Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 7 de octubre de 2011

Corazones en la niebla. Capitulo 24

Bueno con un nuevo look  a pesar de  que no me gusta mucho haloween,  pero adoro  hacer  cabeceras.  
También tengo un nuevo capitulo espero que les guste y les deseo un buen fin de  semana.


Capitulo 24

 El error de Inara 

Inara


Inara dejo de llorar, cuando llego al refugio de Moley. Su hogar siempre había sido, donde él estaba. Todo podía faltarle todo, pero siempre creyó que Moley estaría junto a ella hasta el fin de sus días. Él era el único al permitía consolarla, cuidarla, siempre lo considero un amigo, un hermano, mentor y un padre. Hasta unas semanas antes, que lo vio diferente como un hombre.

Aún recordaba el día en que su vida se volvió un infierno. Iban ayudar a Garnier y dar su merecido a Ney Yepes. Todos tenían misiones y como siempre Moley se quedó solo, algo en su mirada le dio pena así que en vez de ir ayudar a su amor imposible, Rafael. Fue en búsqueda de su amigo.

Cuando entro en su casa era oscuro. Como siempre entro en su habitación a verlo, sin tocar como cuando era una niña. Sin embargo, ya no lo era al pasar por la puerta todo cambio. Moley estaba semi desnudo y la oscuridad cubría su rostro no esa asquerosa mascara. Siempre había deseado topar su cara con las manos, verlo. Se quedaron unos minutos iluminados solo con la luz de luna. Inara veía esos hermosos ojos verdes agua devorarla, se acercó más a él y por primera vez se fijó en sus labios llenos y su quijada fuerte. 

 Tembló de deseo y miedo desde cuando acá se fijaba en su amigo, su hermano, pero por más que se dijera que era Moley. El era un hombre atractivo, que estaba a su lado mirándola sorprendido, 

Moley se le acerco y le abrazo incrédulo, sonreía como tonto porque ella estaba ahí junto a él. Inara sintió electricidad en todo su cuerpo cuando, su amigo la toco. En vez de alejarse se dejó llevar y pego su cuerpo más al de él. Estuvieron un rato así hasta que el ladrón, dejo de abrazarla para cubrir su rostro, ella no se lo permitió, lo obligo a acostarse y luego se durmió a su lado como cuando eran niños. Aunque los deseos que experimento no eran los de una niña. 

Dejo de pensar en eso, tenía una misión fue en busca de cualquier cosa que la ayude a encontrar al asesino de su amigo o pistas de que aun viviera. Tres días después. Inara se sentía frustrada nada en la casa de Moley le guiaba sobre los pasos de su amigo. 

En las  2 noches anteriores apenas durmió y si lo hacia tenía extraños sueños en los besaba a un hombre de ojos verde agua. Llego Itia a una pequeña taberna, lo esperaba un informante. Deseaba conocer la nueva guarida de Aviel Negrui y si podía traspasarla lo mataría. El hombre flaco y alto que era su informante pidió un poco de ron, ella algo de cerveza. 

Odiaba los sitios con mucha gente por que al ser una osian (Extraña enfermedad que desarrolla más los poderes mágicos), podía percibir las emociones de todos los que la rodeaban. Respiro profundamente y puso la mente en blanco como le enseño Moley. Al cerrar los ojos unos minutos vio su rostro con esa mascara. Lo peor recordó parte del sueño de anoche, cuando le quitaba la mascara y lo besaba, por un momento sintió un toque eléctrico en los labios. El ruido de un eructo por parte de su acompañante le devolvió a la realidad. 

 Saco toda la información que pudo de ese ser, le pago. Salio de la taberna con una horrible sensación de que algo malo le iba pasar. Busco entre sus pantalones de cuero un pañuelo que tomo de las habitaciones de Moley y lo apretó con temor en busca de fuerza. Odiaba sentirse perdida tener miedo o alguna emoción eso era para los débiles, tenia que ser fuerte.

 Esa noche se preparó para su misión, dudaba que saldría viva de la guarida Aviel Negrui mando sus tesoros a Rafael volvió a visitar la casa de Moley, para despedirse de él en silencio. Recordó su niñez, las veces que cuando estaba triste solo se dejaba consolar por él, o como en las noches cuando no podía dormir lo buscaba y conciliaba el sueño. Se acordó de cuando miraba a escocidas a Rafael sintiéndose mujer y teniendo celos de la princesa Catalina, al único ser que le contó sus miedos fue Moley.

Lo que más le asombraba o le daba temor no eran esos recuerdos los que repetía  su mente. Pensaba  en la ultima noche estuvo en esa casa, cuando Moley le abrazo y ella le vio como hombre y no como un amigo. Ahora era demasiado tarde, solo la muerte le esperaba. 

 Llego a casa de Negrui el campo de fuerza fue muy duro de romper. Oyó unos gritos la princesa Catalina rompía algo en la cabeza de unos de los hombres del asesino de su amigo. Se escondió en uno de los pasillos, la casa apenas tenía soldados iba hacer más fácil de lo que esperaba.

La mayoría de hombres estaban alistándose, pronto irían a atacar. Toco su hombro para anunciar a sus amigos del posible peligro. Entro en la habitación de Negrui estaba desnudo y dormido, Se acercó para verlo bien respiraba profundamente su pecho musculoso subía y bajaba.

Trago saliva, pidió a la diosa no fallar e iba a apuñalar al asesino de su amigo. Cuando sintió que unas manos le jalaron su gran trenza negra. 

 ─Maldita perra. Pensaste que ibas matarme. 

 Inara le vio al rostro y le escupió Recibió una cachetada Catalina y otros hombres entraron al cuarto de Negrui. 

 ─Mira lo que me ha traído la noche, la puta de Moley. Creo que será mejor no desperdiciar el regalo la utilizaré hoy y mis hombres después harán lo que quieran con ella. 

 Catalina chasqueó la lengua en señal de reprobación. 

 ─ No hay tiempo para ello. Kellen quiere que partamos dentro de una hora. 

 Negrui manoseo a Inara mientras decía. 

 ─ Organizarlo tú. Yo me voy a divertir antes de la batalla. Quiero probar este bomboncito. Catalina puso los ojos en blanco . ─ Nos iremos, en una hora contigo o sin ti. No voy a desafiar a Kellen por nadie. ─ Luego cerró la puerta violentamente. 

 Aviel se acercó a Inara,  que tembló al saber lo cual sería su destino.


9 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre genial; de nuevo por tu casa.

Saludos y buen viernes.

Sakura Hikari dijo...

Nuevamente al día. Oh las cosas se ponen interesantes y podre Inara, espero que pueda escapar de todo esto.
Nos vemos!
PD: Me encanto el nuevo look me inpiraste para cambiar el de mi blog, aunque a la mexicana :P

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Un capítulo hoy muy interesante Citu, me ha quedado algo pillada los ojos verdes, je ,je... Como tu nueva plantilla... espectacular!! Bss...

mientrasleo dijo...

Bueno, me costó ponerme al día pero la historia es buena (por eso no me costó anda en realidad :P)
Tienes una buena historia, te sigo

Carol.. dijo...

Hola Citu.. como estas???..

Me encantoooo.. yo ke leia, leia y keria mas ajajja..
alguien tiene que ayudar a Inara..

Gracias por el capitulo.. besos sy Cuidate.
Que tengas una linda semana

Cam dijo...

Oh, por Dios... cmo lo dejas ahí?? Definitivamente me quieres matar!! Me ha encantado el capi... lamento no poder dejar tantos comentarios, pero el tiempo me ha estado jugando en contra.
Por cierto, tienes premio en mi blog: http://elovejensi.blogspot.com

Saludos, nena, cuídate

Danisa dijo...

Hola linda!! buen inicio de semana un beso y cuidate mucho!! nos vemos

Iris Martinaya dijo...

Nooooo, que no le pase nada. Donde está Moley, espero que aparezca, que pueda hacer algo. Como siempre me dejas en vilo Citu.

Un beso, feliz semana!

vampiresa dijo...

Mi niña el capi como siempre espectacular pero con tantas intrigas...... Que les pasara?

saludis vampi

Related Posts with Thumbnails