Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 10 de febrero de 2017

Ilumina mi corazón . Capítulo 39 (segunda parte)

Hola  ¿cómo  están? Hoy  sabrán que  va  a  suceder con la  salud  de  Amelia  y  nuevos  villanos aparecerán . Espero que les  guste y me perdonen por lo largo del  fragmento .

Capítulo 39

 Sebastián    camino incómodo por  el gran  salón estaba   vestido  de etiqueta  con   ropa    que   le fue  prestada.  Se  sentía   frustrado, triste   y sin saber qué hacer.  Hace  días  atrás      tenía  un trabajo,  novia  y  futuro  aunque  complicado pero  feliz.  Ahora solo existían dudas  y     miedos.  No quiso  pensar  en la condición  de  Amelia.
El  salón de  baile se  encontraba  hermoso   iluminado con polvo  de  hadas    .   Un   elfo   cantaba  una  canción en honraba a los heridos  y había       enormes  fuentes  de comida y  bebida.
La  tonada puso más triste a  Sebastián Ana  tocó su mano. Sebastián sonrió a la  muchacha  que  se  veía hermosa   en  un  majestuoso  vestido rosa. Ana  se sentía cohibida   de estar  en ese  lugar  con ropa  prestada,  pero ese  era  el  menor  de  sus  problemas.  No podía  dejar  de pensar  en  Amelia.
—  Temo que en cualquier  momento   me  voy a  caer.
— Estás  deslumbrante.
Ana sonrió  y  con tristeza  dijo  —. Me gustaría  que   Amelia   me viera  vestida  así.
—  Verás  que  pronto  ella  estará  con  nosotros —.   Respondió  Sebastián  sin esperanza.
Ana   apretó  la mano  de   su amigo    depositando  toda  su esperanza.  Miró al salón  abarrotado  de  elfos  y otras personas que  apenas  conocían.  A lo lejos  Ramoncito   les  hacía señas para  que se acerquen.  Sebastián resignado  camino hacia    el vecino de  Amelia.  Se asombró de  verlo elegante  en  un traje  negro.
—  ¿Cómo está  Amelia?  Quise verla, pero   el elfo creído  no me dejo.
—  Se  va a recuperar.  Firond  es  insoportable, pero  es un  excelente médico.  Me  curó  de  las alergias ,  mi enfermedad cardiaca , a Sebastián  le devolvió la vida y no dejó que se  quede  ciego. Estoy  convencida que  mi hermana  pronto  estará     junto  a  mí.
— Yo  también  lo creo.  Te  cuento que  Lin  me invitó a  quedarme en  Escocia  ya no me  queda nada en  Ecuador.  Me  imagino que ustedes  también se quedarán   aquí.
Antes de  que  Sebastián pudiera  decir  algo  la  fiesta  se quedó en silencio.  Todos  lo seres que estaban   en el  salón o  salón   miraron a  dos personajes  que  se dirigían a  ellos.   Uno  era un hombre  calvo  con una mueca en lugar de sonrisa   que  saludaba  a todos con las manos  como si fuera  estrella de cine  .  El  otro individuo heló la  sangre  de  Sebastián era  un tipo   con  el rictus  amargado  y  odio en sus  ojos.
De la nada  Sebastián  fue  rodeado  por  Lin,  Luke,  Blake    y  Sinclair  todos  vestidos  de  etiqueta.

Lin  llevaba  un kurotomeso  de color  negro   y   su   rostro  mostraba  desprecio por  el tipo  calvo  que  se  acercó a  ellos.
— Es  un honor  estar  aquí.
Lin   inclinó la  cabeza  en una  reverencia.
—Nunca pensé que  le agradaría estar con  cambia formas, ya que siempre intenta  matarnos usted  o su perro   rabioso.
El tipo  de  rostro agrio  gruño  a la réplica de  Blake.  Sebastián  se dio cuenta de que  Sinclair  le dio un golpe en el estómago.  Ana  y   Ramoncito se rieron   disimuladamente.
El calvo  ni se  dio por aludido  volvió  a sonreír   falsamente.
—  Sabe  que solo sigo las leyes.  Nuestro mundo     está  salvo por  ellas.
Sinclair  golpeó a su hermano  menor  antes  que  vuelva a meter  la pata.
—  Lo sé, aunque  esta vez  el mundo    estuvo a  salvo  por  la ayuda de los  cambia formas que tanto desprecian.    La mayoría del ministerio  de  hechicería  huyeron .
—  Eso es mentira   yo  estuve a punto de  morir  por  salvar la libertad.
A  Sebastián  el  tipo   calvo le  daba  náuseas, por  lo que  no se dio cuenta de que  Adremelech se reunió con ellos.
—Me  alegra  Adolfo que lucharas por la libertad.   No  te  vi  cuando apresamos  a Úvatar  ni cuando  los ministerios se rindieron y  dejaron   solo a  funcionarios menores.
— Estuvimos muy ocupados, pero  ambos  luchamos  fieramente —.  Adolfo  mostró  su    mano derecha   que  tenía una  curita.
—Es una  gran herida —  se  burló  Adremelech.
—  Muchos no tuvieron    tu suerte.
Sebastián pensó  en Amelia y  sintió que el corazón  se le partía.
—  Lo sé.  Ahora estoy aquí para  conocer  a  Sebastián  Contreras,  el chico  creó que ha violado   algunas  leyes,  pero a pesar de todo es  un héroe.
Vanora  se unió al círculo que se  conformó alrededor  de  Sebastián  y  Ana.  Junto a  ella estaba   Zahra  y  Khalid.
—Fue  mi culpa,   no acate  las  leyes .  Estaba desesperada por  ayudar.
El    calvo   se  quedó mirando a  Vanora   casi  desnudándola.  A  Sebastián   le  sorprendió  que     no se le saliera   baba  encima  de la princesa  de plástico.  Vanora  hallaba  muy bella  con un  vestido de seda celeste.
—  ¿Usted, Hermosa   venus   quien  es?
—  Mi nombre es  Vanora  Ciel.  Estoy  reemplazando a  Aher,  luego de  su terrible  muerte.
Adolfo  Mercader  se  relamió     la boca  en un gesto  que  a  Vanora  le  resultó  asqueroso.
— Fue muy terrible la muerte de Aher y su hermano, pero todo es  para mejor.
Khalid  gruñó  ,  pero  Vanora  sonrió.
Al  calvo pervertido, pareció no importarle    y volvió  a  retomar    su  atención  en  Sebastián.
— Querida  Vanora,  aunque  debería  decir   a  Afrodita  sería  un nombre  más     afín con su  rostro.
Vanora  rio    nerviosa, pero  fue la única  en  círculo  que  le   gusto las palabras.
—  Deseo  que  Sebastián,  Ana  y  Amelia    sean mi  responsabilidad  y  se munden lo antes  posible  a  un  edificio  del ministerio para  ser estudiados.
En  lugar     de  hablar  Vanora  lo hizo  Khalid.
—  Eso no  va a  ser posible,   ellos  están   bajo protección  del cielo  azul.
—  Por  el momento — dijo  el  calvo     un poco enojado.
Sebastián     harto  que    hablen de  su vida  como si  no tuviera  voz  y voto     expresó —.  Creo que puedo  opinar en el asunto.  Ya que es mi vida    de la que  se habla  y debo  elegir qué hacer.
El  calvo lo miró  con  desprecio  — . Usted  ya  no  tiene  vida  y   para  los mortales  sin poderes  es un peligro,  si no   le  avisaron    la  política  del ministerio  es que pasen un examen.  No me  gusta  su relación  con  Úvatar  tanto   su novia  como usted  van a ser examinados.  Lo desee  o no.
El  calvo   miró  al  hombre  de rostro  avinagrado —  Billy  lleva  a  Sebastián    a  ser  examinado  y   a la niña al orfanato  de  hechiceros.


Antes  que  Sebastián protestará   Adremlech  impidió que  Billy    avanzará —  Adolfo,   creo  que  la herida   te ha hecho olvidar     las leyes  del consejo.  Sebastián  Contreras   puede elegir  donde  quedarse siempre que esté  bajo la  supervisión   de  uno de sus  creadores   a  su nueva  vida  de  vampiro.
—Adre...
Luke   pisó  a  Sebastián  para  que  no hablara  —  Está bajo mi supervisión.
Adremelech  sonrió — En cuanto a la niña,  puede  tener un tutor  de su propia  familia.
—  Su hermana    debe  ser examinada.
Zahra    por primera  vez  estuvo  tentada  en abrazar   a  Adremelech —  Está hablando  de mí  .  Soy  su  tata tara abuela.
—  Ella   es  una  recolectora.
—  Puede renunciar  y  llevar  una vida  normal. Sus años  de servicio   hace  años     se excedieron.
El  calvo hizo una mueca   hacia  un hombre  de ojos   negros.
—¿Quién es  usted?
—  Khalid  y  ocupó el   lugar  de  Áxel.
El  calvo gruñó  y miró   al recolector  como si apestará   —  Eso se tiene  que hacer  por vía  legal.
—  Se hará acotó  Khalid       esperando que  Vanora  no diga nada.
—Entonces  nos queda  Amelia  Bolaños.
—  No podrá  examinar a  la humana  está  peligro de  muerte y es  imposible  moverla de  este lugar.
— Billy  se quedará  custodiando    su  cuarto. Hasta que sea posible   trasladarla a nuestros laboratorios. En cuanto a Úvatar,   quiero que sea trasladado a nuestras  cárceles.
— Se hará así, en  ambos  casos
—  Usted viejo  baboso no  hará  daño a  mi hermana  —   gritó  Ana,  e hizo que  todo el  salón  se callara  y los observará.
—Controle  a la  mocosa  Zahra o  será  llevada  a un lugar  donde  le enseñen modales.
  Luego de  decir eso  tomó la mano de  Vanora  —  Me  acompaña  señorita  Ciel a  un lugar más  agradable.
Vanora como tonta  volvió a reír  y se  fue   con  él. Mientras  Billy se trasladó a la  enfermería.
Sebastián  furioso miró  al resto de personas  que lo rodeaban
—  ¿ Para eso nos  ayudaban?
—  Para  terminar   de  ratas de laboratorios  de ese  ser  grotesco.
—  No  va a pasar  eso,  te lo aseguramos.
Sebastián   iba a marcharse  con  Ana   sin decir  otra  palabra,  pero llegó la  otra curadora   que  trabaja  con  Firond.
—  Firond desea  verlos  en  la enfermería  es  de urgencia.
A  Sebastián el alma se le rompió  en mil pedazos. Solo podía pensar que  Amelia estaba  agonizando.



Kelly   miró  con preocupación  al vampiro  de los ojos tristes.  Lástima que  tuviera novia.  Porque  siempre que le gustaba  un chico  pasaba  eso, o   era  gay  o  un imbécil. Volvió  a observar  al chupasangre  atractivo, mientras  sostenía la mano  de  la humana  pequeña .   Parecía a punto de llorar,  le hubiera  gustado  decirle  el  motivo porque   Firond  su  jefe los convocó  a su oficina. Sin  embargo,   Agatha le había  dicho  que   actúe  con cautela porque  venían    representantes del gobierno  central y ellos odiaban a los  cambia formas.
Además,  todavía  no  se  recuperaba   del susto que le dio su jefe  .  Kelly  pensó   que lo conocía  bien ya que llevaba  trabajando para  él 5  años.
No  hacía  falta  conocerlo  de  años  para saber que  el elfo estaba  de mal  humor y sobre todo deprimido.  Siempre  que veía a  Nessa  su amor platónico se ponía   insoportable  y se encerraba a  ver     viaje  a las  estrellas  o  algo similar. Por  lo  que  Kelly  luego de cumplir  sus  funciones  y ver el estado  de  Amelia  Bolaños  iba   a irse a   bailar,  tal  vez a conquistar  un    lindo  vampiro y sobre todo  estar lo más lejos  de  Firond.
Estaba a punto de  marcharse  cuando  lo oyó  discutir  con una   de las  enfermeras. Suspiro resignada    y fue  a ver  qué  pasaba. No esperaba  ver   a  Firond desnudo   divagando unas  cosas  y tirando   libros a  diestra y siniestra.
—¿Qué pasa?

Firond  no respondió mientras  que  la enfermera  una  señora  mayor  a la  que  Kelly  siempre  olvidaba  su nombre  exclamó  alarmada —.  Creo que  se  volvió loco  estaba  jugando     algo y   me dijo que   se iba a dar un baño porque le dolía la cabeza.  Luego de  15  minutos  lo encuentro  aquí  buscando algo y  balbuce...
— Pueden  dejar  de  decir tonterías,  me crispan los  nervios—. La enfermera    hizo una  mueca. Antes  de volver  a hablar.
—  Pero  doctor  Firond,  solo...
Firond      puso  los ojos  en blanco y  Kelly tuvo miedo   que les tirará    los libros   para  callarlas. El  curador  la  miró   con  su  cara   arrogante  — Kimy  sé  buena  y  saca  a  esa  urraca.
Kelly    le tiró  un libro   que tomó  del suelo  — ¿Cuántas  veces  tengo que decirle  que mi nombre   es  Kelly?
—  Bien Kelly  saca a  esa urraca y ve   por   los parientes   de  Amelia  Bolaños.  Parece  que  puedo  encontrar  una forma de  salvarla.  Será  difícil   y doloroso.
Kelly  hizo lo que  su   jefe  le pidió sin rechistar.  No deseaba  ver  un minuto más  su cuerpo desnudo. Salió de la enfermería  y se  topó con alguien   más  desagradable  que  su jefe : Billy  el sangriento.   Había oído de  él,  pero nada  le preparó para  el asco  al sentir su mirada   y el miedo  que este provocó  en todo su cuerpo.  Casi se convierte  en  loba  solo para huir  de  él. Balbució una  cosa, para librarse  de su presencia  cerró  la puerta  con  llave y fue  corriendo    a informar  a los  familiares  de  la paciente  Bolaños.
No esperaba  que   le siguieran   tantas  personas  parecía   una marcha. Estaban  El vampiro  lindo, la humana  Lin ,  Sinclair,  Blake, Luke  y  una  recolectora a la  que  no recordaba su nombre.  
—  No creo que  Firond  deje pasa a  todos  ustedes.
—  Abre de una  vez — reclamó Lin.
Billy  sonrió  iba a entrar  con los demás   ,  pero Sinclair  le cerró   la puerta en la cara.
—  Aquí no entra  gentuza. 
Luke  y  Blake se reían. La mirada   de  reprobación  de   Lin y  el cuerpo desnudo de  Firond   callaron las risas.
—¿ Qué  sucede?  ¿Qué pasó con  Amelia? —.  Preguntó  Sebastián.
—  He encontrado una  cura.
— Genial,  puedes  vestirte  y explicarnos.
Firond    se  sonrojó   al darse cuenta  que estaba  desnudo y  salió corriendo  a   una  habitación que  tenía  en el fondo.  Sebastián quiso cubrir los ojos de Ana, pero   esta no lo dejó  mientras   se  reía sin parar.  Aliviada  porque su hermana iba a salvarse y porque  todo parecía volver a la normalidad.   La habitación se llenó de risas  y  Firond  se sintió humillado y  aliviado que  Nessa  no estuvo   con   los parientes  cercanos  de  Amelia.
Estuvo tan  concentrado    en su idea  y en probarla que se olvidó   que  se   estaba  bañando.  No podía quedarse    en su cuarto y menos con descubrimiento.  Si  Amelia     acepta  sería la primera  vez que se  haga y  sobre todo  no podía  esconderse  por  Amelia y  Sebastián.
Firond  aunque   lo ocultaba a los demás sentía  envidia      de  amar  y ser  amado .  Él siempre estaría solo   sin amor añorando a alguien  que lo aceptara y lo quisiera. Fingiendo no necesitar  a nadie.
Luego de  varios minutos  salió  habitación que  tenía  junto a su oficina.  Los presentes   lo miraron con expectación  y  Firond  no dijo nada    .  Dejo que pasen unos minutos.  Sebastián rompió el tenso   silencio.
—  ¿Cómo  se puede  salvar  Amelia?



Firond  lo miró  con  aires  de  grandeza    y  cerró los ojos para concentrarse en lo que  iba a  decir.
—Es  un  proceso muy delicado  y peligroso.  Por lo tanto,   Amelia como ustedes,  deben decidir.  En este momento  voy a quitarle la cuarentena    y descongelarla.
— No, lo hagas  susurro  — Lin
Firond   alzo la  ceja   e  hizo una mueca  antes de  preguntar  el motivo — ¿Qué ocurre?
— Billy   el sangriento  está  en la puerta  esperando     llevarse  a  Amelia por  orden  del  consejo de  magia.
Todo el mundo  empezó  hablar  al mismo  tiempo.  Sebastián  estaba  decidido a salvar a   Amelia   y escapar antes  que  dejara  que hicieran  experimentos  con  ella.
Lin silbó  y todos   se  callaron  excepto  Firond —. No voy  a dejar  que  esa  bestia   inmunda  se lleve  a mi paciente.
Firond miró   a  Blake   antes  de continuar  —.  He  visto  lo que sus  experimentos    pueden hacer.  Yo mismo tuve  que  salvar  a  varios  cambia formas   de   ese ser inmundo.
Sebastián  asintió   agradecido  por    el ex abrupto del médico,  aunque era  odioso  confiaba  en él.
—  Nadie    en esta   habitación  desea  que le hagan daño a  Amelia, pero no vamos a   meternos en otra  guerra  en este momento  —  exclamó  Lin.
—  ¿Entonces  qué  vamos  a hacer?
— Extremar  medidas  de  seguridad y no dejar que pase  de la  puerta hasta que decidamos  cómo proceder.
Firond   no  se  quedó  a  oír lo que  decía  Lin   fue  a su oficina  y trajo un aparato que  Blake  reconoció  enseguida. 
Al otro lado de la puerta   Billy  trataba  de oír  y  ver  como entrar  para  tomar  a su presa.  Sin embargo,  él no  se encontraba  solo   Azidahaka  transformado en insecto se hallaba   junto a  él.  El  demonio de  tres  cabezas pasó  a la  habitación aunque     esto no le  agradó  a  Billy mas   deseaba  tener  información sobre  Amelia  y cómo  capturarla.  El  solo pensar   en su poder lo hizo   llenar de deseo de  sangre y poder.
Azidahaka  entró     oculto  como un mosquito  tratando de  no hacer  ruido para   que   lo sintieran.  Firond puso un aparato y el que sintió dolor fue Azidahaka, pero   lo soporto para  oír  lo que pasaba.   Su destino dependía    de  Amelia  Bolaños,  así  como de  Heli.  Estaba decidido    tener   a  las dos humanas absorber  sus poderes  y convertirlas  en sus  esclavas  sexuales. Con suerte  también  capturará  a Anazareth.
Cuando  Firond estuvo seguro de que  el aparato     que creó junto con  Blake  estaba a su máxima  capacidad . Fue  a la habitación de  Amelia  y la despertó   solo dejo  que lo acompañaran   Sebastián ,  Zahra  y  Ana.



Amelia  sintió algo de  dolor  al principio pensó que estaba  siendo  torturada de nuevo, pero al  abrió los ojos miró   a  Sebastián  y   supo que  todo se encontraba   bien . Se  sorprendió  al ver  a  su hermana  Ana    junto a  ella.  Pensó  en la  horrible   celda   que nunca  más   la tendría cerca. Luego   por  el  dolor  perdió la memoria,  pero  luego   de    vencer  a la sombra  sus  recuerdos  por  arte  de magia  volvieron. 
—Ana,  Sebastián, que alegría  verlos.   Pensé...
Ana     con   mucho cuidado  abrazo  a su hermana.  Lloraba     de  felicidad  por   tenerla  cerca   y  por  saber que había una forma  de  salvarla.  Sebastián aunque  deseaba  acariciar  a su pareja  dejó  que  las hermanas  se reencontraran de  nuevo.  Miró  hacia  un lado  Firond  cargaba    varios     frascos  raros  y unas  máquinas  extrañas.  Zahra  a un rincón lloraba sin animarse  a acercarse a  sus parientes.  La  recolectora  todavía  tenía  en sus rostros   las huellas   del tormento que  sufrió  en  manos  de  Úvatar.
Luego de unos minutos  Firond  alejo  a  Ana  de la  cama y  se puso a  examinar  a Amelia . 
—Quítate, pequeña  hechicera.  Debo examinar a  tu hermana.
Colocó    una  botella  pequeña  de  vidrio  en la  muñeca  de  Amelia   y  esta le  saco  sangre.  Luego  en la  botella   con la  sangre  coloco  un poco   de  polvo de hadas  la  sangre    cambió  color      negra  y luego    a un color  blanco. Firond  sonrió  satisfecho por  eso.
— Parece que mi teoría  es  correcta. 
—  ¿Cómo puedes   salvar  a  Amelia?  —  Preguntó  Zahra  con curiosidad y miedo en su interior.
Amelia  miró  a la  recolectora  que era  su  tatarabuela  y  le hizo  señas para  saludarla. Alrededor  de ella  estaban  Ana y  Sebastián  Amelia     apretaba  la mano  del  vampiro   ansiosa  por  saber    lo que  ocurría a su  cuerpo.
—  Debo  hacer    algunos  exámenes , pero estoy casi seguro de que puedo operar   a  Amelia.
—  Eso,  ya dijiste,  ¿qué tiene mi hermana?
Firond   hizo  una  mueca   que   enfierezo su  rostro.
—Como ya  dije antes  tu hermana , está muriendo porque la  magia  de  Úvatar  está a punto   de hacer explotar  su cuerpo literalmente.  Cuando  el  demonio elfo  hipnotizó a  Sebastián   estaba seguro de que  si tocaba a  Amelia  se convertiría en sombra  o     por lo menos    ella  explotaría liberándolo  de   su prisión  de  hielo.
Sebastián  bajó la  cabeza  sintiéndose  aún  culpable  de haber  caído  en el hechizo de  Úvatar.  Sin embargo,  Amelia le apretó    la mano   y le susurro.
—Por  un momento  ambos fuimos   encantados, pero nuestro amor   triunfó.
Sebastián sin importarle    que  los observen  beso a  Amelia     en la frente  con gratitud  a  dios por  tenerla a su lado.  
— Si ya  dejaron   las  expresiones,  de  amor.  Puedo continuar  con mi explicación.
Sebastián asintió.
Firond  sonrió  antes de volver  hablar —.  Como ya  les  dije  el  cuerpo  de  Amelia    se está despedazando  por   culpa  del tormento que le dio la sombra   y   la magia que Úvatar   puso en su interior. El  demonio  elfo  esperaba  que  Amelia  sea  controlada por su sombra  y mate a  Zahra.  Luego  de eso  se concentraría aún más    la magia  y   Amelia   moriría dejando  que la magia  vuelva a él.   Pero,  esto no se cumplió  Amelia    tuvo la suerte  de   que  su alma  no   fuera arrebatada  y pudo  destruir a la sombra.
Amelia sin dejar   de apretar la mano  de  Sebastián    dijo en voz  baja  con un poco de  vergüenza.
— No  fue suerte,  me ayudaron Sebastián  y  Zahra.
Zahra sonrió aliviada y con algo de esperanza en ser  aceptada.
Firond  alzó  las  cejas    sin  saber  qué sentir. 
—Suerte  o no.  Úvatar  no dejó nada  al  azar por  lo que     previó que tu cuerpo colisione   y  su magia  vuelva   a  él.   Más  creo que  no  espera encontrarse  con alguien tan inteligente  como él.
Nadie dijo nada.
Firond  no se  dio por  aludido  y  siguió  con su  discurso.
—  Aunque no  lo  crean, puedo   frenar     el proceso
— ¿Cómo?
Firond   miró directamente  a  Amelia.
—  Voy   prácticamente a matarte.
—  ¡Qué! — gritaron  Ana   y  Zahra.
Sebastián se quedó mudo de  la  impresión. Solo  Amelia aunque  asustada   y apretando  la mano  de  Sebastián  gruño —  Déjenlo  hablar.
—Primero   dejaré que  tu cuerpo  sane de  la  tortura  que sufrió  en manos  de la  sombra  de Úvatar. Cuando estés algo  estable, y  fuerte para  la  operación  creo que una semana  o dos  bastarán.  No podemos esperar  mucho  tiempo.
—¿Por qué?
—Con la  cantidad  de magia  va a ser   bien difícil  cada  vez   tu cuerpo mejore  cada  vez    más  se irá deteriorando.  Por eso  es importante, lo que  haré  después.  Utilizaré  el propio  veneno  que  cargo la sombra  tu  cuerpo     hasta    matarte  cuando   estés a punto de  explotar  .  Con  ayuda  de  Heli  y  Gilraren  que son anuruin  limpiaremos  esa  magia   y el  residuo de energía saneara  tu cuerpo.
— No lo entiendo —  exclamó  Zahra  abatida  y con renuencia  a que  Firond  cuide  a Amelia.
Firond  puso los  ojos  en blanco — Mierda, como te hago  comprender. 
Luego de unos minutos.
—Has  visto el doctor  misterio
—  Mi hermana y yo  somos  fans de la serie — exclamó  Amelia.
— Genial  es  grandiosa  aunque no me gusta  el último  doctor.
Sebastián nervioso    y  con  temor  que  se ponga hablar  de la serie de  televisión  interrumpió — Vayan al grano.
Firond  hizo  una  mueca.
— Como les decía   cuando  el doctor  se regenera   la energía  de su interior  lo sana.  Lo mismo  ocurrirá  con  Amelia. Sin  embargo,  no será la única  intervención  que tendré  que hacerle a la humana.  En este momento  ella  es   media sombra  se  ha convertido en un híbrido.  Por  lo que  aunque  la cure   puede    volver a poner su cuerpo  en peligro   o morir  de hambre  o convertirse en sombra.  Por  lo que   tendré que  insertaré  un mecanismo   que limpie y  controle la energía maligna  que  tomes  cuando te alimentes.  Este dispositivo podrá  causarte    dolor ceguera  o hasta   la pérdida  de  movilidad. Como nunca habido un caso  como el tuyo  no sé  qué mismo pueda pasar    si inserto  ese  aparato en tu  interior. La  operación  con  elfos   siempre ha  salido  bien , pero   es la primera   vez  que  se hará  con  un humano. 
¿Entiendes los riesgos?
—Sí
— ¿Deseas que  te haga las  dos   operaciones?
Amelia  se quedó mirando   a Sebastián y  Ana.  Era  morir  ahora   o tal vez quedar  paralizada si las  cosas  salían mal.

—  ¿Qué decides  Amelia?

Espero que les  haya  agradado el  capítulo .  Les deseo un buen fin de semana





10 comentarios:

Mientras Leo dijo...

Venga, dejaos de amorcitos que te explique. Y tela con los riesgos de la operación, no?
Vaya, que nos matas, Citu, pero a los lectores
Besos

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Genial el capítulo de hoy!!
Feliz fin de semana!!
Besos!

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Fantástico capitulo. Feliz fin de semana. Besotes

Laura dijo...

Que desición tomará Amelia pero creo que si se hace la operación, y si es así que todo salga bien, gracias por el capitulo!

JUAN FUENTES dijo...

Admiro tu forma de escribir.
Un fuerte abrazo

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estes bien. Bueno vaya capítulo el de hoy. Lo de Firord, un doctor al desnudo, me hizo gracia. Pobre, enfermera! Ni un respiro para Sebastian ni Amelia siempre van a vida o muerte. Espero que no le pase nada Amelia... Por lo demás que fastidioso es el señor Mercader, la verdad no entiendo a Vanora. Bueno guapísima te leo en siete días. Un besote!

Nena Kosta dijo...

Que estrés, Dios mío!! Un capi que pone los nervios de punta. Esa operación tan arriesgada y la incertidumbre de cómo responderá Amelia.
Mercader el mismo estúpido de siempre, Billy, el carnicero, queriendo apoderarse de Amelia para "estudiarla", Azidahaka entrando en la sala como la mosca, perdón, mosquito cojonero que es, Firond enloquecido y en bolas lanzando libros a aire, para qué queremos más. Y entre tanto, Sebastián y Ana preocupados por la vida de Amelia y su futuro. A ver cómo se desarrolla finalmente una situación tan difícil...
Un beso, pasa un buen fin de semana.

Mela dijo...

Hola JP... Amelia es muy valiente, aún estando tan grave está demostrando su valor
Sebastián y Anne están sufriendo mucho... normal
Espero que la operación salga bien, a pesar de lo complicado de la situación
Besos

Ana Meyling dijo...

Holaaaa!
Muy bueno como siempre.
Un besito, nos leemos^^

Yessy kan dijo...

Intenso capitulo.
Me gusto la entrada, a ese salón donde se reúnen buenos y villanos para dar un nuevo giro a la historia. Muy sorprendente por todo lo que está pasando Sebastián y Amelia con esas nuevas expectativas. También me fascino la entrada de Finrod, con esa chispa de humor. Espero que pronto la pobre Amelia deje atras su atroz aventura. Muy dura la decisión que le toca tomar, pero creo no tiene otra opción.
Bso y cuidate mucho.

Related Posts with Thumbnails