Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

jueves, 19 de mayo de 2011

El ladrón y la princesa. Capitulo 16

Muchas gracias ya me encuentro mejor y cumpliendo les mando capitulo. Espero que les guste.

Capitulo 16
La visiones de Yusbel

5 meses después





Yusbel

Yusbel, se despertó a punto de llorar. Maldiciéndose, de tener sentimientos por un hombre con el que solo había hablado una vez. Otra vez, había soñado con él. Se preguntó por milésima vez, ¿dónde estaba y que hacia? Aún, en la cama se acomodó mejor intentando volver a dormir cuando sintió algo duro que le lastimaba la cadera era el violín de Garnier.Tomo el violín y le dijo.

─ Debería quemarte y olvidar a tu dueño.

Cuando estuvo a punto de tirarlo al piso lo coloco con cuidado en su mesita de noche y cerro los ojos.

Por un momento la oscuridad le invadió. Y tuvo miedo de tener una nueva pesadilla con Marina. Fue cuando volvió a mirar al hombre de los ojos dorados estaba en la biblioteca buscando algo. Tenía el rostro demacrado y la mirada muy triste.

Yusbel exhalo un suspiro y se levantó. Con pereza y algo de tristeza se dirigió a la baño. Una hora más tarde fue a desayunar con su hermano y su esposa. Verlos juntos le daba mucha alegría pero también le recordaba su soledad.

Siempre pensó que nunca se enamoraría, ni lo deseaba. Tratando de quitar cualquier pensamiento de su mente tomo un poco más de jugo de naranja. Más tarde se encaminó a su oficina. Desde que despertó de su coma quería ayudar a más ourans como ella. Su hermano y sus amigos le habían apoyado en ese proyecto.

Estaba examinando su nuevo pryecto, cuando llego su asistente Lara Castillo llena de papeles y como siempre los tiro. La muchacha empezó a tartamudear y a llorar. La princesa, siempre le había tenido lastima ella también era una ouran pero, a diferencia suya su familia nunca le acepto. Agradeció a la diosa el cariño de su hermano y padre. Una nueva excusa le hizo mirar a Lara de nuevo.

─ Peeeerdonnnee, ssssu allltezzzza.

─ Tranquila Lara.

La muchacha termino de juntar los papeles cuando la puerta se abrió . Nuevamente como siempre, sin ni siquiera excusarse entro Leandra Letterman, su antigua medica. Ni bien, puso un pie en su oficina empujó a Lara y a la chica se le cayeron los papeles que acababa de recoger. La muchacha se puso a recogerlos Yusbel se paró para ayudarla

─ Bueno días, su alteza.

─ Buenos días, Leandra. ¿Necesitas algo?

─ Veo, que aun sigue teniendo a esa incompetente como ayudante. ─ Lara soltó nuevamente los papeles

Yusbel se sintió fastidiada y miro reprobadoramente a la mujer.

─ Vine a ver como se encuentra y se ha decidido dejar a ese chiflado como medico.

La princesa, tomo los papeles y dijo fastidiada.

─ Es mejor medico, que tú. Le tengo mucha confianza.

─ Pero su alteza, temo que entre en una crisis sin los tranquilizantes.

Yubel movió la cabeza molesta.

─ Sí, es de lo único que deseas hablar puedes marcharte. Estoy muy ocupada.

Leandra viendo que perdió terreno se agachó ayudar a tomar los papeles.

─ Su alteza, sabe cuanto la quiero

Lara y la medica le dieron los papeles al mismo tiempo. Yubel sintió que estaba a punto de desmayarse. Todo se volvió negro, de repente vio la imagen de una mujer con capa a la que no se podía ver el rostro. Ella hablaba con un hombre rubio muy atractivo.

La princesa se tardo en reconocer, pero era la cómplice de Marina, de ello estaba segura. No entendía el motivo de que porque veía eso. La mujer se inclinó y en tono servil dijo.

─ Señor, he tomado lo que necesitaba, pronto podrá envenenar a Rebeca Zor.

─ Me complaces, mucho. ─ El hombre se acercó a la muchacha y le iba quitar la capa . Yusbel trago saliva, iba a conocer la identidad de la traidora.

Fue cuando sintió que alguien le acariciaba el cabello. Abrió los ojos y miro a su hermano Gregory junto a Leandra y Lara, al mirarlas se estremeció.

Su hermano la apretó más fuerte mientras le preguntaba.

─¿Estás bien?

─ ¿Tal vez debería inyectarla?

─Estoy bien Leandra, por favor salgan de mi oficina. Deseo hablar con mi hermano. Miro salir a Leandra refunfuñando, mientras vio a Lara temblar. Cualquiera de ellas dos era la traidora, ni bien se fueron, la princesa contó a su hermano su visión y sus sospechas.

Gregory iba a llamar a Darius, para advertirle cuando llego Ariel llorando. Alguien había envenenado a Rebeca con la maldición enregis. La única forma de salvarle era con la sangre de quien la enveneno o con la rara piedra exxis.

Ariel les contó que Darius se fue a Dumar para pedirle a la nueva reina que le preste la piedra. También habían llamado a Garnier Lafebre ,si la reina no le daba la piedra, él la robaría. Yusbel apenas oía la discusión que tenían, aún pensado cual de las dos mujeres era la traidora.

Al oír el nombre de sus amado, sintió un choque eléctrico. Pensó, que sería uno de sus ataques, inducido por la preocupación por Rebeca. Sintió como Gregory y Ariel la agarraban, Fue cuando observo horrorizada que la nave de Garnier se estrellaba.

─¿Yusbel, estas bien?

─Manda a tus hombres a rescatar a Garnier y a Nicolás. ─Dijo Yubel casi sin voz. Gregory mando Arik inmediatamente.


*************

Garnier revisaba sus artefactos que necesitaría para ese robo. Hace tanto que no asestaba un golpe. A pesar de lo nervioso y preocupado que estaba. También se sentía ansioso, lleno de vida solo robar o ponerse en peligro le daba esa sensación.

No, también le subía la adrenalina y le daba esa sensación de vértigo una persona. La bella Yusbel, pero cuando estaba con ella, todo era más intenso. Lastima que con la princesa su corazón era lo único en peligro. Nunca sería para él, ni siquiera sabía que existía. Solo era un sueño.

Nicolás manejaba la nave lo más rápido posible. Lamentándose no poder ir más rápido para ayudar a su hermano.

Se puso bien sus gafas. Sintió el maldito cosquilleo que le señalaba un ataque de ceguera. Había comprendido que siempre le daban cuando había peligro. Se quedó de nuevo en la oscuridad preparado para lo que pueda pasar.

Le sorprendió el ruido de unos aleteos y una sustancia pegajosa que le impedía moverse. Supo que estaban en peligro alguien quería que no llegaran para ayudar a Darius. Sonrió a Nicolás Fritz nadie lo vencía. Si quería matarlo pelea les daría. Pía estaba satisfecha ella y un montón de mariposas negras harían que se estrellen. Nadie podía impedirlo era un plan perfecto.

Nicolás no se asustó, sabía que pronto podrían estrellarse sino actuaba.

─Garnier coge todo lo que vamos a necesitar y espera al fondo de la nave. Ten cuidado.

El ladrón, estaba distraído viendo un mechón que le había robado a la princesa Yusbel.

Cuando la voz de su amigo lo saco de sus pensamientos

─¿Qué quieres? Ya, voy para allá.

─Haz, lo que te digo. Si no quieres morir músico de cuarta.


Garnier gruño. No le hizo caso cuando subía a la cabina, vio un montón de mariposas. Que apenas lo dejaban ver o respirar .Bajo como pudo a donde Nicolás le indico. Su amigo, respiro hondo. Tomo a duras penas del bolsillo un pequeño encendedor. Y se quemo las manos y los brazos ligeramente para liberarse de su apresamiento. Ya libre y a pesar del dolor, fue tanteando el lugar.

Hasta que encontró una caja negra, donde tenía sus principales inventos tomo un pequeño lanza llamas y comenzó a quemar a diestra y siniestra abriéndose paso.

Cuando llego a donde su amigo le contó que Gregory mando una nave para rescatarlos.

─Mande las coordenadas. Es mejor que saltemos. Guíame, estoy sin vista de nuevo y mis gafas no se donde quedaron mientras mataba esas cosas.

Garnier admiro la osadía de Nicolás y lo guió a la escotilla. Su amigo salto y él le siguió.

Minutos más tarde se reunían Arik e inesperadamente con Annia.

Gregory fue a la habitación de Yusbel a contarle que Garnier y Nicolás estaban a salvo. Su hermana, estaba viendo la ventana con expresión ausente.

─ Yusbel, Ganier esta a salvo.

Ella no le contesto. El rey, se acerco a la ventana y le pregunto en voz baja.

─¿Estás bien?

La princesa asintió.

─ Tranquila hermana . Él, esta fuera de peligro.

Yusbel se volteo a verlo y le dijo muy seria.

─ Lo más duro estar por venir Gregory

El rey la abrazo intentado consolarla.



7 comentarios:

Anna ( princesa) dijo...

Que capi mas intenso.
Menos mal que ha Ganier nada le ha pasado ¡que susto! y la princesa ya esta enamorada completamente de ese hombre, aunque no lo quiera admitir.

Besitos y buen capi.
Me alegro que ya estes mejor.

Fibonacci dijo...

Siempre lo más duro está por venir, bonito este capitulo, me ha gustado mucho...me alegro de que estes mejor y bonita elección con la foto de Nuria fergó...un besote preciosa

Julliany kotona dijo...

Ola adoro estar aqui eu sempre me surpreendo e me encanto com teus textos esse capitulo foi divino alias como todos são amo a forma com que se expressa bjooos meus!

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Uy, llevo retraso en tus entrada, chiqui, pero ya saboree el capítulo, je ,je,,, pero espero que no sea muy duro lo que tiene que venir... o si??? bueno ya tu cabecita lo va liando y solucionando y nosotros disfrutando, je ,ej..
Bss... y buen finde!!

João Ludugero dijo...

Passe lá no meu blog.
ADOREI SEU ESPAÇO.
SE GOSTAR, E QUISER ME SEGUIR.
AGRADEÇO. MUITAS ALEGRIAS!
ABRAÇOS E BFS!
JOÃO,POETA

João Ludugero dijo...

PASSE LÁ NO MEU BLOG;
ADOREI O SEU. AMEI DE PAIXÃO SEU ESPAÇO MARAVILHOSO!
BFS!
JOÃO,POETA
SE GOSTAR E QUISER ME ADICIONAR.

Alas para volar dijo...

Que rabia que no hubiera visto la cara de la traidora, aunque las dos son traidoras!

Bss

Feliz semana

Related Posts with Thumbnails