Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 9 de julio de 2012

El reino de Quito



Aunque es lunes y  uno está con pereza más dormido que  despierto les deseo una linda semana



Como lo prometí  voy  hablar  de mi cuidad  de su historia. Así que empezare por el reino de Quito.
Es un tema un poco polémico ya  que algunos  historiadores, niegan   existencia de la tribu Cara y del Reino de Quito, aproximadamente un siglo atrás por el historiador Gonzales Suárez y rebatidas finalmente por D. Jacinto Jijón y Caamaño, también historiador y arqueólogo ecuatoriano, quien dejó claro (apoyado en estudios arqueológicos) que nunca existió el reino de Quito o la tribu Cara. Así pues ningún arqueólogo o historiador en la actualidad considera como ciertas las aseveraciones de tal Estado.
En la cultura popular ecuatoriana, donde el sistema educativo primario y secundario difundió la historia del Reino de Quito como cierta durante todo el siglo XX . Yo recibí clases como si ese  reino existiera.

  


La existencia del "Reino de Quito" fue recopilada por el jesuita Juan de Velasco, sin embargo se cree pudo ser una confederación militar con fines defensivos contra los conquistadores Incas. El sacerdote explica que el Reino de Quito lo habrían formado los pueblos precolombinos Shyris (Quitu-Caras), Caranquis y Puruhaés, que se unieron para enfrentar a los incas cuando llegaron a la región de Quito. Estos argumentos se basan en la recopilación de ciertas historias indígenas que recogió en su obra El reino de Quito, escrita en 1767 y publicada en 1846.

Juan de  Velasco

La parte de la obra escrita por el padre Juan de Velasco que tiene más crítica es la parte preincáica. Los estudios de campo en arqueología, antropología y lingüística, han mostrado que no existe prueba de algún tipo que respalde la existencia de una unificación cultural en un Reino o Estado de la Sierra centro-norte del Ecuador, más bien los estudios han dado como resultado la existencia de una enorme diversidad de cultural.
Para los historiadores la presencia de dicho Estado tampoco tiene fundamento pues antes de Juan de Velasco ningún historiador o cronista menciona una monarquía preinca instalada en Quito, una cultura Cara o unos gobernantes Shyris. Además en su parte de la historia preinca, las únicas fuentes que cita el padre Juan de Velasco son las historias transmitidas oralmente de los pueblos indígenas, los testimonios del Cacique Puruhá Jacinto Collahuaso y los escritos del Padre Marcos de Niza.

 Yo les dejare conocer  su historia, como a mi me la contaron cuando era una  niña. Ya que es apasionante 
El reino  de Quito      


Como  les conté el otro lunes  el nombre  de mi cuidad   proviene  de los Quitus  último régulo del pueblo de los Quitus cuyos dominios se extendían hasta los territorios de Aloag, Amaguaña, Calacalí, Chillo, Chillogallo, Conocoto, Cumbayá, Gualea, Guápulo, Guayllabamba, Lloa, Machachi, Píntag, Pomasqui, Puembo, Quinche, Sangolquí, Tumbaco, Uyumbicho, etc. Ninguno de estos nombres se pronunciaban con la vocal o sino con la u, pues el idioma de los Quitus carecía de la mencionada vocal.




Los Quitus fueron conquistados por los Caras, que habitaban por el año 1000 de la era cristiana, las costas de Manabí y que remontando la cordillera occidental de los Andes encabezados por Shyri Caran se establecieron a los pies del Pichincha.

Adoraban al sol y a la luna. En Quito construyeron un templo a la luna en lo que hoy es el barrio de San Juan y otro dedicado al sol en la elevación conocida como Panecillo. El templo al sol era cuadrada, todo de piedra labrada con bastante perfección, con cubierta piramidal, con una puerta abierta hacia el oriente acompañada de dos altas columnas que eran los observatorios de los solsticios para la regulación del año solar. Pusieron además 12 pilastras en contorno del templo, que eran otros tantos gnomones para señalar por su orden el primer día de cada mes.

A diferencia de los Quitus, que enterraban a sus muertos abriendo sepulturas en el suelos, los Shyris colocaban el cadáver en la superficie, en un lugar alejado de las poblaciones, y colocaban en su contorno las armas y alhajas de su mayor estimación. Concluida la ceremonia fúnebre, fabricaban a su alrededor un panel bajo de piedras brutas cubriéndolas en una especie de bóveda a modo de horno cargando encima piedra y tierra que se conocía como tola.

Su gobierno, nombrado por la Junta de Señores del reino, estaba marcado por la ley de la sucesión, se nominaba como Shyris a los hijos varones con entera exclusión de las hijas, y a falta de hijos, los sobrinos hijos de hermanas. El Shyri, cuya insignia era una gran esmeralda colocada sobre la frente, se casaba con una sola mujer y podía tener el número que quisiese de concubinas. Los asuntos de guerra y materias graves de estado que resolvía el Shyri, no podían ponerse en ejercicio sin la aprobación de dicha Junta y la y a su vez ésta no podía resolver sin la aprobación del Shyri.

Usaban una especie de escritura similar a los quipus peruanos. Se reducía a ciertos archivos o depósitos hechos de madera, de piedra o de barro, con diversas separaciones en las cuales colocaban piedrecillas de distintos tamaños, colores y figuras angulares. Con las diversas combinaciones registraban sus hechos y formaban cuentas de todo.
Fueron diestros en hacer tejidos de algodón y lana pero mucho más en curtir las pieles, y se supone son los inventores de labrar las piedras más duras, como las esmeraldas, por haberse establecido primeramente en la región de Manabí y Esmeraldas.
Mediante conquistas, los territorios de los Shyris se extendieron por el Norte hasta Cayambi, Otavalo, Dacha y Tusa (hoy provincias de Imbabura y Carchi) y por el Sur hasta las tierras de Llactacunga (hoy provincia de Cotopaxi) y más tarde, con el matrimonio de Toa y Duchicela, se anexa a los Puruhaes (hoy provincia del Chimborazo), y llegaron a dominar hasta la tierra de los Huancabambas.

Hualcopo Duchicela

En el reinado de Hualcopo Duchicela, Shyri 14, hacia 1450, el Reino de Quitu empezó desmembrarse, el Inca Tupac Yupanqui emprendía su campaña de conquistas. El Reino de Quitu fue conquistado por el inca no sin antes presentar una férrea defensa de los ejércitos comandados por Epiclachima.

A Hualcopo Duchicela le sucedió su primogénito Cacha, quien procuró recuperar los territorios perdidos por su padre y encontró obstinada resistencia por parte de los Cañaris adeptos a la dominación Inca.



Cacha tuvo una sola hija, llamada Pacha, a quien casó con Huayna Capac, sellándose así la conquista del Reino de Quito y la extensión del Tahuantinsuyu.



Pacha y Huayna Capac tuvieron dos hijos: Atahualpa y Huáscar. A la muerte de Huayna Capac se dividió el territorio de los Incas mientras, desde el viejo continente, hombres barbados con la cruz y la espada se hacían a la mar. Empezaba la historia de esclavitud, genocidio y despojo que resultó ser la Conquista de los españoles.

Si quieren saber que  mas ocurrió  será el otro lunes  , por el momento les dejo y espero que entenga un linda semana 






7 comentarios:

Maribel G. M dijo...

Qué interesante!
Cuéntanos más, por favor.
Un beso

Fibonacci dijo...

Muy interesante e ilustrativo conocer tu tierra y su historia...me ha gustado...un besote preciosa.

Carolina dijo...

Buenas noches, mi querida Citu,
Lei con mucho detenimiento esta historia magnificamente contada. La combinacion de leyenda y hechos veridicos, nos permite revivir a las antiguas civilizaciones, son reconstrucciones que mantienen vivas la cultura, la memoria, la rica diversidad y sobre todo, la identidad.
Un abrazo.

Ariel dijo...

HOLA CITU,
YO VOY A LO DE "CAROLINA" POR HISTORIA, PERO HOY TAMBIÉN LA TIENES TÚ!

MIRA, ENTRE TANTOS NOMBRES AUTÓCTONOS SIN "O" Y CON "U"...
Ó LA OBRA ESCRITA POR EL PADRE VELASCO...
Ó LOS ESTUDIOS ARQUEOLÓGICOS,
PERSONALMENTE CREO QUE EL REINO DE QUITO EXISTIÓ Y EXISTE!
Y SABES POR QUE?
PORQUE ME APOYO EN LA TEORIA DE QUE QUITO ES REINO POR EL HECHO DE TENER UNA REINA COMO TÚ!
BESITOS
BONITA SEMANA!

My favorites things dijo...

Hola Citu! Nunca pensé que diría esto pero que lindo es comenzar la semana leyendo un poco de historia!!!
Me encanta la mezcla de realidades con las leyendas. Te deseo una hermosa semana y nos estamos viendo, bue leyendo. Bsts =)

mientrasleo dijo...

Me ha parecido muy interesante. Me encanta conocer un poco más de los lugares que somos cada uno.
Besos, que ya estoy en casa otra vez..
PD. Menudo capítulo 16!

Lourdes dijo...

Qué interesante historia sobre Quito.
Hermoso blog
Cariños

Related Posts with Thumbnails