Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 27 de junio de 2016

La luz de tu sonrisa. Capítulo 4

Hola,  ¿cómo les  va?  Hoy les traigo un nuevo  capítulo  de esta historia  corta.  Espero que les  guste. Además les deseo una genial semana.

Capítulo  4

Jenny  sonrió  su hermano   se encontraba     dejado fuera de combate sin poder  hablar.  Antes  que  arruinase el momento  y ponga  objeciones  a la  idea  que  Carol  trabaje  para  ellos.  Dijo de  forma entusiasta —  Me alegro de que   quieras  trabajar  para  nosotros. Ven te  muestro el local,  mientras  mi  hermano  vuelve  a  atender la cocina.
Éric  miró  como   Jenny  se llevaba a   Carol      por  las mesas.  y  le mostraba  el negocio.  La cafetería en total tenía  10  mesas     incluyendo  las    4  mesas  que  tenían  afuera  para  cuando  hacía  buen tiempo. Resignado  volvió  a la  cocina .  Sídney  su ayudante preparaba  un  emparedado   de  jamón   con queso.  Éric      fue  a  ver las  órdenes    que  se ponían en un  pequeño  recibidor.  Por  lo  general   su menú consistía en   tres  tipos  de desayunos:  Tradicionales huevos  revueltos  con tocino  o  jamón,  un  vaso de  jugo de  naranja y  café.  Panqueques    con    o  sin  relleno   que incluyen  café  y   jugo naranja.  Fruta  Ensalada  de  frutas  con  tostada    integral ,  café  y jugo de naranja. Además  de ello servían      6   tipos  de emparedados    varios   tipos  de pasteles  y empanadas  tanto de  sal  como  de  dulce.  Ofrecían   desde   café normal  pasando   varios  tipos como capuchino , mocachino.  Tés   chocolates  y jugos  naturales   hasta  de  5  sabores  incluyendo   granizados  cuando era  verano.  Tenían    varios    helados    naturales .
Sin tomar todavía   las  órdenes  su atención  volvió  a  su hermana  y  a Carol  que  se encontraban afuera  del  local.  Carmen  se acercó  a  él   y  le dio una  orden   en la mano para  que  el  emparedado   vegetariano.   Medio  atontado     se  dispuso  a cortar  la   berenjena    y  asarla  junto    con  cebollas  y  pimientos.  Luego   en  pan  de  centeno     se  dispuso    incluir     su receta  de  mayonesa  de  soya.  Casi se quema  al  ver    entrar  Carol    en sus  dominios  junto  a su hermana.   Retiro  la   berenjena y  la  cebolla    del  asador   y    la puso  en  un papel  secante.  
Aunque     quiso  concentrarse  en   su  labor.  No pudo  hacerlo   y  se  dispuso  oír   lo que  su hermana  y  Carol  hablaban. 
—  Esta es la cocina.   Mi hermano  y yo  rotamos  el turno.   Nos  ayuda   Sídney —  Señaló  a un muchacho   flaco    y con lentes  que   le  sonrió   sin ganas.
—Cómo te dije  tu labor será atender las mesas  junto  con   Carmen   .   Como es  empleo  de medio tiempo  tú puedes disponer  de  tu horario. 
—Eso está  genial.
Carol   podía  tener  tiempo  para     encontrar  otro  trabajo  y  al mismo tiempo  ver   a  Éric. Por  quedarse  viendo    a  su vecino   un momento estuvo  a punto  de  tirar  una  sartén    que  contenía    que  asaba   carne.  

Éric  se  acercó  rápidamente y la abrazó  para  que no se quemara.  Luego, asustado  preguntó — ¿Cómo estás?  Debes tener  cuidado.
Carol   no  dijo nada.  Se  quedó    sin poder    mover  un músculo   electrizada  por los  ojos  azules  de  Éric.  El  chef  apenas  podía  decir  alguna  palabra  era  como si todo  el  mundo    se  hubiera extinguido  y solo quedaran los dos.  Sin  embargo,  la magia  se perdió  al  atravesarse  Sídney  para   tomar   la sartén.
—  ¿Cuándo puedes  empezar?
Carol  dejó    de mirar  a  Éric   y  se  volvió a  Jenny.
—  Mañana  mismo.
—  Genial. Por  lo general  tu trabajo  consiste  en   tomar los pedidos   y    de  vez  en cuando  atender  la  caja.   Lisa atiende  a la  mañana.  Por lo que  te  necesito 12.30.  Para que  me ayudes  a  la hora  del almuerzo.
Carol  asintió,  nerviosa —. Estaré puntual. Gracias por ayudarme  . 
—  De nada   si  te  quedas  un momento  puedes  irte  con  Éric.  Creo  que son  vecinos.  
—  No quiero molestar.
Éric   miró   con  furia    a  su hermana mientras sacaba  del horno   una nueva  remesas  de empanadas  de pollo. 
— No es  molestia  igual paso  por   allí.  Todas  las  tardes  dejamos  un pedido  de  emparedados y  jugos    para los   niños  de  escuela de  May.  
— ¿La escuela  de May?  No  he visto una  escuela por los   alrededores.
Éric  dejó  que las  empanadas  se  enfríen  y  fue  hacia  el refrigerador   a   buscar     jamón  y queso. 
Jenny  contestó  en lugar  de su hermano  —  No  es propiamente   una  escuela, aunque le decimos  así.  Es  un taller  para chicos especiales.  La  madre  Carmen  les  enseña     cursos  para    ayudar  motricidad  y   nosotros aportamos  con un  refrigerio ya que son chicos  de escasos recursos.   
Éric  les  enseña  a jugar  fútbol  los  sábados  y  yo les doy  clases  de cocina  los martes en la tarde  a los chicos más  avanzados.
—Es  genial.
Jenny    estaba  colocando    unos jugos  de   varios  sabores  en una  caja.
—¿Quieres que te ayude?
—  Bueno  gracias.
Luego  de media  hora   Carol  y   Éric  se  fueron  a la escuela de  May.  Ninguno  de los  dos  habló mucho.  Carol     ya  en el coche    pensaba  que  fue  un error  aceptar  el puesto.  No  supo  la manera  de rechazar  el empleo.
Cuando por fin llegaron a la  escuela    varios niños los  esperaban   le  ayudaron   con   las  cajas  y  les  convidaron a  quedarse,  pero  ambos  rehusaron   la invitación.


Carol  se alegró de que por  fin llegaron  Éric  parecía molesto.  Por más que trataba  de  hablar  con  él.  Su  vecino solo le respondía con monosílabos.  Lo   más  probable es que le  fastidio    que  haya   aceptado el trabajo.  Estaba segura de que ni  siquiera  le agradaba,  era  casi  imposible que se fijara  en ella. Carol sabía que arreglada era atractiva, pero no era una hermosa  como las que seguramente  rodeaban al chef.   
Éric  conducía     concentrándose en  el tráfico porque  si  se fijaba  en  Carol  era  capaz  de  chocar  contra algún  vehículo.  Estaba  nervioso como un  adolescente  ,  de  nada le  servía  engañarse.  Se  sentía atraído por  su vecina    y ahora  iban a  trabajar  juntos Se  preguntaba  ¿cómo   iba   a esquivarla cuando  trabajen  juntos ?  Le  gustaba    el sonido de  su  voz  y  la  forma  que siempre  miraba  el lado   bueno.
Se  volteó  a mirar  la  razón porque  Carol  dejó  hablar. Parecía molesta, lo más  probable es que no  desease  un trabajo   de  camarera.  Tal  vez   fuera  como Sabrina  y pensará que  cocinar  o servir  mesas  era denigrante. Miró la entrada  del edificio 
—  Parece que ya llegamos.
—  Cierto ,  gracias  por  el  trabajo. 
A la mañana  siguiente  Carol estaba  convencida  de    renunciar  al trabajo.  Era  lo mejor   para conservar  su  dignidad.  Tomó  el ascensor  dispuesta  a hablar  con  Jenny en la  mañana antes  de  su turno. Aún meditaba lo que  iba  a decir   cuando  miró  a  Éric  en la salida  del ascensor .  Éric no  pudo  dormir , pensando en Carol  le  iba  a preguntar   si  no deseaba el trabajo.  Pasó  en  el local nuevamente  horneando  hasta la madrugada.  Iba  a  ducharse para  luego  hablar  con su vecina.  Le diría que él  le explicaba a su hermana.
Cualquier  pensamiento cesó  cuando  la  miró  salir  del ascensor  con  su  sonrisa a  flor  de piel. Ninguno dijo nada por  un minuto.  Hasta que el vecino de  4G    empujó a  Carol para entrar en el ascensor  y  casi  la tira  al piso.
Éric  la sostuvo , pero  ella se alejó un poco cohibida y sonrojada.  
—  Gracias, por  ayudarme. Te deseo unos  buenos  días. 
— De nada. 
Carol caminó rumbo  a la puerta. Cuando  él la llamó.
— Deseaba    hablar  contigo. 
Carol asintió.  Caminaron  juntos     hasta  un pequeño vestíbulo.  Cuando   Éric  recibió una llamada  telefónica.
Carol  caminó     hacia   unas macetas  con  gardenias  y  girasoles   para dejar que  su vecino conteste la llamada.   Ella  lo observaba de lejos  ,  parecía  que él se puso  preocupado. Carol miró a otro lado  cuando  él   colgó  el  celular.
Éric   preocupado se  acercó tenía el semblante  pálido.
—Creo que hablaremos , en otro  momento.  Tengo  que  irme   de  urgencias.
Mi hermana  se  cayó  de la escaleras. Carmen  dice que  está  bien. Pero...
—¿Quieres  que  te acompañe?  
Antes que  Éric  pudiera  decir que  no.  Ya  Carol estaba  a  su lado  caminó   a la cafetería.
Ambos esperaban   ver  a  Jenny     moribunda.  Sin embargo , ella  se  encontraba  bien  solo  se  había  luxado  la  pierna.  Saludaron a Jenny  que estaba    en una  silla  tomando algo  de  café   y   la pierna     levantada    en un  banquito  color  rojo.
—  Hola,  me  alegra,  verlos.
— ¿Cómo estás?  
—Bien,  Carmen  te lo dijo solo  me  luxe  la pierna  ni siquiera   me la  fracture  .  Según  el médico debo  estar     en reposo.
—  Si quieres puedo trabajar  ahora mismo —. Dijo  Carol   que  quiso ayudar  a Jenny después de lo dulce que se portó  ayer  con ella. 
—  Sería genial.
Éric  fue  a la cocina  el  día      fue una loquera,  pero  Carol  ayudó  mucho  Era amable  e  incansable estuvo  con ellos  todo  el  día.   Ahora menos   que antes  podía pedirle que rechazará  el trabajo.  Tal  vez  su atracción por ella   disminuya  con el tiempo.   
Éric  despidió  a    Sídney   y  a  María  que era la encargada  de la  limpieza.  Cuando  fue al comedor.  Carol  ayudaba   junto  con Carmen  a subir  las  escaleras  a   Jenny.
—  Deberían dejar  que  lo haga  yo.
—  No soy invalida.  Puedo caminar  sola.  Porque  no llevas  a  Carol   a  casa.  Ya  es  un poco tarde.
—  No  es  necesario.
—Lo digo por  mi hermano.
Éric  alzó la  ceja,   e  hizo una mueca.  Carol sonrió.
—  Si es  así ,  te acompaño.  Los  chicos  guapos  siempre  corren peligro.
Éric  no pudo  decir  nada  porque la sonrisa  de  Carol lo  dejó  sin  palabras. Ambos    fueron  caminando    hasta   el apartamento  a diferencia  de  la  noche anterior los  dos    empezaron hablar  del día  complicado y entre  risas  comenzaron  a  ser  amigos.



Cuando   llegaron al  apartamento no se dieron cuenta de que  alguien  espiaba  la  pareja.  
Sabrina fue  a  buscar  Éric  lo  extrañaba  y deseaba que  él volviera  con ella  no esperaba  que estuviera  acompañado de  otra  mujer. 
Fue  a saludarlo  sabiendo  que   cuando  la  mirara  la  otra   iba a palidecer a  su lado.
—Hola,  Éric.
Éric  hizo una mueca   al  ver  a su exnovia.   Carol   iba a marcharse,  pero  él no la  dejó.  Tomo  su  brazo, así  que  la mesera  se  resignó    a  presenciar la  escena. 
Sabrina  era  una mujer  alta  hermosa   con  cutis   perfecto  de  cabellos  rubios  y ojos  azules.  Parecía   un  ángel, era  una mujer perfecta.  Carol se sintió como una  cucaracha   estaba  despeinada   sudada    y  con el maquillaje   corrido como  podía  competir  con  esa  mujer    que era la reencarnación  de  Venus.
La  rubia   la miraba  como si apestara  a  los mil diablos.
—¿Quiero hablar  contigo?
—  Hola,  Sabrina, en este momento  estoy  ocupado. 
Sabrina  comenzó a llorar. Éric  puso los ojos  en blanco, pero no podía  ver  sufrir  a una mujer.
 — Nos  vemos  mañana  Carol,  gracias por todo.
Carol    camino al ascensor  resignaba,  a que  sus sueños se hicieron polvo  y  la cita  romántica  que tanto  deseaba  con  Éric  se  hizo añicos  . Ni siquiera  fue  presentada   con   la mujer.  Se preguntó ¿qué esperaba? Solo era su vecina.   Entró  a  su apartamento prendió  las luces. La  soledad    la recibió,  fue a prender el televisor para que hiciera  bulla.    Luego se  quitó los  zapatos  y  fue  a la cocina   a  buscar lo que le quedaba de  helado de chocolate.
Éric    fastidiado  luego de discutir  con  Sabrina  fue  a buscar  a  Carol para  excusarse. Golpeó su puerta.  Carol  abrió , sin ganas.   Estaba  despeinada,     sin  zapatos    con un bote  de helado en la mano y  cara  manchada. 
Tragó el helado que  tenía en la boca.  Maldiciendo su  aspecto.
—Hola, pensé que ibas a  cenar  con la mujer   rubia.
—  ¿Con  Sabrina?
—  Así  se llama  la  rubia.
—  Es mi ex, ella desea  volver, pero... — dijo Éric  queriendo   dejar  de pensar    en besar    a  Carol en donde  tenía   esa mancha  de chocolate.  Su cuerpo la deseaba  tanto.  Se preguntó  ¿cómo sería   probar sus labios y  luego   mordisquear  su cuello?
— ¿Pero  qué? 
Éric   miró  al suelo, para concentrarse,  pero  se tomó con hermosos pies  de Carol    y quiso tocarlos.  no había parte del cuerpo de su vecina que  no   anhelara.  Distraído contestó   — Es  complicado. Solo  quería  excusarme  por  lo de  la cena.
Carol    festejaba en su mente.  Él prefirió cenar  con ella  que  con  rubia.  
—  ¿Quiere cenar  conmigo? Hay helado.
Éric  sonrió  debía  declinar.  Sin embargo, se encontró respondiendo.
— Será  un placer.
 Espero que les  haya  gustado el capítulo  y les deseo una linda semana.




10 comentarios:

Ghaaby Captor dijo...

para ser una hirtoria corta es muy buena O.O

Mela dijo...

Sí que me ha gustado, JP
Me ha encantado la escuela de May, lo que hacen en ese taller por los chicos especiales
Entiendo como se ha sentido Carol en cuanto ha visto a Sabrina... pero yo creo que el físico puede atraer en un primer momento... pero, sin duda, el carácter de una persona es lo que enamora de verdad
Yenny, la hermana de Éric, me cae muy bien
Y, bueno, creo que poco a poco Éric y Carol irán avanzando... está muy claro que se gustan
Besos, y feliz semana

Fantasía Y Realidad dijo...

Hola Citu,me ha encantado que Éric haya dejado atrás a Sabrina,,la mayoría de las veces el verdadero Amor nada tiene que ver con el fisico y mucho con el interior.
Muchos besos y cuidate mucho niña:)tqm

Dezazu dijo...

Me ha encnatado!!besos

Gladys dijo...

Hay amiga termine con hambre jejejeje con tantas cosas ricas que preparan, aunque es de noche se me antojó una ensalada de frutas, tendré que prepararme una, antes que se me antoje un sandwich de jamon con queso, muy entretenida historia amiga donde siempre ronda el amor.

Besitos preciosa que tengas una linda semana.

YOIK dijo...

Hombre lo primero que llama la atención es un cuerpo bonito pero si luego no hay nada mas...
Buen capitulo.
Besotessssssssssss

Aleinad - Alis Volat Propriis Blog dijo...

No habia visto la nueva historia, ya me pongo desde el principio porque lo poco que lei (para no spoilearme :P) me re atrapo! Besos!!

JUAN FUENTES dijo...

Los temores y los miedos son mitos,que con los años se hicieron verdades

Violeta dijo...

Hola guapa!
Cada día me gusta más la pareja de Eric y Carol y como que Sabrina creo que me va ha caer mal. Cuidate mi niña. Besotes

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Esta semana aun no he podido leer el capítulo pero la próxima vengo con los deberes hechos, jejeje.
Besos!

Related Posts with Thumbnails