más  tarde, Amelia junto  a  las otras mujeres  salían  de la habitación.  Sebastián  algo  débil pero contento  se acercó a  su novia.  Vanora  que estaba a lado  de   Amelia miró  incrédula  a  Khalid.
—  Pensé que te marchaste.
—No lo hice.
Sebastián   sin dejar  de  abrazar a   Amelia  y  alejarla   de   Úvatar  y  Azidahaka     dijo   —   Nos  ayudó mucho,  sin él dudo que hubiera  vencido  a  Azidahaka.
Vanora    miró    a sus  otros  aliados  —  Será mejor  que   veamos  como  están el  resto de nuestros aliados.
—Casi  todos   los heridos están bien.  Me imagino que  Firond  los revisara   muy pronto.  Vanora quiero hablar contigo  acerca de mi renuncia.
Vanora    hizo una mueca  antes de contestar  —  No es el momento .  Tenemos que  ir  al mundo humano  y   explicar  lo que ha pasado. —  Miró  a  Sebastián  y  Amelia  que  asistieron   —. Mientras tanto Is  debe  dejar   a  Úvatar  en prisión.  Si deseas    la acompañas  o me  ayudas   organizando a los heridos   y   a los presos    en el cielo  azul  tú  decides.

Khalid  se  quedó en el cielo  azul  con  deseo  de  complacer  a  Vanora  y  conservar  su puesto.   La  vio partir  y por  un momento  quiso  ir   junto  a  Úvatar     y  ver su prisión.  Sin  embargo,  decidió que era momento    de  seguir  con su  vida  y no cometer  el  error  de  Úvatar  y vivir lleno  de odio.
Amelia  le   sonrió  para darle  ánimos luego se transportó  junto   con  Vanora  y  Sebastián  a la   casa   de  Adolfo  Mercader .  Ya  su hermana   estaba  junto  Hyun  y  a  Zahra   en la sala    dialogando  con   un hombre con   barba  y   con el pelo  blanco.  tenía  unos  grandes ojos negros    y   un aura de poder  que  Amelia  le erizó el  cuello.
Maximilian  Rochester  era   uno de los miembros más  importantes  del consejo de  hechiceros y   enemigo público  de  Adolfo  Mercader.  Amelia  esperó que  él le ponga trabas  o  la   arreste por lo que paso con Úvatar  o fingir  su propia muerte.
Adremelech    cuando   elaboró el plan  con  Vanora  y  Sebastián le  garantizó  que iba a hacer  lo posible para que no tenga líos  con  las  autoridades, pero ella no lo  creía.  Un poco  nerviosa   se  acercó  al hombre   y    saludo  con  miedo    Sebastián  se  cuadró a su lado  dispuesto a defenderla.
Al otro lado de la  sala   Firond  y un  hombre   de cabellos negro   barba y   pelo corto .  El hombre    anciano se levantó y  se acercó a  Amelia
—  Me es un gusto  conocerte.      
— Igualmente Señor  ...
—  Rochester  Maximilian Rochester,  ahora  estoy  a  cargo del ministerio de  Hechicería    y  asuntos  sobrenaturales.   Ya    que   Adolfo   ,  está enfermo y  dudo  que logre  recuperar   la memoria  o el control de sus  actos. Es muy  grave lo que le  hizo a  usted  y a su  hermana
Amelia asintió.   Luego el señor  Rochester  se  dirigió  al  hombre  que  acompañaba   a   Firond.


— Doctor  Petel  examinó a  Amelia.
El  hombre miró un momento a  Firond  para luego decir.
— La joven humana se encuentra bien, pero  hubo  señal  de tortura   tanto de Úvatar como de Billy.
Me  temo   que  Billy    salió  muy mal de las  heridas y puede morir  en cualquier momento.
Amelia   media sorprendida  por  mentira  tuvo que  cerrar la boca   y parecer     lo más inocente  posible.  Hablaron unos minutos  más  Luego  le  contaron  que el médico era amigo de  Firond  y que le debía un favor  por lo que mintió para  asegurar   la   estabilidad    de  Amelia .
A  Rochester   y  al resto del consejo mágico    se les dio la  versión  que  Azidahaka     atacó   a    Adolfo  Mercader para  liberar a  Úvatar  pero   de paso   soltó  a  Amelia  que  se comunicó  con  Sebastián,  La joven    fue   raptada  por   Billy  para    hacer  estudios  en ella.  La  suerte es que  Sebastián alertó  a las autoridades  y  junto  a  Vanora.  Ellos   lograron    apresar  a  Azidahaka y mantener preso al  demonio elfo.    
Amelia  salió   rápidamente  de  la  casa  de  Adolfo Mercader , encantada de que Rochester creyó la mentira.  Antes  de irse  se  despidió  de  Vanora y le dio las  gracias. La  jefa  de recolectores  le   pidió hablar  con ella    para saber   su  respuesta a una  propuesta que  le hizo sobre trabajar  cazando demonios.  Luego   salió  al cielo  azul.
Amelia  fue  a la casa  de  Zahra    en automóvil como un  simple  humano.  Estaba  cansada  y    algo atontada  por los sucesos   vividos.  Sebastián  le abrazó   para consolarla  y    sentirse seguro de que  no le iba a  pasar nada.  El vampiro   se encontraba   herido  y   cansada  , pero  feliz  que   Úvatar    estaba   preso.  Esperaba  que  siga  así  por mucho  tiempo.
Amelia se  recostó  en su hombro Zahra  y  Ana conversaban    animadamente  mientras  Luke      los  miraba  sin decir nada mirando  a  la   calle.  Salieron    de  la limusina de  Luke  cansados  pero felices.

Amelia   se  sentía cansada   deseaba  divertirse  y estar  junto a sus  amigos  y  familia  de  nuevo.
Luego de  unas  horas   Amelia  se puso a descansar  en el jardín  Zahra  salió junto a  ella  con un pedazo de pizza  para  Amelia.
—  ¿Estás  bien  puedo  decirles   que se  vayan?
Amelia    vio  hacia la  sal   de  Zahra  Heli   y  Ana   bailaban junto   a   Luke  y  Blake.   Al fondo  del  salón  Agatha     danzaba  con  Sinclair  mientras   Kelly  lo  hacía  con  Helmunt.
Firond  hablaba  con  Lin  muy animados.
—  Me  gusta que todos     estén disfrutando.   Por  hemos  ganado una   batalla.
—  Aún  Úvatar  puede  escapar.  Vanora  fue una tonta   al ponerte en peligro  y  Ana.
Amelia   miró a las rosas que estaban  creciendo  .
—  Vanora  pensó que podía  con el reto  y se  lo agradezco  .  Sabes  hubo un tiempo que pensé que no iba a salir       de lo que me  hizo  Úvatar  me sentía  débil  e  indigna. Quise alejarme   de  todo  .  Me dispuse  a huir     de mis sentimientos por  Sebastián   de  la  vida que quise    y   de  lo que he logrado.   Fui al inframundo para  escapar.  Ahí   me di cuenta de que  si seguía  huyendo  Úvatar   era él que  ganaba me  hice  fuerte   para destruirlo   y  continuar  con mi  vida.
Zahra   le  dio el pizza  — Será  mejor que comas algo .
—  Gracias .
Amelia  dio un mordisco   a  la pizza.  Zahra  un poco nerviosa  preguntó —  ¿qué piensas hacer ahora?
Amelia   la miró        recordando   a   su madre que tenía los mismos ojos .
—  Si deseas  me  quedaré  aquí.  Quiero empezar  de nuevo.
—  Siempre serás  bienvenida  en mi casa.
Amelia iba a decir algo más, pero llegó  Khalid.  Zahra se  acercó  a su amigo.
Khalid     estaba  bañado  y      con otro semblante.
Zahra miró  a  Amelia  y ella   le hizo señas  para que se  vaya adentro  mientras ella se quedaba   en el jardín.
Fue  cuando en la soledad    del jardín y mirando la luna escuchó  a Úvatar.
Las sombras   se cernían  como si estuvieran a punto  de   atacarla,  pero  ella   solo  tuvo que mirar a  hacia la puerta     al extremo  estaba  Sebastián.
A lo lejos  también se encontraban  su  familia  y  amigos.
Su novio se acercó y   le abrazo.  —  ¿Pasa  algo?
— Nada solo  te esperaba   .
Amelia  pensó mientras   miraba  a  la luna ,  que no importaba    estar  en las  sombras  si  el amor ilumina  tu  corazón.


Espero que les haya  gustado  mi novela  .  Pronto  pondré  la  secuela    de  esta  saga.
 





8 comentarios:

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Uffff que capítulo, que historia... me ha encantado. Te felicito porque me has tenido enganchada en todos los capítulos. Espero con ganas la secuela :)
Feliz fin de semana!!
Besos!

JUAN FUENTES dijo...

Nuevamente tus personajes,giran alrrededor de esa capacidad que tu posees

JUAN FUENTES dijo...

Sigo coleccionando esos vesos.

Un fuerte abrazo

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que te encuentres bien. Final de novela trepidante pero por fin Amelia y Sebastian están juntos. No obstante, hay muchos personajes de los que quiero saber más como Khalid, Is, etc... Sé que hay muchos más. Espero volver a leerte pronto. Un besote, guapísima!!!

Mientras Leo dijo...

Juntos, juntos!
Me ha encantado, estoy deseando que nos la pongas agrupada
Besos

Yessy kan dijo...

!Wow! que gran capitulo de final. Azidahaka luchó hasta lo ultimo por hacer el mal, muy bien que sus propósitos no resultaron. Por un momento me preocupó ese rayo de color negro que disparó a Sebastian. Khalid tomó la mejor decisión.
!Al fin! !Sebastián y Amelia están juntos! qué arrollador final.
Encantador y sublime, J.P.
Abrazo!

Laura dijo...

Muy linda esta historia me gustó mucho, un final super lindo y que bien que Sebastian y Amelia están juntos, gracias por compartir tu bella historia!

Lourdes dijo...

¡Hola Citu! Querida amiga hoy en el trabajo me he puesto al día, pude leer por suerte tres capis de corridos y me faltaba este, que decirte. Sentada en mi casa y con café ha sido el mejor final que esperaba, aunque quiero saber sobre esa secuela que traerá más sorpresas estoy segura. Tu novela ha sido brillante con una imaginación exquisita, de verdad que te felicito. Una hermosa historia creada alrededor de Sebastian y Amelia y tabta magia. Gracias por compartir tu obra. Un beso grande.

Related Posts with Thumbnails