Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 20 de junio de 2016

La luz de tu sonrisa. Capítulo 3

Hola,  ¿cómo están?  Hoy  veremos  lo que  ocurrió  con  Carol.   Les deseo una  genial semana.
Capítulo  3 

Carol se  levantó.  Espero a  que la  camarera  se  fuera  y  se iba a marchar a  su apartamento.  Sin embargo, una mano se lo impidió.
—Quédate.
Carol  no pudo moverse, aunque  deseo  con  todas sus  fuerzas   que    hubiera un  terremoto y la  tierra le tragará en un instante.  Se  preguntó ¿por qué   un meteorito  no caía  ahí  en la cafetería? Siempre   en las películas  destruyen primero  a  Nueva York, era  hora  que  se cumpla el mal presagio.  No  ocurrió nada de eso, la gente  seguía comiendo y en la calle transitaba ajenos  a su  dolor  y  pena.
Miró  a los  profundos  ojos  azules  de  Éric, su  vecino parecía  estar preocupado.  Tal  vez  ella  le  guste  un poco.  
—¿Quieres  un chocolate caliente ?  Eso te  calentara  y me cuentas que  te paso. 
Carol sin  ganas  asintió mirando la puerta, queriendo huir    lo más  rápido posible.  Solo  necesitaba    dar  unos pasos,  pero parecía  como si  sus piernas   estuvieran pegadas a la   silla. Cuando  Éric  se  fue  por  el chocolate .  Ella  se  miró    el  azucarero   de  metal  que estaba  en la  mesa.   Por  dios parecía medusa; lástima que no podía  transformar  a nadie   en piedra  en especial a su  jefe. 
Sus pensamientos  fueron interrumpidos  por  Éric y una mujer   de  cabellos  rubios.  Carol  sabía que era  hermana  de su  vecino  aunque    no se acordaba  de su nombre. La  rubia  era algo rellenita,   aunque siempre parecía  de  buen humor.   Ella traía    un  pastel  de chocolate  y algunas    empanadas.
Ambos  hermanos  se sentaron junto a  ella
—  Ten  te ayudará entrar en  calor.  ¿Cuenta  que  te ocurrió?
Carol   sin  ganas    se  limpió las   lágrimas. 
—Me  quedé  sin trabajo,   gracias por la  comida. Sin embargo, estoy sin  hambre  y  tampoco puedo  pagarla. 
Carol  se  paró  con toda  la resolución  de marcharse.  Ni  siquiera  sabía  por qué  diablos  terminó  cerca   de la  cafetería  “ sueños   de chocolate”.  Solo  supo   que   un minuto estaba  caminando sin  rumbo  fijo  en la lluvia  y  luego    una  camarera la hizo  sentar  en una mesa. Quiso escapar, sin  embargo,  fue demasiado lenta. Éric  no   le dejó irse. Debía  irse  conservar  la poca  dignidad  que  tenía. Con  resolución  miró por  última  vez  a su  vecino  para   irse a su  apartamento.
Antes que  Erik  pudiera decir  algo.  Jenny tocó la mano  izquierda de Carol—. Siéntate  y toma  algo de chocolate.   No importa que no puedas pagar  la comida   es de parte   del  local. ¿Cuéntanos por qué estas  en esta  facha?   Te  va a hacer  bien desahogarte.
Carol iba a  negarse,  mas  Éric  dijo  — Por favor,  quédate.  
Resignada, tomo un poco  del chocolate  .  Fue  como  si  toda la mañana  infernal  desapareciera al sentir  su  sabor.  
Pasaron  varios minutos,  hasta  que  Carol  se atrevió  hablar .  Lo hizo mirando hacia  la  ventana  porque no soportaba  que  Éric   o  la  rubia  le tuvieran lástima .
—Todo empezó.  Hoy  de mañana,  tenía  que llegar  a una  junta   urgente. Para exponer  mis  diseños   a la compañía que trabajo.  Sin  embargo,  me quedé  atrapada  en el  ascensor.  Luego empezó a llover  y  el tráfico estaba  imposible.  Mi jefe    llamaba  cada rato  para  decirme  que me considerara  despedida.
Desesperada, pare  el taxi  y  decidí  correr   por  Central Park  para  ir  a  mi oficina.
Estaba  llegando    cuando me di cuenta de que la  carpeta  con mis  diseños se  quedó  en  taxi. Me senté en la acera  para llorar.  Trabaje  tanto   en esos  dibujos y en el concepto  para  esa  campaña.    y todo  se lo llevó  el viento.  
Como una  tonta  me puse  a  llorar   mi celular  no dejaba  de tocar,  pero no quería atender  a  mi jefe.  Iba   a irme    a casa , cuando me disponía   a cruzar la  calle  casi  me atropella  una mujer     que parecía desquiciada.  La  insulte   y  ella  estuvo a punto  de   golpearme. 
Alguien pitaba  y   decía     mi nombre.  Cuando me  fije  era  el  taxista  al que  dejé   la carpeta  con mis  diseños.  Dejé a la mujer  desquiciada   que  aun  me mandaba  al diablo y fue con el taxista  que me cobró  100  dólares  que era todo lo que llevaba  en la cartera  por  devolverme  mis  diseños. 
Esperanzada  corrí   como una  niña    hacia  el edificio  Snow.  Cuando llegue   fui  directo    al  baño  a  arreglarme,  para lucir   algo decente  luego  de haber  caminado en la lluvia.
Mi jefe     me  vio  salir     del  baño y me arrincono .  Me  gritó que era   una incompetente  y otras  cosas. Estuvo a punto  de  golpearme  si no era  por  Maritza   su  secretaria. Enfadada le  tiré mis  diseños  y   volví  al baño a llorar.
Carol    ni se dio cuenta de que mientras  contaba  la historia  se dispuso a  comer   y   a pesar de que  se sentía  triste,  ya   no  quería llorar.  
Un poco curiosa  se  dispuso   a  mirar  a  Éric ,  él  sostenía  una taza  de chocolate  y la  bebía distraído. Carol  no supo  que su  vecino  tuvo ganas   de matar  al  sujeto  que    casi la  agrade  y que le  causó  tanto  dolor. 
La  mesa  se quedó en silencio  Carol  no dejaba de mirar  a  Éric que se encontraba  distraído  con  sus pensamientos. Para evitar   que la improvisada reunión termine  Jenny dijo  — Ya encontrarás  otro  trabajo. 
—  No creo,  la historia  no  termina. 
— Sigue  entonces. 
Carol tomó  algo de chocolate  y   siguió  con su relato.
— Bueno,  salí  del  baño.  Fui  a mi cubículo a  tomar mis cosas.  Cuando Maritza    me pide que    cuide  la oficina mientras  ella iba al baño.  Fui  a su escritorio y mi jefe llamó, porque necesitaba    unos documentos  .  Fingiendo la  voz  gruesa de  Mariza  le digo que ya  se los mando.  Cuando llamó  a  la asistente  ella busca los documentos  y  veo que mi jefe ha  tomado  como  suyos  mis  diseños.  
Furiosa  entró a  la oficina  y  le  reclamó  cuando me doy cuenta de que la  loca que quiso atropellarme  era la  clienta. 
Terminaron sacándome  de la oficina  con  dos  tipos  enormes  que eran  guardias  de seguridad  y  casi me meten presa. 
Me  quede  parada por horas   en medio  de la lluvia  y  luego del sol sin  saber qué hacer.  Luche  tanto para pertenecer  a esa compañía.  Ahora  lo más  probable  es  que  tenga que mudarme  a  California  con  mis  padres . No tengo   dinero suficiente  ni trabajo para quedarme  en Nueva York.

 Carol intentó   no  volver a  llorar,  cuando  sintió  que todos  sus  sueños  se fueron por  el drenaje  y  tenía que empezar  de  nuevo. 
Jenny  sonrió  y volvió a  tocar  las manos  de   Carol, en señal  de apoyo.  la chica  era  algo torpe.  Pero parecía   sencilla  y  dulce.  Lo que su hermano  necesitaba.
Siempre  observó  a  Éric  estar atento  a su visita  diaria  y   ahora mismo  .  Estaba concentrado  en ella.  Hasta   podía  ver  que  quería ayudarla  de alguna  forma. Sin embargo,  si lo dejaba en sus manos su hermano la dejaría  ir.  Desde  la traición de  Sabrina  no  volvió a  creer  en  el  amor.
Así  con decisión  dijo — Siempre  que  se cierra  una  puerta  dios ,  abre  una  ventana.   Si es  trabajo lo que necesitas  puedes   ocuparte  aquí  a medio tiempo.  Hasta que consigas  algo  mejor. 
Carol quiso rehusarse,  pero tal  vez   Jenny  tuviera  razón conseguiría un mejor trabajo además estaría  cerca  de  Éric  y  tal vez  pudiera conquistarlo.
Carol estaba  harta  de   solo ser  un espectador  ella  deseaba   vivir plenamente. 
Tomando  lo último  que le quedaba  de  chocolate  dijo  —  Acepto.
Mientras  Éric  sintió  que le   lo golpearon en  el estómago. Se  preguntó  ¿cómo iba  a  resistir  la tentación  de conocer  mejor  a Carol teniéndola todo  el día cerca?  

Espero que les  haya  gustado el capítulo  les  deseo una  genial  semana 


11 comentarios:

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Muy buen capítulo!!! Tengo claro que esta historia me va enganchar y mucho :)
Feliz semana!!
Besos!

Gladys dijo...

Guauuuu, pobre Carol, no es bueno dar lástima por ningún motivo jejejejeje, bonita tus historias mi querida amiga.

Besitos de luz que tengas un hermoso comienzo de semana.

YOIK dijo...

Bueno a lo mejor su jefe no es tan malo y la llama para devolveerle sus diseños ejejej
un besoteeeeee

Violeta dijo...

Hola guapa!
Genial el capitulo, me gustará ver el avance de Eric con Carol. Feliz inicio de semana. Cuidate mi niña. Besotes

Fantasía Y Realidad dijo...

Hola Citu,creo que es lo mejor que le podía pasar a Carol,y a Éric.Además soy de las que piensa que el chocolate hace milagros!!.
Muchos besos y cuidate mucho preciosa niña:)

JUAN FUENTES dijo...

Tu imaginación aumenta cada dia
Un fuerte abrazo

Ghaaby Captor dijo...

holaaa


que super!! *w* ojala pudiera escribir algo asi

Mientras Leo dijo...

El capítulo es genial, y menudo contraste si te pasa como a mi y vienes de leerlos seguidos
Besos

Mela dijo...

Hola, JP... Imaginé que el jefe despediría a Carol... pero no imaginé que se quedaría con sus diseños... es un auténtico caradura
Y la clienta, la mujer que precisamente casi la atropella
Entiendo que Carol desee que se la trague la tierra... creo que, en su situación, yo también lo desearía ;-)
Me encantan Ëric y Carol, y me está gustando mucho esta historia
Besos

JUAN FUENTES dijo...

Amiga escritora,yo amo a la literatura,porque me ayuda a evadirme de mis problemas interiores

Lourdes dijo...

¡Hola Citu! Tengo que ponerme al día con La luz de tu sonrisa. Sólo leí el capi 1ero. Imagino será fantástica como todo lo que escribes. Besazo reina.

Related Posts with Thumbnails