Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Ilumina mi corazón. Capítulo 35 ( primera parte )

Hola  ¿cómo  van? Aunque esperaban  saber  ¿qué pasa  con  Amelia?    Verán  como Heli,  Ana  y  Ramoncito  salvan  Quito.  Muy  pronto  sabrán de  Amelia  y  Sebastián  se los prometo.

Capítulo  35







Ramoncito se  acomodó en el frio  suelo   de mármol de la  torre .  Se encontraba  junto   a  otras  10  personas que habían sido elegidos  como jinetes  de las aves  fénix.  Ellos  tenían que rociar    polvo  de los sueños perdidos  que fueron tratados  para  recuperar  su  forma inicial y producir  esperanza.  Dos  jinetes montados  en un  ave  fénix    se  desplazarán  por    los mundos infectados  destruyendo     a las  sombras   con su  fe  y polvo de hada . Para  Ramoncito era  un cuento  irreal como las películas de  Disney  o los libros  de Harry  Potter.
Él aceptó la  misión   por  su madre , por sus amigos  y  hasta  por  su vecina.  Sin  embargo,   apenas  sentía  esperanza,  fe  o alegría.   Tenía  un  gran dolor  por la muerte  de su madre y  se sentía  culpable  por    no llorarla   como se merecía.  Una parte  de él no  sabía que haría  cuando   todo  volviera a la  normalidad.
Deseo ser  independiente y vivir  solo por  muchísimo tiempo  y ahora  que ese sueño  se le cumplió   todo era en vano.  Si pudiera   volvería a estar con su madre,  su  mal humor   y   sus críticas.  Más  eso  era  imposible  ahora solo podía luchar  por  liberar  Quito.
Tocó  un viejo rosario de su madre  y  pensó que solo era un objeto .  Luisa  Muñoz  se la pasaba  llenando   su  casa  de objetos  a los   que apenas miraba  pero  atesoraba   y eso nunca le dio  felicidad.  Ramoncito se  prometió que si  lograba cumplir  su misión  y  regresar  a salvo  dejaría  de sobrevivir  y    tomaría  todo  lo que  la vida le  podía  dar.
Buscó  con la mirada  a  Ana  ella  sería  su compañera    como jinete.  No  sabía  cuál de los  dos estaba   más  nervioso. Ana  se la pasaba llorando  y  gritando por  todo.  A  Ramoncito le alivio  que  hizo las paces   con Heli y  eso  la  tranquilizo  algo.
Luego de varios minutos, por  fin  Ana llegaba   al lugar  donde  él estaba  sentado    junto   con  el ave  fénix  que les correspondía.
— Por  fin llegaste,  cualquier rato  debemos partir.
Ana  se sonrojó y  pareció  avergonzada.  —Estaba despidiéndome  de  Niebla, amo a  ese perro.
Ramoncito    solo  puso los ojos  en blanco.
—¿ Ya  te  despediste  de  todas  las  piedras  del castillo?
— Si ya lo hice —  Respondió  Ana molesta  y luego   se sentó  junto a  él.  Tenía  mucho  miedo  no solo por   la misión que  debía  afrontar  si no por  Amelia ,  Heli  y  Sebastián.   Trataba  de  no pensar   en  todo  lo que  iba a pasar   ,  pero   su mente  no le  hacía  caso. Lo  único que deseaba era llorar y  abrazar a  sus seres  queridos.
Ramoncito     tomo su  mano para  tranquilizarla.    Minutos  después,    una puerta   se abrió  en medio   pasillo .  Heli  entró  algo  cansada    ,  pero  con una  gran sonrisa .  Ana  y  Ramoncito    se acercaron  a  saludarla.  Heli   les  dio  un abrazo  rápido  y les  indicó  que le  siguieran.  Los dos   montaron  al  ave  fénix, para  luego atravesar   el portal  que los llevó a  Quito.
 Ana  escuchó a  Mercedes  Sosa  cantar   gracias  a la vida  una de las  canciones  predilectas  de  su difunta madre.   Anazareth  le contó  que  cada  persona   conectada  aun fénix   oye lo que le da esperanza  y fuerza.  Ana  sintió  a su madre  en cada nota  de la canción  al igual que  a su hermana y  sus   amigos.  Cerró los   ojos  y pudo  observar las  calles   de  Quito sus  olores y  texturas.  Cuando  tomó  el polvo de hada  el brillo  y le hizo cosquillas. Los  recuerdos  que  marcaron su vida   le hicieron sonreír. Las  personas  que   amaban aunque  ausentes    estaban con  ella.  Fue   fácil     sentir la  esperanza  y  compartirla  con   todos los que se encontraban  en su entorno.
Miró a  hacia  Ramoncito  estaba  paralizado  llorando y  el polvo  que  tenía en sus manos  se oscurecía  cada  vez  antes que  Ana  dijera  algo.
Heli que  aún no se había ido y  volaba  sobre  el cielo de  Quito  se  acercó   al  muchacho y le  susurro.
—Deja  que  el  dolor  fluya, no sientas miedo  por  tus  sentimientos.  Heli  tocó  a  su amigo y él intentó  retirarse y  casi se  cae del  ave.  Heli  no lo dejó  rodar al suelo, con decisión  tomó  su mano y le dijo —. A veces  hay que  perderlo todo  para  ver  que  aún  hay cosas  y seres  por  los que luchar.   El llanto   nos  trae  esperanza,  si  el  corazón  es fuerte.
Ramoncito   no  dijo  nada  solo lloro  e  iluminó  el polvo que  tenía  en sus manos.  En  medio  de  la oscuridad  y la sangre .   Los tres amigos eran  una luz  que  desafiaba   a  Úvatar  y  su  maldad.
Heli  iba a abrir  otra puerta  cuando   un enorme  y  horrible demonio  de  tres  cabezas, le  agarró  de  pie.
— No  sé  si  violarte  y comerte  después o  dejarte  viva y  convertirte  en mi esclava  sexual.  Eres  tentadora.
Heli  se estremeció   y   por  más  que luchó para liberarse  no lo conseguía de  ninguna  forma.
Azidahaka   estaba eufórico  tenía a  la chica y  el pacto  con Mercader   iba  a darle algo de libertad.  Nada  podía  salir mal.
— Ni loca  prefiero   convertirme en un gusano.
—  Luego  cambiarás    de  opinión.
Ana  y  Ramoncito  iban en su ayuda. Montados  en el  fénix    atacaron a  Azidahaka sin lograr  resultado  y lo peor  es  que las sombras  los  empezaron a  perseguir.
Heli pensó que  todo  se fue  a la mierda.  Cuando  miró  a lo lejos    una flor roja    que empezaba     a  volver  a la vida  al igual que  un jardín y varias de casas y edificios Quito retomaron su estado normal .  Oyó  de nuevo    al  ave  fénix  cantar   meditó en  sus  palabras   y en sus sentimientos.   Aunque    estaba  presa  y  punto de  ser violada  y luego comida por   ese  horrible  asqueroso  demonio. Aún tenía  fuerzas,  magia y un propósito.  Sintió    como la fuerza  llenaba sus  venas. Se liberó   golpeando  al  demonio   y  tirándolo  hacia  un gran edificio.
Sin perder  tiempo y  sabiendo que  en cualquier momento Azidahaka se  recupera del  golpe.  Fue    al lugar  donde se  encontraban  Ramoncito y  Ana   haciendo que la ciudad  y sus  habitantes  se  recuperen de las  sombras .
— No tengo mucho tiempo.  Sigan      con su trabajo cuando    Quito  este libre     de las sombras.  No  se  olviden    de tirar  sobre la ciudad  las  flores  del olvido para los  habitantes   de  Quito no recuerden nada.
Ramocinto  asintió   aun estaba  con   el rostro y los   ojos   enrojecidos. Él que siempre tenía que decir  se  quedó sin palabras. Ana  abrazó a  Heli por un segundo.
—Suerte,   amiga.
—  Cuando terminen  con  la ciudad  de  Quito  deben ir   a las otras ciudades infectadas, el  ave  fénix los  conducirá  a su  destino.  En  Quito es  el Guagua Pichincha.
Ramoncito  casi  se   cae   del  ave.
—Mierda  ,  ¿quieres que nos lancemos  a un volcán?
Heli  miró  buscando  a  Azidahaka      y  algo exasperada.
— No  atendiste    a las  clases de  Adremelech.   Es  una puerta natural.
Ramoncito se sentó  bien  mientras  gritaba  —  Tenía mejores cosas que hacer  que atender   a ese  demonio estirado.
Ana  se rio  mientras  Heli puso los ojos  en blanco .  Abrazo nuevamente   a  su amiga  y   mando un beso  volado a  Ramoncito.
—  Cuando   liberen  a todas las    ciudades de las  sombras.  Se reunirán con el resto de nosotros    en el inframundo.
Heli se dio cuenta de que  Azidahaka  ya  no estaba  en el suelo    y  se dispuso a huir.
— Suerte, pronto nos  veremos.

Espero que les  haya  gustado .  Les deseo un genial  finde semana






10 comentarios:

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Gracias por este nuevo capitulo. Genial como siempre. Besotes

Mela dijo...

Hola, JP... Me ha encantado reencontrarme con personajes de tu novela
¡Bravo por Heli, Ana y Ramoncito! Han salvado la ciudad de Quito de las sombras
Azidahaka me ha puesto un poco nerviosa... pero, bueno, Heli está a salvo
Besos

Nena Kosta dijo...

Azidahaka seguro que vuelve a aparecer, espero que no ataje la huída de Heli y que Ramoncito y Ana consigan liberar a todas las ciudades. De momento parece que la cosa va bien, aunque al pobre Ramoncito le aterre lanzarse a un volcán, por mucho que Heli le diga que es una puerta natural.
Un besito, pasa un buen finde.

Laura dijo...

Excelente capítulo, que bueno que van a salvar la ciudad de las sombras. Gracias!

JUAN FUENTES dijo...

Mi amiga fotógrafa continua con sus novelas y el viejo fotografo con sus fantasias
Un fuerte abrazo


Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Muy buen capítulo!! Feliz fin de semana!!
Besos!

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estes bien, bueno el capítulo ha sido un poco desconcertante pero a la vez tengo muchas ganas que llegue el próximo y saber que ha pasado con Amelia y Sebastian- Heli como siempre genial quiero saber más de este personaje. Y Ana parece que empieza a reaccionar. Espero el próximo capítulo con impaciencia. Un besote!

Mientras Leo dijo...

Un capítulo excelente, me ha gustado reencontrarme
Besos

Ariel El vikingo dark dijo...

Hola Citu, buenas noches,
espero que salga mi comentario...
veo que hace rato que no aparece =(

salvemos a las ciudades del mal!!!!
no escribiré mucho por las dudas...

Te deseo una excelente semana
un cálido abrazo

Yessy kan dijo...

Muy buen capitulo, me gusto el ritmo de su ambientación. Buen trabajo de Ramoncito, ya logro resctar Quito de las sombras. Me los imaginé viajando en ese ave Fénix acompañado de sus amigos. De momento todo va saliendo como ellos lo esperan.
Beso

Related Posts with Thumbnails