Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 27 de febrero de 2012

El desierto de mi corazón. Capitulo 12

Bueno con una pereza enorme y algo dormida aún pongo este capitulo. Pero, antes de hacerlo doy muchas gracias a las personas que se han pasado a desearme buenas vacaciones y aclarar a mi amigo Drac, el motivo por que la verificación del comentario. Lamentablemente no lo voy a quitar. Lo que pasa es que hace dos años tenía una persona que escribía mensajes molestos en el blog y tuve que ponerlo para que no vean sus insultos, si bien hace tiempo que no me escribe y hasta me pidió perdón,  es preferible prevenir que lamentar. Y ahora si pongo el capitulo.


 Capitulo 12 
La señora Orbe 

La señora  Orbe.


 Ana caminaba de regreso al hotel junto con Urian que cargaba Harry, que  se  fue hacer un chequeo medico. Su relación había cambiando un poco desde lo que ocurrió en la casa del lago. Aprendió a verlo con deseo pero también a conocerlo bien Urian a pesar de que siempre se veía tan serio era un hombre dulce y muy solitario. Iban a cruzar al hotel y como siempre tomo su mano para ayudarla, eran esos pequeños detalles que habían hecho que ella comenzara apreciarlo. Él aprisionó más su mano, Ana le sonrió mientras se estremecía.

 ― ¿Tienes frió? 

 ― Un poco, pero ya llegamos a la pensión. Urian se quedó distraído con su sonrisa una persona lo empujo para que él reaccionara. 

 ― Debes esta cansada el día ha sido pesado. Ana asintió mientras Harry maullaba. 

 ― Lo peor es que no encontramos ninguna casa o edificio que realmente sirva para el local. Ha este paso cree que deberíamos ir a Viedma. Bueno, Ana mejor te dejo entrar o la pizza se te enfriara. 

 ― Entra. 

 ― No tendrás problemas con la casera.

Ana se sonrojó y luego le respondió. ―Ella piensa que eres mi hermano. Espero que no te moleste. 

 Urian toco su mejilla pensando que si ella supiera los sueños y pensamientos tan poco fraternales tenía hacia ella. Cuanto más conocía a Ana mayor cariño empezaba a tenerle. 

 ― Entonces entremos, quiero un pedazo bien grande. 

 Ana rió, mientras su rostro se iluminaba. Entraron al pequeño cuarto. 

Urian soltó a Harry mientras ella ponía en una mesa la pizza y buscaba unos platos. Al principio comieron en un silencio cómodo. Hasta que Ana hablo. 

 ― Y mismo no aceptaras la propuesta del Señor García. Urian tomo algo de coca cola 

― No la casa es muy chiquita, no me gusto y para el precio debería tener los pisos cubiertos de oro. Ana, le dio un poco de queso Harry que ronroneo. Luego respondió. 

 ― En eso tienes razón era muy pequeña la que era grande y muy hermosa a pesar de lo vieja era la casa del lago. Urian casi se atranca aun recordaba vividamente ese lugar, no podía olvidar el sabor de los besos de ella. Si verla al rostro para no delatarse dijo. 

 ― El lugar me recuerda Groningen , mi cuidad natal. Sabes deberíamos volver a explorar esa casa y hablar con el cuidador capaz que esta a la venta. Ana asintió mientras le servia a Urian otro trozo de pizza y preguntaba. 

 ― ¿Extrañas tú cuidad? 

 Urian pensó un momento antes de contestar. 

 ― Cuando era joven odiaba ese lugar, aun recuerdo como destetaba como el erwtensoep 

 ― ¿El er que? 

 ― Sopa de guisantes. 

 ― Mi abuela me la obligaba a comer podía estar horas frente al plato. 

 ― Lo sé, la mía era maniática que tome la sopa de tomate. Sabes a veces le extraño pero lo que más añoro es tocar el piano. 

 Con un poco de miedo Urian pregunto, no deseaba alejarse de ella 

― ¿Deseas volver a tu vieja vida? 

 ― No para nada. He hablado con mi abuela pero la verdad me gusta donde estoy― sin darse cuenta Ana tomo la mano de Urian. 

 Él se estremeció pero no la retiro la miro a los ojos perdiéndose en su color y su dulzura. 

 ― Me alegro, no sé que haría sin ti. Ana se sonrojó y soltó la mano de Urian. 

 ― Sabes lo que más odiaba Purmamarca era lo sola que me lo que me sentía. A veces pensaba que era como una sombra que nadie veía. Urian toco su mejilla ― liefde, (querida) podría haber un millón de personas que yo siempre te miraría. 

 Ninguno de los dos habló solo se miraron casi a punto de besarse nuevamente en ese instante golpearon la puerta. 

 ― Ya estas en casa Ana,  quieres un poco de chocolates y alfajores. Acabo de comprarlos. Urian se separo de ella, miro a la ventana. 

Ana abrió la puerta Diego entro e hizo una mueca al ver al holandés. 

 ― Será mejor que me mache, mañana iremos la laguna ¿Cómo se llamaba? 

― Nahuel Huapi. Urian se paro acaricio suavemente a Harry y se dispuso a tomar su chaqueta. Y a en la puerta empezó a despedirse de Ana. 

 ― Tot morgen ( adiós) Ana. Ana fue a la puerta y le beso en la mejilla mientras repetía bajito. 

 ― Tot morgen Urian 

 Él se topo la mejilla sabiéndose cada vez más perdido por la magia de Ana. 

 A la mañana siguiente Urian estaba soñoliento apenas había podido dormir un poco. Cuando por fin lo conseguía terminaba soñando con ella. Ana apareció un poco despeinada pero como siempre sonriéndole. Desayunaron y fueron a otra vez a la casa del lago encontraron al guardián de la casa junto a su perra Lulu. Él no les dio muchas esperanzas de que la señora Orbe les vendiera. Cuando fueron a verla la mujer no los quiso recibir. Urian se sintió un poco triste cuando Ana lo vio se acerco a él y lo abrazo con ternura. 

Él no recordara a nadie que le diera una muestra de cariño tan sencilla y espontánea. Iban a tomar un taxi, cuando una criada los alcanzo. La señora Orbe quería verlos. La mujer era una anciana muy alta y flaca. A Ana le recordaba a su abuela. Ni bien entraron la mujer sin ni siquiera darles los buenos días los interrogo.

 ― ¿Por qué me buscaban? Mientras instintivamente tomaba la mano de Ana. 

 ― Deseamos ver si vende la casa del lago. 

 ― No, si es todo márchense. Ana caminaba a la calle. Pero Urian no se movía. 

 ― Por si acaso, vende el piano que tiene en la casa. 

 ― ¿El piano de mi madre? Ana apretó la mano de Urian mientras protestaba. 

 ― Urian no es muy caro y que voy hacer con piano si ni casa tenemos. 

 La señora Orbe los miro como examinándolos y pregunto. ― ¿Qué van hacer con la propiedad si les vendo. 

 ― Poner un restaurante en la planta baja y nuestra casa en la alta. 

 ― ¿Van alterar el mobiliario? ― No le importa, pero creo que no la casa es muy bella solo necesita un poco de atención. La señora se rasco la barbilla. 

 ― Mi sobrina, desea que la venda. Sé, que cuando yo me muera lo hará y derribaran la casa de mis ancestros no deseo eso. Si les vendo me prometen que la casa seguirá en pie. Urian asintió. 

― Podría poner yo el nombre al restaurante. Antes que pudiera decir algo Urian Ana contesto. ― ¿Cuál sería? 

 ― Nuevos comienzos, así lo llamaba mi Gustavo a esa casa. 

 ― Me gusta ― dijo Urian. 

 ― Y otra cosa si les vendo ¿ustedes vivirían ahí al igual que sus hijos ahí? 

 ― No estamos casados, somos solo amigos. 

―La mujer rió, ante la contestación de Ana. 

 ― Lo estarán , se ven que están muy enamorados . 

Les venderé mi casa si no la altera, llaman al restaurante nuevos comienzos y ponen a su primera hija Euclipide. ― Ni loca llamara a mi hija así, parece una tortura más que un nombre. 

 ― Lo hará. 

 ― Trato hecho mañana venga y hablaremos del precio. 

 Ana aún protestaba  y no podía dejar de pensar en lo que dijo la mujer. ― "Lo estarán , se ven que están muy enamorados." ― Ella no podía estar enamorada del gigantón, era una locura, la señora estaba loca.


6 comentarios:

Anna Soler dijo...

Ganas tenia de verte de vuelta
¿Has visto el correo que te he enviado?
Buen capi, sabia mujer, en el fondo es cierto que acabaran juntos.
Besos

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Uuyyy pero si sí lo está! Hasta las trancas como decimos por aquí, je, je...
Me parece que es el comienzo de una bella historia de casamiento... me pido la madrina!! ja ,ja... Bss amiga, me encantó...

mientrasleo dijo...

Me alegra verte de vuelta, espero que lo hayas disfrutado mucho.
Me gusta como retomas, con bastante fuerza y mucho diálogo.
Un beso.
PD. Entiendo la moderación, yo también lo tengo

Byron Campoverde Cabrera dijo...

Buenas! No estaría mal que pusieses un enlace a la parte anterior o al principio,porque yo acabo de llegar y no sé como llegar hasta él >.<
Un beso.

Sakura Hikari dijo...

Me encanto este capitulo. La señora sabe de lo que habla, no por nada ha vivido tantos años :P
Me encanto sus condiciones, excepto el nombre, rayos pobre niña u.u espero q no tengan o que lo usen como segundo nombre xD
Ahora a leer el resto :D

Ariel dijo...

FELIZ NOCHE CITU!!!
SOLO PASO A DESEARTE UN GRAN JUEVES!
TODOS LOS CAPITULOS ESCRIBES TÚ?
TODO DE TODO???
POR DIOS, ME IMAGINO QUE TE HAN PREMIADO O VIVES DE ESTO, PORQUE POR LO POCO QUE LEÍ ES REALMENTE EXCELENTE... PERDÓN MI COMENTARIO, TALVEZ ESTÉ FUERA DE LUGAR, PERO ESTOY ASOMBRADO!...
BESOS.
EXITOS, MAS EXITOS...

Related Posts with Thumbnails