Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Corazones en la niebla. Capitulo 34 ( primera parte)

Bueno aquí les mando un nuevo  capitulo y perdón  por haberlo  mandado tan tarde 



Capitulo 34 ( primera parte)


Las cartas 




 Annia se despertó un poco cansada, Nicolás estaba dormido a su lado. Se veía tan pacifico y hermoso. Miro como respiraba lentamente, lo acaricio con miedo de despertarlo. Estaba loca por él, nunca en su vida a nadie le había dicho que lo amaba. Con miedo y temblando le abrazo, en voz baja susurro  

― Te amo.

― Dilo, de nuevo 

― Eres un tramposo 

― Golpeo su pecho y se puso encima de él. Sintiendo a su miembro despertase. Él le agarro y le beso la oreja para morderla. 

― Dilo 

― No ― Chillo Annia, estremeciéndose del placer. 

― Dilo, por favor. 

― Tonto, Annia lo beso en la boca con pasión y luego se separo para respirar para posteriomente gritar. 

―Te amo, Nicolas Frtz, desde el primer momento que te vi. ― Al mismo tiempo ella se insertaba  en su miembro y él dejo de pensar solo queria hundirse dentro de ella y convertirse en uno solo. 

― Te amo An... 

Ella lo acallo de un beso y dejaron que sus cuerpos hablen .

 Annia se despertó un poco cansada, tanteo buscando a Nicolás. Abrió los ojos desilusionada al no descubrir que no estaba en la cama. Se desperezó y tomo su  vestido, que estaba en el suelo. Cuando lo alzo no noto que su vestido estaba roto, y maldijo un poco enojada. Esa prenda le presto Yusbel minutos después que llegaron, cuando se aseó antes que Kellen volviera para hacer estragos. Lo examino detenidamente no había nada que hacer. 

 Se paró  y vistió para buscar a Nicolás, lo encontró con una bandeja en la que llevaba unas tostadas de aspecto raro, café y un poco de jugo de naranja. Cuando la vio fuera de la cama le dijo preocupado. 

Ve a la cama, necesitas descansar. 

No me des ordenes replico Annia examinado la bandeja. Tomo una tostada y la mordió, estaba un poco quemada pero él se había tomado el trabajo de hacerle el desayuno. 

 Iba reprenderle, por  el vestido roto y la tostada. En vez de hacer eso, se acercó a Nicolás y le dio un beso en la mejilla. Al ver su rostro resplandeciente hizo que su sangre se encendiera al igual que su corazón. Tomo un poco de jugo para pasar la tostada, mientras se sentaba en la cama junto a Nicolás, vio la hora y con pena manifestó. 

Será mejor que me apure, son 10 .30 debo irme a casa de Rebeca y ver que me pongo. Nicolás trago un poco de tostada quemada antes de responder. 

No te preocupes, traje ya lo que te vas poner. Así que vamos a poder estar más, tiempo juntos. ¿Si deseas te preparo el baño?  

¿Elegiste, mi ropa? ¿Buscaste entre mis cosas ? ¿ Quien te ha dado permiso? 

 Nicolás se puso pálido otra vez, había metido la pata. Se sentó en la cama esperando que ella estallase. 

Annia maldición, lo hice de nuevo. 

 Annia se paró para tranquilizarse no quería pelear otra vez. Cuando hablo intento calmarse 

¿Que crees? 

Ay, por la diosa. 

Annia callo lo que iba decir Nicolás antes de enfadarse más. Se paró y camino por la habitación antes de hablar. 

Nicolás, te amo, pero debes entender que no puedes tomar decisiones por mí sin consultarme. No puedes invadir mi espacio personal. Sé que debemos adaptarnos el uno con el otro, si queremos que nuestra relación funcione 

Es que quería sorprenderte, además solo deseaba estar más tiempo contigo. Pensé que sería algo romántico. Annia que hasta el momento estaba parada se sentó en sus piernas y lo beso en la boca sorprendiéndolo. Nicolás abrió los labios y dejo que la lengua de Annia explore la suya la abrazo más fuerte y sus manos bajaron por su espalda Annia gimió y se separó de él 

Entonces. ¿Nicolás vas respetar mi espacio? 

Lo haré, te ju… 

 Ella lo beso nuevamente Nicolás en su afán por sentir su piel destruyó lo que quedaba del vestido de Annia y tiro la fuente con el desayuno a ninguno le importo. Estaban más ocupados acariciándose. 

Una hora  más tarde Annia  miro el reloj y grito asustada.

―Por la diosa  Son  las  once  y media  casi no tenemos  tiempo de arreglarnos.  

― Ven aquí. 

― No , Nicolás quiero causar una buena impresión a tu madre. Tráeme el vestido que elegiste. Con temor abrió la caja esperando que Annia no se moleste con su elección. Ella, examino el vestido fue uno de los primeros que compro cuando llego a Yumar. 

Hace tiempo que no uso este vestido me había olvidado de él. ¿Cómo te pudiste acordar de él?  

Por qué fue el primero que te vi. Fue como haber visto la luz del sol. Estaba completamente ciego,  aburrido. Buscando a una mujer que había liberado solo quería oír su voz y luego un gran destello iluminó todo, era tu sonrisa. 

 Por más que quise olvidarte, siempre que me sentía solo. Me acordaba de tu sonrisa y me sentía mejor.

Annia se le acerco y lo beso. 

Gracias, es mejor que el vestido que hubiera elegido. Te he dicho, que te amo.  

Nicolás serio respondió 

No últimamente. 

Te amo, tanto  dijo cariñosa Annia mientras abrazaba a Nicolás, luego su mano empezaron a bajar nuevamente el pantalón de él. 

Vamos a llegar tarde . 

―¿A quien le importa? Déjate llevar ― Susurro,  Annia mientras toma su miembro y le daba un dulce beso. A Nicolás no le importo nada más. 

 Una hora y media después, un pitido asustó a Annia que estaba encima de Nicolás besando su pecho media adormilada, pero bien contenta. 

¿Qué pasa? 

Mi hermano

¡Ay por la diosa! Mira la hora ya deberíamos estar  en el almuerzo de tu  madre. 

―Le dije que me  quede dormido y que ya voy para allá.

 ― Eres mi héroe.

Nicolás, sonrió y  respondió. 

― Dame un beso.

Ella lo beso y empezaron a acariciarse de nuevo. Nicolás  tomo el  seno de  Annia y ella  chillo y se alejo espantada.

―Nicolás que ¿que piensas  hacer? 

― Amarte.

― No hay tiempo .¿Qué va pensar tu madre? ¿ que estuvimos haciendo?

 Tú tienes la culpa.

 ¿Yo? Tú fuiste la que empezó. 

Annia se paro y se  miró en un espejo pequeño. Estaba con la cara radiante y llena de felicidad. Se viró para ver que Nicolás aun se desperezaba. 

― Lo sé, eres una tentación Es mejor que nos vistamos solo falta la humillaciuón que tu hermano venga a buscarnos.

― Conociendo a Darius  es capaz. 

 Muévete Nicolás vamos a llegar tarde. Yo asearé acá mientras tú preparas el baño. ¿Tienes ropa limpia y planchada? 

¿No para que?   Annia puso los ojos en blanco y se puso a ver la ropa de Nicolás. Él se la quedo viendo. 

¡Muévete!  Nicolás fue a prender la ducha, mientras le preguntaba 

¿Vamos a compartir el baño? Annia miro la hora y con desesperación y prisa contestó. 

Sí, pero no hagas nada sospechoso. 

¿Yo? 

 Annia busco hasta encontrar ropa limpia. Halló una camisa blanca un poco arrugada en la mochila que llevaba Nicolás se dispuso a plancharla cuando vio dos cartas. Las recogió iba leerlas , en el momento que apareció Nicolás 

¿Qué haces? 

Pregunto asustado 

Iba a planchar tu camisa pero se me cayó esto. ¿Son para mí? 

Sí, pero 

¿Puedo leerlas? 

 Nicolás deseaba decir que no, pero no pudo hacer nada. Asintió con desanimo, Annia vio la hora y dijo. 

Las leeré después vamos a bañarnos y ni se te ocurra tentarme. 

Si mi general, tus deseos son ordenes. ― Replico  Nicolás burlón, a pesar de estar preocupado por lo que Annia pensara cuando leyera las cartas. 

Ella  entro en el baño el agua mojaba su cuerpo Nicolás se quedó mudo viendo lo hermosa que estaba. 

¿Qué te pasa? 

Nada solo perdí mi aliento y mi corazón al verte. 

Ven y déjate de esas ideas.  Dijo Annia mirando el miembro de Nicolás crecido y listo para la acción. 

 Él empezó a lavar su espalda y Annia dejo de pensar para responder a su contacto perdiendo en el placer de sus manos. Una hora después y cuando fue a buscarlos Darius llegaron a la casa de la madre de Nicolás. 




3 comentarios:

Wendy dijo...

Citu, con esto del traslado no dispongo de mi equipo habitual, tengo que utilizar el portati y el brillo d ela pantalla me impide leer el texto de tu blog, al estar en rojo no destaca mucho sobre negro.El blanco se lee muy bien
Sorry.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Estupendo, estupendo, ha sido divertido y maravilloso leerlo con tu calidez, amiga, je ,je... Qué buena pareja hacen, ja ,ja... Besitos y cuídate...

Iris Martinaya dijo...

Hola Citu

Estos dos si que se lian cuando están a solas eh, jeje, al final han tenido que ir a sacarlos de la habitación.

Siento haber desaparecido, es que mi hermano se casa y estamos todos locos con las cosas de la boda.

Y no creas que me olvidé de tu relago de cumple, es que ando tan liada que apenas tuve tiempo ni para hacer una entrada, pero lo haré pronto. Gracias de nuevo.

Un beso

Related Posts with Thumbnails