Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 3 de abril de 2020

Lágrimas de luna. Capítulo 43 ( Segunda Parte)


Hola  ¿cómo están?  Hoy les traigo un nuevo  capítulo  de mi historia  esperó que les  agrade. 

Capítulo 43

A la mañana  siguiente Heli despertó de  mal  humor  apenas  pudo descansar.  Se  había acostumbrado  que  todas las  noches  Seirim la abrace    hasta quedarse dormida. Y  cuando por  fin  logró  relajarse    el perrito  de  Ana   se le  montó encima  y le  ladró hasta despertarla completamente. 
Apenas   se lavó la cara  y  cambio Ana la arrastró a  ver  a  Amelia.  Heli tenía   hambre  , sueño  y  si era sincera  no deseaba  hablar  con su amiga ya que tenían  que  hablar sobre  Seirim. Heli  temía que  Amelia le guardara   por ser  uno de los que  sabían  que era la elegida  y que  Úvatar  le iba  a raptar.  Para defensa  de  Seirim,  Adremelech  le  borro la memoria. Heli esperaba  que si discutían  sobre su novio todo  saliera  bien parado .  Le  importaba  mucho  la opinión de  Amelia,  pero por  nada  ni nadie le iba a alejar de  Seirim.  

Amelia   se  sentía  algo adolorida   tenía náuseas  y   no quería  ver  a  nadie.  A pesar de que  adora  a  Ana y a  Heli .  Lo  único que deseaba  era estar  sola.  No  ayudo en nada  que   ellas   deseaban desayunar  ni que pusieran  la  radio.  Por lo general  le gustaba  la música  pero hoy  le  dolía la  cabeza  y sobre todo estaba  deprimida.  Eran los  días  que ella   temía  que   alma  de Úvatar  la  contamine y  destruye  el espíritu  de  quien  fue.  
No  tuvo valor   de  hacer  que  Ana y  Heli se  marcharán las  había  extrañado  mucho;  en  especial a  Heli  a que  casi no  la  visito. Los  días  que estuvo  recluida en  el  castillo de  Luke  apenas pudo ver a su mejor  amiga  que hizo de  señuelo para    descifrar los planes  de  Billy  o Mattut. Sebastián le contó  lo que  ocurrió  en la reunión  de unos  días  atrás sobre  el  libro y la  historia  de  Uvatar,  Naur  y  Mattut
Eso le preocupaba  mucho en especial que  Heli   volviera a correr peligro por  descifrar  ese libro. Amelia aprendió por las malas  a no confiar  en nadie  y menos  en un demonio. Por  más  que no quería  involucrarse  en la  vida privada de  Heli temía que  Seirim  fuera  un mentiroso y un  aprovechado como Pablo. No dejaría  que su amiga  corra peligro. Se  prometió que la protegería a toda costa. 
A pesar  de  sus  preocupaciones y dolores  Amelia  quiso  disfrutar  el tiempo  que  tenía  con  Heli  y  Ana.
Heli  tomó una  gran taza de  café  junto  con  algo  tostadas.  A  Amelia por  orden de  Firond  le dieron  té  de  fresas  silvestres  y   tostadas.  Heli  iba  en su tercera  tostada  con   jalea  de fresas  mientras Amelia apenas   había tomado  desayuno. 
Ana  a pesar  de   las instrucciones  de  Zahra  y  Agatha  le  daba a  su perrito  algo de  tostada.
Heli preocupada por   la  falta de apetito  de su  amiga y  su  falta de color. preguntó  — ¿  Te  sientes  bien?
— Tengo algo de dolor  de cabeza.
—  Tal  vez,  sea que  te dejemos  dormir. 
— La verdad, prefiero   tenerlas a  mi lado.  Amelia  tocó la mano  de  Heli —  Te extrañado.  
— Yo  también.  Espero que  pronto  te mejores.
— Yo  también deseo lo mismo —.  Amelia  tomó  algo  de  té para darse  valor.— ¿ Cómo  te  va con el libro de  Lilith? 
Heli  frunció el ceño al oír  el  nombre  Lilith  aunque   se trataba  una diferente  mujer  solo escuchar ese nombre   le fastidiaba mucho.  

— Apenas   lo he  leído. Recién descubrí  la forma  de hacerlo gracias   a la ayuda del abuelo de  Seirim.
Amelia  tomó la tostada mientras  miraba el pequeño comedor  de  Agatha, Respiró profundo y  dijo  —.  Deberías  tener  cuidado de  los  demonios,  no son de  fiar.  Por  culpa  de  su  silencio  y  sus artimañas  fui  raptada. Seirim y Adremelch manipularon la situación para  que me convierta en una máquina.  No dejes que lo mismo  te  ocurra a  ti. 
— Seirim   es  incapaz de hacer   eso. Él es  un ser  dulce...
Amelia   interrumpió a  Heli  y  rio  de  forma exagerada —.  Él  me  lo confesó junto con Adremelech  que te  guste   ese  demonio no quiere  decir  que  sea  bueno.
Heli  quiso   lanzar   la tostada que  tenía  en  su mano a  Amelia. En  lugar  de  eso dijo  tratando  de  calmarse —.  A mi no  solo me  gusta  Seirim  estoy  locamente  enamorada  de  él y es  recíproco somos novios.   
—  Heli no seas tonta.
—  No  soy  tonta  conozco  a Seirim . Déjame  hablar  antes me interrumpiste. Creo que no sabes  toda la historia.  Seirim  al igual que  tú fuiste seleccionada para ser  uno de los elegidos    que terminará con  Úvatar.  Al principio  no  te fijo nada  porque deseaba  tener  más información. Cuando te  iba  a decir   a  ti  y  a los otros  ese  hecho  y que  venían  las  sombras Adremelech  le  borró porque  deseaba  a toda  costa  vencer  Úvatar. 
—  Claro que hicieron  mal,  tú no  fuiste  torturada  por    culpa  de su silencio. 
Ana  se acercó  a  Amelia  cuyos ojos  se encontrarán  rojos  —.  Amelia no te alteres te vas a enfermar  más. 
Amelia  furiosa miró a su hermana —.  Eso no importa  mientras  a  Heli no le pase lo mismo.  Crees que  Seirim   de repente   se fijó  en ti.  Lo hizo porque  tú  puedes ser  un arma valiosa.
Heli sintió  que le  daban una  bofetada  —  Claro porque  ningún  chico  puede  fijarse  en mí.  
—  No es eso.
—  Para que lo sepas  Seirim estaba interesado en mí  antes  que   tú seas  elegida y  él  odia  que  me ponga  en peligro. Hemos  discutido por ese  hecho. 
— Él te  está utilizando , es  como Pablo.  Tú  siempre   eliges ese tipo de  chico.
—  Pues  no elijo  ese tipo de chico,  pero claro  el mundo siempre  gira en torno  a  ti .  Y si un chico se  fija  en mí es por  interés. 
Heli furiosa  salió de la habitación sin esperar la contestación  de su  amiga. 
Ana  se acercó  a  Amelia  temiendo  que   los ojos  le  exploten. Parecía  una  copia cíclope  de los  x  men  — Amelia cálmate. 
Amelia por  un momento  quiso prender  fuego a  su hermana  por  decirle  qué hacer.  Sin  embargo,  se  calmó. No era  un monstruo  estaba  preocupada  por  Heli y por  ella misma  desde que  fue  torturada    cambio  mucho.  Era  difícil vivir  temiendo  cada  segundo   ser  otra persona  más. Dudaba que la  operación de  Firond  cambie  eso debía  aceptar que ya era  otra persona.  Volvió a oír  su nombre. 
— Amelia.
—  ¿Qué  pasa Ana?
—   Temí  que te diera  un ataque. 
Amelia  tocó  sus  sienes  sintiendo que  su   cabeza se  rompía  a pedazos  al igual que sus ojos.  
—   Solo tengo un poco de dolor  de  cabeza  y estoy preocupada  por  Heli.
—  La  jaqueca  que tienes  es por  enojarte  dijo  — Ana   acariciando a su  cachorro.
Amelia simplemente   se frotó  las sienes    para  no  golpear  su hermana.   
—  No  debiste  tratar  así  a Heli  ella es  una  gran  amiga.  Vuando fuiste  raptada  me porte  como idiota  en  grado sumo y me perdono. Sé que Seirim te hizo daño, pero  por   lo que  me  contó Heli él  no quiso que  fueras  raptada. 
Amelia  se paró  para ir  a su cuarto.  Ya  discutió  con  Heli no quería hacerlo con  Ana. Sin embargo,  su hermana  era más terca  que un burro  y  cuando se ponía  en plan   para  pelear  era imposible. 
— Los  buenos  deseos  se  los  lleva  el viento.  Me  voy  a la cama,  me siento  mal. 
Ana no quería  que  Amelia y  Heli  se distancien,  así que no dejo  en paz a su hermana. 
— Cuando te  raptaron   yo  solo  vi  mi punto de  vista.  Me empecine   en tener   razón  y odiar  a todos.  No quise   ver  sus razones.  
Amelia  hizo una mueca  .
—  Escúchame  Amy, siempre  hay  dos puntos  de vista en un suceso.  Pudieron  no ayudarte  y meterte   en un laboratorio  o tratarte como un arma.  Muchos   de las personas  que nos han ayudado han violado la ley  por  hacerlo o se han puesto en peligro.  Uno de esos   casos  es  Heli  ella   hasta  casi  fue  violada  por   ayudarte  entre otras  cosas.
—  Es lo que  digo  .  Ese  demonio la quiere  hacer  un arma  como  a mí.
—   No lo  creo.  Seirim  la  protege  es muy  dulce  verlos  juntos.  Cuando   entraste  con  Sebastián tuve miedo que me dejarás a un lado y que  las cosas  no fueran lo mismo.  Pero   cuando  te  raptaron  no  hubiera podido  salir  sin  Sebastián y  sin Heli.
—   Lo sé  y    me  preocupa   Heli  es  como una hermana  para mí .  No deseo  que  un mechudo  con  cara de  ángel  le dañe  para sacar  provecho.
—   Ni yo , pero   como una  vez  me dijo  Heli cuando  le hable  sobre mi miedo  sobre  Sebastián.  Me  dijo conócelo  sin prejuicios  y  si   observas que le hace  daño a tu hermana.  planearemos la  forma  de asesinarlo.
Amelia a pesar  de todo se rio  y  algo le paso el dolor  de  cabeza. 
Abrazo a  Ana  que  y  a  Napoleón el pequeño cachorro de  su hermana  que no quiso ser   excluido. 
—   Uy,   el mundo  se  está volviendo loco.  Te  has  vuelto  sabía Ana.  Te quiero  mucho. 
Amelia  se fue  a dormir  y a pensar  en lo que le  dijo  su hermana. 
Horas   tarde    Heli  comía   galletas  de chocolate  con   una  gran taza  de   capuchino  para  tranquilizar  sus nervios.  A su tercera taza  y   después de  acabarse  todas  las  galletas  que encontró  no  se sentía  mejor.  Le empezó  un  dolor  en el  estómago y  no  sabía qué hacer  respecto a  Amelia.  Ella entendía  su preocupación,   pero  le ofendió  que   siempre  le minimice.  Parecía que un hombre no podía amarla   sino que necesitaba algo  a  cambio. 
Pero por  más  que   coma no le pasaba  el mal  sabor de  boca.   Seirim  la encontró  buscando algo en  la alacena. se  le  acercó  y  le  dio  un  abrazo.
—  Hola,  te extrañe
— Yo  también, ¿quieres algo desayunar?
— Tal  vez,  un poco  de  café.  
Heli   fue    a preparar una  taza   mientras  Seirim la seguía en  la enorme  cocina  de  Luke . 
—  ¿Qué  pasó?
—  Me  pelee  con  Amelia. 
—  ¿ Por qué?
Heli  empezó  a poner  en la  taza de  Seirim   varias  cucharadas de  azúcar.  Seirim la  detuvo ¿qué pasó?  Vamos a  sentarnos, el  café  puede esperar.  
Heli  miró  a los ojos  tristes de  Serim  —  Amelia   cree  que  estas  conmigo  porque    me deseas  de arma. 
Seirim  tomó su  barbilla    y muy  serio le preguntó —  ¿  Tú lo crees  así?
—  No —  Dijo  ella ofendida. 
—  Si pudiera  te tendría  en  un lugar seguro, sin que nadie   te haga  daño,  pero  no es posible. Lo  que importa  es lo que tú creas. 
Amelia  es  tu amiga  y yo   me porte mal  con ella. Esperó   por lo menos  ayudarla  un  poco y  reparar  en algo el mal que le hice.  No  dejes  que  el pasado  interfiera  con su amistad  Los  verdaderos  amigos , no se  encuentran  fácilmente.  
—  Ella me  hirió  a veces  me menosprecia. 
—  Hazle entender   que  te  hirió, pero  habla  con ella.  Tú  sabes  que siempre me  tendrás a tu lado.  No quiero  que pierdas  ni a  tus amigos,  ni a tus sueños por  mí. 
Heli  abrazó a  Seirim  —   Te quiero  —. Luego se  besaron y Heli por  fin se sintió en paz  aunque estaba preocupada  por  Amelia  y algo herida.
Esa  misma  noche Heli estaba  en  casa de  Agatha.  Amelia  le había mando  un  mensaje   pidiéndole perdón.  Heli  no quería  irse   a la  cama  estando enojada  con  Amelia.  
Así que decidió ir  a ver  a su amiga  aunque  una  parte  de ella  estaba molesta por la actitud  de  Amelia entendía que ella  estaba preocupada y  enferma.
Encontró a  Amelia  y  Agatha  viendo   orgullo y prejuicio.  Se  rio porque   deprimida   vio un maratón  de   esas  películas   partiendo  de la  serie  y hasta viendo  la  de  zombis.  Seirim  la acompañó  y  mientras  comían pizza  y  coca-cola para consolarla  pero lo llamaron  de su  trabajo como cazador de demonios. 
—  Buenas  noches,  chicas. 
— Hola,  Heli. 
Agatha    miró  a  Amelia  y  a Heli  y les  dijo  —  Voy a  traer  algo de  té. —Sabía  que ambas  deseaban estar solas para  hablar.
Amelia puso  pausa  en la  película y esperó a  que  Agatha  se  vaya.  Heli se sentó al lado de  Amelia  sin decir  nada. Así que  amelia algo nerviosa  dijo —Perdóname,  no quise minimizarte eres  una  gran chica  y me alegra que hayas  encontrado alguien  que  te quiera. Heli   miró a  Amelia  — Se viene un, pero  no es  cierto. 
Amelia sonrió —  Tengo miedo  que   sufras   o  te utilicen. 
— Conoce  a Seirim.  Sé   que lo que hizo  estuvo mal, pero él quiere   remediar  lo que  pasó.  Además,  no  fue el único culpable.
—  Lo sé,  no dejemos  que un chico nos  separe. 
—  Nada  ni nadie lo hará.  Amigas  para siempre.  Heli abrazó  a  Amelia  sintiéndose preocupada por  su  lo  flaca que se encontraba  y  lo pálida  que estaba en ese momento. 
— Voy  a tratar de conocer  a  Seirim, pero mientras  tanto  ves  a  señor  Darcy conmigo. 
—  Claro, no hay nada  mejor que  ver  una película contigo. Agatha  vino en  ese instante  pero  acompañada de  Seirim  y  Adremelech. 
Seirim puso los ojos  en blanco al ver la película  del señor  Darcy  empezaba  odiar  a ese personaje.  
—  Buenas  noches,  dijeron   ambos. 
Amelia trató  de  sonreír  a  Seirim aunque  tenía deseo  de  golpearlo.  Lo que se hace por tu mejor  amiga pensó  con   paciencia.   
—  Buenas  noches,  ¿ qué ocurre para que vengan tan tarde?
Adremelech  solo levantó la  ceja .  Fue  Seirim  quien  respondió  —.Billy  encontró un puesto en la  aduana en especial en el puerto   que conduce   a  Seragon  y  al mundo elfo. Tenemos   que  cambiar los planes  para que puedas  salir   con seguridad. 
—  Uy, ese  Billy es  un  imbécil  —  dijo  Agatha  y chocó  con una  caja llena de libros. 
Heli  saltó de  la cama  como si hubiera sido pinchada  —  Podemos    llevarla de contrabando  con  los  últimos  huevos.  Debe ser  por  Billy  que   se  han  retrasado las  cosas.
Será mejor  que  hable  con  Gilraren y  Rin  a ver si las convenzo .  Ya vuelvo  Amelia. 
Adremelech y  Agatha    siguieron  a  Heli para  ver  si podía ayudar con el escape.  
—  Parece que nos  dejaron solos. 
—  Heli siempre  actúa  así  cuando se emociona. 
— Cierto. Ella es  una  gran  persona  si le haces  daño  te  destruiré. 
Seerim  le sonrió  —  Lo mismo  digo.  Amo  a  Heli como nadie  y no dejaré  que le hagan  daño. 
—  Mientras sea  así, trataré  de  soportarte. 
—  Lo mismo  digo.  
Seirim le dio la mano a Amelia  y  le  dijo —  tregua. 
— Tregua.

Les deseo un  buen fin de  semana y se me cuidan mucho 





9 comentarios:

Espe dijo...

Perfecta continuación *O*
Feliz fin de semana.
Besos

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Genial capitulo! que tengas un feliz fin de semana.
Cuídate bonita!

❀ Fantasy Violet ❀
Besotes! 💋💋

Lourdes dijo...

¿Hola Citu1 Me alegro que Amelia y Heli hayan hablado. Es genial que no las separe un hombre jajjaa. Aparte creo que Seirim está haciendo las cosas bien.
Veremos que pasa en el próximo capi, me encanta esa pareja.
Te mando un beso y cuidate mucho.

Sandra Figueroa dijo...

Lilith siempre sera mala, veo que Amelia ya esta bien, acalorada discusión entre ellas por el guapo Seirim.... me gusta verlos enamorados. Buen capitulo, saludos y cuidate.

JUAN FUENTES dijo...

Amiga escritora,en este capitulo se nota tu gran capacidad actual.

JUAN FUENTES dijo...

Amiga escritora,en este capitulo se puede observar,tu gran capacidad.

Rocío Tizón dijo...

Está muy interesante tu historia.
Un abrazo.

Evi Erlinda dijo...

It was great conversation among, Heli, Ana, and Amelia. The toast with wild strawberry jam and a cuo of coffee look so good, Amelia should enjoy them.

Thanks for this piece.
A kiss

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estás bien. Que cabezota es Amelia pero también adorable. Me alegra que pudieran hablar Sei y ella para ponerse de acuerdo en acabar el uno con el otro si le pasa algo a Heli muy maduro y divertido. Ana parece que va madurando. Era un personaje que me costaba leer. Espero el próximo capítulo. Espero leerte pronto!